Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Entrevistas
Laso: “Mis jugadores entienden lo que es estar en el Madrid” 

Laso: “Mis jugadores entienden lo que es estar en el Madrid” 

Escrito por: José Luis Llorente Gento29 septiembre, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hace pocos días que Pablo Laso accedió con amabilidad a hacer una pausa en su dedicación al Real Madrid y a conversar con La Galerna antes de un entrenamiento. Aunque nos hubiera encantado compartir sus conocimientos y experiencias en el mundo material, la evolución de la pandemia en España aconsejaba que el cara a cara fuera a través de una de las plataformas que consiguen que las personas hablemos desde el lugar que nos encontramos, sin que importe nuestra dispersión: Pablo Laso en la Ciudad de Valdebebas, Jesús Bengoechea en Cardiff y Emilio Dumas y José Luis Llorente en el domicilio de este último.  

La entrevista pronto se convirtió en una charla con anécdotas sabrosas salpicadas por risas sinceras y abiertas, que se mezclaban con lecciones de sabiduría baloncestística y de la vida. En cada una de sus respuestas, Laso desgranó su madera de líder sin pretenderlo, las razones por las que el Real Madrid de baloncesto continúa con una racha insólita en el deporte moderno y los principios de su equipo en tiempos convulsos. Una lección magistral acerca de las actitudes y comportamientos que deben regir y pervivir en un grupo de deportistas de élite. Una delicia para los que estuvimos; un lujo para los lectores de La Galerna. Muchas gracias, Pablo. 

 

-Enhorabuena por la Supercopa, Pablo. Es tu título número 20 y arroja cifras difícilmente igualables: todos los años, desde hace 9, ha habido algún título y la media ya se aproxima a los dos por temporada. ¿Qué fue lo mejor de este último trofeo: el título en sí, o el golpe encima de la mesa que supuso ante la amenaza del nuevo proyecto del Barça? 

-Es verdad que el Barça presentaba de algún modo su nuevo proyecto, nuevo entrenador, nuevas expectativas, etcétera, pero sinceramente no pensábamos en eso. Pensábamos primordialmente en la necesidad de recuperar la dinámica competitiva que habíamos perdido, y en este sentido la Supercopa fue una excelente piedra de toque para confirmarnos a nosotros mismos que podíamos volver a ganar. 

-¿Cuál fue la clave de la victoria en esa Supercopa? 

-La recuperación previa de una dinámica de trabajo normal. Hay que tener en cuenta que el 12 de marzo nos mandaron a todos para casa por la pandemia. Fue una situación difícil para el planeta entero pero también para el baloncesto: partidos a puerta cerrada, competiciones canceladas... Sin embargo, todo se había tranquilizado para cuando comenzó la pretemporada, y eso nos permitió entrenar con una normalidad de la que antes no habíamos disfrutado. Y ese mes de trabajo normal podemos decir que nos “lució”. 

Real Madrid Campeón Supercopa baloncesto 2020

-Retrocedamos en el tiempo. Creces en Vitoria pero tu padre, Pepe Laso, madrileño, jugó en el Madrid. En diciembre veníais a la capital con la ilusión de ver el Torneo de Navidad en el viejo pabellón. ¿Qué recuerdas de aquello? 

-Supongo que muchos niños se quejan cuando los mueven de un lado para otro, pero para mí era un chollo. No solo veía el Torneo sino que, al haber jugado mi padre en el club, teníamos buenas relaciones con los jugadores, tú incluido (Joe), y podíamos pasar algún rato con ellos. Los jugadores del Madrid me conocíais tan bien que a lo mejor te acuerdas de lo que me pasó ya jugando en el Baskonia. 

-Claro que me acuerdo. (Risas). Yo estaba allí...

-Yo ya jugaba en el Baskonia y vinimos a jugar un play-off a Madrid. Perderíamos los siguientes dos partidos, pero aquel primero lo ganamos gracias a una canasta mía, un triple, en el último segundo. O lo sentenció mi triple, mejor dicho, porque ya íbamos ganando. Fue un churro tremendo, contra el tablero. Y todo el banquillo blanco se levantó gritando: “¡Pero Pablito, no me jodas! ¡Vaya churro!” 

-Me acuerdo muy bien. Yo también te lo gritaba. (Risas). 

-Al final el Madrid nos eliminó, pero siempre recordaré la familiaridad con la que me chillabais que cómo os hacía eso y que menuda potra había tenido con ese tiro. Luego, claro, terminaría siendo jugador y después entrenador de la sección, pero toda mi vida he estado ligado al Madrid, incluso siendo un niño vitoriano. ¡Pero ese triple no tuve más remedio que metéroslo! (Risas). 

terminaría siendo jugador y después entrenador de la sección, pero toda mi vida he estado ligado al Madrid, incluso siendo un niño vitoriano

-Ya que hablamos del pasado de la sección, mucha gente te declara heredero de ese baloncesto espectacular que jugaba el Madrid en los 70 y 80: rapidez, contraataques fulgurantes... ¿Has buscado deliberadamente recuperar eso que los viejos consideramos un Madrid reconocible? 

-Es muy difícil disociarte de lo que has visto y admirado, y en efecto ese es el baloncesto con el que crecí. Aquel Madrid no solo ganaba sino que enamoraba. Veías la posición de base: Corbalán, Vicente Ramos, tú mismo (Joe)... Había una línea muy distintiva. Grandes bases que jugaban deprisa, dando vistosidad al equipo. Había pívots dominantes como Clifford, grandes tiradores... Había un estilo. Los estilos muchas veces pasan porque pasan los jugadores que hicieron gala de ellos y no se encuentran los relevos, otras veces cambian por la necesidad de ganar... Pero yo siempre supe que el Madrid debía recuperar una forma de jugar que es la que tradicionalmente gusta al madridista. Claro que hay cosas que no puedes replicar porque los tiempos cambian. A veces me preguntan: “¿Tú ves a Pablo Laso jugando ahora en este equipo?” Y yo digo: ¡imposible! No puedes jugar como entonces, o no tal cual, pero sí ser fiel a un estilo del cual la afición se siente generalmente orgullosa. 

Entrevista Pablo Laso La Galerna

-¿Y no es ese tu mayor éxito, aparte de los títulos? Conseguir que la gente vuelva al palacio. Que lo llene (ojalá pronto pueda volver a hacerlo). Esa ilusión. El baloncesto ha vuelto a estar de moda en Madrid. ¿Por qué engancha a la gente este equipo? ¿Qué habéis hecho para ello tus jugadores y tú? 

-Ante todo, siempre he querido que fuéramos un equipo rápido. Es una palabra muy amplia, lo sé. Pero quiero que tomemos decisiones rápidas. Tanto ofensiva como defensivamente. A lo mejor el purista del baloncesto puede pensar que una decisión rápida como jugarte un triple en un contragolpe no está bien, pero puede que ese triple esté mejor ahí que con veintitantos segundos de posesión. También he intentado tener capacidad para adaptarme. No puedes ser estático. 

Ante todo, siempre he querido que fuéramos un equipo rápido. Es una palabra muy amplia, lo sé. Pero quiero que tomemos decisiones rápidas. Tanto ofensiva como defensivamente.

-Ponnos algún ejemplo de esa adaptación a las circunstancias.

-Un buen ejemplo es Tavares. Cuando lo fichamos, la gente decía “Tavares no mezcla bien con Laso”. Y fíjate lo que está dando. Él se ha adaptado al equipo, de igual modo que el equipo se ha adaptado a él. Yo tengo mi librillo de entrenador y no renuncio a él, pero me adapto a mis jugadores, sobre todo si tengo a un gran fichaje del club como es Edy. Sucede lo mismo cuando, en lugar de ganar un gran jugador, lo pierdes. Cuando perdimos a Chacho, habría sido absurdo tratar de encontrar otro Chacho para jugar exactamente igual que con él. No puedes decir: “pues vamos a traer otro Luka Doncic”. No, porque Luka Doncic no hay más que uno. Sin cambiar mis ideas, me voy amoldando a los jugadores que tengo. 

-En el deporte moderno el éxito prolongado es cada vez más anómalo. ¿Cómo lo haces tú para que se sostenga en el tiempo? 

-Es anómalo porque los equipos están muy sujetos a los resultados, y eso a veces es muy injusto. Pero yo tengo la suerte de tener jugadores que saben lo que es estar en el Real Madrid, son conscientes de lo que eso significa. He tenido a veces conversaciones en la línea de “mira, es que estás en el Real Madrid y lo que haces no es suficiente”. Yo mismo, mirando atrás, pienso que como jugador pude tener alguna autocomplacencia, pude haber dado más, y esta autocrítica se la transmito a veces a los jugadores para que aprendan. Pero ellos son muy autoexigentes, desde el más joven al más veterano. En la cena tras la Supercopa, algunos me decían: “es que aquí entrena a tope hasta Reyes”. Pues claro. ¡Por eso es Felipe Reyes! Siempre quieren dar más. He tenido la suerte de contar con jugadores que portan ese espíritu.

Pablo Laso entrevista Joe Llorente Jesús Bengoechea 

-Has mencionado la pandemia. ¿Cómo estás viviendo esta situación tan terrible y surrealista? 

-Tenemos que vivir con esto. El otro día acabó el entrenamiento y me dijeron que el Valencia-Andorra se había cancelado porque había casos. Si juego el viernes la primera pregunta ya no es “¿cómo juego?” sino “¿juego?” Lo peor es la incertidumbre, pero hay que combatirla. Debemos intentar abstraernos de esta incertidumbre, aunque no es nada fácil. Lo de jugar sin publico me violenta. No creo que pueda ser una solución a largo plazo. El deporte necesita a la afición. Yo, saliendo del vestuario, solía preguntar: “¿Cómo vamos hoy de gente? ¿Vamos a llenar?” El público es fundamental. Espero que en algún momento estemos en situación de empezar a pensar, poco a poco, en protocolos que permitan la vuelta de gente para conquistar cierta normalidad. 

-¿Hasta qué punto pudo afectar la situación del Covid en la eliminación de la ACB en Valencia? 

-Hay algo clarísimo. El 12 de marzo estoy en el Palacio y nos mandan para casa. Ahí empieza una incertidumbre tremenda: no sabemos si se va a jugar la ACB, la Euroliga... Esta última se cancela, aunque afortunadamente la ACB hizo un gran trabajo logrando que la competición finalizara con la “burbuja” de Valencia. Pero para nosotros no era el momento. Estuvimos parados dos o tres meses. Nos costó recuperar. Las situaciones médicas hicieron que el cuerpo técnico tuviera que estar apartado en los entrenamientos. El Real Madrid como club se comportó excepcionalmente en el cumplimiento de los protocolos. Pero yo no puedo estar contento de cómo llegamos a esa fase final. No competimos como yo hubiera querido pero tampoco quisiera excusarme en la situación que se vivió. Sin embargo, es cierto que había variables que no estaba en nuestra mano controlar.

No competimos como yo hubiera querido pero tampoco quisiera excusarme en la situación que se vivió. Sin embargo, es cierto que había variables que no estaba en nuestra mano controlar.

-Ahora tendré el atrevimiento de hacerte una pregunta técnica, como si yo entendiera algo de lo que pasa en el baloncesto. (Risas). Otros entrenadores, como Obradovic, rotan menos cuando llegan los partidos decisivos, pero Laso sigue en sus trece con una política de mucha rotación, incluso en esas citas trascendentales. ¿Por qué? 

-La respuesta en sencilla y difícil a la vez. El partido aparentemente menos trascendental en el fondo es tan importante como el otro, porque a lo mejor si no ganas ese partido de diciembre no podrás jugar esa final. De modo que no veo el sentido en cambiar una dinámica de hacer las cosas a cuenta de la altura del campeonato en que te encuentres. No soy de los que dice: “esta final me la tiene que ganar este jugador”. ¿Y sí ese jugador coge gripe la noche antes? Tenemos que ser fieles a nuestra idea como equipo, no voy a variar eso de noviembre a junio. Nosotros apostamos siempre por un estilo que implica a todos los jugadores. Todos aportan, aunque a veces sea en labores menos brillantes. Eso nos da nuestra fortaleza. 

Entrevista Pablo Laso entrenador Real Madrid

-Una sobre Carroll. ¿Puede ser que no se pondere suficientemente su impacto cada vez que entra en cancha, como tal vez sí suceda en cambio con otros como Tavares, Llull o ahora Campazzo? 

-En el equipo intentamos que todos tengan su impacto. El impacto defensivo de Taylor, por ejemplo, es clave para nosotros. Jaycee tiene un tipo de impacto muy claro. Es un metepuntos. Ahora mismo, si en el vestuario planteas la situación hipotética de un partido de Final Four en la que hay que jugarse el último tiro en el último segundo, todo el mundo se la daría a Jaycee. Él se lo ha ganado. Intentamos que genere atracción en nuestro juego, pero eso no significa que tenga que meter 20 puntos para poder decir que ha jugado bien. A veces ha jugado muy bien sin haber tirado a canasta. ¿Nos “obliga” a jugar para él cuando está en la cancha? Lógicamente. Lo sacamos para que haga lo que mejor sabe haber. No lo sacamos específicamente para postear o defender, sería absurdo. Tenerle como referencia ofensiva es algo de gran impacto. Él asume esa responsabilidad, y creo que ese es el secreto de que siga con un papel muy importante en el club después de todos estos años. 

planteas la situación hipotética de un partido de Final Four en la que hay que jugarse el último tiro en el último segundo, todo el mundo se la daría a Jaycee

-Una cosa muy llamativa es la piña que aparentemente formáis todos en la sección. Desde Juan Carlos Sánchez a Alberto Herreros, pasando por Angulo con la cantera, o personas tan importantes como Chus Mateo, Paco Redondo, Trapero, Isidoro...  ¿Hasta qué punto esto es parte fundamental del éxito?

-Hoy me entrevistáis a mí. Estoy muy contento y muy orgulloso por ello. Pero somos muchos los que trabajamos muchas horas para que esto salga adelante. Yo a lo mejor soy el que tiene que tomar las decisiones finales en cuanto al juego. Pero no voy a ir al fisio a decirle cómo tiene que vendar un tobillo, por muy jefe que sea. 

-No serías el primer entrenador que lo hace. (Risas). 

-Vale. Yo no. Intento que todo el mundo tenga importancia en su trabajo. Tengo el mejor equipo de profesionales. Al equipo de entrenadores de la cantera, que manejan Angulo y Sañudo, yo les puedo dar ideas, pero ellos pueden aceptarlas o ignorarlas. No voy donde el utillero a decirle que ponga verdes las camisetas reversibles. Todo el mundo debe sentirse importante, muy especialmente los jugadores, claro. Jugamos 80 partidos al año. Nos vemos entre nosotros más de lo que vemos a nuestras familias. Es esencial que todos se sientan necesarios, pero no ya en los partidos, que por supuesto también, sino en los entrenamientos. Es fundamental que cada jugador aporte lo preciso para que cada entrenamiento salga bien. Todos debemos ser partícipes de nuestro crecimiento como equipo, desde el presidente hasta el utillero. 

Pablo Laso y cuerpo técnico Real Madrid

-Estás ya en el Olimpo de los más grandes entrenadores de la historia de la sección. Has alcanzado ya la cifra de 20 títulos. Ferrándiz logró 25. Lolo Sainz 22. ¿Qué se siente ahí arriba? 

