Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Un Real Madrid sin gol

Un Real Madrid sin gol

Escrito por: Sanchez20 octubre, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

TEMPORADA 2015/16
🏆 Campeones: Champions League
❌ Eliminados: 2° puesto en Liga (1 punto de diferencia), Dieciseisavos de final de Copa (Cádiz-alineación indebida)
🗣 52 partidos jugados
⚽️ 139 goles a favor (2'67 por partido)
✖ 43 goles en contra (0'82 por partido)

TEMPORADA 2016/17
🏆 Campeones: Champions League, Liga Española, Supercopa de Europa, Mundial
❌ Eliminados: Cuartos de final de Copa (Leganés)
🗣 60 partidos jugados
⚽️ 173 goles a favor (2'88 por partido)
✖ 71 goles en contra (1'18 por partido)

TEMPORADA 2017/18
🏆 Campeones: Champions League, Supercopa de España, Supercopa de Europa, Mundial de Clubes
❌ Eliminados: 3° puesto en Liga (17 puntos de diferencia), Cuartos de final de Copa (Leganés)
🗣 62 partidos jugados
⚽️ 148 goles a favor (2'38 por partido)
✖ 69 goles en contra (1'11 por partido)

💥 SALIDA DE CRISTIANO RONALDO 💥

TEMPORADA 2018/19
🏆 Campeones: Mundial de Clubes
❌ Eliminados: 3° puesto en Liga (19 puntos de diferencia), Semifinales de Copa (Barça), Derrota en la Supercopa de Europa (Atlético de Madrid), Octavos de final de Champions (Ajax)
🗣 57 partidos jugados
⚽️ 108 goles a favor (1'89 por partido)
✖ 71 goles en contra (1'24 por partido)

TEMPORADA 2019/20
🏆 Campeones: Liga Española, Supercopa de España
❌ Eliminados: Octavos de final de CHampions (Manchester City), Cuartos de final de Copa (Real Sociedad)
🗣 51 partidos jugados
⚽️ 99 goles a favor (1'94 por partido)
✖ 43 goles en contra (0'84 por partido)

Gol de Cristiano Ronaldo con Real Madrid

 

De los datos anteriores podemos extraer las siguientes conclusiones:

  • En sus últimas tres temporadas, el conjunto blanco anotó una media de 2'64 goles por partido y encajó una media de 1'03 goles por partido.
  • Desde su salida, los números del equipo han empeorado en ambos aspectos. La media de goles anotados ha descendido hasta los 1'91 y los encajados han subido un decimal hasta los 1'04.

 

El Real Madrid, desde la marcha de Cristiano Ronaldo, ha perdido una enorme cantidad de goles. Es una evidencia que el club no ha conseguido reemplazar la falta de gol desde la salida de la estrella portuguesa (que promedió 50 goles por temporada), pero que además se ha acentuado con la ausencia de jugadores como Gareth Bale (que promedió 17 goles en sus seis primeros años), Morata (20 goles la temporada de su retorno) o James (12 goles de media en sus tres primeras temporadas).

Pero es que, además, ha quedado al descubierto que los números defensivos (de los que tanto presumimos) tampoco son ahora excesivamente mejores.

En cualquier caso, el Real Madrid no puede conformarse con mantener la portería a cero y tratar de marcar un solo gol para ganar los partidos. Basta un desliz defensivo para que el plan se venga abajo. Es un riesgo que un equipo grande no se puede permitir, y aunque es cierto que los equipos menos goleados son los que más opciones tienen de ganar los campeonatos largos, en los que prima la regularidad, en competición europea no basta con disponer de un buen sistema defensivo.

En lo que llevamos disputado de Liga, el Real Madrid ha marcado 6 goles en 5 partidos y es el octavo equipo en la clasificación de máximos goleadores, algo insólito hasta hace muy poco. De los siete jugadores ofensivos que hay en la plantilla solo dos han conseguido marcar: Vinicius (2) y Benzema (1). No se intuye, y no solo por las cifras sino sobre todo por el juego, que el problema del gol tenga expectativas de solucionarse.

Ya suenan nombres como Mbappé o Haaland para la temporada que viene, del mismo modo que en años anteriores se citaba a Lewandowski, o ahora mismo algunos hacen lo propio insistiendo con Jovic. Son nombres que están encima de la mesa, pero el concepto fundamental es que el Real Madrid tiene que volver a ser ese equipo que saltaba al campo por delante en el marcador. Y eso solo se puede conseguir apostando por un verdadero goleador.