Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Mbappé, Haaland y el verano de nuestras vidas

Mbappé, Haaland y el verano de nuestras vidas

Escrito por: Carlos Garcia de Sola17 abril, 2021
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Ayer soñé que era verano. Pero no un día de verano cualquiera. No, no, uno de aquellos días de antaño, de 2000 o de 2009, en los que te levantabas pensando en cuál sería la portada del As o Marca (cuando ambos periódicos eran más que meros generadores de clickbait). ¿Ficharía Figo por el Madrid?¿Cómo de cerca estaría Cristiano Ronaldo de jugar con Kaká?¿Llegaría finalmente ese delantero prometedor francés de nombre Benzema?

Aquellos sí que eran veranos y no estos, piensa cualquier madridista. Veranos en los que nuestro intrépido presidente decidía hacer el más difícil todavía. Como si tuviese un cubata permanente en la mano, a la espera de hacer la más gorda.

¿Quitarle a Figo al Barça? - Sujétamelo.

¿Forzar a la Juventus a vender a Zidane? - No quites la mano todavía.

¿Comprar a un icono del Manchester United, la máxima estrella del marketing mundial? - Vé a por otra botella.

Y cuando parecía agotado el modelo, volvió unos años después para doblar de nuevo la apuesta. ¿Invertir en un año lo de tres y renovar la plantilla con galácticos y jugadores como Xabi Alonso, Arbeloa o Albiol? – Llama a la directiva y que sujete cada uno un cubata.

Galácticos Florentino

Esos sí eran veranos, con presentaciones multitudinarias, mientras el fichaje de turno gritaba ¡Hala Madrid! ante 70.000 personas. Y no estos, con el estadio vacío, la gente en sus casas, mientras los tuiteros racionales controlamos las cuentas, temerosos de que venga un fichaje y rompa la escala salarial. O fuera, cerca del estadio Bernabéu, rodeado de grúas, mirando el templo nostálgicamente, respirando entrecortadamente no por la emoción, sino por las mascarillas embozadas.

Pero cuando todo parecía perdido, cuando la masa madridista había perdido su fe en una de las cosas que más le ilusionaba, los cromos nuevos y esos veranos de lujuria ‘fichajil’, alguien creyó escuchar desde la oficina del presidente un suave “sujétame el cubata”. Lo curioso es que no se sabe quién lo escuchó ni cuándo, pero alguien vio a Butragueño con un cubata en la mano y la mecha se encendió.

El rumor de que el viejo Florentino Pérez había vuelto a la ciudad se empezó a propagar y corrió como la pólvora. Y ya nada fue lo mismo. Incluso el Real Madrid empezó a jugar mejor y hasta a tener opciones de ganar los dos títulos.

Florentino

Pero, ¿qué iba a hacer exactamente en esta ocasión? ¿Cuál era esta vez el más difícil todavía? El rumor del nuevo plan malévolo de Florentino empezó en Twitter, luego en portadas nacionales y finalmente llegó a toda Europa y a todo el mundo, generando portadas diarias.

El Golpe estaba en marcha, como en la afamada película de Robert Redford y Paul Newman. Pero esta vez era Florentino quien encarnaba a ambos, mientras preparaba su plan maestro, que en realidad había empezado años atrás con el ahorro y la planificación del nuevo estadio.

El gran golpe, el tercer advenimiento, una nueva reinvención del Madrid galáctico estaba en marcha e iba a coincidir con la inauguración del mejor estadio del mundo. Las tres piezas más cotizadas de Europa: Alaba, Haaland y Mbappé. Un más difícil todavía que suponía quitarle a un jeque bañado en oro a su jugagor favorito, atraer al mejor delantero de Europa y robárselo a los millonarios ingleses en sus narices, al mismo tiempo que se fichaba a un jugador clave al archienemigo europeo, el Bayern de Munich. Casi solo faltaría fichar a Messi para completar la cuadratura del círculo. Pero Florentino aprieta pero no ahoga.

Alaba

Con el fichaje de los tres jugadores se inauguraría el estadio a lo grande, tras dar un golpe en las elecciones y sobre todo en el mundo del fútbol. El Nuevo Estadio Bernabéu, los dos mejores jugadores del mundo en este momento, una plantilla repleta de jóvenes y al mejor entrenador posible, Zinedine Zidane.

En cualquier otra circunstancia, con cualquier otro club y, sobre todo, con cualquier otra persona, esto sería lo que dijo un ilustre periodista cuando se dijo que el Real Madrid ficharía a Zidane: “Eso es una milongaza”.

Pero con Florentino Pérez, tras años sin grandes fichajes desde James y Bale, más allá de un poco glamuroso Hazard, todo es posible. Tito Flo, Floper, el ser superior, Floperiano, Disneytino o simplemente Florentino Pérez es el único presidente de un equipo deportivo que trasciende a los futbolistas y entrenadores.

Haaland

El presidente blanco es tan conocido o más que cualquier jugador. Una estrella mundial, al que tras el aterrizaje del avión del Real Madrid le piden tantos autógrafos como al crack del momento. En el imaginario colectivo, Florentino es como un James Bond de presidente, capaz de lograr las misiones más difíciles, yendo en el mismo día a París primero y a Dormund después. Para, a continuación, bajar en helicóptero mientras se abre por primera vez el techo del nuevo Bernabéu y descienden de él Haaland y Mbappé vestidos con la camiseta blanca, repartiendo balones a los 80.000 aficionados congregados, que aplauden como si no hubiese un mañana. Y Florentino de traje, sonriendo como quien reparte caramelos a los niños.

Lo que con cualquier otro sería una fábula, con Florentino es realmente posible. Es como la Navidad, capaz de hacer realidad el sueño imposible de millones de personas. Es también el sueño de cualquier antimadridista, deseoso de un motivo para odiar más fuerte a su enemigo vital. Una razón para odiar al club rico que gasta su dinero en fichajes y no en obras sociales.

Mbappé

Un sueño tan posible que de aquí al verano las portadas de los periódicos de todo el mundo hablarán sobre él. Y el aficionado, que sueña con ese verano, en el que además de recuperar su vida prepandemia recupere a su Real Madrid, esperará hasta el último momento con la esperanza de que el sueño se cumpla.

Un sueño que quizá ya haya empezado y en el que aparece Florentino levantándose del asiento de su despacho -a imagen y semejanza de cuando Ramos marcó el gol que empataba en la Undécima-, y dándole un sorbo a un cubata le dice a Butragueño mientras lee este artículo: “Buitre, sujétame el cubata”.

 

Fotografías: Imago

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

Consultor estratégico y emprendedor. Apasionado del deporte y del fútbol, mantengo un blog sobre ello desde hace 10 años. Y madridista, claro.

8 comentarios en: Mbappé, Haaland y el verano de nuestras vidas

  1. Buen artículo pero se confunde la Décima por la Undécima al final. Por cierto, Alaba parece que ya está fichado. De los otros dos, me confirmo con que venga uno.

  2. Un poco de prudencia, por favor. Quedan 3 meses y nos estamos jugando la temporada. Y un poco de seriedad en en tratamiento, con cuentas y números. El humor está bien, pero los lectores no tenemos 15 años para la broma del cubata. Lo importante ahora no son los fichajes, sino los títulos. No hay que perder las cosas de vista.

    1. Bien dicho, a pesar del subidón de haber pasado los Alpes, llegamos con el equipo roto. Acabo de ver a una caricatura de equipo en la final de Copa, porque estaba físicamente quemado. Mañana veo muy difícil lo de Getafe, la esperanza es que los competidores también pinchen, y que recuperemos efectivos...Y no soy agorero. Ojalá me equivoque...

  3. Felicidades Carlos, divertidísimo artículo.

    Es verdad, sólo Disneytino es capaz de hacer sombra a las estrellas del campo. Y sólo él es capaz de crear las expectativas que se están empezando a generar este último mes.

    No es de extrañar que el ser superior quiera crear un proyecto entorno al nuevo estadio, con estrellas que nos recuerden al RM galáctico. Y por eso, sólo por eso, tengo esta tonta mariposilla en el estómago desde hace un par de semanas. Memorias de adolescencia.

    Sin embargo, el límite salarial es un baño de realidad, que nos debe ayudar a volver a posar los pies en el suelo. No es sólo la inversión de los traspasos.

    Estos dos niños suponen un inmovilizado anual de casi 100M€ brutos. Y esto actualmente es un 17% del presupuesto. Es necesario volver a los 1000M€ para que sea factible. Es decir, necesitamos que desaparezca el COVID.

    Pero bueno, como siempre, disfrutad el camino, las ilusiones alimentan el alma.

    HALA MADRID!!!

  4. El verano de nuestras vidas o el sueño de una noche de verano. Me emociona tal posibilidad, aunque de momento la veo lejana y difícilmente factible. Pero ojalá. Mientras tanto, me conformo con seguir vivos en LaLiga, con quitársela a este Barça al que van a mantener hasta el final porque huele a despedida de Messi y muchos (empezando por Tebas) quieren la foto de Cuccitini con el trofeo, como ayer. Sin olvidar al Atleti, aunque veo a los del Cholo menos fiables a estas alturas de la temporada. Hoy tenemos más lesionados que nunca y parecía imposible, y enfrente, a un rival correoso y a Sánchez Martínez. Lo de Haaland, Mbappé y Alaba, para más adelante, ahora me toca ilusionarme con Chust y Miguel.

  5. Todo perfecto excepto lo de fichar a Messi! Que se quede en el Barsa para siempre, con su sueldo de mejor jugador del mundo agujereando el presupuesto y su rendimiento de mejor jugador de Cataluña agujereando su palmarés.

Responder a Toni Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

2017: PSG 4-0 Barça
2017: Juventus 3-0 Barça
2018: Roma 3-0 Barça
2019: Liverpool 4-0 Barça
2020: Bayern 8-2 Barça
2020: Barça 0-3 Juventus
2021: Barça 1-4 PSG
2021: Barça 0-3 Bayern
2021: Benfica 3-0 Barça
2021: Bayern 3-0 Barça
2021: A la Europa League

El tercer hombre https://www.lagalerna.com/el-tercer-hombre/ a través de @lagalerna_ Obra maestra: Welles y su mirada, su sonrisa de pillo inteligente y malévolo. La cítara, inolvidable. Uno de mis trabajos en la universidad.

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram