Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
El Real Madrid campeón contra viento y marea

El Real Madrid campeón contra viento y marea

Escrito por: Israel G. Montejo18 julio, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El Madrid es campeón de la Liga. Campeón de la Liga del asterisco, campeón de la Liga del coronavirus, campeón de la Liga más extraña de la historia y campeón contra viento y marea. No podía ser de otra manera. La historia del club se construye a base de victorias, de hitos y de logros imposibles. En un campeonato que será recordado durante muchas décadas por el azote descomunal del Covid 19, el Madrid fue fiel a su cita y sumó su trigésimo cuarta Liga y lo hizo en unas condiciones adversas desde todos los puntos de vista.

El Madrid ha ganado la Liga con autoridad, con un sprint final tras el confinamiento sencillamente memorable. Una Liga que se suma al título de la Supercopa de España conquistado en enero, en la ‘otra vida’ que teníamos y disfrutábamos y que también ganó de manera pionera: fue la primera Supercopa que se disputaba en Arabia Saudí, con una final ‘a cuatro’ completamente novedosa. Ahí, también el Madrid ha sido especial.

Si hablamos estrictamente desde el corazón deportivo, esta Liga tiene un mérito enorme. Es el primer gran título de la era ‘Post Cristiano Ronaldo’. La ha ganado sin Cristiano, el mayor goleador de la historia del Club y ante el FC Barcelona de Messi, el que dicen que es el mejor jugador de la historia (Di Stéfano debe sonreír cuando escuche este tipo de cosas esté dónde esté); y lo ha hecho con autoridad, con muchos puntos de diferencia con el segundo y el tercero y con un Zidane estelar, reconstruyendo el equipo desde la portería, cambiando el paso completamente de un equipo exuberante en la punta de ataque en los tiempos de CR7. Zidane ha construido un equipo sólido, fuerte en todas sus líneas y desequilibrante en sus jugadores claves. Mención aparte merecen Courtois, Ramos y Benzema. Han sido solistas en una gran orquesta.

Pero el Madrid también ha ganado esta Liga sin poder contar durante muchos partidos con su fichaje estrella, Hazard, al que las lesiones han martirizado durante gran parte del campeonato. El belga se alistó para el tramo final y se le espera para el partido en Manchester. Puede ser su momento.

También el Madrid ha ganado la Liga jugando contras los elementos. Lo ha hecho al final sin perder los nervios ante la campaña de desprestigio puesta en marcha desde Barcelona, empeñados en tapar sus penas apelando al viejo-nuevo antimadridismo, tan presente hoy en día. Una campaña que ha llegado a poner en duda incluso los aciertos del VAR. Algo inaudito. A pesar del fuego exterior, la plantilla y Zidane se mantuvieron a lo suyo y el resultado está a la vista de todo.

Lo hizo al final y lo hizo al principio, cuando Hernández Hernández se convirtió en la cabeza visible de una serie de arbitrajes asombrosos. El del Camp Nou, con dos de los penaltis posiblemente más claros de este campeonato y anular un gol a Gareth Bale del que nunca se demostró que estuviera en fuera de juego, fue el banderín de enganche de una línea de acción con hitos increíbles en jornadas ante el Real Betis, Mallorca, Levante (también con Hernández Hernández a los mandos) o Villarreal. En todos ellos, se produjeron decisiones contrarias al Madrid difíciles de explicar con la existencia de ese mismo VAR que el FC Barcelona y el antimadridismo ultramontano han intentado convertir en el mejor jugador de la plantilla de Zidane.

Con todas esas circunstancias encima de la mesa, con una sensación global de que cualquier éxito blanco tiene siempre un ‘pero’, el Madrid ha conquistado su 34 Liga. La Liga más especial por las circunstancias vividas y un título que, seguramente, muchos madridistas no han podido vivir por culpa de este coronavirus que nos sigue azotando. Va por todos ellos. Que sepan que el Madrid sigue siendo el Madrid, contra viento y marea.

 

Fotografías Getty Images.