Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Entrevistas
Ignacio Bernabéu de Yeste: "Mi tío fue sobre todo un hombre libre"

Ignacio Bernabéu de Yeste: "Mi tío fue sobre todo un hombre libre"

Escrito por: Alberto Cosín27 junio, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Comencemos por confirmar a nuestros lectores su parentesco exacto con el presidente que cambió para siempre la historia del Real Madrid y del fútbol mundial. Es usted sobrino-nieto de D. Santiago, quien tuvo varios hermanos y dos de ellos relacionados con el fútbol: Marcelo y Antonio. Según nuestros datos, usted es nieto de Marcelo (hijo de su hijo Jaime) y sobrino-nieto tanto de de Santiago como de Antonio. ¿Es correcto?

Sí, es correcto. Soy sobrino nieto de Santiago Bernabéu

Marcelo fue defensa del Real Madrid en los años 10 y el artífice de que Santiago jugase y entrase a formar parte del equipo blanco. ¿Llegó a conocer a su abuelo?

Mi abuelo Marcelo falleció cuando yo tenía 15 años, y teníamos la relación normal que tiene todo abuelo con sus nietos. Casi todas las semanas comíamos un día en su casa, y ahí nos contaba cosas de cuando jugaba al fútbol y de su etapa como médico.

¿Qué le contó de su etapa en aquel Madrid primigenio?

Hablaba con entusiasmo de aquella época, siempre nos decía que fue de las más felices de su vida. La recordaba como una aventura entre amigos que le sirvió para hacer amistades para toda la vida.

¿Qué significó el Real Madrid para él?

 Era una pasión familiar, siempre tenía al Madrid en su cabeza como parte muy importante de su vida.

¿Hasta qué punto se enorgullecía de haber convencido a su hermano Santiago de que jugase en el equipo, con todo lo que eso supondría después para la historia del club?

Él estaba muy orgulloso de haber participado y colaborado un poco en la historia del club, al igual que sus hermanos Antonio y Santiago. Cuando ellos jugaban nunca pensaron que Santiago llegaría a ser y a representar lo que luego ha representado. Cuando el fútbol arraigó definitivamente en la sociedad y el club fue creciendo y consolidándose, le daba vértigo ver a su hermano en la posición en la que estaba, y siempre le recordaba que él pasaría, y se le recordaría por el legado que dejara en el club. Era muy consciente de la importancia del club, y de lo difícil que era poder conformar una organización que perdurara en el tiempo con valores sólidos.

Antonio por su parte se marchó a Italia y fue uno de los fundadores del Bolonia, aunque su papel en el fútbol estuvo más ligado a tareas directivas. Fue presidente de la RFEF y también durante unas semanas del Real Madrid, pero tras una denuncia tuvo que renunciar. ¿Tuvo trato con él?

Mi tío Antonio vivó mucho tiempo fuera de España, y sólo pude coincidir con él nueve años, por lo que no tuvimos casi contacto. Es todavía un gran orgullo ir al estadio del Bolonia y poder ver que un busto suyo sigue en el estadio.

¿Cómo recordaba aquella posibilidad de presidir el club a finales de los años 20?

Por lo anterior no te puedo decir, pero imagino que, dada la pasión que tenía por el futbol y por el Madrid, estaría muy ilusionado.

Respecto a Santiago ¿qué relación tuvo con él?

Nuestra relación fue muy buena, como la que tenía con toda la familia. Al no haber tenido hijos, nos trataba como si fuéramos sus nietos, y muchas semanas íbamos a su casa a pasar la tarde. Siempre nos contaba cosas del Madrid, y aprovechaba para soltarnos algo parecido a sus “santiaguinas” sobre la vida y cómo la veía él. Todo el que le conoció sabe que era una persona divertida y conversadora, a la que le gustaba mucho hablar del Madrid y de sus grandes aficiones: la mar y el campo. Nos preguntaba siempre por nuestros perros, que eran una de sus debilidades, y se notaba que cuando hablaba de pesca y de campo se relajaba y disfrutaba. Cuando hablaba del Madrid se le veía más concentrado, era su gran preocupación y lo tenía siempre en la cabeza. En esas tardes me di cuenta de que era una persona absolutamente LIBRE, no debía nada a nadie y lo único que quería en la vida era que a su “hijo” el Real Madrid le fuera bien. No era ambicioso en lo personal, no necesitaba más dinero que el necesario para hacer su sencilla vida, y eso le permitía actuar con absoluta libertad. Nada ni nadie podía a torcer su voluntad si pensaba que no era bueno para el Madrid. De hecho, todos los años que estuvo de Presidente vivió de su patrimonio personal, que llegó al límite al final de su vida. Nunca se me olvidarán sus eternos puros, que se le apagaban, los encendía…y así sin parar toda la tarde.

¿Cómo era en el ámbito familiar? ¿Alguna anécdota, curiosidad o historia que viviese con él?

Familiarmente era muy cariñoso, y tenía especial debilidad por los niños. Una anécdota que define muy bien cómo gestionaba el Madrid, es que él nunca nos regalaba entradas para el campo, decía que el dinero no era suyo y por tanto no podía disponer de él. Una tarde que se sintió generoso me regaló un pase para el fondo sur, sin caer en que por ser socio yo podía entrar gratis con mi carnet. Así actuaba en todo lo que tenía que ver con el club, que nunca utilizó para conseguir nada para él.

En la biografía de Santiago Bernabéu de Martín Semprún se indica que María Valenciano (viuda de D. Santiago) entregó a su padre Jaime documentación, fotografías y material del presidente blanco. Nos consta que en 2009 la familia donó a la Fundación Real Madrid 8.167 objetos que pertenecieron al presidente. ¿Hay algo que no se donara? ¿Qué movió a la familia a hacerlo?

Efectivamente así fue. Santiago Bernabéu es parte muy importante de la historia del Madrid, y su afición debe ser la que disfrute del conocimiento de su figura. Tenga en cuenta que la mayoría de los aficionados menores de 50 años no le han conocido en vida, y hay una gran curiosidad por saber cómo era, y cómo consiguió llevar al Madrid al nivel en que lo dejó. El club tenía un proyecto muy importante para hacer un Museo, y pensamos que el mejor sitio para que la afición pudiera verlo era en ese museo. Allí está su coche personal, correspondencia, fotos, y mucha documentación que la Fundación gestiona muy profesionalmente. Estoy convencido de que esto es lo que él habría querido. Todavía tengo en mi poder algunas cosas personales/familiares como sus condecoraciones, álbumes de fotos familiares etc.

Sabemos que hay otros descendientes de otros hermanos de D. Santiago, no solo de Marcelo sino también de Antonio e Isabel. Están en la misma línea de consanguineidad con D. Santiago que usted. ¿Guarda relación con ellos?

Sólo tuvo descendencia Isabel, con cuyos hijos tenemos relación, aunque menos de la que nos gustaría a todos. La vida va creando nuevas familias y no siempre tenemos el tiempo que nos gustaría para vernos.

Hemos visto a personalidades destacadas del club participar en homenajes a su tío abuelo. ¿Cómo definiría el trato del club a la familia? ¿Cómo es la relación con el club? ¿Veremos nuevas iniciativas conjuntas, alrededor de la figura de D. Santiago?

La relación con el club es excelente, y les agradezco mucho que sigan tratando con tanto cariño a la figura de mi tío. Tenga en cuenta que por mi apellido casi todos los días alguien me pregunta si soy familiar suyo, y para mí es un orgullo contestar que sí. Todo lo que se ha hecho desde el Club se ha hecho con mucho cariño y respeto por su figura. El club sabe que puede contar con la familia para todo lo que necesite que tenga que ver con Santiago Bernabéu, por lo que estaremos encantados de colaborar en cualquier tipo de iniciativa. En 2017 pude colaborar con Ignacio Salazar-Simpson en el documental sobre su figura, y parece que su gran éxito se debe especialmente a jóvenes aficionados.