Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
120 años: Atlas alfabético del Real Madrid (II)

120 años: Atlas alfabético del Real Madrid (II)

Escrito por: Athos Dumas6 marzo, 2022
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

L

La Coruña: la ciudad natal del “Brujo” Amancio Amaro, uno de los mejores jugadores españoles de la historia. También nacieron allí Juan Monjardín, el jugador favorito de Bernabéu y Fernando Romay, el pívot mítico de la década de los 80. Fue sede de varios trofeos conquistados por nuestro club: ciudad talismán en baloncesto, con 4 copas conquistadas (1972, 1989, 1993 y 2016), inolvidable la de 1989 con 27 puntos de Drazen Petrovic ante el Barcelona; y una copa en fútbol en 1947, 2-0 al Español, en el año en que se inauguró el nuevo estadio de Chamartín. La mayor goleada del Madrid fuera de casa en liga (2-8) fue en el estadio de Riazor en septiembre de 2014.

Amancio

Laramie: en esta ciudad (en el estado de Wyoming), propia de un western de pistoleros, nació Jaycee Carroll, quien junto a Walter Szczerbiak han sido los mejores tiradores (con permiso de Petrovic) de la historia del Madrid de baloncesto. Llegó con 28 años y ha jugado 10 temporadas de blanco, casi todas a un gran nivel.

Las Arenas: situado en Vizcaya, es el pueblo de nacimiento de José María Zárraga, el gran capitán en 4 de las 5 primeras Copas de Europa (en la 1ª fue Muñoz el capitán), jugando las 5 como titular indiscutible. Jugador sobrio y de club, nadie le recuerda ni un mal gesto en toda su carrera como futbolista. Centrocampista eficaz, el que todo entrenador quería tener.

Las Palmas: la capital de las Islas Canarias fue sede de una final de Copa de España de baloncesto que ganó el Madrid al Barcelona (77-71) en 2015, con una exhibición inolvidable de Rudy Fernández. Allí nació el guardameta favorito de este escribidor, Antonio Betancort. Y también uno de los 3 bases de mi infancia, Carmelo Cabrera (junto a Vicente Ramos y a Juan Corbalán).

Guardarredes ilustres: Antonio Betancort

Las Parejas: en esta población argentina vio la luz Jorge Valdano, uno de los pocos integrantes del club que fue jugador, entrenador y director técnico. Jugó en los albores de la Quinta, entrenó y ganó una liga inolvidable, con manita incluida al Barcelona, y fue mano derecha del presidente Florentino Pérez en dos etapas diferentes con mucho poder en la faceta deportiva.

Le Chesnay: Nicolas Anelka es originario de esta población vecina de Versalles. Pocos momentos dejó, pese a su gran calidad, pero dos de sus fogonazos ante el Bayern en semifinales de Copa de Europa de 2000, uno en el Bernabéu y otro cabezazo prodigioso en la vuelta, nos llevaron a Saint-Denis. También fue titular en la final victoriosa ante el Valencia: la Octava.

León: capital de una provincia que vio nacer al ídolo baloncestístico de quien escribe, a la par que varias veces mejor jugador europeo. Don Emiliano Rodríguez, nacido en el pueblecito de San Feliz de Torio. Emiliano es hoy en día presidente de honor de la sección. León también vio coronarse al equipo de baloncesto en 1970 (con Emiliano como capitán) ante el Joventut de Badalona por 102 a 90.

El primer Galáctico del baloncesto español: Emiliano Rodríguez

Lifou: en esta comuna de Nueva Caledonia vino al mundo Christian Karembeu, el único jugador que en 1998 consiguió el fabuloso doblete Champions-Mundial de selecciones. Precisamente su participación en la Séptima fue muy importante, al marcar goles clave ante el Leverkusen en cuartos y ante el Dortmund en semifinales, en el célebre partido donde cayó la portería del fondo sur.

Lille: ciudad del norte de Francia, casi fronteriza con Bélgica, patria chica de Raphaël Varane, jugador que llegó con 18 años y que estuvo 10 años con un rendimiento impecable como central junto a Ramos y a Pepe. 18 títulos conquistados y uno de los pocos jugadores con el deseado doblete Champions-Mundial de selecciones (en 2018).

