Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Entrevistas
Alfonso Pérez: "¿Jóvenes? Hacen falta también jugadores contrastados"

Alfonso Pérez: "¿Jóvenes? Hacen falta también jugadores contrastados"

Escrito por: Jesús Bengoechea25 marzo, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

(Este es el resultado de mi conversación telefónica con Alfonso Pérez. La vuelta de Zidane. El agujero dejado por Cristiano. La necesidad de un goleador. Su propia  marcha del club para convertirse en leyenda bética. Un lujo).

¿Cómo valoras el retorno de Zidane al Madrid? 

A priori, como una gran noticia. Los mayores éxitos del Real Madrid desde hace décadas han venido con él al mando. Tras una temporada que no ha sido nada brillante, eliminados precozmente (para lo normal en el Madrid) de la Champions, fuera de la Copa y sin apenas opciones en Liga, lo que motiva al madridismo ahora mismo es la vuelta de Zidane. Lo más importante ahora es fabricar una plantilla competitiva de cara al año próximo, y lo bueno es que hay tiempo para ello.

Hay tiempo pero ¿hasta qué punto hay opciones de que Zidane pueda disponer de una plantilla como la que tenía el año del doblete? El mercado está muy difícil...

Con las restricciones que sea, hay que hacer una buena planificación, con dos buenos jugadores por puesto. Hay que tener una plantilla de garantías para competir bien en todos los partidos en las tres competiciones. Hay que buscar el mejor sustituto posible para Cristiano. Es prácticamente imposible suplir un jugador así, pero sí se pueden encontrar especialistas que garanticen un buen número de goles.

¿Quién te gustaría? 

Me gusta mucho Lewandowski. Metería más goles en el Madrid que en el Bayern, me parece, dado que el de Zidane es un equipo enormemente ofensivo. Pero no sé, hay tiempo para pensar y montar una plantilla equilibrada.

Cuando hablamos de un goleador, parece que inmediatamente pensamos en el clásico tanque tipo Lewandowski, pero existen enormes goleadores que no responden a ese perfil. Tú mismo, que eras un jugador mucho más fino, eres el tercer máximo goleador de la historia del Betis. Es decir, también cabría pensar en un perfil Alfonso, sí es que hay alguien que se te parezca en el mercado...

Todo depende de cómo quiera jugar el equipo. Si van a jugar mucho por banda, necesitan un delantero corpulento. Si va a ser un equipo que toque y que circule mayoritariamente por el centro, con jugadores que manejan muy bien el balón y que aspiran a llegar a gol con desmarques de ruptura o paredes, entonces el delantero no tiene por qué responder a ese patrón. Eso es precisamente lo que hay que planificar con arreglo al sistema de juego.

¿Te gustaría Kane?

(Risas) Me gustan todos los jugadores buenos y Kane lo es. No sé si puede venir. Cuando es el Madrid quien llama a la puerta, le piden muchísimo dinero, y más por un jugador de este nivel.

Parece que la apuesta ahora es a más largo plazo. No tanto fichar a los cracks de ahora como apostar por los que serán cracks en el futuro, estilo Vinicius. ¿Qué te parece esta política? 

Asensio, Ceballos, Vinicius... Van cogiendo experiencia y pueden ser la columna vertebral del Real Madrid en el futuro. Pero son muy jóvenes. Podríamos alternar con jugadores contrastados a nivel mundial que puedan dar el necesario equilibrio.

Se ha destacado el rendimiento de Vinicius este año casi tanto como su dificultad ante el gol. Ante ello, ¿hay que insistir en que aprenda a meter gol o fichar un goleador que le complemente? 

Vinicius meterá goles, pero no será nunca un delantero eminentemente goleador. Es un extremo. Desborda, crea peligro y es más de asistencias que de goles. Benzema tampoco es un delantero centro.  Es un medía punta. Me encanta cómo viene, cómo juega, cómo genera para el resto, cómo retiene el balón... Pero hace falta quien finalice esas jugadas del propio Benzema o de Vinicius.

¿Fue un error dejar ir a Cristiano? 

Desconozco los motivos exactos de su marcha, y a partir de ahí es difícil responder a la pregunta. Solo el presidente y el propio Cristiano lo saben. Ha marcado una época, eso es seguro. La sensación es que tiene más años de fútbol. Es muy fuerte y se cuida mucho. Va a rendir a gran nivel durante varios años más. En estos pocos meses se ha visto que Cristiano sigue siendo Cristiano en la Juve. Pero claro, no sabemos los motivos de su partida.

Hablando de partidas. Estuviste cinco años en el primer equipo del Madrid. Déjame preguntarte por tu salida. Si miras ahora retrospectivamente, ¿por qué te fuiste? 

Bueno, yo jugaba de vez en cuando en el Madrid pero no con la asiduidad que yo habría deseado. Estaba la irrupción de Raúl, Zamorano, Amavisca... Surgió la oportunidad de ir cedido al Betis y la aproveché. Al año siguiente se produjo la venta, en parte porque el Madrid no andaba muy holgado financieramente.

Esa última fue, según confesó el propio Sanz, la causa de la salida de Seedorf. Víctor Sánchez del Amo nos contó en primicia que su caso fue parecido. ¿Eres el tercer ejemplo? 

Seguramente. Conmigo pasó algo parecido. En aquella época, eran mil y pico millones de pesetas. Firmé por el Betis junto con mi hermano. Me crié en la cantera del Madrid y nunca pensé que saldría del club. Pero las cosas se dieron así y no tienen mucho sentido echar la vista atrás. Me alegro mucho de haber jugado ante una afición tan fantástica como la del Betis durante ocho años. Fue una decisión difícil pero no me arrepiento. He estado en dos grandes equipos.

Luego está tu paso por el Barça, en medio de tus dos ciclos béticos. Se hizo un cierto escarnio con el hecho de que, en tu presentación como nuevo jugador culé, dijeras que de pequeño tu corazón fue azulgrana. ¿Se manipuló aquello? 

No. Es verdad que lo dije porque es verdad que lo fui. Con nueve años era del Barça porque lo era mi mejor amigo. Pero vamos, que ya sabemos que Raúl era del Atleti... Con nueve años, ¡imagínate! Con trece años entré en las categorías inferiores del Madrid y ahí te imbuyes en la grandeza del club. De hecho, a día de hoy juego con los veteranos y solo soy socio del Madrid. Pero sí es verdad que de pequeñito era del Barça, aunque en el momento en que fiché por el Barça era simpatizante del Real Madrid. Y yo llegué al Barça procedente del Betis, no es como si hubiera pasado del Madrid al Barça.

Ya que mencionas al Barça, hemos visto a un club catalán que ha dominado la Liga española mientras el Madrid reinaba en Europa. ¿Significa eso, como se dice, que al Madrid le falta una cultura de trabajo diario? 

Bueno, no sé. La Liga es un título que se lucha semana a semana. Es una competición muy larga. Tienes que ser muy regular. Ambos equipos empiezan sus temporadas con el afán de ganarlo absolutamente todo.

 

Entrevista: Jesús Bengoechea