Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Guardarredes ilustres: Agustín

Guardarredes ilustres: Agustín

Escrito por: Israel G. Montejo20 noviembre, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El portero rebelde

El carácter de Agustín Rodríguez, portero del Real Madrid durante la mayor parte de la década de los ochenta, se resume en una anécdota vivida precisamente justo antes de dar el salto al primer equipo: en la final de Copa del Rey disputada el 4 de junio de 1980 en el estadio Santiago Bernabéu entre el Real Madrid y su equipo filial, el Castilla.

La ‘Final más Blanca’, como ha sido bautizada es uno de los hitos de la historia del fútbol español. Nunca antes había sucedido algo así y nunca más volverá a suceder porque la RFEF prohibió, poco tiempo después, que los equipos filiales disputasen la Copa del Rey.

Agustín era el portero de aquel prodigioso Castilla al que el tiempo ha dotado de honores pero que, durante muchas décadas, no ha sido tratado por historiadores y mitómanos del fútbol como se merecía.

El ‘B’ del Madrid llegó hasta la final tras eliminar a ‘primeras’ como el Hércules, la Real Sociedad que ganaría dos ligas consecutivas los dos años siguientes; el Athletic de Bilbao, el ‘Rey de Copas’ que ganaría otras dos con jugadores en sus filas como Dani, Goicoechea o Sarabia y el mejor Sporting de Gijón de la historia, el de Castro, Quini, Mesa o Joaquín. Lo del Castilla fue una proeza sin precedentes que le permitió plantarse en la final ante ‘papá’, el Real Madrid. El Castilla salió goleado de esa final y Agustín, junto al gran Jesús Paredes, mano de derecha del técnico del filial, Juanjo, fue el único que se negó a hacerse la foto de familia con los campeones. Es más, en una entrevista muchos años después y rememorando la efeméride llegó a reconocer que tiró la camiseta roja con la que jugó aquel partido que ‘no podíamos ganar’ en ningún caso.

Final Copa Castilla Real Madrid

Agustín, carácter indomable, no vio como aceptable el compadrear con el equipo que les acababa de arrebatar el título por mucho Real Madrid que fuera. Ese gesto de orgullo, pone en valor la historia de un portero que comenzó su trayectoria en el primer equipo como un trueno y que poco a poco fue apagándose ante la feroz competencia, de la que no siempre salió victorioso, con grandes arqueros como Miguel Ángel, Ochotorena o Buyo, que fue quien le cerró la puerta definitivamente y le obligó a salir de una Casa Blanca a la que había llegado en edad infantil, con 15 años y en la que permaneció hasta la temporada 89/90.

Agustín, carácter indomable, no vio como aceptable el compadrear con el equipo que les acababa de arrebatar el título por mucho Real Madrid que fuera.

Con el escudo blanco debutó en un partido en el viejo estadio Helmántico ante la desaparecida UD Salamanca. Fue el 4 de abril de 1981. No fue un debut fácil: Tuvo que sustituir al ‘Gato de Odessa’, Mariano García Remón, que se lesionó en ese partido. Entrar en frío, siendo portero y debutando con el primer equipo es una prueba de altos vuelos para cualquiera. Agustín la paso con nota.

Apenas una temporada después, en la 82/83, se hizo con el Trofeo Zamora. Es uno de los últimos porteros del Real Madrid en ganarlo. Después, de él, lo hicieron Courtois el año pasado además de Iker Casillas en la 07/08 y Paco Buyo en 1988 y 1992. Ganar el Zamora defendiendo la portería del Madrid, no es cuestión baladí.

Agustín Rodríguez Real Madrid

Fue su mejor momento en el Club. Poco a poco, empezó a desaparecer de las alineaciones. Aun así, tuvo un instante de gloria en la final de la Copa de la UEFA de 1986, que el Madrid ganó a doble partido ante el Colonia alemán y en la que Agustín fue titular, pero, en todo caso, su trayectoria ya no tuvo la regularidad que cualquier guardameta precisa para consolidarse en una posición tan complicada.

No obstante, su palmarés es más que brillante. Jugó 123 oficiales con el Real Madrid y en su carrera en Concha Espina tuvo tiempo de participar en la conquista de cinco Ligas, dos Copas de la UEFA; dos Copas del Rey, dos Supercopas y una Copa de la Liga y ser titular en partidos para el recuerdo como la final de Recopa de Europa perdida ante el Aberdeen en el famoso Madrid de los Cinco Subcampeonatos dirigido por Alfredo Di Stefano.

en su carrera en Concha Espina tuvo tiempo de participar en la conquista de cinco Ligas, dos Copas de la UEFA; dos Copas del Rey, dos Supercopas y una Copa de la Liga

Su carrera, terminó en el Tenerife, donde volvió a coger vuelo, con el mejor equipo chicharrero de la historia, pero Agustín Rodríguez Santiago, gallego de Marín, tiene un hueco en la historia del Madrid por méritos propios y un mensaje para el recuerdo: cuando un portero recibe una goleada, no esperes encima que se fotografíe con sus ‘verdugos’. Por muy influyentes que estos sean.

 

Fotografías Getty Images.

 

"Guardarredes ilustres", todos los días en La Galerna.

 

Índice de "Guardarredes ilustres":

Capítulo 1. Ricardo Zamora

Capítulo 2. Keylor Navas

Capítulo 3. Antonio Betancort

Capítulo 4. Miguel Ángel

Capítulo 5. Juanito Alonso

Capítulo 6. Iker Casillas

Capítulo 7. García Remón

Capítulo 8. Diego López

Capítulo 9. Bodo Illgner

Capítulo 10. Paco Buyo