Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Entrevistas
Miguel Cuesta: "Cristiano está más tranquilo tras las entrevistas de Florentino"

Miguel Cuesta: "Cristiano está más tranquilo tras las entrevistas de Florentino"

Escrito por: Jesús Bengoechea26 junio, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

 

Dos amantes de Portugal se encuentran para hablar de dos portugueses. Jorge Mendes y Cristiano Ronaldo son el objeto de la conversación, y quienes la sostienen son el que suscribe y el periodista Miguel Cuesta (@miguelcuestar), autor junto a Jonathan Sánchez del libro “La clave Mendes” (@laclavemendes) y uno de los mayores expertos en la materia que llena las conversaciones de este verano de inquietud madridista: el superagente, el representante futbolístico por excelencia. Como entendido en la materia, Cuesta ha sido requerido para hablar del tema en la televisión, cosa que agradece aunque por la complejidad del tema haya preferido un medio escrito. Yo le agradezco especialmente la deferencia de atender a La Galerna. Mantengo con él una excelente relación al haber coincidido con asiduidad en tertulias de RMTV, por lo que el encuentro fluye con naturalidad.

P: En este momento en que el madridismo se debate entre la perplejidad y la ira por el presunto deseo de Cristiano de marcharse, muchos tienden a culpar a Mendes. Tú conoces al personaje en profundidad. ¿Qué dirías a quienes le culpan?

R: Hay que tener en cuenta que el papel del representante, y del de Mendes en esta historia, es muy desagradecido. Se lleva todos los palos del mundo cuando un jugador que ha traído él no funciona, o (como en este caso) cuando una gran estrella se quiere marchar, de lo que suele culparse al agente. Pero nadie se acuerda de él para bien mientras las cosas funcionan: ahí todas las loas son para el jugador, como ha sucedido con Cristiano durante siete años sin que nadie tuviera en cuenta que vino por su intermediación.

P: Con todo, eso no implica que no haya un fondo de verdad en las críticas. El famoso tuitero SeasonNT, al que entrevistaba hace poco, dice que todo este lío lo tramó Mendes.

R: Precisamente yo respondí a un tuit de Season en el que citaba un artículo de El Mundo como la "realidad" sobre el caso. Y yo le respondía: ¿realidad? Se me eriza el pelo cuando se pontifica así. ¿Cómo que "la realidad"? Será la realidad según el autor del artículo. Esto de la posible salida de Cristiano es un tema muy complejo que no admite dogmatismos. Las redes sociales tienden a tomar cualquier cosa como verdad. Y no digo que no haya verdad en ese artículo pero no seamos talibanes, no creamos cualquier cosa al 100%.

P: Una de las cosas que dice Season en la entrevista que le hacemos es que el poder de los representantes es excesivo, que se dan incluso casos en que un jugador quiere ir a un equipo pero eso no se da finalmente porque al representante no le interesa.

R: No digo que no pueda pasar, pero en líneas generales el jugador está donde quiere estar, sobre todo cuando hablamos de cierto nivel. Los de élite están donde desean, y mucho más Cristiano Ronaldo. A Cristiano Ronaldo Mendes no le va a convencer de que tiene que estar donde él no quiera estar, o de que debe forzar la situación para lograr un traspaso porque le conviene a Mendes. De ningún modo.

P: ¿Y con otros jugadores de los que también es agente? Qué sé yo, Filipe Luis. ¿Podría acabar en un equipo que no es exactamente el que quiere porque Mendes se empeña con arreglo a su interés egoísta?

R: Rotundamente no. Mendes no trabaja así. Fíjate que ha habido casos en los que algunos jugadores le han sugerido que trabajara para un traspaso y él les ha convencido de lo contrario pese a perder, con ello, la posibilidad de un rendimiento para él. "¿Que te quieres ir? ¿Por qué? No te vayas". Porque sabe que no es lo que le conviene al jugador. Se tiende a pensar que al agente le interesa sacar al jugador para ganar dinero, pero depende, porque si a raíz de ese traspaso la carrera del jugador decae, se está desvalorizando un activo y a la larga se pierde la oportunidad de hacer más dinero.

P: ¿Podríamos decir que es como ser agente inmobiliario? No siempre interesa vender un piso. Si lo vendo ahora gano, pero si lo vendo cuando se haya revalorizado puedo ganar más.

R: Eso es.

P: Pero no parece ser el caso de Cristiano. Este podría ser su último gran traspaso.

R: Sí, pero la gente pierde de vista que un representante es un trabajador del club.

P: ¿Cómo que un trabajador del club? ¿Acaso le paga la nómina el club?

R: No, pero da un servicio al club. Volviendo al tema inmobiliario, ¿quién debe pagar al agente, el que alquila o el dueño del piso? Suele ser el que alquila pero en realidad debería ser el propietario, porque es quien requiere los servicios del agente. De hecho en algunos casos está empezando a hacerse así. Siguiendo la analogía, el agente deportivo da su servicio al club. Concretamente Mendes lo tiene clarísimo: sus clientes son sobre todos los clubes y no le interesa hacerles daño. Con el Madrid le interesa una relación cordial. Yo creo que se caracteriza por mirar casi más el interés del club que el de los propios jugadores. De hecho le están poniendo a caldo en los medios, pero eso le da igual: lo que a él le importa es la visión que tengan de él los clubes. Y los clubes tienen una magnífica opinión de él. Le llaman continuamente. A veces le llaman respecto a jugadores que no están en su portfolio. “Oye, mira, tenemos a este jugador que tiene que salir, a ver si echas una mano a su representante para buscarle equipo”. Los clubes saben, por otra parte, que si un jugador de su portfolio no da un buen rendimiento y hay que traspasarlo Mendes es capaz de venderlo recuperando la inversión hecha, e incluso obteniendo un beneficio, con mucha mayor facilidad que cualquier otro representante, porque es el mejor en lo suyo. Es una garantía para encontrar salidas airosas a inversiones que no salen del todo bien. Y esto tampoco se destaca nunca.

P: Incluso aunque sea un buen profesional, o el mejor como tú dices, hay una corriente de opinión que afirma que no es sano para un club el que un alto porcentaje de sus futbolistas sean del mismo agente…

R: ¿Y por qué no? Futbolísticamente no le veo ningún reparo.

P: Quizás porque el agente gana una posición demasiado fuerte para negociar, y puede usar otras cuestiones relativas a otros jugadores para apretar las clavijas en las negociaciones por la renovación de un profesional en concreto. Y por eso se dijo que no fichó Falcao por el Madrid. Porque habría habido demasiados de Mendes.

R: Sí, eso se dijo.

P: ¿Y fue así? ¿No fichó por esa razón?

R: No lo sé. Entiendo que pueda crear ciertos recelos, pero ahí debe entrar en juego la autoconfianza del dirigente. Lo que es absurdo es no contratar a los mejores solo porque les lleve el mismo representante. Revelaría poca autoestima por parte del presidente y sería un error. Si son los mejores, ¿qué problema hay en que les represente el mismo? El problema en todo caso vendría si les representa el mismo y son muy malos. (Risas). Y hay otra cosa: si el club percibe que hay un dominio excesivo del vestuario por parte de un agente, dejará de trabajar con él, por lo que el propio representante evitará el peligro de que eso pueda pasar.

P: ¿Sabes si en efecto fue Mendes quien filtró el contenido de la portada de A Bola?

R: Mendes es el hombre más meticuloso del mundo. Está pendiente de todos los detalles. No es su estilo lanzarse a hacer algo así como modo de conseguir nada. Es enormemente escrupuloso y hace siempre todo lo necesario para evitar conflictos entre las personas que le rodean. A mí me cuesta muchísimo pensar que él lo haya organizado todo. No es su estilo, de verdad. Lo último que haría es buscar el conflicto porque siente aversión al mal rollo con su principal cliente que, como decía, es siempre