-(Risas). Hombre, a mí compararme con Pedro Ferrándiz... Lo que consiguió Ferrándiz en la sección no tiene parangón, no sólo por todos los títulos que mencionas. Es que esos títulos no hacen más que refrendar su enorme trabajo. Y de Lolo qué decirte. Pues precisamente que fue capaz de asumir todo ese “post-ferrandismo” sin que nadie le sacara los colores, trazando un recorrido impresionante pese a lo alto que tenía el listón. Yo no puedo compararme con ellos.  

-Siendo muy meritorio lo de Lolo, es decir, seguir sin desentonar la estela de éxito de Ferrándiz, ¿no tiene al menos el mismo mérito lo tuyo, que fuiste capaz de ayudar decisivamente a revitalizar una sección que estaba en muy mala situación? 

-(Se ríe con timidez). No lo sé. Son cosas diferentes. Ahora todo se magnifica más porque hay muchos canales de información y opinión, pero imagínate cuánto se habría hablado de Lolo o de Ferrándiz si en su época hubieran existido esos canales. Y de mí, pues qué decirte... Siempre cuento que cuando llegué se decía que no llegaba a Navidad

imagínate cuánto se habría hablado de Lolo o de Ferrándiz si en su época hubieran existido esos canales. Y de mí, pues qué decirte... Siempre cuento que cuando llegué se decía que no llegaba a Navidad.

-(Risas): ¿Ya has deshecho la maleta? 

-¡Igual no llego a esta Navidad, yo qué sé! Yo ante la frase de “este entrenador no se come el turrón” siempre respondo lo mismo: “no, oiga, turrón va a comer, otra cosa es si se lo come de entrenador. Pero se lo va a comer. Siempre y cuando le guste el turrón, claro”. (Risas). No, en serio. Tengo la suerte de que mi carácter me permite vivir el momento y disfrutarlo, sin dar demasiadas vueltas a todas esas cosas. Y en cuanto a lo de Lolo y Pedro, siento muchísimo respeto por ellos. Esta época es muy diferente. No miro adelante ni atrás, solo procuro que mis jugadores den lo mejor. 

-¿Este año entrarán en las rotaciones los Tisma, Núñez, Spagnolo...? 

-Boris ya está en el primer equipo, como Matteo. Juan estuvo en la fase final de Valencia. Tristan Vukcevic está entrenando con nosotros todos los días. En una temporada tan larga, sería idiota si te dijera que no contaré con ellos. Lo que no quiero bajo ningún concepto es que pierdan el tiempo, sino que deben aprovecharlo. ¿Van a jugar? Pues seguramente sí. Tendrán su oportunidad y siempre les vamos a considerar como uno más. A Tristan le debo tratar en situación de igualdad respecto a Felipe Reyes. Tristan va a hacer mejor a Felipe y viceversa. 

 

Entrevista José Luis Llorente, Athos Dumas, Jesús Bengoechea.

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

Escritor. Conferenciante. Columnista. Exjugador del Real Madrid y la Selección Española de Baloncesto. Se pasa la vida remontando.

23 comentarios en: Laso: “Mis jugadores entienden lo que es estar en el Madrid” 

  1. Hostias. Pablo Laso y la Galerna ( muy bien representada ) en asociación. Entrevista agradable de leer, distendida y natural. Intuyo que os reísteis mucho , pero hay cosas que quedan en el "off the record"...hubiera pagado por estar ahí -aunque no mucho, como buen catalán-.

    El señor Pablo Laso, a lo largo de la entrevista, da las claves de un éxito prolongado en el tiempo, de este proyecto compartido por todos los que forman parte. Y, ahí, se incluye el público (si las circunstancias sanitarias lo permiten, siempre es mejor su "trabajo" en modo presencial que en modo teletrabajo).

    Por favor, Pablo, seguid con ese nivel de auto-motivación y auto-exigencia.

    (*) He recordado aquel triple a tablero, todavía huele a aceite. 🙂

  2. Buena selección de fotos, exceptuando la de Don Jesús. Preciosa la del equipo exultante por su reciente victoria en Tenerife. Y muy interesante , por lo de que ella se puede desprender, la de los "hombres de negro" , circunspectos y meditabundos. Con las manos en los bolsillos podría interpretarse, de manera freudiana, como una posición de protección para que los "àrbitres" no te guinden.

  3. Bueno días, no habría estado de más preguntarle, si esta satisfecho con el 2 de 6 en semifinales y finales de Liga Europea, no olvidemos que la gloria ( el dinero todavía no) esta en Europa, lo demás parole, parole, ........
    Saludos blancos, castellanos y comuneros

  4. Bravo.
    Sección y club extraordinarios.
    Como en el futbol habrá que hacer equipo nuevo en 2 años o 1, así que paciencia y reconocimiento a este equipo que ha sido el mejor de la década y de los mejores de la historia

  5. Honestidad, honradez, trabajo y capacidad.

    Laso ha superado todas las trabas que ha tenido desde que llegó hasta convertirse en una institución dentro de la sección. Hemos pasado precisamente en décadas anteriores a decir "qué será del Madrid sin Fernando, Sabonis o Arlauckas" o incluso cuando salió por la gatera Bodiroga, a que en realidad ahora mismo lo más preocupante fuera qué sería del Madrid sin Laso y su cuerpo técnico. Porque no se trataría "sólo" de seguir ganando, sino especialmente que ahora mismo hay un toque muy especial y específico en la sección en cuanto a la mayoría de sus resortes. Tendrá sus pegas puntuales pero es irrefutable: el sello de Laso en el Madrid de baloncesto ahora mismo es palpable, a la altura de dos gigantes como Ferrándiz(que más que sello convirtió al Madrid de baloncesto en lo que es) y Lolo. Y sustituirlo ahora mismo parece mucho más quimérico que sustituir a cualquier jugador(aunque sea Campazzo o el mismo Doncic...) porque es el estilo y la dinámica por él estipulada la que ha generado este ciclo y nos ha hecho tan fuertes.

    Como siempre digo, Laso se ha ganado todo lo que tiene por su total capacidad pero también por aprender y analizar lo que hizo en su momento mal, es esa honradez del que sabe que tiene por mejorar y no se cansa en cada minuto de demostrarlo. El Laso actual es mucho mejor entrenador que el que vino, en un enfrentamiento directo con sus equipos lo destrozaría. Y los que llevamos toda su andadura viéndole día tras día, no podemos más que aplaudir su capacidad para entender que lo que necesitaba el club tras dos décadas de bandazos era crear una estructura y una cultura ganadora partiendo desde un estilo, como bien comenta en la entrevista, enraizado por supuesto con el trabajo de Sánchez Lázaro y Herreros. El éxito en la pista, en ese estilo que nos cautivó desde el principio, ha dado una tranquilidad para poder generar estructuras que ahora se ven muy sólidas, pero que hace 10 años no existían. Venía un entrenador y trabajaba de una manera el club. Venía otro, y el trabajo se cambiaba completamente de dirección. Esa falta de base hizo del Madrid dos décadas un equipo muy frágil en cuanto a estructura, que dependía de una inspiración determinada y puntual, por éso los títulos llegaban a cuentagotas y entretanto existían períodos tan duros de bajón.

    Laso es la primera piedra que cambia éso en el club, con esa Copa en Barcelona que nadie esperaba, pero que supo tan bien en cuanto a que se ganó a la bestia negra de aquel lustro(Fran Vázquez y Ndong saltando por encima de nuestros jugadores interiores, Navarro haciendo lo que quería... terribles recuerdos) de una manera absoluta, arrasándoles no con puntuales situaciones, sino jugando a baloncesto, de repente se empezó a ver que podría haber un cambio de dinámica. Esa victoria se tornó rotunda en los siguientes años(y el Barcelona poco ha valorado a Xavi Pascual que fue el último entrenador que compitió con el Madrid de Laso hasta la fecha y lastrado por el efecto Navarro además) floreciendo en una década prodigiosa donde además del éxito en la pista(con título cada año al menos y años inolvidables por el camino) se ha tenido la posibilidad de crear una cultura, unas ganas, una estructura ganadora que ahora mismo es muy valorada en el baloncesto europeo y que nos da cierta tranquilidad. Lo que siempre pedíamos y veíamos tan lejos los pocos cientos que penábamos en la grada de un Saporta medio vacío que soportaba cómo la picadora de carne no dejaba títere con cabeza año tras año, o en aquellos años en Vistalegre donde pasábamos del Ying al Yang sin solución de continuidad.

    En fin, un tipo clave en la historia de una sección única en la historia. Eso es mucho decir. Y nunca ha cambiado en esa sencillez tan palpable y contagiosa. Consigue grandes cosas pero prefiere estar en un segundo plano, pese a que cualquiera que hubiera hecho esa OBRA MAESTRA que fue el Madrid de 2018, con todos aquellos problemas, con todas aquellas lesiones, con todos esos recursos que iban y venían, donde Laso reorganizó completamente el equipo haciendo un ejercicio único de pericia y conocimiento táctico para hacer un equipo invencible con los recursos con los que contaba, sería ahora tratado como un tótem del baloncesto europeo. Para mí lo es sin duda. Y se lo ha ganado con rotundidad.

  6. Sí. Pablo Laso ha crecido como entrenador y, seguro, que también como persona en una escuela de la vida, no exagero, como es el Real Madrid. Tal como yo percibo la singladura de Laso , como técnico y en el Real Madrid , me atrevo a decir que llegó con conocimientos de baloncesto indiscutibles y con una experiencia previa en Valencia , Cantabria Basket y Guipuzkoa Basket. Sin caer en el error de , cuando llegó al Madrid el verano del 2011, despreciar su bagaje anterior, sí convendremos que era un perfil relativamente bajo para todo un Real Madrid. Pero, el tío tenía muy claro lo que quería desarrollar . Lo dice en la entrevista, baloncesto rápido ("run & gun"). Al respecto, no olvidemos , además de lo que vio en el Real Madrid de Pedro Ferrándiz y Lolo Sainz, su estancia en USA , donde creo que jugó en la liga Universitaria, antes de regresar a España y fichar por el Baskonia. Por cierto, Pablo habla un inglés mucho mejor que Guardiola; todo hay que decirlo 🙂

    Otras cuestiones en las que hizo hincapié, con acierto, es en apostar por el triple con descaro. Por matemáticas , 3 es más (puntos) que 2, y por convicción en ese estilo de juego. La otra es las "rotaciones" ("minutaje" (sic) ). Así que , en este master full-time que es el Real Madrid, fue adquiriendo más conocimiento y experiencia camino de convertirse en un sabio del baloncesto . Confío plenamente en que a Laso no se le van a subir los humos por ciertos elogios. Igual que las críticas exacerbadas que recibía, y aún recibe por parte de los envidiosos, tampoco le afectan significativamente. Sí, tal como se ha apuntado anteriormente, es un tipo trabajador y honesto. Por supuesto, capacitado.

    (*)No me olvido de los Albertos (Angulo y Herreros ), Chus Alonso, Paco Redondo, Lolo Calin, Pepe Blanco, Jorge Pérez (Jefe de Prensa) , Juan Trapero (preparador físico), Samuel Castillo (Fisio), Manuel González (Fisio), Oscar Muñoz (Encargado de material), José Luis Ciria (Encargado de material)...y, nunca, nunca, podré olvidarme del médico Miguel Angel López .

  7. Buenas tardes, darles las gracias a Pablo Laso y a su cuerpo técnico, por ver el equipo de baloncesto hacernos disfrutar de su juego y ser un orgullo para todo el madridismo, se esta haciendo un grandísimo trabajo durante todos estos años en todo el baloncesto del club, me gustaría que Pablo Laso junto a su equipo de trabajo como a los jugadores, fueran reconocidos el el gran baloncesto de todos estos años ,por la prensa deportiva de este País como se merecen, yo como aficionado al Real Madrid , esta sección de baloncesto del club se esta realizando un trabajo maravilloso como así esta demostrado temporada tras temporada, orgulloso de que Pablo Laso sea el entrenador de ese equipo maravilloso. Muchas gracias Pablo Laso y mucha suerte para esta temporada. HALA MADRID

  8. Preciosa entrevista al que perfectamente, sino hubieran mediado los atracos de las dos últimas copas del Rey pérdidas por la sección gracias, principal que no únicamente, a los"señores" peruga y hierrezuelo, algunas finales de la asociación culé baloncesto,ACB, y el pésimo arbitraje de la semifinal de la Euroliga en Vitoria ante CSKA Moscú, el entrenador más laureado en la historia de la sección del baloncesto más laureado fuera de la NBA...#GraciasPorTodoLaso

    1. Añadiendo los pésimos y determinantes arbitrajes, en las finales de Londres y MIlán, a favor de Olympiakos y Maccabi, respectivamente. Sendos atracos.

  9. Grandísimo Pablo Laso, ya a la altura de Lolo Sainz, y buscando (aunque eso son palabras mayores) A Pedro Ferrándiz.

    A estas alturas, es de perogrullo recordar que sacó del marasmo que duraba ya 15 años al RMB (desde el final de Sabonis hasta Messina, con las honrosas paradas de Djorjevic, Herreros y Joan Plaza), y a cambio nos ha dado una dinastía de 9 (para 10 años) en que lo único que nos han sacado los rivales del nordeste, con el visionario Tomic a la cabeza (premio Fernando Alonso a la mala elección de equipos) han sido 3 copas robadas y un par de ligas cuando nos despistamos en el principio del ciclo.

    Hay otra cosa que se está sabiendo entender en el RMB: En el basket, somos como los clubes argentinos, brasileños, etc., que en cuanto sale una perla (tipo Doncic), no es que vaya a acabar en la NBA, sino que además, cada vez se irán antes. Le han sacado piezas al mecano, y el mecano sigue funcionando.

    Lo que da un poco de miedito en la sección de basket es algo similar a lo del fútbol: La columna vertebral de este ciclo ganador está cada vez más cascada. Si no está habiendo recambio efectivo para Kroos, Modric, Casemiro, en el basket sí están entrando piezas nuevas, pero no parece que de momento la aportación de Rudy, Causeur, Carroll, Llull, Reyes y compañía pueda sustituirse en el corto plazo.

    Abrazos madridistas

  10. Hace unos años nos encontramos a la salida de un partido a "casi" todo el equipo técnico. Mi mujer y unos amigos se hicieron fotos con Laso -yo también me la hice-.
    Pero mi primera foto fue con un sorprendido Trapero que estaba tranquilamente sentado...
    Laso tiene mucho mérito y/pero su cuerpo técnico también.
    A veces nos "cansamos" de ir a ver tantos partidos seguidos. Pero los jugadores están siempre hay dándolo todo... ese es el trabajo del equipo técnico y del preparador físico.
    La entrevista manifiesta eso…se es “líder” gracias al equipo.

  11. Creo que más que una entrevista ha sido una charla de amigos. Muy agradecido por la conversación que habéis mantenido y nos habéis querido enseñar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

📝 🧐 Ya está aquí el mejor análisis del Barcelona en la jornada previa de #ElClásico. Nos lo trae @albertocosin.

https://www.lagalerna.com/el-barcelona-en-siete-puntos

¡Buenos días! ¡Hoy a las 3pm 🇺🇸, 9pm 🇪🇸 haré mi primer directo en mi nuevo canal de #Twitch! Tendré dos invitados especiales. ¡Os espero! https://twitch.tv/mariagmc_
#NuevoCanal #MariaGMC #HablemosDeFútbol #ElClásico #BarcelonaRealMadrid #ContraElRelato

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram