Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Entrevistas
Manuel Mañero: "Lo más grave de Villar podría estar por salir"

Manuel Mañero: "Lo más grave de Villar podría estar por salir"

Escrito por: Jesús Bengoechea6 agosto, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

 

Lo que sigue es el resultado de mi conversación telefónica con Manuel Mañero, periodista responsable del sitio The Last Journo y con amplio recorrido en medios como Clarín, ZoomNews, o 20Minutos. En varios de esos medios, así como en su propio blog, Mañero ha volcado a lo largo de los años el resultado de sus exhaustivas investigaciones sobre Ángel María Villar. 

 

P: En el más reciente post de tu blog The Last Journo, afirmas sobre el régimen de Villar: “Siempre fue una guerra de bandos. El que se movía no salía en la foto”. ¿Hasta qué punto consideras que la detención de Villar y el auto del juez ponen de manifiesto que tenías razón?

R: Totalmente. Una cosa que me gusta resaltar, y que de hecho resalto en el artículo que mencionas, es que el caso Soulé arranca desde el 2009. Por entonces Villar llevaba en el cargo 21 años. ¡21! Es decir, no es una persona que acabara de entrar. Y en 2009 Villar ya contaba con escándalos anteriores, como también los ha tenido posteriores al 2009, cuestiones que no entran dentro de la operación Soulé, escándalos que van, digamos, paralelos. “El que se mueve no sale en la foto”, en efecto. Tenemos a personajes históricos del mundo del fútbol que han puesto literalmente la mano en el fuego por Villar y se han quemado. Hablamos de personajes que han mamado mucho fútbol. Y cuando hoy en día dices que han mamado mucho fútbol ya no te refieres a que hayan jugado en el barrio con un balón deshilachado… Me refiero a que han cobrado muy bien del fútbol, sin necesariamente haberse dedicado al fútbol.

P: Lo que parece cada vez más claro en la investigación es que Villar tejió un sistema de favores, de clientelismo, en el cual se premiaba al que le ayudaba y se castigaba a quien le era esquivo. Una de las preguntas pendientes es: ¿hasta dónde llegaban los favores para con el afín, y quiénes exactamente eran los afines?

R: Pues en término de favores yo creo que lo más grave puede estar por descubrir. Mira, a mí me gusta comparar los casos de corrupción con las cucarachas: cuando ves una, es porque hay tres mil. Cuando asoma una es porque hay tres mil escondidas. Además, una cosa que yo detesto del periodismo actual, y de cómo funcionan los mecanismos de los medios de comunicación actuales, es la filtración. Autos judiciales o filtración de escuchas que comprometen totalmente no solo el recorrido normal de un proceso judicial, sino también el sentido en sí de la prensa y de los medios de comunicación dentro del marco democrático. Y esta realidad me hace pensar que se nos ofrecen las cosas en píldoras, con lo que lo más probable es que lo mejor (o lo peor) esté por salir. Ten en cuenta que cuando hablas de favores nos estamos refiriendo a “minucias”, entre comillas. Es decir, el “si me votas te doy esto”. Y esto no ha pasado solamente en la Federación Española, esto ha pasado toda la vida y seguirá pasando. ¿Por qué? Pues porque es relativamente fácil ganar el favor de tus inferiores. Y al que se ha rebelado se le ha apartado, no se le ha nombrado… El propio Villar habla de un par de presidentes territoriales a los que no quiere ni nombrar en una de las grabaciones, dice: “no los voy a nombrar ni de coña, es que no voy a decir ni el nombre…” Ya cuando tenía los teléfonos pinchados por la UCO. Y respecto al tema de los favores, pues claro, es normal, es algo ancestral, es lo más natural del mundo y es una cosa que parece normalizada. Hasta que te pillan, claro.

P: Eso está un poco en línea con las declaraciones de Clemente, en las que casi con alguna ingenuidad hablaba de comprar a la gente pero “entre comillas”…

R: Eso es. Pero yo a Clemente no le otorgaría ese favor de la ingenuidad, ¿eh? Clemente es también uno de estos personajes que ha mamado mucho “fútbol del otro”, y estoy seguro de que está intentando saltar del barco. La manera de exponerse a los medios y de contar esto “después de”, con el toro ya agonizando, le define, porque siempre ha sido un personaje un poco controvertido pero siempre ha ido de cara. Y esto en Clemente, esas declaraciones, es irreconocible. Este Clemente que va a posteriori es un Clemente que intenta salvarse de la quema. Va a caer porque, como mínimo, imagino que será citado como testigo o que será citado como implicado en la operación. De hecho aparece citado en el auto del juez, o sea que no tiene ningún sentido que lo pasen por alto. Y, efectivamente, cuando reconoce ese “comprar entre comillas” está admitiendo la existencia de un tráfico de influencias. Podríamos llamarlo así. No es el término jurídico apropiado, porque en realidad no hay un término jurídico para el tejemaneje este. Pero sí está claro que Clemente intenta normalizar lo hecho por Villar. Ten en cuenta que España es un país en el que la trampa está muy bien vista. Históricamente la pillería, la picaresca, la trampa han gozado de alta consideración. Por eso, entre otras cosas, Villar ha estado en ese puesto. Porque ha sido capaz de engañar a todo el mundo y ha hecho creer que esto es lo normal y que, “oye, esto no se puede poner en duda”. En cierto sentido me recuerda a esas situaciones sociopolíticas en que una sociedad democrática pone en duda a la propia democracia. Y dices: pero bueno, si no hubiera democracia no habrías podido poner en duda la democracia. Pues esta paradoja es similar.

P: El auto del juez no arroja conclusiones nítidas sobre un presunto trato de favor de Villar al Barça vía arbitrajes, aunque la implicación de personas cercanas o pertenecientes al Barcelona en sus entramados despierta muchas sospechas en combinación con declaraciones de gente como Godall, acerca del “saldo arbitral”, y en combinación con el propio saldo, con cifras objetivas como el número de penaltis pitados en contra del Barça (1 en los últimos casi dos años) y el saldo de expulsiones (+70 para el Barça y -10 para el Madrid en los últimos 15 años en competiciones nacionales). ¿Tú qué conclusiones extraes sobre esto?

R: Una de las cosas que me ha llamado siempre la atención de esta guerra entre madridistas y culés es que estos últimos siempre han llevado los ojos vendados o siempre han querido negar la propia naturaleza de algo que sus representantes y el propio club nunca ha escondido. Están las declaraciones de Godall que citas. Y hay otros ejemplos: recuerda el célebre artículo de Francesc Aguilar en Mundo Deportivo: “El Barça se juega mucho en las elecciones a la Federación”.  Ningún otro equipo de España ha tenido nunca la necesidad de vanagloriarse y de celebrar lo bien que se lleva con las instituciones. ¿Verdad o no? ¿No es sospechoso que alguien diga: “¡Nosotros esto lo hemos sabido trabajar muy bien los despachos!”? ¡Esto es lo que dijo Godall! Y posteriormente lo dijo Rosell también. Laporta ha vivido siempre de trabajar bien en los despachos. Y Joan Gaspart, que es el hombre con peor talante del fútbol de los últimos 20 ó 30 años en España, es (o era) Vicepresidente de la Federación Española. El hombre que juró dedicar su vida a perjudicar al Real Madrid.

Asombra cómo los culés siempre han querido negar lo ya admitido por sus propios directivos en lo tocante a la relación del Barça con Villar.

P: “Villar prácticamente volvió a nacer en el día de 2004 en que Laporta logró voltear de forma ominosa unas elecciones que se inclinaban en favor de Gerardo González”. Lo decías también en tu post, en el cual citabas un artículo de Pepe Kollins en La Galerna sobre este particular. ¿Te ratificas?

R: Claro, pero es que es una historia conocida. Los propios protagonistas nunca la han desmentido. Una historia tremenda pero que no ha sido nunca divulgada de forma masiva porque estamos hablando del 2004 y es como si hubiera prescrito. Las ánforas de Franco, en cambio, no. No han prescrito. Las ánforas de Franco las puedes sacar todas las semanas si hace falta, pero la noche de los cuchillos largos y de los cristales rotos que se monta en la Federación ese día de 2004 en el que Gerardo González ya tiene ganada las elecciones y las pierde a última hora porque se entregan sobres con un contenido específico, que en este caso era el nombre de Villar, eso ha prescrito. La noche en la que Joan Gaspart dice: “Esta es la nuestra, vamos a darle la vuelta a esto”. Hay cosas que no se divulgan de manera masiva pero van implícitas. El otro día leí un titular como este: “Juego de Tronos en la Federación: Real Madrid contra Barcelona” Y digo, pero vamos a ver, estamos en el 2017, ¿no? Si ahora metes al Real Madrid en la lucha, estás afirmando de modo tácito que hasta ahora quien ha mandado ha sido el Barcelona, ¿no? Cuándo tú me estás diciendo que ahora le toca al Madrid es porque ha sido el Barcelona el que hasta la fecha ha estado manejando el fútbol español, ¿no es así? Me llama la atención que haya medios que titulen así con esa naturalidad y sin entrar a fondo en lo que dicen, que es muy grave.

