Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
En defensa de Madrid y del Real Madrid

En defensa de Madrid y del Real Madrid

Escrito por: Lorenzo Sanz2 julio, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Cuando Jesús me ofreció escribir en esta magnífica revista madridista, no me lo pensé dos veces y le dije que sí.  También le pedí que fuera quincenal, para no aburrir mucho al personal.  Últimamente siento que estoy en todos lados y no es cuestión de abusar.

Después de pensar mucho sobre qué escribir, me siento en la obligación de hacerlo sobre mi padre y el Real Madrid.  He contestado a muchas preguntas sobre mi padre, pero me he dado cuenta que no he descrito bien el madridismo que corre, gracias a él, por mis venas.  Sé que la actualidad me obligaría a escribir sobre la fase final del equipo de baloncesto o del desenlace de la liga de fútbol que estamos viviendo, pero eso lo voy a dejar para más adelante.  Además, ya hay muchos medios y personas dedicados a ello.

Mi madridismo es heredado.  Tengo la suerte de que mi padre me llevara al Bernabéu desde que tengo uso de razón y que me hiciera socio hace más de cuarenta años.  Encima, acabé siendo jugador de la primera plantilla de la sección de baloncesto tras pasar por categorías inferiores, después de que me rechazaran en dos pruebas para la sección de futbol.  Mi altura no se llevaba en el futbol de entonces y por eso acabé jugando al baloncesto tan tarde.

Tengo la suerte de que mi padre me llevara al Bernabéu desde que tengo uso de razón y que me hiciera socio hace más de cuarenta años.

Mi padre, al que debo ese madridismo, ya iba al Bernabéu acompañando a su abuela a vender agua y se empapó del Madrid de las primeras copas de Europa.  Con trece años pudo ver a su equipo ganar esa segunda copa de Europa en el Bernabéu y desde entonces y para siempre sería su equipo, su segunda familia y lo que hizo luego en el club ya es Historia.  Una Historia increíble y digna de recordar por todos, de cómo una persona humilde fue capaz de ayudar al Real Madrid a retomar la senda del éxito y reconquistar las copas de Europa.  Un visionario cuyo legado perdurará en el tiempo y del que no podemos sentirnos más orgullosos.  No solo por los éxitos, que están ahí, sino por el calado y la huella que dejó en los madridistas, con sus aciertos y errores, pero siempre desde el trabajo y la humildad de un trabajador incansable y, como he dicho antes, un autentico visionario.

No obstante, con él no solo llegaron jugadores imposibles sino también el inicio de la modernización de lo que es ahora el club con la creación de la Fundación, la pagina web, la recompra de los derechos de imagen o la televisión del Real Madrid. Todos los madridistas aguardamos ese merecido homenaje que tendrá que esperar a que pase todo esto y el público pueda volver al Bernabéu a despedirle con los honores correspondientes.

El Real Madrid y su ciudad son algo de lo que presumimos por el mundo.  De lo que nos enorgullecemos.  Mis padres y mis abuelos eran madrileños, por cierto unos políticamente de un lado y los otros del otro, pero a gato no me gana nadie.  Y la convivencia ha sido siempre estupenda y no como ahora, que se hace insoportable poder expresar tus opiniones sin recibir alguna reprimenda malintencionada.

En fin, si alguien no sabía del amor que profeso a Madrid y al Real Madrid espero que a partir de ahora lo tenga claro. En estos días, después de todo lo que nos ha pasado y hemos sufrido, personal y mundialmente, durante el mucho tiempo libre que hemos tenido, he reflexionado sobre muchas cosas y he visto claro que no voy a permitir que se pisotee de ninguna de las maneras a esta ciudad y a este gran club.

Nunca he sido muy dado a entrar en batallas y menos por las redes sociales, pero tampoco voy a dejar pasar la oportunidad que ahora tiene mi altavoz mediático para defender a los míos en lo que yo crea que estamos injustamente tratados, como así me sentí en unas declaraciones de Morata y Futre durante esos días.

No me voy a callar.  No pienso admitir ninguna falta de respeto, ni ninguna declaración injusta hacia mi club o hacia mi ciudad como vengo escuchando mucho estos días.  Es verdad que las redes sociales albergan mucho personaje frustrado, y que desde el anonimato se puede soltar cualquier barbaridad, pero lo que no es de recibo es que lo hagan personajes, como los que he citado antes, con el fin de ganarse a su afición a costa del comentario soez o gracioso con el nuestro.

No pienso admitir ninguna falta de respeto, ni ninguna declaración injusta hacia mi club o hacia mi ciudad como vengo escuchando mucho estos días.

Y, centrándonos en el presente, tenemos un final de temporada apasionante en el que podemos alzarnos con el preciado titulo de liga de fútbol.  La copa de Europa está cuesta arriba, pero con este equipo todo es posible y tampoco la podemos dar por perdida.  En baloncesto no hemos podido alcanzar las semifinales pero tienen tanto crédito - este mismo año han ganado la Supercopa y la Copa - que se puede entender esa desconexión después de lo que hemos sufrido en la ciudad de Madrid. Y aunque no hemos podido renovar el titulo liguero, y la Euroliga se ha suspendido teniendo opciones de ganarla, no queda más remedio que pensar en el año que viene, confiar en los que han hecho que disfrutemos tanto del baloncesto y darles otra oportunidad.

Lo bueno que tiene este club es que siempre vuelve.  Siempre aspira a lo máximo en todo lo que participa.  Y eso hoy no es fácil.  Cada día se nos ponen más trabas desde lo deportivo hasta lo institucional.  Pero como digo siempre: quién dijo miedo, el miedo lo tienen nuestros rivales.  Somos el Real Madrid, el mejor club del mundo, y la envidia del resto.

Un abrazo a todos los madridistas

Lorenzo Sanz
Ex jugador y ex director del Real Madrid. Actualmente comentarista en Real Madrid Televisión. Twitter: @lsanz19

14 comentarios en: En defensa de Madrid y del Real Madrid