Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Históricos
"Bernabéu, dimite; el socio no te admite"

"Bernabéu, dimite; el socio no te admite"

Escrito por: Alberto Cosín7 julio, 2024
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Santiago Bernabéu, durante la presidencia del Real Madrid, tuvo algunos momentos delicados. Por ejemplo, en 1958, se llegó a plantear su marcha porque sentía y observaba que el Real Madrid no caía igual de bien en el extranjero que en el fútbol español, y eso le apenaba. O en la temporada siguiente, cuando se mostró muy descontento con sus estrellas y el espectáculo faltante en el fútbol en una misiva enviada a su amigo y antiguo presidente Antonio Santos Peralba. También al comienzo de su etapa como mandatario blanco le llegó a confesar a su esposa doña María que sería cosa como mucho de un año y luego dejaría el cargo. Pero una de las situaciones que más dolió a Bernabéu ocurrió en la primavera de 1976.

Amancio en el Real Madrid-Tenerife

Amancio en el Real Madrid-Tenerife

El conjunto blanco estaba a punto de convertirse en campeón de Liga, pero unos días antes tuvo dos tropiezos en las otras competiciones. El primero, la eliminación en la Copa de Europa en semifinales a manos del Bayern. El segundo, un gran descalabro en la Copa del Rey frente al Tenerife, de Segunda división, en octavos de final. En la vuelta de este choque, se escuchó el cántico (no de una mayoría, pero se dejó oír) de “Bernabéu, dimite; el socio no te admite”. Algo que dolió e indignó mucho al mandatario, como se comprobó en unas declaraciones a la prensa horas después. Además, en la ida del partido contra los muniqueses en el estadio madridista se produjo el famoso incidente del ‘Loco del Bernabéu’,  que agredió al árbitro austriaco Linemayr, y una invasión de campo en la que también recibieron golpes algunos jugadores bávaros como Gerd Müller. La prensa alemana estalló y pidió severas sanciones de la UEFA para el Real Madrid.

La eliminatoria contra el Tenerife se torció en la ida en la isla el 9 de marzo de 1976 al caer por 2-0. La victoria por la mínima en casa el 4 de mayo no fue suficiente para los blancos, que quedaron eliminados. Las críticas de antiguos jugadores, del opositor Diéguez a Bernabéu y de parte de la prensa fue enorme. El presidente, según publicó AS, se escudó en que “el equipo está cansadísimo” y reconoció “que se metieron conmigo, ya lo sé. ¿Qué voy a hacer?”. Mientras que MARCA, detalló que “Bernabéu más apagado que nunca” dijo que “se jugó mal y la gente protestó con razón”. No fue el único que recibió las iras del público, puesto que hubo cánticos a favor de Luis Molowny y gritos en contra del entrenador yugoslavo del cuadro vikingo: ¡Fuera Miljanic!

En la vuelta de la eliminatoria de Copa frente al Tenerife, se escuchó el cántico (no de una mayoría, pero se dejó oír) de “Bernabéu, dimite; el socio no te admite”. Algo que dolió e indignó mucho al mandatario

El lema de “Bernabéu dimite; el socio no te admite” lo tomaron los aficionados madridistas de los del FC Barcelona, ya que en términos similares se mostraron tiempo antes en contra del mandatario culé Agustí Montal. Al día siguiente, Bernabéu realizó una entrevista para el diario Arriba que se publicó el 6 de mayo. La respuesta del presidente al cántico era contundente: “Si sobro me voy”. Añadió que “yo pensaba que lo estaba haciendo bien, pero si los socios están a disgusto no tienen nada más que decirlo”. Respecto a si lo consideraba equitativo opinó que “no, si ellos lo creen justo, pues adelante, que lo digan, como yo no he hecho nada por el Real Madrid…”.

Unos días después los madridistas cantarían el alirón liguero contra el Granada en Los Cármenes y el presidente lo deseaba para no llegar al último partido en casa con el título en juego ante el Atlético de Madrid: “Me gustaría que se sacase un punto en Granada y que llegásemos al Bernabéu con el título en el bolsillo”.  En ese último encuentro liguero las cosas volvieron a su cauce en el coliseo blanco que vio, además, como se apoyaba mayoritariamente a Bernabéu cuando se mostró una pancarta que decía “Don Santiago, no dimita, el socio le necesita”.

Santiago Bernabéu

La última noticia al respecto de aquel cántico se leyó en las páginas de PUEBLO el mismo día que salió la entrevista de Bernabéu. En una pieza firmada por Martín Semprún, se explicó lo acontecido tras el partido cuando unos manifestantes siguieron con los gritos fuera del estadio en contra del presidente. El cronista del periódico afirmó que “estaban pagados”. Al término del encuentro, un grupo de aficionados se concentraron en la puerta 0, por la que solían entrar y salir los ocupantes del palco presidencial. Ante la mirada de socios y simpatizantes que abandonaban el estadio, empezaron a gritar al unísono durante unos quince minutos ¡Fuera Miljanic!, ¡Dimisión, dimisión!, de nuevo ¡Bernabéu, dimite; los socios no te admiten!, ¡Fuera la directiva!, ¡Bernabéu está gaga; basta ya! y ¡Miljanic, escucha; Molowny está en la lucha!

Martín Semprún, del periódico Pueblo, afirmó que los gritos contra Bernabéu “estaban pagados”, pero no consiguió dar con quién estaba detrás de esa protesta organizada

Los ánimos de los manifestantes se avivaron y empezaron a aporrear una puerta metálica con el consiguiente gran ruido. Fue ahí cuando intervino la policía, que realizó una carga y obligó al grupo de personas a retroceder. El resto de socios al unísono y con aplausos entonaron ¡Bernabéu, Bernabéu, Bernabéu! El presidente y el gerente Antonio Calderón salieron del campo con sus coches, no sin que antes intentaran alcanzarlos los manifestantes, lo que supuso otra carga de la policía.

Fue en ese momento cuando el periodista Semprún habló con un muchacho de los que protestaba contra Bernabéu y que le espetó: “¡Hay que ver, el golpe que me han dado por cuarenta duros!”. El periodista quedó con él al día siguiente a las 9 de la mañana porque el chico prometió contarle todo, pero no apareció. Semprún calculó que al hipotético organizador de ese grupo de aficionados le costó todo “unas seis mil pesetas”. Sin embargo, no consiguió dar con quién o quiénes estaban detrás de aquella protesta organizada.

 

Fotografías: archivo Alberto Cosín

Foto del avatar
Apasionado del balompié, me hubiese gustado ver en directo a las figuras de los años 30, 40 y 50. Gato y madridista, en mi primera visita al Santiago Bernabéu pude contemplar a Diego Armando Maradona.

4 comentarios en: "Bernabéu, dimite; el socio no te admite"

  1. En los setenta los equipos del centro europa y británicos se hicieron los dueños de la copa de Europa en contraposición a los equipos latinos del sur de Europa de los inicios de la competición (las once primeras ediciones de la Copa de Europa las ganaron Madrid, Benfica, Milan e Inter) y eso pesó mucho en la imagen de Bernabéu al frente del club pese a que seguía ganando ligas, además económicamente era incapaz de hacer grandes fichajes (el robalona fichó a Cruyff por un dinero mucho mayor que el que el Madrid estaba dispuesto a poder pagar).
    Era un club que iba con el piloto automático puesto de las goloriosas décadas de los 50 y 60 y ya no hacía cosas rompedoras y audaces, es muy difícil que en 35 años de presidencia puedas estar excelso todo ese tiempo, aún así como bien dice el artículo los manifestantes podrían estar pagados y solo una mínima parte de los socios y aficionados estarían a favor de que se fuese.

    1. Durante los 70 y los 80 surgieron clubes que acabaron marcando una época, el Ajax, el Bayern, el Liverpool y el Milan. Pese a 31 temporadas de sequía, el Real Madrid estuvo en 8 semifinales, solo superado por en Bayern con 9, es decir, siguió siendo competitivo.

  2. Era la época en la que el Butanito afirmaba que "no se puede dirigir un club del siglo XX con una libreta de anillas con pastas de ule", para afirmar, con todo desparpajo, que Bernabéu está gagá. La contestación que le dio Bernabéu no se puede repetir en estos tiempos que corren porque sería inapropiada.
    Muchos años después viví en el Bernabéu una situación parecida, pero con Floper presidente.
    Era el partido de vuelta de una eliminatoria de cuartos de final de Copa de Europa contra el Wolfsburgo, en el 2016.
    Los alemanes habían ganado en la ida por dos a cero, y el Madrid no estaba jugando bien en la liga.
    Antes de empezar el partido, en la calle, en los accesos al estadio, y finalmente dentro del estadio, grupos reducidos, pero ruidosos, empezaron a corear "Florentino, dimisión ..."
    ¿Era esa la mejor manera de iniciar la remontada?¿A quién le interesaba que quedáramos eliminados para conseguir la (segunda) dimisión de Florentino?
    Luego llegó Cristiano, marcó tres goles y mandó a parar. Otra remontada histórica.
    La gran mayoría fuimos felices, y los protestantes se diluyeron como lágrimas en la lluvia.
    La historia se repite. El Madrid siempre sobrevive.
    Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

🎂Cumple 33 años el hombre que le enseñó a Bellingham lo que significaba «chilena», el hombre tranquilo que no flaqueará jamás ante un penalti decisivo, el gran @Lucasvazquez91

¡Felicidades!

Lamine Yamal es muy joven.

Enormemente joven.

¿Y?

#portanálisis

👉👉👉 https://www.lagalerna.com/lamine-yamal-es-muy-joven-y/

En el hecho de que @AthosDumasE llame a la que muchos llaman "Selección Nacional" la "selección de la @rfef" encontraréis pistas de por qué no la apoya.

La explicación completa, aquí

👇👇👇

Tal día como hoy, pero de 1962, Amancio rubricaba su contrato como jugador del Real Madrid.

@albertocosin no estaba allí, pero te va a hacer sentir que tú sí estabas.

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram