Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Análisis Gestión
La gestión de la crisis en el Real Madrid y el Barcelona

La gestión de la crisis en el Real Madrid y el Barcelona

Escrito por: Carlos Garcia de Sola1 mayo, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

La crisis del coronavirus puede cambiar radicalmente el panorama futbolístico con la quiebra de muchos clubes, pero a su vez puede suponer el ascenso o la consolidación de otros. No en vano, la palabra china “crisis” está compuesta a su vez por las palabras "peligro" y "oportunidad".

Influye mucho la gestión, pero también, evidentemente, el estado previo y los recursos y las capacidades con las que se cuentan. En España tenemos dos ejemplos antagónicos, dos clubes que son rivales a todos los niveles y que se llevan disputando la supremacía mundial los últimos años, Real Madrid y F. C. Barcelona.

Comparar cómo van a salir de la crisis ambos clubes y cómo la están afrontado es como contraponer el yin al yan. Es la comparación entre Florentino Pérez y Josep María Bartomeu. Es el abismo entre la previsión y la imprevisión.

No es que el presidente del Real Madrid llevase años preparándose para esto, porque era algo muy difícil de prever. Pero sí, como buen gestor, ha ido preparando a su club para soportar momentos difíciles. En estos momentos, por diversas causas, parece que va a salir beneficiado. Analicemos en detalle esto:

1) Dinámica deportiva. Con la derrota contra el City en la ida y la última derrota liguera la temporada se ponía cuesta arriba, y, por primera vez, el mito de Zidane empezaba a resquebrajarse. El parón completo y la posible anulación de las competiciones beneficia al equipo blanco como a pocos.  Recuperará a lesionados como Hazard y Asensio y dispondrá de un equipo renovado que daba muestras de agotamiento.

Este hecho es fruto del azar, tanto por la desgraciada lesión de Asensio como por la de Hazard, que era, no lo olvidemos, la piedra angular sobre la que había de construirse el equipo. En el otro lado, el F. C. Barcelona gestionó, debido a la baja de Dembelé, el fichaje urgente de Braithwaite, un jugador que cumplirá 29 años, que fue fichado por 18 millones y al que habrá que encontrar un hueco con la vuelta del francés.

2) Fichajes y situación económica. El parón en los ingresos afecta a los grandes clubes por igual, pero aquellos con menos gastos, más eficientes y con más caja se verán beneficiados. Así, en contraposición con el Barcelona, el club presidido por Florentino Pérez puede resistir varios meses esta situación. Mientras que el Real Madrid tiene un gasto en nóminas de un 55-60% sobre ingresos, el del Barcelona es de más del 80%.

El Barcelona saldrá extremadamente debilitado, con más deuda aún, sin poder realizar fichajes y con la necesidad imperiosa de vender. Otros muchos clubes tendrán serios problemas financieros, y se verán en la necesidad de vender a sus estrellas a precios de saldo por la imposibilidad de mantener sus elevadas fichas. Por ejemplo, ahora la Juventus se enfrenta a la dificultad de pagar el enorme salario de Cristiano Ronaldo, o el PSG el de todas sus carísimas estrellas.

Muchos clubes van a tener que vender a sus promesas o estrellas, simplemente para cuadrar cuentas

Los clubes grandes más conservadores han sido precisamente el Real Madrid y el Bayern de Múnich. En un escenario futuro, clubes con mayor músculo financiero podrán salir al mercado y comprar jugadores. Muchos clubes van a tener que vender a sus promesas o estrellas, simplemente para cuadrar cuentas. El Real Madrid puede beneficiarse comprando a jugadores a buen precio y con un salario competitivo.

3) Planificación deportiva. El parón nos proyecta a una próxima temporada en la que el Real Madrid tendrá en nómina a 39 futbolistas. De ellos, un total de 20 tienen 23 años o menos. Algunos de ellos jóvenes con gran proyección y mucha carrera por delante, ya preparados para dar el salto como Vinícius, Rodrygo, Valverde, Odegaard o Achraf y otros muchos de menor nivel, pero con cartel en el mercado y que servirán para hacer caja.

En todo caso, el club presidido por Florentino Pérez puede ser conservador, optar por no salir al mercado y cubrir posiciones con los muchos jugadores que ya tiene en nómina, porque dispone de reemplazos en casi todos los puestos, con jugadores jóvenes o veteranos.

El Barcelona, por el contrario, tendrá una plantilla más corta, que aunque contará con 30 jugadores en nómina (un total de 13 jugadores por debajo de los 23 años), necesitará vender a muchos de ellos para cuadrar cuentas. Con muchas incógnitas por despejar, sí hay jugadores que tienen un presente y futuro interesante, como De Jong, Arthur o Ansu Fati. Del resto, la gran mayoría tendrán que salir necesariamente para hacer caja por la delicada situación financiera del club, como ha sucedido hace pocos días con Cucurella. Prácticamente todos los jugadores que están en el gráfico inferior en verde tendrán que salir, siendo todos ellos jugadores sin apenas recorrido en la primera división española.

El Barcelona no  solo no podrá salir al mercado a comprar jugadores que necesita para cubrir posiciones en donde tiene a jugadores ya veteranos, sino que tendrá que hacer además ventas adicionales, simplemente para sanear su economía y subsistir, quedándose con una plantilla inferior a 20 jugadores.

4) Gestión y venta de jugadores. El Real Madrid puede ver como jugadores como James, Bale o Modric busquen su última oportunidad en otros clubes. El parón afecta especialmente a los veteranos y para el Real Madrid, lejos de ser un problema, es una solución para jugadores por los que sacará muy poco en concepto de transfer, pero que a cambio tienen fichas muy elevadas. Como mal menor podrá quedárselos, siempre con la opción de gestionar las cesiones de los más jóvenes. No hay necesidad imperiosa de malvender jugadores.

El Barcelona tendrá que enfrentarse al dilema de Messi, que seguirá cobrando una ficha casi imposible de pagar en la coyuntura actual

En el caso del Barcelona, la situación es justamente la inversa. Sus jugadores más veteranos deberían salir para hacer hueco a los jóvenes, pero al no tener recambios ni poder fichar, la situación es más compleja. El club azulgrana tendrá que elegir entre vender a sus jugadores jóvenes más prometedores y hacer caja para sanear las cuentas, quedándose con los más veteranos (que son los que tienen la ficha más elevada) o lo contrario, y dar salida a los veteranos obteniendo poco dinero, quedándose con los jóvenes y de futuro y tener un serio problema económico.

Pero también, el Barcelona tendrá que enfrentarse al dilema de Messi, que seguirá cobrando una ficha casi imposible de pagar en la coyuntura actual.  Al mismo tiempo podrá salir gratis y debilitar al club. Siendo además una pieza clave en el rendimiento presente del equipo. Un rompecabezas imposible.

5) La construcción del nuevo Santiago Bernabéu. Casi por azar, este es otro factor positivo, ya que la suspensión de las competiciones ha permitido acelerar el ritmo. Pero recordemos que se llevan trabajando años en esta operación. Mientras el mundo está parado, el nuevo Bernabéu sigue su curso. En un futuro complicado a nivel económico el poder tener en dos o tres años una nueva fuente de ingresos será vital para seguir siendo competitivo.

6) Menor competencia con ”Petroclubes”. Con respecto a varios de los grandes competidores a la hora de fichar, los clubes-países también van a sufrir con esta crisis. Equipos como el PSG o el Manchester City llevan siendo duros competidores los últimos años gracias a su ilimitada fuente de petróleo (y también al incumplimiento del Fair Play, dicho sea de paso). Los equipos de fútbol multimillonarios seguirán teniendo sus petrodólares, pero en estos meses la caída del precio del barril de petróleo ha sido tan grande que serán un poco menos ricos. Para ellos esta crisis también afectará a sus bolsillos y no se van a poder permitir dispendios año tras año y fichas fuera de mercado.

7) La imagen. El nombre del Real Madrid ha aparecido para anunciar donaciones y la disponibilidad del Santiago Bernabéu como centro logístico. Y, de hecho, en una encuesta, apareció como una de las marcas españolas más valoradas en esta crisis junto con otras como Zara.

El F.C. Barcelona ha reaccionado bastante más tarde, cediendo a la Fundación del club los derechos sobre la denominación del Camp Nou para que los utilice en la lucha del COVID, cuando logren un patrocinador.

La gestión, más allá de la repercusión que tenga a nivel de marca, repercute y mucho en el ánimo de la plantilla y los jugadores

Por desgracia para Bartomeu, mucho antes fueron noticia por gestionar pésimamente el ERTE y la reducción de sueldo de la plantilla y el resto de empleados. Mientras que el Real Madrid negoció con sus empleados una reducción pactada y consensuada por todas las partes, sin filtraciones ni polémicas, el Barcelona vivió durante días cruces graves de declaraciones.

Esa gestión, más allá de la repercusión que tenga a nivel de marca, repercute y mucho en el ánimo de la plantilla y los jugadores. Los del Barcelona habrán visto como están en un club poco fiable económicamente e incapaz de garantizarle el futuro. Mientras que los del Real Madrid, que también se han bajado el sueldo, por supuesto, habrán visto en cambio como el club es capaz de consensuar y negociar medidas difíciles para que ninguna parte salga perdiendo.

En definitiva, el Real Madrid saldrá fortalecido de una tremenda crisis. Y es curioso, porque el club se empezó a consolidar después de la guerra, en los años más duros de la posguerra, con Santiago Bernabéu liderando la transformación, precisamente inaugurando un estadio nuevo. Ahora también esperan años que muchos comparan con la posguerra a nivel económico. Y Florentino Pérez, que ha ido emulan