Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
En recuerdo de Goyo Benito

En recuerdo de Goyo Benito

Escrito por: Athos Dumas2 abril, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Nos ha dejado esta mañana, a los 73 años de edad, tras una larguísima y dura enfermedad, una leyenda absoluta del Real Madrid: el gran Goyo Benito, único poseedor, junto a Pirri, de la “Laureada”, la condecoración más preciada que concede el club a sus jugadores.

Particularmente a este escribidor se la va con Benito buena parte de su infancia, aquellos primeros años 70 cuando empezó a ir regularmente al Fondo Norte del estadio Chamartín. Goyo Benito era como uno de los Titanes mitológicos, un defensa infranqueable para cualquier delantero. El ejemplo preclaro de que, con él en el terreno de juego, “el balón a veces pasaba, pero el delantero nunca”. Y, sin embargo, con toda la fama de duro que tenía, no se le recuerda haber lesionado nunca a nadie.

Nacido en la bella población toledana, famosa por su cerámica, de Puente del Arzobispo, Goyo era el nieto del célebre “Tío Gorín”, venerable patriarca al que era fácil encontrar en los restaurantes a la orilla del Tajo, orgulloso siempre de poder charlar con todos los comensales cada lunes y cada viernes post-partido de las hazañas de su famoso nieto.

Recuerdo que en los años 80, ya retirado desde 1982, Goyo emprendió varios negocios de restauración, como el Pub Lancaster (hoy en día Castellana 113 Lounge Bar) y el Pub Roll’s, en la Avenida de Brasil. En ambos se servía un excelente cocido cada miércoles, y Goyo estaba siempre en uno de sus dos establecimientos, al pie del cañón, como cuando lideraba junto a Pirri un eje central impenetrable, y, siempre amable, contaba decenas de anécdotas, además de hacer revivir por ejemplo su glorioso gol de cabeza al Oporto, único que anotó en el Bernabéu en toda su carrera, ante una defensa férrea y 110.000 espectadores apiñados en los graderíos. Gol que supuso el pase a los cuartos de final de la Copa de Europa 79-80.

Me gustaba seguir la trayectoria de Benito, apodado “Hacha Brava” por el recordado Héctor del Mar —“El hombre del gol”— en las colecciones de cromos de la época. Empezó en el club sin bigote, y a mediados de los 70 ya formaba parte del selecto grupo de bigotudos como el propio Pirri, Miguel Ángel, Rubiñán, Del Bosque, y hasta el glorioso capitán del momento, Amancio Amaro.

Durante trece temporadas defendió con un tremendo pundonor el escudo madridista, dejándose literalmente la piel en cada partido, dando hasta la última gota de sudor en todo momento, de tal forma que completó una cifra de 420 partidos vistiendo nuestra elástica —además de 22 partidos con la selección absoluta de España—-, logrando alzar seis Ligas y cinco Copas de España. No pudo jugar, por lesión, la final de Copa de Europa de 1981 ante el Liverpool —jugaron en el eje Sabido y Salguero— en su penúltimo año como integrante de la primera plantilla.

Goyo Benito siempre estará en mi equipo ideal del Madrid de todos los tiempos, sobre todo por la actitud con la que afrontaba cada partido, con ese gen ganador que tenía bien inoculado y que le convirtió en un auténtico valladar inexpugnable y en uno de los grandes defensas de toda Europa en su época.

Descansa en Paz, querido Goyo, estarás siempre en todos los corazones madridistas y en nuestros recuerdos por haberlo dado todo y en todo momento sobre el terreno de juego.

9 comentarios en: En recuerdo de Goyo Benito

  1. Bonito y merecido homenaje el que le has hecho a Benito. Comparto tu admiración por este gran jugador y Leyenda del Madrid.

    La vida a veces tiene cosas curiosas, precisamente esta mañana he estado hablando con mi hermano de Benito, de lo que significó, de lo gran defensa que fue.....y luego aparece la triste noticia de su muerte.

