Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Por qué eres más madridista que Ramos

Por qué eres más madridista que Ramos

Escrito por: Antonio Vázquez8 enero, 2021
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

No pretendo con este artículo volver a incidir sobre lo que está revolviendo al madridismo el proceso de negociación para renovar el contrato de Sergio Ramos. Esto ya se ha hecho, y brillantemente, en La Galerna. En este caso lo que intento resaltar es el abismo que dista entre la trinchera en la que nos hallamos los aficionados y aquella en la que se encuentran los futbolistas, que puede explicar parte de lo que ocurre en situaciones como la que estamos viviendo con el capitán del Real Madrid, aunque puede extrapolarse a cualquier equipo y a cualquier jugador.

Al tiempo que se firma el primer contrato que convierte el fútbol en un trabajo. El equipo pasa a ser el empleador y el sentimiento tiene que convivir con las reclamaciones laborales que tiene cualquier trabajador, por muy privilegiado que éste sea

La única realidad es que mientras futbolistas, entrenadores o directivos pasan, el aficionado es, junto a la entidad en sí, lo único que permanece inalterable, en una unión que, como norma habitual, pervive hasta el final de los días del seguidor. Esto no quiere decir que no existan jugadores que sientan los colores que defienden. Hay sobradas muestras de que muchos de los nuestros y los de otros muchos equipos han llegado a amar al club que les paga. Este afecto es incluso más evidente en aquellos que se han formado en las categorías inferiores. Pero hasta ellos separan el aspecto sentimental del profesional. Al tiempo que se firma el primer contrato que convierte el fútbol en un trabajo, se cruza una frontera de la que no hay retorno posible. El equipo pasa a ser el empleador y el sentimiento tiene que convivir con las reclamaciones laborales que tiene cualquier trabajador, por muy privilegiado que éste sea. No olvidemos que cada futbolista dispone de representantes, consejeros, familiares y abogados que se dedican básicamente a conseguir siempre el mejor negocio posible para sus intereses.

Ramos

En cambio, la perspectiva del aficionado sólo contempla un amor incondicional, sin aristas ni dobleces. Piensa que tú (y te apelo directamente porque supongo que si lees estas líneas, eres madridista) has invertido muchísimo tiempo, esfuerzo y dinero en seguir al Madrid, en viajar para verle, en comprarte entradas o pagar tu abono (en eso me gasté yo el primer salario que percibí en mi vida), en ver los partidos por televisión o en adquirir productos con el escudo. Por su parte, los componentes de la plantilla se han enriquecido a niveles muy por encima de los sueldos incluso de ejecutivos por el hecho de vestir la inmaculada elástica merengue. No demonizo al jugador, creo que es la pieza esencial de una industria milmillonaria y, como tal, percibe unos emolumentos acordes a su papel. Lo que no entenderé jamás es la posición de aquellos que recuerdan una y otra vez lo que ha hecho cualquier profesional a nivel individual por el Madrid. La relación siempre va a ser desigual y la deuda es de la persona para con el club y no al revés. Por mucho que el futbolista haya aportado, siempre habrá obtenido mucho más de la entidad, tanto en lo económico, como a nivel de prestigio. O incluso de cariño. El mantra de “con todo lo que nos ha dado” debería ser justo al contrario. Con lo que el club ha proporcionado a todos y cada uno de sus jugadores, ninguno tiene derecho a exigir absolutamente nada. Además, se ha demostrado una y otra vez que un futbolista, por muy bueno que sea y que se diga que sea, no gana por sí solo, y ni siquiera puede evitar que a su equipo le metan 8 goles en una eliminatoria europea. Da igual el nombre o el palmarés que tenga; sin la ayuda de sus compañeros (contratados y pagados por el club), del cuerpo técnico y del resto de trabajadores de la institución, ninguno de ellos habría ganado absolutamente nada.

Por mucho que el futbolista haya aportado, siempre habrá obtenido mucho más de la entidad, tanto en lo económico, como a nivel de prestigio. O incluso de cariño

Por eso no puedo defender ningún tipo de chantaje o exigencia de recibir cobijo bajo el ala del club tras la retirada. Para cualquiera de nosotros, que lucimos física o anímicamente el escudo del club con orgullo, no se concibe mayor honor deportivo que defender este emblema, así como los valores y las millones de personas que representa. Comprendo que el profesional no tenga (ni pueda tener) esta visión, que se preocupe por su dinero, por jugar lo máximo posible, por qué el tipo que se sienta a su lado percibe un 20% más que él de salario cuando a su juicio no lo merece. Por supuesto, la actitud comprensiva tiene límites. Como, por ejemplo, cuando se hacen declaraciones de amor a nuestros colores, pero luego se envenena cualquier negociación con exigencias que rebasan los límites marcados por el club, que atienden a su realidad actual y se rigen por la misión fundamental de su pervivencia. En un enfrentamiento entre el Real Madrid y cualquier jugador siempre voy a posicionarme detrás del escudo, y creo que este sentimiento es el mayoritario entre nuestros aficionados.

Figo

Defiendo que hay que animar y proteger a los futbolistas que juegan en tu equipo. Son un activo importantísimo del club y de ellos depende, a la postre, lo que ocurre a nivel deportivo. Aun así, personalmente intento mantener con ellos cierta distancia, no aferrarme sentimentalmente demasiado a quien puede decepcionarme en cualquier momento. Por eso apenas tengo camisetas con nombre en la espalda. Soy del Madrid y quiero que los mejores jueguen para mi equipo, pero seguiré estando a su lado aunque no sean tan buenos. Tampoco exijo que los profesionales que conforman las distintas plantillas sean madridistas. Con que respeten a la entidad y se esfuercen para dar el máximo, me doy por satisfecho. Nunca pensé que podría aplaudir a Luis Figo, pero lo hice cuando comprobé que estaba dando lo mejor de sí mismo y, por lo tanto, su presencia sería beneficiosa para lo que yo amo, que es el Real Madrid.

Tampoco exijo que los profesionales que conforman las distintas plantillas sean madridistas. Con que respeten a la entidad y se esfuercen para dar el máximo, me doy por satisfecho

El 13 veces campeón de Europa es uno de los equipos de fútbol que mejor paga del planeta, pero desde hace años ha ido bajando en el escalafón de destinos más ‘generosos’ para los futbolistas. Pues bien, si hay quien exige salir para encontrar una subida de sueldo, soy partidario de mostrarle amablemente la puerta de salida, previo pago de la cantidad que el club considere pertinente para el traspaso (si hay contrato en vigor, claro). Tampoco es ninguna novedad esto que señalo. Santiago Bernabéu, que estableció las bases de nuestra filosofía y nos instaló en la incomparable posición de superioridad que hoy se mantiene con mucho esfuerzo, se hartó de decirlo. Y él sí fue un individuo con participación seminal en nuestro éxito. Ante la duda, yo siempre seguiría sus principios. Muchos de ellos tienen vigencia eterna. En el Madrid se paga y se pagará muy bien, pero si sólo es el dinero lo que mueve al jugador y éste quiere más de lo que se le ofrece, se le dice adiós con educación y, si procede, se le agradecen los servicios prestados (y pagados). Pero nada más.

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

23 comentarios en: Por qué eres más madridista que Ramos

  1. Totalmente de acuerdo con el artículo.
    Hay algunos periodistas (o similares) que defienden con tal énfasis que hay que pagar al jugador lo que pida, que da la sensación de que también ellos se llevan tajada... Y no me refiero solo a Ramos, sino a cualquier otro jugador de élite del equipo que sea. Y la frase que saca a uno de quicio es esa de: "Es su último contrato y tiene que mirar por el futuro de su familia".
    ¡Pero si estás hablando de un multimillonario! ¡De uno que ya es multimillonario antes de su último contrato! Esa frase se puede entender perfectamente aplicada a algún jugador de Segunda B ó Segunda A. Ganan relativamente poco y un último contrato en otro club que le pague más, es totalmente comprensible. Puede significar un dinero extra con el cuál montar algún pequeño negocio que le permita seguir viviendo y mantener a su familia. Pero un multimillonario, que además no va a tener ningún problema (debido a su fama) en seguir ganando dinero en cualquier otro asunto...

    Esto es de locos.

  2. El problema de Sergio Ramos es la legión, cohorte, séquito demasiado numeroso que tiene en la mayoría de medios deportivos que perpetran continuamente un insulto al madridista y una estafa al usuario con su doble rasero. Un doble rasero que carga tintas contra el Real Madrid y quita hierro al Atleti.

    Al rellenar cuestionando al Real Madrid y quitando hierro y rindiendo pleitesía a sus rivales, son el nicho perfecto para albergar al verdadero enemigo, ése que te quiere mal y que no le importará faltar a la verdad, saltarse a la torera la buena praxis periodística y abusará de forma irresponsable el privilegio de lanzar sus insidias, inquinas, falacias, vilipendios por los potentes altavoces que fijan en la ciudadanía esas opiniones injustas y que son una tomadura de pelo al usuario del medio. Generalmente, víctima de los desmanes que le dictan desde los medios, ésos que deberían estar al servicio de la ciudadanía y no de sus intereses particulares.

    Que el principal enemigo del Real Madrid sea el que salga a la palestra a denunciar, a poner el grito en el cielo porque no se pliega el club a las demandas que exigen estos periodistas, da un aire de los tiempos ignorantes y estúpidos que rigen, con muy mala idea, el periodismo deportivo.

    Insisto: deberían grabarse a fuego en el vestuario del Real Madrid que mientras en el campo solo está el rival a batir, el enemigo, ése que te quiere mal, anida en los medios.

    El rollo del sentimiento del hincha frente al sentimiento del futbolista que pretende ganar o mejorar su contrato no ha lugar. Tal y como se expresa muy bien en este artículo, no hace falta que el profesional tenga ese mismo sentimiento que el madridista, sino que se comporte como un gran profesional; que rinda lo mejor que pueda y se deje todo, independientemente de su sentimiento.

    Lo que es una tomadura de pelo es el uso del enemigo, la prensa.

  3. Lo del nombre en las camisetas se resume muy bien el punto de vista del autor. Yo hago lo mismo, puedo tener más de 20 camisetas y nunca le he puesto un nombre.. Le pondría Zidane o di Stéfano y por supuesto Arbeloa...y poco más

  4. Si bien estamos hablando de un gran jugador, que formará parte sin duda de las leyendas del Club, tenemos la fortuna de tener un presidente que sabe muy bien lo que es una empresa y la defensa de sus intereses, por lo que estoy convencido de que tomará las medidas adecuadas para el bien de todos y si por desgracia se tiene que ir jugador (y espero que eso no ocurra), lo hará sin temblar le la mano, aunque que duela el corazón.

  5. El R Madrid no le debe nada a sus trabajadores (jugadores), les paga muy bien por su trabajo, no tiene ninguna deuda con ellos, les paga en momento y forma acordado, otro tema es reconocer el trabajo bien hecho, pero no a costa de hipotecar el proyecto del club o de hacer distingos injustos con los demás jugadores

  6. El artículo es el reflejo de la forma de entender el madridismo que instituyó D. Santiago Bernabéu y que nos hizo grandes. Yo tampoco tengo ninguna camiseta con el nombre de ningún jugador y si algún día pongo un nombre pondré el mío o el de mi padre.
    Por la misma razón, el Madrid no reconoce peñas con el nombre de un jugador. Todavía recuerdo, con placer orgásmico, el careto que se les quedó a los miembros de la Peña Figo del MQUC.
    Yo hace años iba a un gimnasio de una ciudad catalana mediana. El lunes siguiente a alguna derrota dolorosa, yo acudía con una camiseta del Madrid. Cuando alguien me decía que cómo la llevaba despué de una derrota yo contestaba que algún madridista tenía que sudarla.
    El rugby suele ponerse como ejemplo de deporte con valores, no "valors" claro está. En rugby no se ponen los nombres del jugador en la camiseta porque el colectivo está por encima.

  7. Un Madridista de pro que siente los colores es Yul podía haberse ido a la NBA y aquí lo tenemos defendiendo al R.Madrid

  8. En general estoy de acuerdo prácticamente con todo el artículo, aunque la verdad es que yo ya sabía que era más madridista que Ramos antes de leerlo.

  9. Si en la anterior ocasión Sergio Ramos tuvo que hacer el bochornoso gesto de lo que ahora se llama “recoger cable” qué hace pensar que ahora no lo tendrá que hacer igual en esta. Con todo lo que esto generará en el ego del jugador, que ya estaba herido por lo sucedido en la anterior renovación.
    Me parece impecable hasta ahora la actitud del club.
    El tema está en que el Entorno es tan torpe que siempre viene con la misma estrategia, comisionando a la prensa (y no me extrañaría nada que sacaran tajada), filtrando, tratando con prensa enemiga, y al final para qué? Para encontrarse con un club que maneja esta situación como pocos, con un Florentino que merienda reneitos o lamas a diario y que le mirará a los ojos y le dirá “esto es lo que hay”. Y lo que ofrezca el club estará plenamente acorde a la situación actual y previsible a medio plazo, será justa con su aportación en el campo y tendrá en cuenta algo “intangible” como su estatus de leyenda viva.
    Pienso que es un jugador que está amortizado. Si se queda, fenomenal y si no, ahí tiene la puerta y se le agradecerán los servicios prestados.

  10. He escuchado un buen argumento (IAM Madridista) que hace ver que el pollo que se está montando se debe a que no hay un club que vaya a poner encima de la mesa el contrato que SR quiere. Y que por tanto René está nervioso y el mango de la sartén lo tiene el club.
    Como dice Richard Dees: tú dame buenos profesionales que el madridismo ya lo pongo yo. Y SR es sin duda un gran profesional, pero la verdad es que todo el circo que se monta alrededor de sus renovaciones es muy cansino. Estoy con el clu.

  11. Genial!!! Aplaudo cada palabra, así es el Real Madrid de toda la vida, el que parió don Santiago Bernabéu, esos son nuestros valores, nada ni nadie por encima del escudo. En el Real Madrid debe de estar quien quiere estar, asumiendo las directrices y los valores del Club.

  12. Ni más , ni menos. Todo galernauta tiene el derecho y la obligación de escribir un buen artículo al respecto. Pero, con este es suficiente . Insuperable.

  13. Certero artículo que pone los puntos sobre la ies. El Madridismo déjalo a los aficionados ,el jugador que se dedique a rendir en el campo que para eso le pagan.
    Todavía hay que recordar a los que dicen que que mal trató el club a Casillas, que tenía denunciado al club mientras se jugaban unas semifinales de Champions o que para que se fuera al Oporto hubo que pagarle la mitad de su ficha durante 3 temporadas,no renunció a un solo €.
    Ramos está en las mismas, René quiere arrancar su última tajada del Madrid y pone a todo su elenco en ello pero se ha dado de bruces contra un muro y a ver cómo escapa su hermano de esta .

  14. Quien se sentara con Florentino cuando dentro de 7 o 8 años Ramos negocio su contrato de encofrador o gruista para trabajar en ACS porque con las inversiones que esta haciendo en ese tiempo estara como cuando empezo de jugador, tenia que haber hablando con Del Nido para que le asesorara en los negocios

  15. Dudo mucho que Ramos sea madridista, es un empleado muy cualificado del Madrid. Nada tiene nada que ver una cosa con la otra. Como empleado, hace un trabajo bueno, y por ello percibe un fantástico salario. Si le hubieran ofrecido más salario en otro lugar, lógicamente se hubiera ido.
    ¿Por qué no ha roto aún su relación laboral con el Madrid?, dudo que sea por madridismo. Me temo que no tenga tantas ni tan buenas ofertas. Florentino lo sabe.
    Ramos podrá poner a hablar horas y horas de su situación a sus comunicadores en nomina, pero eso son solo palabras. En asuntos de dinero, lo que no son cuentas son cuentos.

  16. Puedo entender que un aficionado jovencito se lleve un gran chasco con la marcha de uno de sus ídolos. Yo soy madridista como el que más pero hace mucho que dejé de tener ningún ídolo en el Madrid, mi 'ídolo' es el Madrid. Muy atrás quedan los tiempos dónde los tenía, tantos como retroceder a la época de Santillana. Creo que fue la marcha de Losada al Atlético, en 1991, la última 'deserción' que verdaderamente me fastidió, con eso está todo dicho. A Sergio Ramos le querré, se quede o se marche, por todo lo que ha ayudado (previa compensación económica) a engrandecer aún más nuestra historia, pero no será mi ídolo como no lo será ninguno. Pero nunca diré que el Madrid le debe nada.

  17. "Nunca pensé que podría aplaudir a Luis Figo, pero lo hice cuando comprobé que estaba dando lo mejor de sí mismo"...
    Pues ya me gustaría a mí que muchos de nuestros exjugadores, incluso canteranos, tuvieran un trato con respecto al Real Madrid tan exquisito como el de Figo.
    Por lo demás, suscribo lo expresado tan certeramente en el artículo desde el principio hasta el final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

🔵 | 【Q&A】HAALAND y MBAPPE ¿NECESARIOS o CIRCO? | VINICIUS ¿EXPLOSIÓN sostenible? https://youtu.be/x9GavPRpHYY vía @YouTube

🚨Entrevista a la prima de Monchi🚨

Parecía imposible, pero @Cuatroamiguetes ha localizado a la ya celebérrima pariente del director deportivo del Sevilla.

https://www.lagalerna.com/la-prima-de-monchi/

Felipe Reyes, Premio María de Villota https://www.lagalerna.com/felipe-reyes-premio-maria-de-villota/ a través de @lagalerna_

Ante lo fútil de las portadas, nos decantamos por hablar en nuestro #Portanálisis de la alternativa que ofrece Florentino a CVC.

👉🏻👉🏻👉🏻https://bit.ly/2ZOiGf0

2
homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram