La Galerna

El XI histórico del Madrid de...

Se siente uno un poco dios cuando tiene que elegir un once histórico del Real Madrid. En este caso, asumiendo el papel divino de la Historia. Me he orientado con unos criterios muy subjetivos: impacto en la Historia del club, rendimiento deportivo, repercusión internacional y, naturalmente, mis preferencias personales. Tan volubles y caprichosas como las de cualquiera, en efecto. Puesto que si algo es un hincha, es un veleta superlativo.

He tenido en cuenta las tres etapas más relevantes en términos cualitativos: el Madrid del Siglo de Oro, de los 60; el Madrid del Siglo de Plata, del cambio de siglo; y el Madrid que me aventuro en llamar, de la Reforma, desde 2010 en adelante.

He visto jugar a Casillas y he leído mucho de Zamora. Con Roberto Carlos, Fernando Hierro, Sergio Ramos, Luka Modric, Fernando Redondo, Cristiano Ronaldo, Zinedine Zidane, Xabi Alonso, Ronaldo Nazario o Iván Helguera, puedo decir lo mismo: a estos los he visto, y a los otros me los han contado. Así se conforma la memoria histórica de los aficionados a un equipo de fútbol. Recuerdos propios y ajenos, Copas de Europa vividas a través de los ojos y a través de los ojos de los que estuvieron antes que uno.

Hay otros jugadores que podrían estar en mi lista. Gareth Bale, probablemente, lo estará cuando me toque hacerla dentro de cuatro o cinco años. Repasándola, caigo en la cuenta de que casi no hay centrocampistas defensivos. Y los defensas, todos, o al menos, cuatro de los seis, son atacantes atrapados en el cuerpo de zagueros. Creo que la vocación del madridismo, de haber alguna, es ir siempre adelante. Con todas las consecuencias.

Salir de la versión móvil