    En casa siempre ha sido un referente porque somos algo paisanos y eso tira mucho y para mi padre no ha habido un defensa mejor

    Descanse en paz

  2. A finales de la década de los 90 o principios del 2000 tuve la suerte de entablar una conversación con él en un garito de copas de Alberto Alcocer, me llevé una grata impresión de él.Se comporto como un señor, muy cordial y simpático.
    D.E.P.

  3. Gregorio Benito, leyenda maridista y defensa central de los de antes.
    Le he visto jugar desde 1974, hasta que se retiró.
    Siempre fue uno de mis favoritos, por su entrega, velocidad y dureza.
    Guardo en mi memoria el gol de cabeza que marcó al Oporto, y que nos dio el pase en la eliminatoria de Copa de Europa, a falta de cinco minutos para el final. Yo estaba de pie en ese fondo, junto con miles de madridistas que saltamos al unísono.
    Como dice Athos, Benito nunca lesionó a un rival, pese a su contundencia en el juego. Sin embargo, el sí que salió lesionado, alguna vez de gravedad, por su propio ímpetu.
    Era impresionante verle ir a toda velocidad al cruce, en un duelo individual con el delantero, que sabía que si pasaba el balón, él no pasaba.
    Descanse en paz, Gregorio Benito, jugador de época.
    Saludos.

  4. Recuerdos, ¡ qué recuerdos !. Goyo Benito, me encantaba. Sensacional defensa, valladar inexpugnable. Especialista en mellar la moral del delantero rival. Esta desagradable noticia y , la mismo tiempo, este buen artículo me han hecho revivir sensaciones de mi infancia. Cuando pasaba estancias de días con mis entrañables abuelos, gran perico él, que vivían ( felices) en la ciudad condal. Y concretamente allí, en lo que los cursis , snobs y/o pijos de entonces denominaban "living hall", cogía un receptor de radio e intentaba, a duras penas, captar la señal de Radio Intercontinental y la locución del celebérrimo Hector del Mar. Uno tenía que usar todo el ingenio, manipulando el aparato (de radio) y buscando la mejor ubicación posible para recibir algo de información en directo sobre el partido que el Madrid estaba disputando. A veces, lo que más claro me llegaba , era el éxtasis del gol. El modo tan peculiar y único que tenía de cantar los goles del Real Madrid . Hoy, con su muerte, también morimos parcialmente bastantes madridistas. Siempre en mi corazón , Hacha Brava. El central contundente y bigotudo.

  5. Verle salir al campo con su pecho henchido siempre, y todavia hay madiridistas que a la hora de hacer un equipo del Madrid se olvidan de él y de Pirri y de Camacho. Era impresionante, no se acobardaba ante nadie, para el no habia falta de actitud, intensidad, ni nada parecido y aunque se perdiera los aficionados se iban contentos porque se habian dejado la piel en el campo. Nunca a Juanito, Samtillana, Stilike, Camacho, Pirri, Benito les falto intensidad o actitud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

🤝🏆 Tal día como hoy, hace 40 años, nos enfrentamos al Castilla en una histórica final de la Copa de España.
🆚 @RealMadrid 6-1 #RMCastilla
@lafabricacrm | #RMHistory

Recuerda @JesusBengoechea, con interés puramente histórico, la gran noche copera del madridismo a través de la no tan gran noche que debió pasar @cosmejuan.

https://www.lagalerna.com/la-noche-de-la-ulcera/

4⃣0⃣ años después del hito de la final de Copa entre Real Madrid y Castilla, Luis Miguel Beneyto nos regala los recuerdos de "la expresión más importante, profunda y verdadera de la historia del club de fútbol más grande que ha existido...".

https://www.lagalerna.com/la-mayor-expresion-de-grandeza-de-la-historia-del-real-madrid/

Hoy en el #Portanálisis no decimos que la noticia central del día sea que el Mono Burgos vuelve a la música, pero casi.

👉👉👉 https://bit.ly/2Y1mVyW

2
homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram