Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Zidane y su exceso en las rotaciones

Zidane y su exceso en las rotaciones

Escrito por: Ramón Álvarez de Mon19 octubre, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El pésimo partido del Real Madrid ante el Cádiz ha dejado bastantes secuelas en una parte de la afición que siente que la derrota ha tenido un coste mayor a los tres puntos. Realmente, lo peor no estuvo en el resultado, sino en las malas sensaciones que transmitió el conjunto madridista en general y varios jugadores en particular. La política de rotaciones de Zidane basa su éxito en que mantiene a toda la plantilla fresca y activada mentalmente sin que el nivel competitivo decrezca en exceso por la entrada de los reservas. El ejemplo más paradigmático del éxito de esta fórmula tuvo lugar en la temporada del doblete, puesto que el Real Madrid contaba con una plantilla de tal nivel que fue imposible mantenerla una segunda temporada. Aquella unidad B en muchas ocasiones mejoraba el rendimiento de los titulares. Ello permitió ver una temporada completísima de principio a fin por parte del Real Madrid, un equipo acostumbrado en las últimas campañas a rendir mucho mejor en los grandes y decisivos partidos que en la exigencia del día a día.

Pese a que lo dicho creo que se ajusta a la realidad, y explica en parte el éxito en Champions mientras no se ganaban ligas, la temporada pasada volvió a dejar una liga en las vitrinas del museo. De nuevo, podemos encontrar circunstancias un tanto especiales. Tras el confinamiento, el Real Madrid se encontró con una competición hecha a su medida: once partidos que dirimirían al campeón, once finales que de ganarse prácticamente aseguraban el campeonato. En esta fase, de hecho, Zidane rotó mucho menos puesto que la mentalización y concentración de los 15, 16 que absorbieron casi todos los minutos se mantuvo inalterable.

Lucas Vázquez Cádiz

Sin embargo, el Real Madrid debe afrontar de nuevo una competición larga esta temporada y, fiel a su estilo, Zidane ha sido consecuente, ordenando numerosos cambios para el partido ante el Cádiz. Tras el virus FFIFA y viajes transatlánticos, parece razonable entender el criterio del técnico francés, pero la alineación del sábado fue todo un exceso. Desgraciadamente, Zidane alineó a cuatro jugadores cuyo nivel actual dista muchísimo de su mejor cota. Marcelo, Nacho, Lucas e Isco fueron jugadores que contaron bastante poco tras el confinamiento, sobre todo los tres últimos, y eso obedecía a esa caída de nivel que estamos explicando. Al Real Madrid no le sobra absolutamente nada para ganar cualquier partido de liga y por ello prever una banda derecha formada por Nacho y Lucas o un centro del campo sostenido por Modric (35 años y habiendo jugado con Croacia), Kroos (recién salido de lesión) e Isco fue un exceso de optimismo que el equipo pagó muy caro y que le puede minar su confianza.

Hay que aceptar que el nivel de la plantilla del Real Madrid ha ido cayendo progresivamente desde la temporada del doblete. No sólo se debe a la salida de Cristiano, también al bajón de nivel de varios jugadores que eran fundamentales para el equipo como Modric, Marcelo, Isco, Nacho penaliza el rendimiento actual. Claro está que el Madrid cuenta con jugadores muy jóvenes que poco a poco van a ir ocupando cada vez más minutos, pero mientras esa transición se produce toca aceptar que todo le resultará más complicado al conjunto blanco. En esta coyuntura será bueno ser prudente con las rotaciones en masa y, en todo caso, invertir minutos en aquellos jugadores que van a seguir muchos años en el Real Madrid. Le va en ello su estrategia al Club. Tampoco olvidemos que este tipo de derrotas se han dado en todas las temporadas: en las malas y en las buenas.

 

Fotografías Getty Images

Asesor fiscal autónomo. Soy socio de La Galerna y colaboro en Radio Marca. @Ramon_AlvarezMM