Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Entrevistas
Antúnez: "El Madrid sí que es más que un club"

Antúnez: "El Madrid sí que es más que un club"

Escrito por: Andrés Torres18 agosto, 2021
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

José Miguel Antúnez (Madrid, 1967) no sólo fue el base de la Octava Copa de Europa blanca. José Miguel, o Miguel para los amigos, fue un adelantado a su tiempo. Del mismo modo que entonces no se veían en la cancha directores de juego tan potentes y atléticos, no es demasiado frecuente encontrar a deportistas tan preparados y polifacéticos: experto en comunicación, branding, belleza, lujo y lifestyle, comentarista deportivo e incluso chef catódico; pero por encima de todo es un enorme madridista de memoria enciclopédica.

 

¿Te gusta La Galerna?

Es muy interesante. Escribís muy bien. Eso de "madridismo y sintaxis" me parece un gran lema. Evidentemente tiene un sesgo muy madridista, pero también hay críticas constructivas. No vamos a dejar de ser madridistas ni de hacer marca. Si dicen que el Barça es más que un club, el Madrid imagínate… El Madrid con los títulos que tiene, su arraigo y su complejidad … Yo creo que el Madrid sí que es mucho más que un club, no sólo por lo que ha conseguido, sino por lo que representa.

Ahí me has dado un titular.

Siempre hay mucho que escribir del Madrid.

¿Cuán madridista es José Miguel Antúnez?

Yo soy muy madridista pero no soy muy forofo. Soy muy madridista, cada vez más convencido, y me encanta defender la esencia del Real Madrid. Alguna vez he tratado este tema con Butragueño. Tuvimos un análisis bastante profundo sobre lo que era el madridismo, estábamos tratando desde mi empresa un punto de vista desde el que hablar de la marca Real Madrid. Es decir, ¿hay alguna frase que defina al club? Sí existe en Barcelona: “Somos más que un club”. El Madrid sólo tiene “Hala Madrid”.

Y nada más.

Y nada más (Risas). Pero el Madrid es el que es más que un club, aunque no haya una frase para definir su esencia.  Juan Carlos Sánchez dice que para definir  el Madrid lo mejor es abrir la puerta y enseñar la sala de trofeos. Yo le decía, esto está muy bien y marca la diferencia, pero creo que el Madrid necesitaría una definición más clara de lo que es como club. ¿Qué es el Real Madrid? “Más que un club” es potentísimo. El You´ll never walk alone del Liverpool es una pasada, es colectividad, es unión, es fuerza… ¿Qué es el Madrid?

Antúnez

¿Y llegaste a alguna conclusión con Emilio y Juan Carlos?

Nosotros entendemos que el Madrid necesita una definición mucho más clara ¿Para qué? Para vender la marca mucho mejor internacionalmente y generar más dividendos. Al final estamos en un mundo global, el Madrid vende la marca en los cinco continentes. Y necesitamos definir qué es el Madrid. ¿Es títulos? ¿Es honestidad? ¿Es caballerosidad? ¿Es ambición? ¿Es juego limpio ¿Qué es el Madrid?

Es todo eso.

Sí, pero lo necesitamos en condensado, en pocas palabras. Fíjate el Atleti. "Partido a partido". ¿Qué simboliza el Real Madrid? En mi empresa ofrecimos una solución a todo esto, pero se quedó un poco en stand by con la pandemia de por medio. Ellos entienden que es un debate a tener muy en cuenta.

El fallecido tuitero Van Palomaain lo definía como "un escudo redondito con muchas copas de Europa". Arbeloa suele citar esa frase.

Arbeloa es buen amigo. Vale, pero entonces yo te planteo… ¿Te vale ganar de cualquier manera? ¿Te vale ganar una Copa de Europa de cualquier manera? Yo creo que a los madridistas no les vale. Butragueño me decía que no; que hay que ganar con caballerosidad, con honestidad…. Entonces el Real Madrid es algo más que ganar.

¿El señorío?

Pero lo del señorío suena muy antiguo.

Mourinho decía que el señorío es ganar.

A mi no me vale ganar de cualquier manera. Yo soy un luchador nato, me lo dejo todo en la cancha, juego duro… pero, de cualquier manera, no. No todo vale. Creo.

Has hablado de tu empresa. ¿A qué te dedicas ahora?

Trabajo como director de negocio en una gran agencia de medios, Arena Media, llevando toda el área de expansión comercial. Y luego hemos lanzado una start-up digital de comunicación con varios socios, entre ellos está mi mujer, que fue directora de Vogue 17 años y de Harper´s Baazar durante cuatro. Es una plataforma digital que recoge las noticias de las marcas y las difunde entre los periodistas, una herramienta de trabajo para el periodista, que tiene toda la información que necesita para comunicar, pero para las marcas es una plataforma que le permite difundir sus comunicados de una manera más ágil. E, independientemente de estas dos plataformas, para el mundo de la belleza, el lujo y el lifestyle tenemos una agencia de servicios editoriales y de consultoría para marcas. Como hobby retransmito partidos para Mediaset desde hace ya 8 o 9 años. He salido en algunos medios, siempre asociado al mundo del baloncesto. Por ahí van mis tiros, nunca mejor dicho.

Vayamos al baloncesto entonces. Hay una tradición en La Galerna: Te voy a pedir tu quinteto inicial favorito. No necesariamente el mejor, sino el que, por lo que sea, más le guste a José Miguel Antúnez. Absolutamente freestyle.

(No duda) Steve Nash como base.

Siempre fue tu favorito.

Steve Nash me encanta. Pero si es freestyle también voy a poner a Corbalán que fue mi verdadero maestro. Luego de 2 voy a poner a Jordan. De 3 a Petrovic. El 5 lo tengo claro. El 5 sería Sabonis. ¿Y de 4 a quién pondríamos? Hay tantos, macho, que elegir a uno… Por ahora no vamos mal.

Es un equipazo.

(Sigue dudando) Vamos a poner a Joe Arlauckas con Sabonis como la dupla de la Octava Copa de Europa del Madrid, Jordan como el mejor de todos los tiempos, Petrovic como un referente europeo y Steve Nash, para mí, el base total, con todos los recursos, desde siempre me encantó cómo jugaba.

Quinteto Antúnez

¿Entrenador?

Obradovic.

Estás directamente conectado a mi infancia cuando mi padre me llevó a mi primer gran evento deportivo: el quinto partido contra el Joventut en el Palacio en la temporada 92-93

Ganamos dos Ligas seguidas. Esa fue la primera. La segunda fue contra el Barça en el Palau. Y luego al año siguiente ganamos la Copa de Europa con Obradovic. Yo firmé por el Madrid en la 91-91, ese año ganamos la Recopa con aquella canasta de Ricky Brown. En la 92-93 ganamos Copa del Rey y Liga. En la 93-94 ganamos la Liga al Barça. Y en el 95-96 la Copa de Europa.

¿Te acuerdas de ese quinto partido contra el Joventut?

Sí. Fue un año jodido porque íbamos con muchas opciones de ganar la Copa de Europa en Atenas y fue un desastre.

¿Limoges?

Sí, fue durísimo, pero a pesar de todo nos levantamos y a partir de ahí empezamos a construir un equipo ganador.

Aquel Limoges de Boza Maljkovic...

Maljkovic encontró la manera de ganar con el equipo que tenía. Tenía una metodología de juego, muy disciplinada, jugaban los sistemas hasta el final, desgastaban mucho la defensa rival y al final tenían una punta de lanza que era Young. Había estado en el Fórum Filatélico anteriormente; un tirador excelso. Sabían sacar muy buena ventaja dentro de los sistemas, movían muy bien la bola y tenían muy claro cómo jugar. Era un equipo extremadamente ordenado, probablemente el equipo más ordenado que he visto yo en mi vida.

Y este Joventut que te digo era un equipazo.

Ese Joventut fue el mejor Joventut de la historia. Ese Joventut quedó campeón de Europa. Era la edad de oro del baloncesto ACB, había mucho dinero, había mucho presupuesto y el Joventut se encontró con dos americanos increíbles, más Mike Smith, más los Jofresa, Morales, Ferran Martínez, Villacampa… Era un equipo increíble.

De aquel partido tengo dos recuerdos juveniles grabados a fuego. El primero es un triple de Biriukov a mitad de cancha antes del descanso porque estábamos jodidos….

Ellos empezaron el partido con tres triples seguidos, venían con muchísima moral, empezaron metiendo triples por todos lados, hasta Ferrán Martínez nos metió uno. Pero fuimos remontando poco a poco y aquel triple de Chechu fue un golpe moral porque prácticamente nos devolvió al partido.

Y el segundo es Sabonis celebrando el título subido al banquillo…

Estaba exultante. Era su primera Liga y desde que llegó a España no había conseguido el título y, claro, para él fue un momento especial, para todos, claro. Además, en Madrid, con el Palacio lleno, aquel fue un partido increíble. Fue un momento único. Yo no sé si la gente vive el baloncesto actual con tanta pasión.

Antes del puñetero covid, en el Palacio y con el Madrid de Laso, hay muy buen ambiente. A mí me pasa una cosa con el Madrid de Laso. Con los jugadores de fútbol me cabreo, con los de baloncesto jamás me enfado.

Los jugadores de baloncesto de nuestra época tenían también un compromiso muy claro con el equipo. El equipo siempre estaba por delante de las individualidades y había mucha conexión, eran referentes para el socio.

Antúnez

Echando la vista atrás, Miguel ¿Cómo ves tu carrera?

Estoy muy orgulloso de los 18 años que jugué como profesional. Hubo momentos buenos, momentos malos, equipos mejores, equipos menos buenos, y muchos años en un equipo grande como el Real Madrid, que es un aprendizaje de vida. He tenido la suerte de haber jugado muchas finales, haber ganado muchos títulos, haber jugado con los mejores, haber disputado 50 partidos con la selección….