Lisboa: ciudad que estuvo a punto de contemplar una de las peores derrotas del Real Madrid, hasta que en el minuto 92 con 48 segundos Modric encontró la cabeza de Sergio Ramos para que este pusiera fin a la pesadilla que los allí presentes estábamos viviendo. La prórroga acabó por espantar fantasmas tras los goles de Bale, Marcelo y Cristiano. Pasó entonces a ser una ciudad de un recuerdo inmejorable para los madridistas, que logramos al fin la Décima, 12 años después de la Novena de Glasgow.

Ramos Lisboa

Liubliana: capital de Eslovenia y lugar de nacimiento de la joya más preciada salida de nuestra cantera de baloncesto, Luka Doncic. Tan solo por ese hecho merece estar en un atlas del madridismo universal. A sus 22 años ya ha jugado dos veces el All Star de la NBA y ya es socio de honor del club, rebosando madridismo cada semana con sus comentarios en redes sociales.

Londres: pese a haber ganado varias copas de Europa en territorio británico (Glasgow dos y Cardiff), el Madrid aún no ha podido efectuar alguna gran gesta en Londres. Pero en la capital del Támesis nació David Beckham, que es quizás el icono de marketing (junto a Cristiano) más emblemático que ha pasado por el club de Concha Espina. Una enorme fuente de ingresos, además de un gran profesional y de todo un caballero. Londres vio nacer a Laurie Cunningham, exquisito jugador con su especial toque con el exterior, que tuvo actuaciones memorables sobre todo en sus dos primeros años de madridista.

Lorca: población murciana que sufrió un terrible terremoto en 2011. El Real Madrid, siguiendo su tradición de ponerse al servicio de las buenas causas, rápidamente se puso a disposición del consistorio lorquino y se ofreció para disputar un partido en La Condomina de Murcia a beneficio de todos los afectados.

Lyon: la ciudad de Karim Benzema, actualmente 4º goleador histórico del club y mejor jugador del mundo actualmente, para quien les escribe. En la ciudad bañada por el río Ródano ganamos nuestra 4ª Copa de Europa de baloncesto en 1968 ante el Spartak de Brno por 98 a 95, con actuaciones espectaculares de Aiken, Luyk y Brabender, que notaron respectivamente 26, 24 y 22 puntos.

Benzema

M

Madrid: qué decir de lo que ha sido, es y será la ciudad de Madrid para su club más emblemático. Cientos de celebraciones han tenido lugar en la capital de España para conmemorar a la entidad que más ha dado brillo a la ciudad a través de su larga historia. Hay que destacar la consecución de la 2ª Copa de Europa, 2-0 a la Fiorentina con goles de Di Stéfano y Gento ante 120.000 dichosas personas, además de cientos de partidos inolvidables, remontadas europeas, exhibiciones, victorias agónicas… Varias Copas de Europa de baloncesto (las 2 primeras, jugadas a doble partido ante Spartak Brno y CSKA de Moscú — que se llamaba TSSKA por entonces —, más la tercera a partido único otra vez ante los moscovitas, todavía soviéticos en 1967), la última de ellas bien recientemente, en 2015, ante el Olympiakos en el WiZink Center, con exhibición coral de los Llull, Rudy, Carroll, Nocioni, Maciulis, Chacho…

Madrid debe mucho al Real Madrid ya que es una capital conocida en el mundo entero en primer lugar por la fama universal del club. Además, en la ciudad (y en el resto de la provincia) han nacido muchos ídolos madridistas, desde Miguel Muñoz (entrenador más longevo de la historia, 14 años seguidos, y el más laureado), pasando por Grosso, Manolo Velázquez, García Remón, Gallego, San José, casi toda la Quinta del Buitre (el propio Butragueño, más Míchel, Sanchís y Martín Vázquez), Raúl González, Guti, Casillas (Móstoles), Carvajal (Leganés), Nacho (Alcalá de Henares), más baloncestistas como Carlos Sevillano, Juanito Corbalán, Del Corral, Fernando Martín, su hermano Antonio, o el gran Lolo Sainz, jugador primero y luego entrenador exitosísimo del primer equipo. Madrid también es el lugar de nacimiento de nuestro actual presidente, Florentino Pérez, enorme gestor económico y deportivo, que se va acercando a los éxitos deportivos de su predecesor y a quien tanto admira, don Santiago Bernabéu. Otros grandes presidentes también nacieron en Madrid, como Pedro Parages, Rafael Sánchez-Guerra, Luis de Carlos (con la difícil época de suceder a Bernabéu), Ramón Mendoza (y sus 5 ligas consecutivas) y Lorenzo Sanz (que nos trajo bajo su mandato la ansiada Séptima y también la Octava).

Florentino y Lorenzo Sanz

Mahón: capital de la bella isla de Menorca y cuna de nuestro actual capitán de baloncesto, Sergio Llull, rey de las mandarinas, jugador excepcional y comprometido desde el primer momento, con un palmarés envidiable en el club desde que llegó hace ya 14 años, en los que ha conquistado, hasta ahora, nada menos que 22 títulos. Y sigue sumando.

Málaga: la capital de la Costa del Sol ha acogido recientemente dos victorias coperas en el deporte de la canasta, una ante el Barcelona en 2014 con Mirotic de MVP (cómo cambian los tiempos) y una paliza histórica al local Unicaja en 2020 (95-68) con Facundo Campazzo haciendo maravillas.

Marrakech: el Mundial de Clubs de 2014 se ganó allí, bajo la batuta de Ancelotti, con buenas prestaciones sobre todo de Sergio Ramos (en semifinales ante el Cruz Azul y en la final) y de Gareth Bale en la final ante San Lorenzo de Almagro (2-0).

Marsella: pese a que los nuestros han ganado varios partidos en esa ciudad portuaria del Midi francés, Marsella nunca acogió ningún acontecimiento de primer nivel para nuestros equipos ni de fútbol ni de baloncesto. No obstante, allí nació uno de los más grandes de nuestra historia, Zinedine Zidane, héroe de Glasgow, entrenador ganador de 3 Copas de Europa consecutivas (único en el mundo), y solo por eso merece ser mencionada la ciudad provenzal en este pequeño atlas.

Zidane volea Novena

Milán: sede de dos de nuestros más habituales rivales europeos, Inter y AC Milán, en 2016 logró el Real Madrid vencer por primera vez en partido oficial en San Siro, tras prórroga y penaltis, ante el rival incómodo de nuestra propia ciudad, muy mal dirigido aquella noche por Simeone. Inolvidables Pepe, Marcelo, Casemiro, Isco y Lucas Vázquez aquella noche de felicidad suprema, rememorando las mieles de dos años antes en Lisboa.

Mónaco/Montecarlo: tras varias intentonas fallidas (ante el Chelsea en 1998 y ante el Galatasaray en 2000) jugadas en el estadio Luis II de Mónaco, por fin en 2002 se conquistó la primera Supercopa de Europa en un buen partido (3-1) ante el Feyenoord de Rotterdam, donde destacó sobremanera José María Gutiérrez, Guti.

Mönchengladbach: localidad futbolera cerca de Düsseldorf donde nació Jupp Heynckes, padre de la deseada Séptima Copa de Europa. En su popular club, el Borussia, jugó el mismo Heynckes, y de allí llegaron al Madrid Günter Netzer (también hijo de la ciudad), jugador de enorme calidad, y Uli Stielike.

Montevideo: en la capital uruguaya se gestó, en el partido de ida de la final de la 1ª Copa Intercontinental, la conquista de dicho trofeo. Fue ante Peñarol, un empate a 0, que permitió abordar la vuelta en Madrid con tranquilidad para golear sin piedad a los charrúas (5-1) y proclamarnos oficiosamente campeones del mundo por primera vez. También en la ciudad platense nació el gran José Emilio Santamaría, uno de los mejores defensas centrales de toda nuestra historia. En otro Montevideo, esta vez en Minnesota (Estados Unidos), nació el gran Wayne Brabender, gloria absoluta de nuestro baloncesto y ganador de 28 títulos con la camiseta blanca, entre ellos 4 Copas de Europa.