La noche de los cuchillos largos de 2004, en la que Gaspart salva a Villar, ha prescrito. Las ánforas de Franco, en cambio, no.

P: Entras de lleno en el papel de la prensa con respecto al villarato…

R: Periodistas que yo llamo “de raza”, periodistas que estamos cansados de leer, de ver pontificar, periodistas cansados de hablar del buen periodismo, que dan cursos y masters y tal, han permitido que una persona durante años saquee al fútbol español sin articular la menor investigación. ¿Cómo pueden ahora llevarse las manos a la cabeza? Hay gente que no ha movido un puto dedo, gente que ha mirado para otro lado cuando yo les he ofrecido información. Medios y periodistas que rehusaron prestar atención a mi información y que ahora se rasgan las vestiduras. Y están diciendo: “esto es inaceptable, la vergüenza del fútbol” y tal. Periodistas a los que respeto a nivel profesional, y precisamente por el respeto que les tengo a nivel profesional me duele y me decepciona no sabes hasta qué punto que no hayan movido un puto dedo nunca.

P: ¿Quieres decir nombres?

R: Digamos sólo, y como ejemplo, que ofrecí al jefe de deportes de un importante medio generalista mis investigaciones sobre Villar y Qatar. Le contacto porque le quiero presentar este tema.  Pero no me contesta. Le llamo, no me coge nunca el teléfono. Le escribo y sin suerte. Y le digo: “oye mira, va a salir en una o dos semanas que la FIFA está investigando a Villar por el tema de Qatar. No lo va a llevar nadie y eres un medio de referencia… eres un periodista de referencia. La gente te respeta, la gente conoce tu nombre”. Pero ignora mis acercamientos. Hay periodistas con una agenda muy amplia, periodistas que han pateado mucha Federación, que han estado una semana o diez días en Nyon y han vuelto con las manos vacías, gente que ha tenido a Blatter, a Platini, a Grondona a dos palmos y no han investigado nada. Incluso en el marco de las investigaciones del FBI, se han vuelto sin decir nada. Otros medios extranjeros sí han publicado cosas y tú te vienes de allí sin decir nada, sin hablar aunque sea con tus compañeros.

P:  ¿A qué atribuyes tú este pecado de omisión que les achacas?

R: Yo no sé si estará directamente relacionado con temas de patrocinio de los medios donde trabajan. Yo lo que sí sé es que han podido hacerlo pero no han querido hacerlo y no lo han hecho. Es decir, no es que no lo supieran, es que no han querido hacerlo. Sin más.

Ofrecí al director de deportes de un importante medio generalista mis investigaciones sobre Villar. Me ignoró.

P: ¿En qué situación está el escándalo de Villar con Qatar, del que mucho has investigado y escrito?

R: La parte más sustancial del escándalo ya se dio a conocer con la publicación del famoso informe García, que reconocía que había habido muchos indicios y que había habido muchos movimientos sospechosos alrededor de la adjudicación de los Mundiales de Rusia y Qatar. Villar estaba implicado en todo eso según el informe. A raíz del cambio de presidente en FIFA se ha paralizado un poco este proceso, yo ya no confío en que se tome ningún tipo de decisión con respecto a estos dos Mundiales, en el sentido de dar marcha atrás en la adjudicación, pero ésta sigue siendo investigada por la Fiscalía de EEUU. La Fiscalía suiza cerró bastantes pasos en los últimos meses, sin grandes consecuencias.

P: Cuéntanos algo más sobre el famoso informe García.

R: Es un trabajo encargado por la FIFA al abogado independiente del mismo nombre, un informe de casi 400 páginas con las conclusiones de la existencia de corruptelas en el proceso de adjudicación de estos dos Mundiales. Estando Blatter en el poder este informe se guarda porque se dice que no prueba nada y que no se puede publicar. Michael García dimite porque piensa que su trabajo ha sido pisoteado y que tantísimos meses de entrevistas, de escuchas, de investigación y de revisión de documentos, etc., al final no han servido para nada. Este informe se filtra a Bild, y en el día posterior a que Alemania amenace con ir sacando cosas de este informe la FIFA decide hacerlo público. Y García habla