Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Entrevistas
Julio Senn: "El Real Madrid está haciendo una gestión ejemplar en la pandemia"

Julio Senn: "El Real Madrid está haciendo una gestión ejemplar en la pandemia"

Escrito por: Carlos Agrasar16 octubre, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Nuestro invitado de hoy es Socio Director de ‘Senn, Ferrero, Asociados Sports & Entertainment, la mayor boutique de Europa continental en el asesoramiento jurídico, fiscal y económico a deportistas y artistas, así como para empresas vinculadas a la industria del Deporte y del Entretenimiento.

Protagonista de una brillante carrera profesional iniciada como auditor de cuentas en Arthur Andersen -allá por 1990- es, quizá y ante todo, madridista. Socio del Real Madrid desde su juventud y compromisario desde 1999 (ha vuelto a ser elegido, hace pocos días, para un próximo mandato). Y, sí, además es un madridista ilustre, pues llegó a ser Director General del Club en tiempos de Lorenzo Sanz y de Florentino Pérez. Y artífice del proyecto ‘El Real Madrid del Siglo XXI’, que supuso un antes y un después en la gestión del Club, hasta convertirse en la empresa moderna que hoy conocemos.

No me equivoco mucho al asegurar que Julio -sin ser representante- es el profesional que ha visto, elaborado, asesorado y/o propuesto más contratos que nadie en esta parte de nuestro viejo continente.

Y con todos estos ingredientes nos parecía que nuestro hombre bien merecía una buena entrevista para los lectores de La Galerna.

julio senn

Pregunta.- Acaba de cerrarse, como quien dice, el mercado de fichajes, casi al mismo tiempo que la anterior temporada tan atípica y extraña. ¿Qué balance podríamos hacer?

Respuesta.- En cuanto a la temporada pasada, dada la situación, la podría definir como un éxito. Yo haría un canto a la buena gestión empresarial por parte de LaLiga y de los clubes españoles, que no han tenido problemas económicos serios, ni de pérdidas significativas.

En cuanto a los fichajes, creo que el mercado mundial se ha contraído. Según la FIFA, ha caído un 28%, como consecuencia de la crisis producida por la pandemia. Ha habido bastantes movimientos pero menos grandes operaciones que en años anteriores… y lo que sucede es que han aparecido nuevas fórmulas de contratación que mueven menos dinero, como los “trueques” de jugadores o las cesiones con opción a compra; por supuesto, esto ha perjudicado sobre todo a los clubes, pero creo que la pandemia ha perjudicado más a los grandes que a los pequeños.

Creo que la pandemia ha perjudicado más a los grandes clubes que a los pequeños.

P.- ¿Podrías explicarlo?

R.- Sí, claro. Para los grandes clubes europeos -que disponen también de estadios y masas sociales muy grandes- dos de sus fuentes importantes de ingresos son la venta de entradas y las cuotas de socios y sus abonos. Y podríamos añadir la explotación del estadio, las visitas al tour y otros varios. Son ingresos recurrentes que representan en torno a un 30% del total de sus ingresos. Imaginemos un Club como nuestro Real Madrid, donde estos capítulos representan más de 250 millones cada temporada… Y ahora pensemos en que el año pasado no se pudieron vender todas las entradas previstas, se tuvieron que devolver las cuotas de sus abonos… y en que, mientras, esta nueva temporada se da ya completamente por perdida.

En ese escenario, los clubes están aguantando el tirón sobre todo gracias a los ingresos por derechos de TV, que LaLiga negoció bien y que se mantuvieron la temporada pasada. Para los clubes grandes esos derechos representan más o menos otro 30%; sin embargo, para los clubes pequeños la tele representa más del 80% de sus presupuestos. Por eso digo que la crisis perjudica más a los grandes, ya que se han visto más afectadas las grandes operaciones de los grandes clubes. ¿Tú recuerdas alguna operación emblemática este año en el mercado español? Lo que sí se han producido son ventas de jugadores desde nuestra liga a las otras de nuestro entorno, especialmente la inglesa. Ahora no somos compradores.

Julio Senn

P.- ¿Eso indica que nuestra liga es cada día más débil y menos competitiva?

R.- No. Creo que eso no quiere decir que seamos más débiles. Pienso que durante la temporada pasada los clubes españoles han pasado el mayor test de estrés desde que se instaló el control financiero y económico en nuestro fútbol. Ese test ha servido para valorar cómo de sólidos son los clubes profesionales ante un escenario de merma de sus ingresos -de un 20-30%- y cómo podría impactar en sus cuentas de resultados. Y se ha comprobado que gozan de una buena salud financiera. Ahora bien, hay que seguir haciendo un esfuerzo, en forma de contracción del gasto. Y eso afecta directamente también a los jugadores, pues mientras los ingresos con los que contaba no entran en un club, este debe asumir los compromisos contraídos. Y no olvidemos que, en algunos clubes, la masa salarial representa más del 75% del gasto. Los futbolistas tienen a menudo grandes salarios y, por eso, también se están viendo afectados.

En el Real Madrid, donde su masa salarial representa el 50%, se ha hecho una gestión ejemplar en este terreno, pues los jugadores se han ajustado un 10% sus salarios y, además, han asumido no cobrar prima alguna por ganar la Liga. Otro ahorro. Los jugadores han hecho un gran ejercicio de responsabilidad y creo que, dada la perspectiva de la pandemia, por desgracia puede que su esfuerzo no quede aquí.

Creo que el Real Madrid está haciendo un ejercicio de contención muy significativo. Dijo que no iba a firmar a nadie -lo cual resultaba increíble para el mercado- y así ha sido. No ha firmado a nadie.

P.- ¿Y qué te parece cómo lo está haciendo el Club?

R.- Creo que el Club está haciendo un ejercicio de contención muy significativo. Dijo que no iba a firmar a nadie -lo cual era increíble para el mercado- y así ha sido. No se ha firmado a nadie.

En general, hay que reconocer que este año en el Club han hecho un trabajo excelente, tanto en el cierre del ejercicio anterior como para el que estamos, aunque el esfuerzo aún no ha terminado y habrá que mantenerlo. Se han parado las inversiones, salvo las de las obras del estadio (ya estaban iniciadas), se paralizó el gasto y hemos conseguido empatar el ejercicio. Ahora no podemos gastarnos la herencia de la familia de la noche a la mañana. Y si el mercado se contrae, todos tenemos que seguir ajustándonos el cinturón.

P.- ¿Te parece que tenemos hoy un club saneado?

R.- Sí, sin duda. Solo hay que mirar las cuentas del año pasado y ver el cashflow o el nivel de endeudamiento que tiene. Ha acometido unas inversiones con las garantías de los ingresos que se van a obtener. Así hay que gestionar la casa… y lo digo porque en muchas casas a veces no se gana el dinero suficiente para pagar la hipoteca. El Club está iniciando un proceso de endeudamiento con la garantía de ingresos recurrentes. En mi opinión, el Real Madrid tiene una situación financiera bastante buena. Lo único que podríamos pensar con más preocupación es en la inversión que será necesaria para poder renovar la plantilla, algo que en cierta medida se viene haciendo de forma sistemática. Pero lo cierto es que ese relevo generacional habrá que hacerlo en los próximos dos o tres años y, con el estadio en obras, quizá no sea el momento más idóneo. De todos modos, yo confío en el equipo gestor, integrado por grandes profesionales.

P.- Por lo que cuentas, percibo que LaLiga está haciendo bien sus deberes…

R.- Desde el punto de vista del control financiero y de previsión para la estabilidad de los clubes, creo que sí. Ha hecho un control exhaustivo de todos los clubes, grandes y pequeños. Dicho lo cual, desde el momento en que ves desfilar de nuestra competición a las grandes figuras, qué duda cabe que estamos perdiendo algo de competitividad deportiva y devaluando nuestros derechos televisivos. Recuerdo cuando, no hace mucho tiempo, en nuestra liga jugaban Messi, Cristiano, Neymar y Bale, quizá los cuatro jugadores con más tirón para los aficionados de todo el mundo. ¿Cuántos de ellos juegan hoy? Solo Messi y ya veremos por cuánto tiempo. LaLiga se encuentra ante un escenario de clubes saneados, pero con menos talento que le aporten valor…

no hace mucho tiempo, en nuestra liga jugaban Messi, Cristiano, Neymar y Bale, quizá los cuatro jugadores con más tirón para los aficionados de todo el mundo. ¿Cuántos de ellos juegan hoy? Solo Messi y ya veremos por cuánto tiempo. LaLiga se encuentra ante un escenario de clubes saneados, pero con menos talento que le aporten valor…

Creo que, llegados a esta situación, se hace necesaria una reflexión profunda de todos los agentes que intervienen en la industria del fútbol, incluyendo a nuestro Gobierno pues el desbarajuste del sistema fiscal español no atrae a los futbolistas extranjeros y no resulta competitivo con los de nuestros países vecinos. España ha dejado de ser un país atractivo para los futbolistas extranjeros, pues no cuenta con un régimen especial de impatriados, como sí tienen esos países; además, es mucho más caro para ellos. Y al final creo que tendremos que echar bien las cuentas y pensar si supone mayor ingreso para las arcas del Estado cobrar el 45% de cero o el 25% de cien, como en Italia, pongo por caso. El talento se nos está marchando y el mercado se está reduciendo. Sin ignorar otros ingresos por consumos añadidos o por turismo deportivo, que tampoco entran.

LaLiga ha hecho una consulta al Gobierno a este respecto y ha recibido una respuesta taxativa: no está previsto modificar, por el momento, el sistema fiscal español. Por eso digo que haría falta una reflexión profunda del sector.

Se hace necesaria una reflexión profunda de todos los agentes que intervienen en la industria del fútbol, incluyendo a nuestro Gobierno pues el desbarajuste del sistema fiscal español no atrae y no resulta competitivo con los de nuestros países vecinos

P.- ¿Esta pandemia acabará con la locura de precios que se pagan por los jugadores?

R.- Lo que esta crisis nos ha demostrado es que los ingresos de los clubes de fútbol están sujetos a muchas variables y que no se van a poder garantizar unos salarios tan elevados a los jugadores. No podemos pagar más de lo que ingresamos, ni pagar en demasía por quien no haya demostrado que lo vale. Siempre habrá estrellas en el firmamento futbolístico que brillarán con luz propia y cobrarán más que las estrellas fugaces o los cometas… pero la industria no puede seguir inflacionando el mercado. Creo que en el futuro los buenos directores deportivos y los de scouting gozarán de mayor protagonismo y que deberán tener que hacer mejor su trabajo.

Senn, Ferrero, Asociados Sports & Entertainment