Santamaría homenaje

Moscú: nombraremos la capital de Rusia ya que en ella se jugó en 1965 el partido de ida de la final de la Copa de Europa de baloncesto entre el CSKA y nuestro Madrid (88-81), resultado que fue remontado en la vuelta en el Frontón Vista Alegre de Madrid (76-62) con actuaciones destacadas de Emiliano, Luyk y el americano Burgess. No olvidaré decir que en Moscú nació Chechu Biriukov, enorme como deportista y como persona.

Múnich: recientemente asistimos a la que posiblemente haya sido la mejor exhibición de nuestro equipo de fútbol fuera de casa en una eliminatoria, un 0-4 ante el Bayern, con la BBC a pleno rendimiento en los contraataques y dos cabezazos de Sergio Ramos. Pero no habría que olvidar que Múnich fue la sede de la final donde el Madrid logró su 6ª Copa de Europa de baloncesto, en 1978, la primera entrenados por Lolo Sainz, y contra el Mobilgirgi Varese del gran Dino Meneghin. Aquella noche lideraron la victoria Walter Szczerbiak y Brabender (75-67). De Múnich (del Bayern) nos llegaron dos regalos: Toni Kroos y David Alaba.

N

Nantes: la ciudad bretona a orillas del Loira fue testigo de la consecución de la 5ª victoria de la sección de baloncesto en Copa de Europa. En un partido intenso e igualado hasta el último segundo, los nuestros se impusieron al temible Ignis de Varese de Meneghin y el americano Bob Morse por un estrecho resultado de 84 a 82, con el brillo de Brabender, Luyk y Rafa Rullán.

Nápoles: la bella ciudad capital de la región de Campania ha visto varias veces a nuestro equipo hacer buenos partidos, como aquel 1-1 ante Maradona y sus compañeros, o un 1-3 reciente en octavos de final. Pero aparece en este artículo por ser la ciudad de origen de uno de nuestros balones de oro, ganador de dos ligas, don Fabio Cannavaro.

Noeux-les-Mines: esta minúscula población minera, de apenas 12.000 habitantes situada en el norte de Francia, tiene el inmenso honor de ser el lugar de nacimiento del gran Raymond Kopa, uno de nuestros primeros galácticos, ganador de 3 Copas de Europa y que en 1958 obtuvo el Balón de Oro, arrebatándoselo nada menos que a su compañero de equipo y gran amigo, Alfredo Di Stéfano.

Kopa y Di Stéfano

Nyon: esta pequeña localidad suiza, cercana a Ginebra, vio en 2020 cómo el Real Madrid conseguía uno de los pocos títulos que aún no tenía en sus vitrinas, la UEFA Youth League. El Madrid juvenil, a los mandos de Raúl González, logró doblegar al Benfica lisboeta por 3-2, con participaciones activas de algunos jugadores que ya han debutado en el primer equipo, como Miguel Gutiérrez, Antonio Blanco, Arribas, Marvin, Chust y Santos.

O

Odense: no, no aparece aquí esta ciudad danesa por ser la sede de un club que humilló al Madrid de Valdano en 1995. Hubo otro club de esa ciudad, el Boldklubben 1913, que tiene el dudoso honor de hacer sido objeto de la mayor goleada del Madrid en Copa de Europa, un 9-0 en el año 1961.

Orense: la patria chica del jugador más longevo, en cuanto a número de temporadas, que ha jugado en el Madrid, 18 en total. El “Gato” Miguel Ángel, guardameta de enormes reflejos y que daba seguridad a toda su defensa. Alternó su titularidad, siempre sin dar problemas, con García Remón.

Osijek: población croata, cuna de Davor Suker. Un gran fichaje de Lorenzo Sanz que hizo un par de temporadas muy notables con nuestra camiseta, en particular en la liga de 1996-97, a las órdenes de Capello. Un zurdo de gran clase y todo un personaje que ha llegado a ser presidente de la federación de su país, Croacia. El mejor croata de siempre, hasta que apareció Luka Modric.

Oviedo: sede del gran equipo asturiano, venido a menos en los últimos tiempos, Oviedo es parte importante del madridismo ya que es la patria chica de Fernando Alonso, bicampeón del mundo de Fórmula 1 y socio de honor del club, del que presume de ser un gran aficionado allá por donde va.

P

Palma de Mallorca: la capital balear ha sido sede de una victoria importante en copa de baloncesto, en 1977 (paliza al Barça por 97-71), y allí han nacido dos grandes ilustres del deporte del balón naranja, como el pívot Rafael Rullán, laureado en títulos como pocos jugadores (¡31 nada menos!) o el que hombre que lo hace todo bien en una cancha, Rudy Fernández, imprescindible en todos los éxitos de la era Pablo Laso.

Paramaribo: capital de Surinam, antiguamente Antillas Holandesas, que vio nacer a Clarence Seedorf, enorme jugador que nos brindó varios años de excelente nivel, durante ellos conquistó la Séptima en Ámsterdam con un gran protagonismo. Fue en parte también un salvador del club, que estaba casi en bancarrota a finales de 1999, por lo que su venta al Inter palió en parte una situación financiera complicada para el Real Madrid.

París: la capital francesa tiene muchos vínculos con el Real Madrid. Para empezar, allí se gestó la creación de la Copa de Europa, en 1954 y 1955, con directivos del diario L’Equipe, más Bernabéu y Saporta por parte madridista. En 1956 tuvo el honor de ver coronarse a nuestro club como primer campeón de la Copa de Europa, tras un sensacional resultado de 4-3 ante los franceses del Stade de Reims (Kopa perdió aquella final, pero se recuperó ganando las 3 siguientes con los nuestros). Y no, no hablo de la Octava en este párrafo, ya que se ganó en Saint-Denis, que es un municipio distinto al de París.

Pamplona: lugar de nacimiento de Ignacio Zoco, que dedicó desde 1962 hasta 1998 su vida laboral al Real Madrid. Los últimos años como delegado, pasándole el testigo a Chendo. Zoco fue un gran capitán, un medio de contención que a veces jugó de central, y siempre cumplía con su elegancia a la hora de jugar el balón y con su gran corpulencia. También era de Pamplona el delantero de los años 30 Jaime Lazcano, que superó a Gaspar Rubio como máximo goleador histórico del club hasta que fue sobrepasado posteriormente por Luis Regueiro.

Zoco y Betancort

Pelotas: en esta localidad brasileira de nombre eminentemente futbolero, vio la luz uno de los soldados de Capello, Emerson Ferreira, que participó activamente en la consecución de la célebre “liga del clavo ardiendo” en 2007.

Pergamino: esta bella palabra da nombre a la población argentina que vio nacer a Héctor Rial, uno de los jugadores más importantes del Madrid de las 5 Copas de Europa consecutivas. Rial marcó 2 goles al Stade de Reims en el 4-3 de la 1ª y uno de los goles de la 3ª en el 3-2 al Milán jugado en Bruselas. Gento siempre dice lo mucho que Rial le ayudó para mejorar su juego por la banda izquierda.

Podgorica: en esta ciudad balcánica de la antigua Yugolsavia, hoy en día capital de Montenegro, nació el gran Pedrag Mijatovic un 19 de enero de 1969. Su gol en el minuto 66 a la Juventus de Zidane rompió con un casi interminable maleficio de 32 años, para por fin hacer que la Séptima llegase a las vitrinas de nuestro club. Para quien les escribe, es el gol más importante que han visto sus ojos, y además tuvo la inmensa suerte de verlo en directo desde las gradas del Amsterdam Arena. Y también tuvo la suerte para entrevistarlo para La Galerna.

Puente del Arzobispo: este pueblo toledano bañado por las aguas del Tajo y de célebre cerámica, fue el lugar de nacimiento del gran Gregorio “Goyo” Benito, defensa central titular indiscutible durante más de 10 años del Real Madrid. Sobrio, rápido, siempre bien colocado. Los arietes contarios le tenían verdadero pánico. Llegó a ser un gran capitán al retirarse Pirri.

 

Continuará...

 

120 años: Atlas alfabético del Real Madrid (I)

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

5 comentarios en: 120 años: Atlas alfabético del Real Madrid (II)

  1. Solo un apunte: Las Palmas no es la capital de las islas Canarias, solamente lo es de su provincia, Las Palmas de Gran Canaria.
    La otra provincia canaria es Santa Cruz de Tenerife 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram