Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Vinícius lo es todo

Vinícius lo es todo

Escrito por: Antonino De Mora27 febrero, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Volvía a casa anoche, pegándole patadas a una lata de cerveza que había en la calle, cabreado y consternado por el resultado del partido de ida de octavos de final, cuando me dio por pensar qué es lo que hacía yo allá por febrero de 2008, cuando tenía diecinueve años.

Probablemente un día como el de ayer estaría sentado frente a la televisión viendo alguna serie, una película o partido de fútbol con la única preocupación de a qué hora me levantaría al día siguiente y, si lo hacía relativamente pronto, a qué clase entraría en la facultad. Poco más había de tensión en mi vida por aquellos días.

El pensamiento me llevó a este texto y la derrota a la figura de Vinícius Júnior porque me fascina a la vez que me enerva que haya madridistas que todavía critiquen al brasileño. Diecinueve años tiene. Diecinueve. No nos cansemos de decirlo, por favor.

Con diecinueve años ayer se echó, una vez más, al equipo más grande de la historia del fútbol mundial a la espalda para ser el mejor jugador del partido junto con Courtois (otro al que dilapidaban hasta no hace mucho) y Varane. Diecinueve años. No puedo parar de repetirlo.

Pedía todos los balones, absolutamente todos; y sus compañeros lo buscaban siempre, como vienen haciendo desde que debutó el año pasado y, sobre todo, desde aquel partido en el Camp Nou donde destrozó a Piqué y creó él solo más peligro que cualquiera de los dos equipos juntos. Lo decía un gran tuitero anoche durante el partido: “Os quedáis con que Vinícius ha fallado un remate, yo me quedo con que ahora mismo es inimaginable que el Madrid cree peligro si no es en una jugada de Vinícius”.

Vini juega sin presión, como en el descampado de alguna favela brasileña o en la plaza de un pueblo de la España profunda. Se atreve con todo, inventa, se la juega siempre y, claro, alguna vez falla; pero sigue intentándolo y se la vuelve a jugar hasta que le sale. Tiene la zancada más brutal que yo recuerdo desde la de aquel Bale que antaño maravillaba y no se arrastraba por los campos de fútbol, o como la del primer Cristiano. Dribla como pocos y pisa el balón como si se hubiera equivocado de campo y creyese que está jugando a fútbol sala. Quiere la pelota siempre en sus pies e inventa cosas que sólo unos pocos pueden imaginar. Es una maravilla de jugador, un diamante en bruto que, cuando pula los pocos defectos que tiene, será uno de los mejores jugadores del mundo. No me cabe duda.

Pero, claro, el problema de este Madrid es que sólo hay un Vinícius Jr. y que nadie parece estar a su nivel… quizá porque nadie lo está realmente. Que la limpia que se prometió no fue tal y que ahora empezamos a darnos cuenta, si es que no nos dimos en su momento, de cuán necesaria era. El problema es que desde que Zidane cambió a Vinícius el Madrid se desmoronó y pasó de ganar de uno a perder de uno y, por tanto, pasó de estar muy cerca de clasificarse a tirar media Copa de Europa en la ida de los octavos de final. Tan triste como cierto.

Antes de nacer yo ya era del Real Madrid. Y habiendo visto jugar a Raúl, Ronaldo, Figo, Zidane, Cristiano y compañía, no entiendo cómo puede haber gente que no lo sea. Es, parafraseando a un grande, "como renunciar voluntariamente a la felicidad".

10 comentarios en: Vinícius lo es todo