Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Un Bernabéu huérfano de alma

Un Bernabéu huérfano de alma

Escrito por: Israel G. Montejo10 octubre, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

¿Cuándo volverán los aficionados a las gradas del Bernabéu?

En la vida, hay preguntas que no tienen respuesta, al menos inmediata, y la cuestión de cuándo volveremos a ver un partido del Real Madrid en las gradas del Bernabéu es una de ellas. Aún no hay solución, aunque veamos que en otros deportes y en otros países los aficionados empiezan a asistir a los encuentros. De momento, lo hacen «a pequeñas dosis» y con grandes limitaciones, pero ya es un avance con respecto a la situación actual.

Sin ir más lejos, el pasado miércoles pudimos ver en el estadio José Alvalade de Lisboa un Portugal-España con 2.500 espectadores en las gradas. El Alvalade es un flamante estadio remodelado para la Eurocopa de 2004 en el que la selección no jugaba desde que perdió allí 1-0, lo que le costó quedarse fuera de la Euro a las primeras de cambio. Tiene capacidad para 50.095 espectadores. 2.500 son pocos, pero son más que 0.

Portugal España 2020

La «vía portuguesa» es también el plan de acción en Francia, donde ya se han jugado partidos con un máximo de 5.000 asistentes en las gradas, y de la UEFA; en la final de la Supercopa de Europa se vieron hinchas del Bayern y del Sevilla en el graderío del Puskas Arena.

La UEFA propone ahora que a los partidos de la Champions League puedan asistir en directo aficionados hasta cubrir un 30% de los aforos de los estadios. Norma sujeta, claro está, al cumplimiento de la legislación vigente en cada país. En ese sentido, se podría dar el caso de que el Real Madrid tuviera que jugar con su estadio vacío ante el PSG, por ejemplo, y que el club parisino pudiera recibir al Madrid en un partido decisivo con aficionados en sus gradas. Una situación a todas luces injusta y que desvirtuaría la competición.

Otros deportes como el tenis también han optado por abrir las puertas de sus estadios. El Australian Open ha informado que se disputará con un 50% del aforo y en Roland Garros, que termina este domingo, se han abierto las puertas para permitir que los aficionados al tenis pudieran asistir en un número cercano a los 15.000 a lo largo de todo el torneo. La Euroliga de baloncesto también avanza en la dirección que señala la Champions League y en España se ha dado la paradoja de que los aficionados a los toros han podido asistir (en algunos sonados casos de hace unas semanas, de forma imprudente) a festejos con los asientos bastante poblados, amparados por la legislación aplicada a este tipo de eventos.

En España, en cambio, las gradas siguen vacías y todo parece indicar que va a ser así por mucho tiempo, a pesar de los planes optimistas que han elaborado algunos clubes y que contemplan fútbol con aficionados para finales de este año.

Aficionados Real Madrid alegría

No cabe duda alguna de que lo primero es garantizar la seguridad y las medidas de protección en el entorno deportivo. Sin ese punto asegurado, no ha lugar a aficionado alguno en las tribunas.

Partiendo de este asunto innegociable, el fútbol español debería elaborar un protocolo de vuelta a los estadios que establezca aforos máximos en cada campo según la capacidad del mismo, así como un detallado estudio de accesos al estadio para evitar aglomeraciones, limpieza de áreas comunes, desinfección de asientos, escaleras, barandillas, etc. Y, por supuesto, en las grandes ciudades, un plan que garantice un acceso reglado a través del transporte público para reducir los riesgos al mínimo posible, sabiendo de antemano que el «riesgo cero» no existe.

Con esas directrices encima de la mesa, el aficionado debe ir regresando a los estadios como está ya sucediendo en otras disciplinas y en otro tipo de eventos. A partir de ahí, la pelota quedaría en los propios clubes, que con el permiso para abrir sus puertas de forma muy moderada tendrían la obligación de establecer un sistema justo, claro y transparente para que sus socios puedan seguir a su equipo en directo. Veremos si es posible avanzar en esa dirección o estaremos todo el año sin fútbol en los estadios de La Liga.

 

Fotografías Getty Images.

3 comentarios en: Un Bernabéu huérfano de alma