Y desde 1999 eres también jugador con más de 12.000 minutos en la ACB… junto a Chichi Creus, Herreros, Jofresa, Laso, Navarro, Arcega, Villacampa…

¿Aparezco yo ahí?

Aparece un tal Antúnez, sí.

(Risas) Es que son muchos años.

Un auténtico Hall of Fame de la ACB

Ya te digo. Empecé a jugar al baloncesto con 17 años en el Estudiantes y me retiré a los 37.

¿Cómo empezaste?

En el Ramiro. En el Estudiantes. En el equipo del colegio. Me apunté. Se me dio bien. Yo nunca había tenido ninguna tradición con el baloncesto, ni había visto baloncesto, nada de nada, pero a los diez añitos hacían un equipo por clase, había cinco clases en EGB. La primera competición era un torneo entre clases, al año siguiente se hacía una selección de los mejores de ese año y así fui subiendo. Infantil, juvenil, senior…. Y fui pasando la criba. Soy uno de los tres únicos jugadores de Estudiantes que han pasado por todas las categorías del club: Azofra, Pablo Martínez Arroyo y yo. Desde minibasket, en cuarto de EGB. Con diez años.

¿Cómo recuerdas entonces la rivalidad del Estudiantes con el Madrid?

Era el enemigo número 1. Tanto en el colegio, en las ligas infantiles, juniors, y juveniles, era el referente, el equipo a ganar siempre. Y luego como profesional…. (resopla)… era muy grande la rivalidad Estudiantes-Madrid entonces. Yo había vivido esos partidos en La Nevera, luego en el Magariños, como espectador, y luego los viví como jugador de Estudiantes. Yo siempre he admirado al Madrid. Nunca he sentido una rivalidad de odio, ni mucho menos. Había una admiración inevitable al Real Madrid entre muchos jugadores de Estudiantes. No conozco a ningún jugador del Estudiantes que haya dicho no a una oferta del Real Madrid.

Aun así, como dices, la rivalidad era intensa ¿Era difícil, polémico, fichar por el Madrid viniendo del Estudiantes?

Muy polémico. Creo que es algo que el Estudiantes se lo tendría que hacer mirar. Es ley de vida que un jugador quiera progresar, de crecer como jugador en un club más grande. Demonizar eso creo que es muy injusto, sobre todo cuando el camino contrario sí está bien visto. Que venga Juan Aisa del Madrid al Estudiantes está muy bien, que venga Javi Coll del Madrid al Estudiantes está muy bien, que venga Iker Iturbe del Madrid al Estudiantes está muy bien, pero al revés, el camino inverso es horroroso.

Yo siempre he admirado al Madrid. cuando estaba en estudiantes, no sentía una rivalidad de odio, ni mucho menos. Había una admiración inevitable al Real Madrid entre muchos jugadores de Estudiantes. No conozco a ningún jugador del Estudiantes que haya dicho no a una oferta blanca.

Hay grandísimos jugadores del Madrid que han llegado de Estudiantes; Herreros, Reyes, tú mismo…

Ellos me llegaron a criticar como jugadores cuando me fui, pero la realidad es que el Real Madrid pagó por mí cien millones de las antiguas pesetas por derechos de formación y con ese dinero pagaron el equipo de Herreros, de Orenga, de Azofra …. Dijeran lo que dijeran estaban encantados con la operación. Me criticaron, pero siguieron el mismo camino. Orenga, Felipe y Herreros acabaron en el Madrid.

¿No te da pena el descenso de Estudiantes?

Sí, pero este momento jodido en el que ahora está Estudiantes hay que verlo como una oportunidad para replantearse muchas cosas: la esencia del club, cómo podemos reconstruir el club desde abajo, poner unos cimientos mucho más sólidos sobre los que poco a poco volver a crecer y repensar dónde estamos y dónde queremos llegar. Ideas claras. ¿Qué es el Estudiantes realmente?  Porque Estudiantes ha sido históricamente una fábrica de grandes jugadores, con una política de club muy pensada en una cantera que transmite unos valores, una formación fantástica de chavales y a partir de ahí oportunidades en el primer equipo para esos jugadores que vas formando. Eso unido a jugadores extranjeros muy comprometidos con el club. Todo esto en los últimos años no se ha cumplido, el club ha estado muy desvirtuado, con jugadores que fichan por unos meses, luego se van, traes gente muy cara que no tiene el compromiso que debiera, traes jóvenes de otras canteras y dejas de formar a los que tú tienes en casa… Una política muy errática.

¿Cómo recuerdas tu llegada al Real Madrid?

El Madrid ya llevaba dos años intentando ficharme, primero con Brabender y luego con George Karl. Cuando yo terminé mi contrato con Estudiantes, de una manera completamente honesta, evalué las dos opciones. Estudiantes no se acercaba ni a la mitad de lo que me ofrecía el Madrid. Afronté el salto con mucha ilusión, pero también con mucha responsabilidad porque llegar al Madrid te exige un nivel para ganar todo y entrar en una plantilla con tantos referentes y vacas sagradas impone. En esa plantilla estaban Romay, Antonio Martín, Biriukov, Joe Llorente, Villalobos, Cargol… jugadores que formaban una estructura muy sólida. Llegar de Estudiantes e integrarme ahí al principio no fue fácil.

 me criticaron cuando me fui, pero Orenga, Felipe y Herreros también acabaron en el Madrid

El presidente era entonces Don Ramón Mendoza…

El presidente era Mendoza y el director deportivo, quien me ficha realmente, Mariano Jaquotot.

¿Qué recuerdos tienes de Ramón Mendoza?

Un tipo con mucho carisma. No era un gran hombre de negocios o un gran gestor, pero era un tipo con un carisma excepcional. Y muy pero que muy madridista.

Se te dibuja una sonrisa recordándole…

Cuando ganamos la Octava Copa de Europa lo celebramos con él. Estaba eufórico. No entendía mucho de baloncesto, pero siempre fue muy cercano. E insisto: muy madridista.

Ya que le has mencionado, ¿cómo valoras la etapa de Florentino al frente del Real Madrid?

Se le pueden criticar muchas cosas, pero al final es un hombre pragmático, un gran gestor económico. Hay mucha gente que dice “es un gran gestor, pero no sabe nada de fútbol o baloncesto”, entonces yo me pregunto ¿cómo es posible que el Real Madrid haya sumado tantos títulos desde que él es presidente? Acertó con Zidane, acertó con Pablo Laso. ¿Cuántas Copas de Europa se han ganado en fútbol y baloncesto desde que Florentino es presidente? Al final echas la vista atrás y es un hombre que ha sido y es muy rentable para el club. Quizás no tenga el carisma de Mendoza, pero es un hombre muy práctico.

para no saber de fútbol ni de baloncesto, florentino pérez ha ganado unas cuantas copas de europa.

¿Fuiste un adelantado a tu tiempo? En tu época no se veían bases tan atléticos como tú.

Es verdad, me lo han dicho muchas veces. Antes no se daba tanta importancia a lo físico, pero yo lo trabajé con especial intensidad cuando llegué al Real Madrid. Me encontré al mejor preparado físico que he tenido nunca: Paco López. Llevaba a todos los atletas de velocidad del INEF y también a los de salto de altura. Llevaba muchos años trabajando la fuerza y para mí fue un referente y trabajé muy a gusto con él toda mi carrera. Él me construyó físicamente como jugador. Al final marcamos el camino de las nuevas generaciones porque hoy es imposible competir si físicamente no estás a la altura. Los bases tienen que estar fuertes, ser rápidos.

Compartías habitación con Arvydas Sabonis, ¿no?

En los tres años que pasó Sabas en el Madrid, Clifford Luyk fue su primer entrenador. No cambiaba las habitaciones, las adjudicaba al empezar la temporada y así hasta el final. Solía meter a un pequeño con un tío grande. Siempre estuve con Sabas.

¿Cabía en la cama?

No hubo una cama en toda Europa donde cupiera. Siempre dormía con la mitad de sus gemelos pa´fuera. Es más, se había acostumbrado a dormir con los pies fuera y ya no podía dormir de otra forma. Le gustaba dormir así. Un tipo increíble Sabas.

¿Cómo era Sabas en las distancias cortas?

Callado, muy introvertido aparentemente, no le gustaba que le molestaran, un gran profesional, un ganador, muy listo. Le gustaba la buena vida, eso sí. Le gustaba comer bien, las cosas buenas de la vida. Estaba encantado en España y en el Real Madrid. Yo le tengo muchísimo cariño. Un buen tipo, al que no le gustaba que le dieran el coñazo.

¿A qué jugadores con los que hayas jugado en tu carrera te gustaría destacar?

Yo creo que el propio Sabonis es el jugador más relevante con el que he jugado en mi carrera. Para mí es el mejor europeo de la historia y yo he tenido la suerte de jugar con él. Pero, ojo, yo también he tenido la suerte de jugar contra el mejor equipo de la historia en Europa: la última selección de Yugoslavia. Yo jugué ese Eurobasket de 1991 en Roma con España. A los pocos meses de aquel torneo empezó la Guerra de los Balcanes. Aquel equipo que compartían croatas, serbios y eslovenos fue único. Fíjate, en Croacia estaban Petrovic, Perasovic, Radja, Kukoc; y por Serbia estaban Djordjevic, Paspalj, Danilovic, Divac, Vrankovic… Fíjate el equipo que te estoy diciendo. (Resopla).

sabonis es el jugador más relevante con el que he jugado, el mejor baloncestista europeo de la historia

Has comenzado por los rivales, pero quisiera preguntarte por algunos de tus compañeros. Por ejemplo, Joe Arlauckas.

Un tipo con un talento enorme para jugar al baloncesto, enorme, un anotador único y yo diría que el complemento ideal en aquellos años para Sabonis. Se llevaban muy bien, además.

Un gran personaje Joe, ¿no?

Es muy listo. Yo me he ido haciendo más amigo de él con los años. Soy más amigo ahora que cuando jugábamos juntos. Uno de los mejores 4 de la historia.

Biriukov.

Lo contrario de Petrovic. Un jugador con mucho talento, pero que trabajaba lo justo para conseguir los resultados. Jugador frío, formado en Rusia. No un líder, pero sí un jugador de mucho peso durante su etapa en el Madrid.

Recuerdo una gran bronca que tuviste con él en la cancha del Elosua León.

¿Una? Una de tantas.

¿Por qué os peleabais tanto?

Era un tipo con su carácter y yo con el mío. Cuando los jugadores con carácter se juntan pasan estas cosas. Lo importante es evolucionar teniendo en cuenta que el equipo es lo más importante.

Yo en aquella época fui mucho de Pep Cargol.

Era otro 3-4, un catalán muy comedido, disciplinado, con mucho seny, poco hablador, pero un tío muy honesto. Un jugador, además, que cambió los parámetros de los clubes grandes en aquella época porque medía 2,06, teóricamente era un pívot que venía del Santa Coloma, el Madrid lo ficha como pívot y evoluciona al puesto de 3. Buen tiro, jugador polivalente, quizás un poco frío en algunos momentos, pero cumplidor, siempre.

biriukov es un tipo con su carácter, y yo tengo el mío. Cuando los jugadores con carácter se juntan, pasan estas cosas. nos peleábamos mucho. Lo importante es evolucionar teniendo en cuenta que el equipo es lo más importante.

Antonio Martín.

¿Antonio Martín persona o Antonio Martín jugador?

Ambos.

Como persona era un hombre sensible al que siempre le ha acompañado el drama de su hermano. La muerte de Fernando le ha marcado como jugador y como persona. Creo que no estaba llamado a ser ningún tipo de líder en el baloncesto, pero se vio obligado a serlo de alguna manera. El apellido Martín pesaba mucho y eso le obligó a abanderar ese liderazgo tanto en la selección española como en el Real Madrid, sin haberlo querido. No estoy seguro de que le gustara mucho el baloncesto, no da el perfil de jugador de baloncesto obsesivo. Pero al final jugó muchos años en el Madrid y ha construido una carrera profesional en torno a este deporte como director deportivo en el club y ahora como presidente de la ACB. Yo tengo muy buena relación con él. Le gusta la caza, el campo, los amigos….

¿Llegaste a conocer a Fernando?

Como persona, no. Como jugador sí. Yo era muy jovencito, era junior de Estudiantes, le vi jugar en aquel maravilloso equipo de Estudiantes que quedó subcampeón de Liga. Menudo equipo: Vicente Gil, Slab Jones, Del Corral, Fernando Martín y López Rodríguez “El Sapo”. Menudo añito hizo Fernando, a partir de ahí llegó al Madrid como líder indiscutible.

Supongo que para los jóvenes como tú entonces, el fichaje de Fernando Martín por los Blazers en la NBA fue alucinante…

Fue un adelantado a su tiempo. Quizás hubiera necesitado más tiempo de adaptación, hay muchos jugadores en la NBA ahora que no son unos dotados técnicamente, pero encuentran su encaje haciendo un trabajo muy específico. Mira Rodman; metía dos puntos por partido, pero cogía 25 rebotes y desesperaba al mejor del equipo contrario. Hacía un trabajo especifico impresionante. Daba 25 oportunidades más a Jordan. Yo creo que Fernando llegó al sitio equivocado con un entrenador que no quería apostar por jugadores europeos…A la NBA le costaba apostar por jugadores europeos, nos despreciaban un poco, sólo les gustaba los jugadores europeos formados allí, en la universidad americana. No había tanta información sobre la NBA como hay ahora, los derechos no estaban vendidos en Europa y veíamos poco a Fernando en Portland.

Por poco no jugaste con Petrovic.

Contra Petrovic muchos años. Yo llegué al Madrid, efectivamente, el año que él se va a la NBA. Vivía por y para el baloncesto y entrenaba más que nadie. Su tiro estaba mecanizado, como todos sus movimientos, perfectamente entrenados.

¿Qué entrenadores te marcaron más?

Aprendí muchísimo de George Karl. Me hubiera encantado pasar con él muchos más años. Miguel Ángel Martín fue muy importante en mi etapa de formación en Estudiantes. También Clifford Luyk, de la vieja escuela, muy madridista, el baloncesto de toda la vida del Real Madrid, con una visión muy de pívot. Al final los pívots que se hacen entrenadores tienen una visión determinada de este deporte, igual que los bases tienen otro.

¿Y Obradovic? 

Un año con Obradovic son como tres con cualquier otro entrenador. Muy intenso.

¿Cómo preparó Obradovic la final de la Octava Copa de Europa?

Después de entrenar para esta final con Obradovic, me di cuenta de las carencias que había tenido otros años a la hora de preparar finales. Obradovic preparaba como nadie ese tipo de partidos. Desde el punto de vista táctico, pero también mental. Llegamos a la Final Four de Zaragoza convencidos de que la íbamos a ganar, pero convencidos. Dominamos los dos partidos de lejos.

¿Es tu mejor recuerdo como madridista?

Absolutamente. Sin duda ninguna.

12 puntos y 32 minutos para Antúnez en aquella final de la Copa de Europa ante Olympiakos…

Así fue. Obradovic jugó con 6-7 jugadores, no jugó con muchos más. Biriukov por ejemplo no jugó ni un minuto ese día.

El hecho de que algunos compañeros tuyos, como el propio Biriukov o Antonio Martín, colgaran las zapatillas tras esa final da una idea de la importancia de aquel partido. ¿No?

Esto era el 95 y yo soy del 67. Yo tenía 28 años. Estoy pensando en Antonio que tendría 30-31 años. Se retiró muy joven. Biriukov tendría 32-33. Se retiraron pronto. Es verdad, ahora que lo dices. Podrían haber jugado más en otros equipos, pero retirarte en lo alto de tu carrera, con un buen dinero y ganando un título increíble es una buena decisión.

Recuerdo a Fassoulas y Volkov como pilares de un Olympiakos temible.

Te olvidas de Tabak. De Eddy Johnson, jugador NBA. Sigalas, Nagic… Era un equipazo. Hombre por hombre era un equipo increíble.

Nosotros también

Sin duda.

De todos tus rivales, ¿ a quién recuerdas con más amargura?

A Sasha Djordjevic. En el Barça, en Italia, con Yugoslavia. Tenía muchísimos recursos. Muy bueno. Muy pesado, un gran tocapelotas. En mis primeros años en Estudiantes me tocó jugar contra el que había sido mi ídolo y referente, que fue Corbalán. Me encantaba jugar contra él.

¿Cómo ves al actual Real Madrid de Laso que ha marcado una época en el club?

Yo creo que está en un proceso de evolución. El trío de referentes Llull, Rudy y Felipe está ya en una etapa distinta a la de hace unos años, cuando eran la verdadera columna vertebral. Ahora esos jugadores no aguantan. No producen lo mismo. Han pasado todos los 30, Felipe se acaba de retirar. Ojo que siguen siendo referentes como leyendas, como líderes, pero se necesita savia nueva, músculo, talento, anotación… Incluiría también a Jaycee Carroll, que también está en proceso de retirada. Necesitamos nuevos referentes. El Madrid tiene que ir pensándolo poco a poco. Alocén y Abalde han venido para ello. Abalde ya está más hecho, a Alocén le queda un poquito más de tiempo. Hay que confiar en Pablo. Hace las cosas con mucha cabeza. Es muy inteligente y tiene mucha experiencia.

¿Compartiste vestuario con Pablo Laso?

Pablo es del 67, igual que yo. Nos conocemos desde la etapa junior en la selección española. Luego nos hemos visto todos los años, claro, desde que él estaba en el Taugrés de Vitoria, Baskonia. Luego vino al Madrid, compartimos vestuario dos años. Él jugó en el Cáceres y en varios sitios más. Hace muchos que nos conocemos.

¿Qué merito das a Laso en este Madrid contemporáneo tan triunfal?

Todo. Es la clave del éxito del Madrid, sobre todo a la hora de encontrar un estilo de juego, muy claro. Eso es muy importante, que el equipo sepa a qué se juega. Con Pablo el equipo lo tiene muy claro.

El Madrid de Laso compite siempre.

Les saldrán las cosas, o no les saldrán, pero achacar por ejemplo a Rudy Fernández, a Llull o a Felipe Reyes falta de compromiso es imposible. Son jugadores españoles que salen a darlo todo, son los referentes que promueven la identidad del club, los valores del club. Luego los extranjeros, la gente que viene, se sube a ese carro, que es lo que me pasó a mi cuando llegué. Ves al Estudiantes actual, sin referentes, y dices ¿aquí quién tira del carro? O el Baskonia con diez extranjeros. No hay un engagement como había entonces, en casi todos los clubes, con jugadores nacionales.

Con esta fórmula el Madrid ha dominado la última década del baloncesto español.

Ahora el Barcelona tiene un equipazo, pero le ha costado muchísima pasta, no sé si lo van a poder mantener, pero bueno, son ciclos también. Es muy difícil porque hay un punto en el que hay cuatro o cinco equipos que siempre pueden ganar. ¿El Madrid qué tiene que le hace distinto? Que siempre está entre esos cuatro o cinco. George Karl nos insistía en la suerte que teníamos de estar en un club que siempre lucha por los títulos. Todos los años ¿Cuántos equipos luchan por todos los títulos todas las temporadas? En España hay grandes equipos como Baskonia, Valencia, Unicaja, que si ganan la Liga es la leche, pero si no, nadie se lo va a echar en cara. Al Madrid, sí. Y en Europa…

En Europa sólo se me ocurre el CSKA…

Y el Maccabi.

Bueno, el Maccabi últimamente está un poco tristón….

Pero está. Son de esos equipos que salen a ganarlo todo.

¿qué tiene El Madrid de baloncesto que le hace distinto? Que siempre está entre los que pelean los títulos. siempre. George Karl nos insistía en la suerte que teníamos de estar en un club que lucha un ay otra vez por los trofeos.

¿Cómo ves a Luka Doncic?

Es un jugador increíble. Me ha sorprendido, no pensé que fuera a dominar tanto, pero a ver… Yo creo que tiene cosas buenas y cosas no tan buenas. A mí particularmente su baloncesto no me apasiona, es decir a mí me gusta un baloncesto más rápido y en el que se comparta más el juego. Él tiene el balón demasiado tiempo en la mano. A mí eso me aburre. Ni siquiera en la época de Jordan, Michael tenía tanto tiempo el balón en la mano. Había una circulación de balón, un triángulo, el balón se movía y sí, al final el balón llegaba a él y se jugaba el uno contra uno, pero el balón se había movido. Doncic coge el balón debajo del aro y no lo suelta. El 70% de las veces juega él solo. Él decide todo. Ahora… que es un jugador con unos recursos y un talento increíble, eso es innegable.

Y supermadridista…

Y muy madridista. Eso es algo también muy bonito. Es fantástico.

¿Cómo es posible que algunos jugadores extranjeros que han pasado por el Madrid de baloncesto, léase Luyk, Brabender, Sabonis, Louis Bullock, Smith, Slaughter, Carroll o el propio Doncic, entro otros muchos, sean tan madridistas que parezcan de Chamberí?  ¿Cómo se produce ese proceso de chamartinización?

Si sabes entender la dimensión del Real Madrid y participas de su historia, formarás parte de su leyenda. Hay jugadores que lo entienden, como estos que me has citado, y otros que no, que no ven más allá, hacen su trabajo y se van.

¿Cómo valoras el efecto contrario, casos como el de Nikola Mirotic?

Mirotic ha demostrado clarísimamente que para él prima el dinero. Prima su situación personal frente a una honestidad profesional. Si hubiera querido entenderse con el Madrid se habría entendido, pero el Madrid nunca le hubiera pagado lo que le paga el Barcelona, que es una locura. No hay club que pueda sostener este tipo de sueldos. Messi se ha ido porque el Barcelona es un club absolutamente quebrado. Pagar cuatro millones por Mirotic está fuera de mercado y además tiras de un dinero que no tienes. O lo hace un oligarca ruso que tira de su pasta, o lo hace un club como el Barcelona y va quebrando. Lo estamos viendo.

¿Tú te hubieras planteado fichar por el Barcelona?

Tuve una oferta del Barcelona. Cuando dejé el Madrid me llamó Aíto García Reneses. Se había lesionado Jasikevicius, necesitaban un base de garantías y me llamó por teléfono. Me dijo “te voy a poner en una situación complicada porque sé que es delicado para ti y tal…” Dije que no.

Cuando dejé el Madrid me llamó Aíto García Reneses para fichar por el barça. dije que no.

¿Qué tiene esta selección española de baloncesto que la quiere todo el mundo?

Lo mismo que el Madrid de baloncesto. Unos cimientos como equipo muy potentes, un compromiso de todos los jugadores increíble, el ser una generación, desde los juniors de oro, que ha crecido unida. Eso les ha marcado. Y han disfrutado juntos jugando al baloncesto, eso es muy importante. Para ellos no es un sacrificio ir con la selección, sino todo lo contrario. Es casi un premio.

Con el palmarés de los Gasol y compañía con la selección, parece saber a poco la medalla de bronce que conseguiste con España en el Eurobasket de Roma en 1991, pero fue una medalla importante para el baloncesto español, ¿no?

España no era la potencia que sería luego con esta generación. Nosotros no teníamos un equipo tan completo. No jugábamos de tú a tú con las grandes potencias europeas, pero fue una etapa increíble.

doncic tiene cosas buenas y cosas no tan buenas. A mí particularmente su baloncesto no me apasiona, es decir, a mí me gusta un baloncesto más rápido y en el que se comparta más el juego. Él tiene el balón demasiado tiempo en la mano. A mí eso me aburre. pero es excepcional.

Es curioso cómo, dentro del madridismo, no existe ningún desapego con la selección española de baloncesto, pero por el contrario sí existe cierta desafección con la de fútbol ¿Por qué?

Yo nunca hubiera esperado una selección española sin ningún jugador del Real Madrid. Que Nacho o Asensio no estén no me lo explico. Son jugadores de muchísimo talento, acostumbrados a jugar partidos grandes, y que no estén en una lista de 22 es difícil de entender. Y luego está Luis Enrique, claro, que no es un tipo muy simpático para el madridismo. Esta selección no me ha enganchado, no me gusta su fútbol horizontal, a mí me gustas el estilo vertical del Real Madrid, pero dicho esto creo que no merecieron perder contra Italia.

Yo nunca hubiera esperado una selección española sin ningún jugador del Real Madrid. Que Nacho o Asensio no estén no me lo explico. Son jugadores de muchísimo talento, acostumbrados a jugar partidos grandes

Como comentarista deportivo, ¿cómo ves el estado actual del periodismo deportivo español?

Una cosa es el periodismo y otra cosa son los analistas. Hay de todo. A mí me gusta las críticas constructivas, no las destructivas, y creo que es importante enganchar con el espectador, yo procuro hacerlo: decir las cosas muy claras, que la gente entienda lo que está pasando en la cancha desde una óptica de un exjugador. Creo que la corriente de futuro va por ahí: el espectador tiene que divertirse viendo el espectáculo. Hay gente muy buena. Daimiel me encanta. En su días Chichi Creus lo hacía muy bien.

¿Crees que existe, como dijo Guardiola, una Central Lechera? Es decir, ¿una prensa madridista equiparable al Sport o Mundo Deportivo?

Tan, tan, tan, tan fanática como el Sport, no. Aquí en Madrid hay muchísimo aficionado del Barça y no pasa absolutamente nada. En Cataluña hay mucho madridista también, pero están escondidos, no se le da ni media al Madrid allí. Evidentemente estamos en Madrid y se le da mucha bola al Real Madrid porque nadie vende más que el Real Madrid. En Madrid, en Barcelona y en todo el mundo. Es normal, es el club más grande de la Historia. Es lo que hay.

Antúnez Masterchef

Eres un tipo polifacético que incluso ha pasado por Masterchef Celebrity. ¿Alguna receta madridista para el verano?

De primero, una crema verde de manzana y puerros. Se puede tomar fría o caliente. Cueces los puerros y manzanas, los trituras, con un poquito de yogur y aceite, lo trituras bien, lo tamizas y lo enfrías en la nevera, con un poquito de caldo de verdura. Y lo sirves con una burrata en medio. Eso está espectacular, eso está riquísimo. Y de segundo una pasta carbonara. Con trocitos de tocino fritos y con la crema que hacemos con yemas de huevo y queso parmesano. Todo muy blanco. La burrata y los carbonara.

 

Entrevista: Andrés Torres

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

Fugitivo catódico y periodista de fortuna, perpetrador de LaTiradeAndrésTorres.com. Polivalente como Arbeloa, elegante como Modric, apolíneo como Cristiano y leñero como Benito. Señorío a medida.

9 comentarios en: Antúnez: "El Madrid sí que es más que un club"

  1. Siempre con el baloncesto. Siempre con el Real Madrid. José MIguel Antúnez, madridista hasta la médula y también un buen base. Inolvidable su contribución a la octava. ¡ HALA MADRID ! .

  2. Interesante entrevista, mucho. Coincido con Antunez en su vision de la actual plantilla de baloncesto y de los meritos de Laso, tambien sobre su valoracion del actual presidente . Sobre su evaluacion de Estudiantes me da un poco igual, por mi es un club que hace años merecia estar decendido. Le salvo el culo la acb varias veces y ha demostrado que si el Real no les ficha a sus buenos jugadores , no es un club autofinanciable...eso si, cuando el Real les llenaba de pasta por algun jugador, llorarban y sus cafradas siempre las blanqueo la prensa.

    Sobre el bronce en Roma 91 pasa como con la plata del europeo en Nantes. Una España muy menor consigue para mi un podio super meritorio pero nadie se acuerda porque la prensa no le da importancia ni a ese resultado ni a la seleccion ni al baloncesto español en general hasta bien entrado el s xxi, una pena.

    Sobre el Antunez jugador y su Real Madrid, Antunez ponia el fisico y Jose Lasa ponia el cerebro. Antunez era mas chupon y Lasa mas generoso. Ambos fueron necesarios para ganar la octava. Podia imaginar que dijera lo que ha dicho de Djorjevic: era desesperante ver como hacia lo que queria en la acb , solo le vi sufrir ante David Rivers en la final contra Olimpiacos.

    De ese Madrid la epoca entrenada por Luyk me engancho casi mas que la de Zeljko a pesar de la desilusion contra el Limoges. Era mas vistoso, resultaba mas visceral . Pero Obradovic trajo la octava y nos metio un año despues en otra a pesar de tener una mucho peor plantilla.

    Los años posteriores a Zeljko comenzaron una pesima epoca de la seccion con el oasis de la liga de scariolo , la de maljkovic y la de Plaza...Hasta que volvio con Laso una era dorada.

    Historia que hiciste, Historia por hacer

  3. No pretendo zaherir los sentimientos de nadie y por ello no mencionaré nombre de quienes podrían salir malparados del evidente contraste. Está claro el nivel intelectual y cultural que ofrecen unos y otros. Baloncestistas y futbolistas. Para botón esta entrevista

  4. Para mí, la frase que define la esencia del Club es: "Hasta el final, vamos Real" Ese espíritu de no bajar los brazos, de no conformarse y dar la cara hasta el último suspiro, eso es el REAL MADRID.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram