Lorenzo Sanz: “Jamás he jugado al parchís”

Lorenzo Sanz: “Jamás he jugado al parchís”

por -
10

Basta hablar cinco minutos con Lorenzo Sanz para saber que hay intangibles que trascienden la polémica, el juicio de valor, la afinidad o el inicial desdén. Hablamos de peso específico, de cosas mitológicas para bien o para mal. Es Historia del Real Madrid para quienes le aman, para quienes le denuestan y para quienes calibran luces y sombras. La fama de seductor se la llevó Mendoza pero hay un inexplicable carisma en su llaneza. Para bien, para mal, o para regular, forma parte del wallpaper mental del madridismo moderno. Rehúye pocas cuestiones, va al grano y habla a corazón abierto.

P: Empecemos por hacernos amigos. Cuando jugaba usted al parchís con Jesús Gil, ¿quién ganaba habitualmente?

R: No jugábamos al parchís. Jugábamos al tute.

P: Ah, ¿ni siquiera era parchís?

R: ¡Al parchís no he jugado en mi vida! Ni al póker. Aquellas partidas con Gil eran de tute. O a veces de mus. Últimamente juego al chinchón.

P: Sea el juego que fuere, lo que se dijo es que se jugaba usted el dinero de la recaudación de los partidos en esas partidas, valga la redundancia.

R: Eso es absolutamente falso. Esa fue una invención malintencionada por parte de un directivo malintencionado y de la cual se hizo eco un redactor malintencionado. Se malinterpretó torticeramente otro tema de un dinero de Pirri, que era el director técnico, para unas primas. Pero no hicimos nada malo.

sanz-destacados

P: ¿Qué pasó con Capello? Gana la Liga al Barça de Ronaldo Nazario y usted le echa.

R: Pues con Capello pasó que lo fiché para tres años siendo el mejor entrenador de Europa. Y en diciembre del primer año va y me dice que le ha llamado Berlusconi, que este le había explicado que tenía un problema porque había traído a Sacchi y que el Milan no funcionaba y que se tenía que ir. Berlusconi era su padre deportivo, y según él no podía resistirse a la oferta. Yo veía que no puedes tener un entrenador a disgusto y acordé dejarle ir al final de aquella primera temporada. Y le dije: mira, vamos a aguantar este año y luego ya te vas. Alguna vez, con el paso del tiempo, hemos hablado y me ha reconocido que hizo mal en irse. “Y usted tampoco tenía que haberme dejado que me fuera, presi”, me decía.

P: Él, públicamente, nunca dijo nada de esto. Le echó la culpa porque según Capello usted le obligaba a poner en la alineación a su hijo Fernando.

R: Esa es otra historia y no tuvo nada que ver con su marcha.

P: Cuando echó usted a Hiddink, tras ganar la Séptima con Heynckes y echar también a Heynckes, se habló de que había reanudado conversaciones con Capello, que ahí pudo haber un retorno…

R: No. Nunca le pedí que volviera. No hubo tales conversaciones.

P: Incluso se habló de que se había manejado una vuelta de Capello como director técnico, pero claro, ahí ya estaba Pirri…

R: Y Capello tenía en alta consideración a Pirri. Siempre le tuvo mucho respeto.

P: Cuando se presentó a las elecciones de 2004, tuvo usted agrias -como suele decirse- polémicas con Florentino por muchos temas, entre ellos por el tema de del Bosque…

R: No, no, yo con Florentino no discutí nada. Yo me marché cuando las urnas me echaron y estuve diez años sin volver por el Bernabéu ni hablar con Florentino.

P: No, ustedes debatieron como mínimo en 2004, por las elecciones, y en la radio. Como mínimo, en 2004 en El Larguero de la Cadena Ser. 

R: Ah, sí, puede ser. En fin. Cada uno tiene su responsabilidad y cada uno hace las cosas que cree mejores para el Real Madrid. Estoy convencido de que Florentino ha hecho siempre lo que él creía mejor para el club. ¿Que se ha equivocado en cosas? El tiempo lo dirá. Todos nos equivocamos y todos acertamos. Nadie tiene la varita mágica. Y cuando la pelotita no entra la gente se te vuelve. Mientras ganas, eres el mejor. Cuando dejas de ganar, la gente se olvida.

Estoy convencido de que Florentino ha hecho siempre lo que ha creído mejor para el club.

P: Bueno, en eso usted es una excepción. Porque contra usted los socios se volvieron, o al menos le dieron la espalda en las urnas, aun a pesar de que usted ganaba. Acababa de ganar dos Copas de Europa cuando los socios le despidieron.

R: Es que ser presidente del Real Madrid es dificilísimo. A Bernabéu le intentaron volcar el coche a la puerta del estadio, no sé si lo sabíais. Claro, entonces pasaban cosas que no trascendían. Han cambiado los tiempos y ahora, con los medios de comunicación y las redes sociales como las llamáis, pues llega un momento en que todo se sabe, todo se habla. Fíjate que en los partidos los jugadores se tapan con la mano la boca…

P: Parece que ahora sí tiene una buena relación con Florentino, ¿no?

R: Muy buena, cordial y fluida. Hablamos todas las semanas. Hemos perdido una década de relación tontamente, por su parte y por la mía. Yo podría haber sido aprovechable por el club, aunque solo sea por eso que dicen de que soy uno de los presidentes que más ha sabido de fútbol. Aunque no es verdad, claro, de fútbol sabemos todos y no sabe ninguno. Pero siempre me he interesado mucho por el jugador, por tener una relación más cercana, saber más de sus problemas. Si habláis con cualquier jugador de mi época, todos os confirmarán que yo hablaba mucho con ellos.

Florentino y yo hemos perdido una década de relación tontamente

P: ¿Usted piensa que podría haber sido más aprovechado durante este tiempo, un poco a la manera estadounidense, donde se recaba con frecuencia y respeto la opinión de presidentes pasados?

R: Sí, un poco sí.

P: ¿Qué destacaría usted de Florentino, de su gestión, especialmente en esta segunda etapa de su mandato?

R: Ha gestionado de manera eficaz el tema económico y le debemos una ciudad deportiva importante. ¿Deportivamente se ha equivocado? Por supuesto, y él está convencido también de que se ha equivocado en ocasiones.

P: Dígame un par de errores de Florentino.

R: ¿Un par de errores? Pues a lo mejor el no mantener en su día a Vicente del Bosque. Yo tuve otro error, cuando gané la Copa de Europa con Heynckes. Lo eché, pero el problema era que a mí Heynckes me confiesa una semana antes que no puede con la plantilla,  y si un entrenador no puede con la plantilla… Pero esto de cara al aficionado puede ser un error.

P: Si él mismo manifestaba abiertamente su incapacidad de gestión tal vez no lo fue. De hecho, si no recuerdo mal, y a pesar de que Heynckes acababa de ganar la Séptima, los medios no le reprocharon en exceso la decisión. Al fin y al cabo hay tres o cuatro entrenadores distintos en las Copas de Europa de los 50 y 60.

R: Pues es verdad, pero lo normal en cualquier club es que estén más tiempo… Se fue como campeón de la Séptima, pero había que saber también los entresijos de por qué se fue. Como lo de Capello que decías antes, que no es cierto lo de Fernando ni nada, él se quería ir por lo de Berlusconi. Lo más importante de su vida era Berlusconi.

P: ¿De qué modo ha cambiado el fútbol desde la época en que era usted presidente?

R: Radicalmente. Ahora esto es Marte. Yo antes de ser presidente, como sabéis, estuve en la junta de Mendoza como vicepresidente durante diez años. Es más, yo he hecho fichajes de la época de Ramón Mendoza, casi todos: Hugo Sánchez, Fernando Redondo… Ahora nada funciona igual. Ha cambiado absolutamente todo, no te hablo de los fichajes, el precio… Te digo absolutamente todo. Las redes sociales marcan un antes y un después y la televisión ha entrado de manera brutal para todo. Tú ahora te quedas en casa y puedes ver diez o quince partidos. Yo cuando voy a Dubai a ver a mis hijos pongo la tele y estoy viendo un Castilla-Almería en directo, ¡Castilla-Almería en Dubai!

sanz-serio-hablando

P: ¿Fue un error presentarse a las elecciones en 2004?

R: Ya te decía antes que errores cometemos continuamente. Yo estaba dolido por la forma en que perdí unas elecciones después de haber ganado dos Copas de Europa en tres años.

P: Se presenta entonces, un poco, por despecho. ¿Sentía que el madridismo le había sido ingrato?

R: Sí, sí, seguro. Pero con el tiempo lo he aceptado. Sigo siendo madridista y defenderé al Madrid allá donde haga falta. De hecho, mi última defensa pública del Madrid me creó algún problema cuando se me ocurrió decir en una peña que ojalá nos tocase el Atlético de Madrid en la final de Milán para ser campeones y, bueno, te puedes imaginar la que se lió porque dije eso. Y creo que acerté porque contra Barcelona o Bayern habríamos sufrido un poco más.

bengo-con-sanz

P: ¿Por qué otras razones, si las había, se presenta en 2004?

R: Me sentía dolido porque Florentino se equivoca un poco también cuando dice las cosas que dice después de ganarme en el 2000. Aquellas manifestaciones de que si tal y que si cual, y luego no había habido absolutamente nada…

P: ¿A qué nos referimos exactamente?

R: A esas declaraciones que decían que no se habían justificado no sé qué de 300 millones.

P: Sí, lo recuerdo. En el debate radiofónico de 2004 al que aludimos él volvió a sacar ese dato. Más de 320 millones de pesetas sin justificar, le dijo.

R: Exacto, eso dijo, y no era cierto. Es más, de hecho se hizo una auditoría… Yo creo que ahí Florentino se equivoca, porque además está muy claro, y más con la experiencia que tiene él con todo lo que ha habido, se puede comprobar que yo jamás, jamás he cobrado un solo euro ni de comisión de televisión, ni de comisión de jugadores, de nada. Incluso presumo de que mis viajes, mis entradas las he pagado siempre yo de mi bolsillo, y ahí están los datos.

todos-2

P: Bueno, en aquel debate Florentino no le acusa a usted directamente de robar. Él habla de 320 millones de gastos sin justificar que pudieran haber ido a otros, comisiones no declaradas, lo que fuese. En ese debate, Florentino presumía de tener todo justificado, de pagar comisiones a agentes pero comisiones legales, sin opacidad, mientras ustedes, según él…

R: Es lo de siempre. Puede que haya un jugador que diga que sin la comisión a su hermano no ficha, que es una comisión igual que la del agente… De hecho, recuerdo yo una que fue la de Anelka, el hermano cobró una comisión.

P: Pero esa comisión, por ejemplo, ¿estaba justificada contablemente?

R: Pagada y debidamente justificada.

P: Ahora que nos habla de Anelka, ¿qué pasó con él?

R: Anelka era un tío muy raro. Era un tío que vivía pared con pared con mi hijo Fernando y con Mijatovic y no tenía ninguna relación con ninguno de los dos. Todo el día con la maquinita. Y era un grandísimo jugador, ¿eh? Al final, uno mira lo de Anelka y salió bien. Estuvo una año, metió goles decisivos y se vendió por 500 millones más de lo que había costado. Se fue al PSG, que lo quería porque Canal + era entonces el propietario del PSG.

P: ¿Lo vendió Florentino al llegar?

R: Lo dejamos nosotros hecho. La verdad es que nadie puede presumir en este país de haber hecho los fichajes que yo hice con menos dinero, no teníamos un duro y fichamos un equipo campeón de Europa. De hecho, había que pagar las nóminas, que eran 1.500 millones y no había dinero en caja. Y yo tuve que avalar personalmente incluso, pero bueno. Además aquel equipo que jugó la final de Ámsterdam es muy difícil de mejorar por ningún equipo de los que ha tenido el Madrid, ¿eh? Estamos hablando de Illgner, Panucci, Hierro, Roberto Carlos, Redondo, Seedorf, Karembeu, Raúl, Mijatovic, Morientes.

Nadie puede presumir en este país de haber hecho los fichajes que yo hice con menos dinero

P: Sí, pero ese equipo estaba destinado a marcar un época y no la marcó. Tuvo usted que desmembrarlo. Se convirtió (o lo convirtieron) en la llamada Quinta del Ferrari.

R: Eso mismo pensé yo, pero es que dos años después se volvió a ganar la Copa de Europa con un equipo con algunos nombres en común pero muy distinto: Casillas, Míchel Salgado, Karanka, Helguera, Mcmanaman, Savio, Anelka.

P: Otro equipo.

R: Otro equipo. Se ganó cada 2 años: 98, 2000 y 2002. Porque, además, a la del 2002 le añades algún jugador y es el equipo del 2000…

P: Hombre, con Figo y Zidane.

R: Sí, pero el esqueleto era el mismo. Raúl, Salgado, Iker… Estaba Mcmanaman, que ya era suplente de Figo pero seguía allí…

P: ¿Y qué opina usted de la labor de Mijatovic como director técnico en la etapa de Calderón?

R: Creo que lo hizo bien. Acertó con todos los fichajes. Fíjate que Pedja sigue teniendo su casa donde te decía antes, al lado de la de mi hijo Fernando y de la que fue la casa de Anelka. Solo que ahora en la casa de Anelka vive Modric.

P: La casa ha mejorado en términos de inquilino, parece, y a varios niveles. Dígame así, a bote pronto, quiénes han sido los tres mejores presidentes de la historia del Real Madrid.

R: Bernabéu ha sido el padre de todo el madridismo. Y después ya que elija la gente.

P: ¿Pero usted a quién pondría?

R: Hombre, pues yo creo que a Bernabéu, Florentino y Mendoza.

P: ¿Mendoza fue mejor presidente que usted?

R: No. (Risas).

P: Mendoza ganó muchas ligas pero ninguna Copa de Europa. Usted, dos. Hasta sus detractores le reconocen que su legado deportivo es notable. 

R: Tiene gracia porque ayer en una cafetería un chico joven se me acercó y me dijo que conmigo empezó el cambio. Creo que el título del Madrid como mejor club del siglo XX no nos lo hubieran dado si no hubiéramos ganado las Copas de Europa que gané yo. Se lo habrían dado al Milan quizá.

P: Ese título oficioso de mejor club del siglo XX lo lució Florentino. Un poco de rabia, ¿no?

R: Tampoco te creas. Yo pienso que al final el tiempo pone a cada uno en su sitio. Fíjate, después de todo el tiempo que ha pasado me encuentro reconocido y apreciado por el madridismo. Cuando voy al palco del Bernabéu tardo media hora en llegar allí dada la insistencia de la gente por darme abrazos y hacerse fotos conmigo.

P: Entonces, ¿esa ingratitud que usted sintió cuando el socio le echó a la calle después de dos Copas de Europa se ha visto aminorada con el paso del tiempo?

R: Sí. Las peñas, por ejemplo. No hay peña que no me llame. Yo ahora mismo me estoy tomando un café y viene alguien y me pide una foto.

P: ¿Y no se le acerca nadie con un espíritu más belicoso o de cachondeo? ¿Alguien que le pregunta por Congo, Petkovic o Secretario?

R: Qué va. Aquellos malos fichajes… Qué quieres que te diga. También tiene que haberlos porque si no sería la leche.

P: ¿Hay alguna anécdota de algunos de estos fichajes que salieron mal?

R: No. Salieron mal porque salieron mal. Petkovic también nos salió mal, aunque luego triunfó en Brasil. Pero en cambio fíjate qué fichaje hice con Eto’o, fíjate que fue un fichaje con 14 años…

P: Eto’o… ¿No es Eto’o el peor error de Florentino en política deportiva de toda su ejecutoria en el Madrid?

R: Sobre eso no me pronuncio, pero tengo varias anécdotas muy bonitas y graciosas sobre él. Cuando lo fichamos, con 14 años, ya te digo, toda su obsesión era ir a El Corte Inglés. Y se fue para allá y se vistió todo de blanco, todo. Pantalón, chaqueta, zapatos, camisa. Y viene y me dice: ¿a que estoy guapo, presidente? Parecía un cerillo. (Risas).

P: ¿Pero se lo llevó usted a El Corte Inglés?

R: No, no. Se lo llevaría alguien del club. Entonces tenía mucha fama.

P: Pero él no hablaría español todavía…

R: Qué va. Hablaría francés o lo que fuera. Tengo otra anécdota que me emociona mucho. Como sabes, compramos el Málaga, del que mi hijo Fernando fue presidente. El día que jugó el Barcelona contra el Málaga, yo fui al palco y conocí a Laporta, un tío simpático aunque luego políticamente sea lo que sea. El caso es que al final del partido bajé al vestuario a saludar a Eto’o (pedí permiso, lógicamente). Él vino, me dio un abrazo y abrazando a mi mujer le dijo: “Hola, mami”. Fíjate la relación que teníamos. Yo lo saqué de Camerún cuando estaba muy mal allí.

P: ¿Qué más anécdotas recuerda?

R: Cuando presenté a Míchel salgado, declaré: “Espero que este gallego se quede muchos años con nosotros”. Y fíjate si se quedó que se quedó con mi hija. (Risas).

P: ¿Por qué se fue Panucci, ya que hablamos de laterales derechos?

R: No te lo puedo contar.

P: ¿Y Seedorf?

P: Seedorf se pegaba todos los días con Hierro y Raúl, todo el día así y eso no se podía mantener.

P: Pero también, económicamente, el traspaso era imprescindible porque no había dinero para pagar las nóminas. Usted mismo lo reconoció en alguna ocasión…

R: Bueno, la verdad es que el Inter nos dio 5.000 millones, ¿eh? Y lo habíamos comprado en 1.000, me parece. No fue mal negocio.

P: ¿Qué tal se lleva con Onieva a día de hoy?

R: No me llevo. Me hizo algo que no puedo contar. Él vive en Panamá. En su momento se enfrentó con el resto de la junta directiva. No había comunicación entre ellos, era todo un desastre. Menos mal que yo lo tenía todo bien controlado porque si no… A mí me llegaron a amenazar ocho directivos con su dimisión si no se iba él.

P: Ustedes recuperaron el contrato de Dorna. ¿Se les ha reconocido como usted considera justo?

R: No, claro. Nosotros dejamos una deuda de 26.000 millones, de los cuales 13.000 son de la recompra esa y de un contrato de TV que era el mejor que se había hecho… Nosotros hicimos la televisión, la fundación, todo el tema del merchandising… Hicimos muchas cosas.

P: La percepción para mucha gente es que usted deportivamente lo hizo bastante bien (elvirbalics aparte) pero económicamente no. En un momento en que acaba de publicarse que Florentino ha acabado con la deuda neta del club, ¿no teme que esta percepción se agudice? 

R: Creo que nuestra gestión económica fue buena considerando lo que recibimos.

P: Dice usted que ahora, con el paso del tiempo, se siente más reconocido por el madridismo. ¿Y por Florentino? Él, como decíamos, no habló nada bien de usted en su momento. ¿Cree que ha cambiado su opinión? ¿Siente más apego, más gratitud?

R: Seguro. En este momento la relación es total.

P: Su relación con Mendoza, por su parte, pasó por grandes altibajos…

R: Fui su vicepresidente muchos años. Se le alaban muchas cosas pero también hizo apuestas muy erróneas desde el punto de vista patrimonial y deportivo del club. Fui mil veces a decirle: “Mira, yo me voy”. Y él me decía que cómo me iba a ir si era su hermano… Te envolvía.

P: ¿Usted acabó bien con él?

R: Sí. Bueno, regular. (Se diría que se emociona levemente). En la Asamblea le echan las cuentas para atrás y entonces dice: me voy. Yo le dije que las volviera a presentar el mes que viene y hacer así que la gente lo apruebe, pero qué va, dijo que se iba. Y cuando él ya se da cuenta de que se va entonces fue ahí cuando ya no le sienta bien. A partir de ahí hubo tirantez total. Fíjate que con los hijos yo tengo una relación extraordinaria, tú piensa que hemos sido uña y carne, y le conozco en el Hipódromo ¿eh? Pero hemos sido… Pasábamos las 24 horas del día juntos.

P: Hay un buen marco institucional de relaciones correctas entre el actual presidente y los expresidentes (Florentino y usted), pero hay otro a quien cuesta imaginar posando en la misma foto…

R: No, no. Con ese seguro que no. Yo, hablando con Florentino, le he dicho: “Pero si a este lo he sufrido yo en las asambleas. ¡Si este era tuyo!” Me contestó que a él se lo presentaron, que se lo metieron ahí. Pero yo voy al palco y la relación con todos los directivos actuales es óptima, ¿eh? No puede ser mejor. De tratamiento, de sitio, la fila detrás de Florentino… Yo no tengo ninguna queja, todo lo contrario, vamos, pero creo que también me lo he ganado, no quiero ser prepotente pero es la verdad. Yo no he dicho ni una sola palabra mala de Florentino porque es el presidente del Real Madrid, yo le respeto y debo incluso colaborar con él por el bien del Madrid, e igual que está hoy él mañana está otro. Creo que el madridismo debe unir, y esa unidad para mí es importantísima. Creo que eso Florentino también lo hace muy bien ¿eh? Porque respeta la Historia. Pero en la relación con Ramón Calderón yo ya no puedo entrar porque no la conozco.

P: ¿En el futuro el Madrid va a ser Sociedad Anónima?

R: No, qué va. Nunca. Los socios consideran que son propietarios de algo único e irrepetible, y si son SA lo van a perder, no debería ser así pero es lo que creen. El Madrid está tan arraigado al socio que el socio entendería que siendo SA perderían ese arraigo, y hay una cosa que yo siempre he comentado: yo creo que el dirigente, el presidente que se olvide de que el fútbol es sentimiento, está perdido.

P: Pero luego también hay que competir, y las competidoras son empresas con opción de hacer ampliaciones de capital y de que venga un chino o uno del Golfo con tantos millones como podamos imaginar… ¿No es un milagro competir con estructuras de club tan distintas?

R: Pero es que el Madrid es tan importante que no debe tener miedo de competir con ninguna SA deportiva. Porque las posibilidades de generar dinero del Madrid, con la estructura de club de fútbol actual, son infinitas. Ha cambiado tanto la cosa… Nosotros cobramos ahora de Adidas diez veces más de lo que se cobraba cuando estaba yo. Aunque luego está lo que cobran los jugadores, claro. Yo le digo muchas veces a Roberto Carlos que qué pena que no haya nacido diez años después.

P: Claro, pero también qué suerte de no haber nacido diez años antes. ¿Cuál es el sitio donde más le han insultado?

P: El Palau de baloncesto del Barça. Recuerdo un partido que se pasaron entero cantando: “Lorenzo Sanz, hijo de p…” Así todo el partido. Joder, yo decía: qué importante soy, ¿no? El palco del Barcelona también era… cada vez que ibas allí era… Gaspart, que era amigo mío, montaba unas… Y yo le decía: “¡Pero chico, estate quieto! Tranquilo”. Tengo un montón de anécdotas.

P: Bueno, procedamos ya con el asalto habitual a nuestros entrevistados. Ponga por favor en esta cuartilla su once histórico favorito del Real Madrid.

R: Vamos allá. Eso es fácil.<

haciendo-el-xi

el-xi

P: Veamos. Un 4-3-3 claro con Casillas; Carvajal, Hierro, Sergio Ramos, Roberto Carlos; Redondo, Zidane, Raúl; Cristiano, Di Stefano, Gento. Llama la atención que haya puesto a un jugador actual, y tan joven, como Carvajal. No porque no lo merezca, cuidado.

R: He puesto a Carvajal porque en toda la historia del Madrid no ha habido un lateral derecho que haya destacado mucho… Habría puesto a Míchel Salgado, pero…

P: Le habrían dicho que era familia…(Risas).

R: Exacto, y ante esa tesitura…(Risas).

P: ¿Alineaciones como ésta hizo usted muchas cuando era presidente?

R: No, para nada. Yo nunca hice una alineación, jamás. Ni pregunté siquiera quién jugaba.

P: ¿Y nunca dijo “Vamos a fichar a ese”?

R: Fichar sí, pero siempre tenía el asesoramiento del director deportivo, que era Pirri. Cada vez que había que seguir a un jugador le decía “vete, mira…” Pero el toque final siempre lo daba yo. Siempre, siempre me gustaba ver al jugador, hablar con él y verle, y a partir de ahí pues…

P: De lateral izquierdo ha puesto usted a Roberto Carlos, como casi todo el mundo.

R: Sí, sí, pero si te fijas en la historia del Madrid en el lateral izquierdo han estado Roberto Carlos, Marcelo… pero en la derecha no ha habido ninguno que destaque sobremanera… Miera, Pachín, Calpe, Chendo, Carvajal…  Pero fíjate que incluso he ganado alguna comida apostando sobre la alineación que gana la sexta Copa de Europa, el equipo yé-yé. ¿Te la sabes?

P: Yo soy el que hace las preguntas, pero vamos a ello. Sí, creo que sí: Araquistain, Calpe, De Felipe, Zoco, Sanchís, Pirri, Velázquez, Serena, Amancio, Grosso y Gento.

R: Todo bien pero te has equivocado en uno. De lateral derecho no juega Calpe. Juega Pachín. Me he ganado más de una comida con esa alineación…

Entrevista: Jesús Bengoechea, Manuel Matamoros
Fotos: Loreto B. Vara de Rey

10 COMENTARIOS

  1. Yo le hubiera preguntado los fichajes q deseaba hacer junto a mendoza y q no hicieron y xq no ficharon a 3 extranjeros estrellas de finales de los 80 y de los 90’s q pudieran ganar la copa de europa como mathaus, bergkamp,romario,ginola,weah,gullit,van basten,francescoli,valdo,savicevic,boban,papin,etc…?

  2. He disfrutado muchísimo con la entrevista. Ha sido muy ágil, supongo que mucho tiene que ver el entrevistado, muy directo en las respuestas, no se ha dedicado a torear a nadie ni a ponerse medallas ni a pasar facturas. Lorenzo Sanz con sus errores, todos los han cometido, siempre me cayó bien, da la imagen de alguien cercano y simpático, pese a no conocerle en persona. Una cosa que tiene a su favor y que para mí suma puntos es la consecución de la Séptima. Qué alegría más grande. Nunca lo olvidaré.
    Me ha sorprendido mucho las razones que da para la venta de Seedorf, no tenía ni idea, claro que yo no tengo ni idea de las cosas que pasan entre bastidores. Siempre creí que era para pagar las nóminas, que es lo que se decía en los medios, mi único canal de información o desinformación jeje.
    Que se lleve bien con Florentino es una excelente noticia para el Real Madrid, dice mucho y bueno de los dos, porque hay que pensar en los intereses del Madrid y no anteponer egos y envidias o cuentas pendientes. Enhorabuena por la entrevista. Merece mucho la pena.
    ¡¡ Hala Madrid !!

  3. Lorenzo Sanz nunca me ha caido mal, a pesar que su gestión comparada con la del actual presidente está a años luz. Ya podría Calderón aprender de él, que aún sigue resentido por su justa marcha hace 7 años debido a su pésima.
    Por otra parte, era público y notorio que la marcha de Capello fue porque el italiano quiso irse, no porque le echaron. Lo que no sabía era lo de Seedorf; estas son el tipo de cosas que te enteras años depués, lo cual hace pensar en cómo la prensa muchas veces no tiene ni idea de lo que informa, o directamente, se inventa trolas.
    Nota: de Sanz también se decía que no tenía planificación, fichaba cromos, etc…Vamos, como ahora.

  4. Gracias por la entrevista, a mí me ha gustado, sólo pondría un par de pegas.

    Lo de la marcha de Seedorf, dice Sanz que se realizó en primer lugar por las peleas con Raúl y Hierro. O sea: que le echó porque se lo dijeron Hierro y Raúl que eran los que mandaban en el vestuario. Esos dos chocaron también con Florentino y uno de ellos acabó en la calle pocos años después de la llegada a la presidencia de Florentino. Yo le habría tirado más de la lengua. No sé dónde acaba el querer estar cerca de los jugadores para apoyarles y dónde empieza el apoyar un régimen de jugadores caciques.

    También me hubiera interesado conocer qué opina de la situación del periodismo deportivo actual y la relación de la prensa con el Madrid.

    Saludos.

  5. Normal que florentino a algunos les perezca Dios. Es que con estos antecedentes. La entrevista ha estado bien con muchas preguntas comprometidas. El se defiende .. ya lo que creamos cada uno como verdad. Desde luego su gestión económica fue nefasta. En lo deportivo los fichajes fueron buenos y los entrenadores también solo que luego en Liga no se funcionó bien. Le “salvarón” las dos champions ..

    Para acabar ya hablando del estadio no le perdonaré jamás la chapuza de grada baja que hizo .. y ojo .. que Florentino ha mantenido desde entonces.

  6. Magnifica entrevista. Creo que ha faltado alguna pregunta sobre la relación del Madrid con la federación de villar y arminio. Que piensa de la red que han creado al Barcelona. Cuando se perdió el respeto al Madrid?
    Gracias.
    Un saludo

  7. Como siempre falta que le pregunten a Lorenzo Sanz Mancebo cuantos millones de euros debe de forma empresarial sus empresas y personal junto con su mujer Maria Luz Duran Muñoz, Ya que sus empresas debe millonadas de euros a Hacienda, a la Seguridad Social, a los que fueron sus empleados, a proveedores y un largo etc.

Dejar una respuesta