Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Crónicas
Real Madrid, 3 - PSG, 1: Esto es el Real Madrid

Real Madrid, 3 - PSG, 1: Esto es el Real Madrid

Escrito por: Andrés Torres9 marzo, 2022
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Correspondió el Real Madrid al impresionante latido de los Sagrados Corazones de una busiana de otros tiempos con un arranque fulgurante. Apenas veinte segundos tardó el 13 veces Campeón de Europa en provocar el suspiro del respetable tras un pase interior inmediato a Vini en prometedor escapada tras saque de centro.

Espoleado el equipo por la hercúlea pancarta de la Grada Fans con la leyenda “Somos los Reyes de Europa” y la Diosa con la bufanda blanca de los titanes, lució más colmillo el Madrid en cuatro minutos que en toda aquella noche de amnesia en el Moulin Rouge de París. Poco después, Militao se desequilibraba en un salto con su compañero Kroos —sí, finalmente Kroos— y demostraba en su caída la fascinante flexibilidad de los ligamentos de su rodilla mientras el hincha merengue contenía el aliento entre el crujir de hoy pocas pipas. Militao, heroico, aguantaría sobre el verde todo el encuentro.

Militao Mbappé

Mientras tanto, impertérrito a tantas emociones, cual estatua de oso y madroño en Sol, Carletto mascaba el enésimo chicle como si bayas del arbolito se trataran, satisfecho de su inmovilismo táctico: un necesariamente mermado Kroos en lugar de Casemiro, y Nacho, la navaja de Albacete del equipo, como lateral izquierdo de emergencia en ausencia de Mendy.

Percutía sin descanso en el lateral contrario un Carvajal deseoso de venganza ante un Mbappé bajo los focos. Incluso se permitió derribarlo ante la pasividad del colegiado holandés Danny Makkelie, aparente y permanentemente en Babia cual turista sobre el puff de un coffe shop amsterdamer. La tarascada generó otra en banda contraria con Vini como damnificado, amarilla para Paredes, y un corrillo de jugadores del PSG rodeando cual enjambre al colegiado, táctica, a buen seguro, importada por Leo y Ney, los amigos de Hernández, aquel que perfeccionara su pasión por la horticultura y la jardinería en cierto secarral catarí.

El Madrid pretendía ser el matón del cole que arrebata la merienda a empujones, pero poco a poco fue perdiendo el brío merced al buen manejo de la pelota de los parisinos. Incrustado Messi en el medio (para poco más está ya), el cacareado astro argentino propició la superioridad en la medular de un rival que comenzaba a atacar alocado y a defender cual pollo sin cabeza. El Madrid era Stallone y la película Máximo Riesgo.

Maxime, valga la redundancia, cuando toque a toque del PSG el anunciado bloque alto de Carletto se convirtió en Torrebruno. Dio el primer aviso Mbappé a los doce minutos, el primero de muchos, ante un Madrid poco a poco encajonado, que, paradójicamente pudo adelantarse a los 24´ con un disparo marca de la casa de Karim. Benzema recogió un balón suelto en la frontal y propició una parada de antología de Donnarumma. Keylor Navas se revolvía mientras tanto incómodo en el banquillo pareciendo mascullar: Puta Vida.

Donnarumma

Respondió Lionel con una picadita a ninguna parte a pase de Neymar y Mbappé daba el segundo aviso tras fusilar a gol un centro de Nuno Mendes. El luso estaba en fuera de juego de tiempos modernos, de esos que joroban cual hemorroide que brota súbita cuando te los pitan en contra. Hasta que se percató, Kylian lo celebró efusivo. Menos mal que era madridista de pequeño como nos dijeron en su enternecedor comic navideño.

Finalmente, y de verdad, pudo celebrarlo después el crack francés a los 38 minutos, cuando una temeraria pérdida de Carvajal luciendo carajal en el lateral —con Asensio como Observador Especial de la ONU, Paquito dixit— permitió un mano a mano de Mbappé con Alaba y Courtois, que Donatello resolvió sin contemplaciones con un disparo seco y duro ante el que no hubo esta vez milagros. El Madrid acusó el golpe y pudo dar gracias de no llegar aún más lastimado al descanso.

En los vestuarios, todos los ojos sobre Carletto, buscando el golpe de timón, más vivos si cabe gracias a la eliminación de la norma del valor doble de los goles fuera de casa en caso de empate. El tiempo ya apremiaba. Y por supuesto no hubo cambios; el mismo plan desde París, y Lucas Vázquez calentando. Así marchaban las cosas; susto incluido a los 54 minutos cuando Mbappé regateó a Courtois con una bicicleta digna de un demarraje de Perico Delgado en Tourmalet para anotar el segundo tanto del partido, afortunadamente para un tocado Madrid, en claro fuera de juego.

Sólo Vinicius, contra todos, ofrecía cierta resistencia a la derrota a manos del PSG, no de Neymar, ni de Messi; el PSG de un imperial Mbappé. Debía resultar tan poco halagüeño el panorama que contrario a su costumbre, Carletto decidió cambios a falta de media hora.

Un Kroos exhausto y un nuevamente dormido Marco Asensio daban paso a Camavinga y Rodrygo con la esperanza de cambiar el partido, que no el esquema táctico, ni tampoco el plan de juego de un Madrid asomado al abismo. Y suele suceder, decía Nietzche, que cuando se mira profundo al abismo, éste te devuelve la mirada.

Y así cambió todo.

Directamente al abismo se precipitó Donnarumma a los 62 minutos cuando recibió un balón plácido de su defensa. Contemplativo, el arquero del PSG permitió que Karim, como hiciera ante el red Karius en la hoy sufriente Kiev, le robará la cartera. Como buen italiano, Donnarumma se quedó postrado reclamando una falta imaginaria, mientras Vini recogía el regalo, lo envolvía en papel celofán y se lo devolvía a Benzema para empatar el partido y encender al estadio. Un Bernabéu, que se hubiera desplomado, obras incluidas, si el inmediatamente posterior testarazo de nuevo de Benzema no se hubiera marchado rozando el palo. Súbitamente había partido y eliminatoria. Lucas Vázquez en lugar de un desacertado, y portador de amarilla, Carvajal, a la palestra. Gueye lo hacía en detrimento de Paredes, que, como apuntará nuestro experto Al Cosín, se jugó la segunda amarilla con un pisotón imprudente. Veinte minutos dramáticos y molto longos aún por delante.

Benzema gol PSG

El PSG, de pronto impreciso y temeroso, sentía el furor del Bernabéu y el acecho del espíritu de Juanito. Alaba, al lateral y Neymar haciendo lo que mejor sabe: tirarse a la piscina cual Mireia Belmonte.

Así, en el 75´, y sin permiso de Mbappé, sucedió la jugada del partido y de la eliminatoria. Modric recuperó un balón en el balcón del área de Courtois e inició una carrera imparable, tornado entre parisinos, hacia la meta del amico Donnarumma. Rodeado de contrarios cual Oliver Atom sirvió para Vinicius que se plantó en el área y, sorprendentemente, se paró con imprudente prudencia. El joven carioca descargó para Modric. A pesar del tremendo esfuerzo, el hechicero balcánico, clarividente, sirvió un pase interior para que Karim volteara el marcador sin contemplaciones. Rugía el Bernabéu.

Atronado el PSG apenas pudo sacar de centro. Apurado por la presión de Camavinga y Rodrygo, el balón llegó para Vini, que centró, el balón rebotó en Marquinhos, el eterno deseado culé, y de nuevo Karim, en celestial toque de billar con el exterior, envió el balón justo al poste para voltear, ya no el partido, la eliminatoria.

El bloque Torrebruno se convirtió en hidra multicéfala; el PSG, en un pelele; el estadio, en un infierno y el Madrid, en los Harlem Globetrotters. Pudo incluso caer el cuarto ante un equipo con estrellas, petróleo, chilabas y muchísimo dinero, pero sin escudo ni mística.

Toda la Historia del fútbol le cayó encima.

Ici c´est Madrid. Esto es el Bernabéu. Esto es el Madrid, Kylian.

Somos los Reyes de Europa, lo decíamos al principio.

Somos los reyes de Europa

Getty Images.

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

Fugitivo catódico y periodista de fortuna, perpetrador de LaTiradeAndrésTorres.com. Polivalente como Arbeloa, elegante como Modric, apolíneo como Cristiano y leñero como Benito. Señorío a medida.

47 comentarios en: Real Madrid, 3 - PSG, 1: Esto es el Real Madrid

  1. Mbappe ya ha conocido lo que es el Bernabéu y la grandeza del Madrid . Si tenía alguna duda está noche habrá dejado de tenerla
    Ahora podremos ganar o perder pero estos partidos sólo los hace el Madrid

  2. Volviendo a casa con la garganta rota de tanto gritar. Esto es el Madrid. Para el que no lo sepa, el club de fútbol más grande del mundo. El Bernabéu tiene estas cosas. Hoy la mística estaba ahí, todos podíamos sentirla, en la grada, y estoy seguro que desde casa. Ha sido realmente impresionante ver cómo el estadio se comía al PSG a partir del primer gol. Se han desecho como un azucarillo. La presión adelantada ha salido bien, con riesgos y algunos desajustes en la primera parte, pero bien. La actitud de todos (voy a quitar a Asensio porque este tío tiene sangre de horchata) ha sido impresionante. Muy bien Ancelotti en los cambios. Enorme Valverde, imperial, diría yo, junto con Modric y por supuesto Benzema. Qué decir de Militao... se acaban las palabras. Mensaje brutal al PSG: el orgullo no se compra. Se tiene. No es algo circunstancial, se adquiere a lo largo de décadas de lucha, victorias, derrotas, sufrimiento y gloria. No se puede imprimir en la camiseta. La obtienes con el barro y el sudor de cientos de partidos como el de hoy. Eso es el Madrid. Enhorabuena a todos.

    1. Se adquiere con barro, sudor e incluso sangre, como dijo don Santiago.
      Esto SOLO lo hace un club, y es el nuestro, el Real Madrid.

  3. Grande, grande, grande, grande, grande. Otra más de las innumerables muestras de orgullo del MEJOR CLUB DE LA HISTORIA. ¡Qué orgulloso estoy!
    (Saludos a los segundones de otros equipuchos que hoy la tendrán bien dentro, como a alguno le gusta )

  4. Este es el Real Madrid, Mbappe. Fe, orgullo, alma, creer en sí mismo, el poder del escudo, la camiseta blanca que impone. Es algo que nunca podrán comprender personajes como Xavi o Wenger. El Madrid sí que es más que un club, es un sentimiento universal, es lo mejor del mundo. Extraordinario Benzema, una leyenda, como Modric. Mbappe ahora es tu momento. Si quieres ser el número uno vente ya al Madrid.

  5. Los últimos 30 minutos del Real Madrid son antológicos. Se hablará de ello durante mucho tiempo. Y sí, esto es el Real Madrid. Hala Madrid.

  6. El presi del PSG muy nervioso, acabo de oír que ha bajado a quejarse del árbitro, increíble.
    Creo que le van a cortar la cabeza el jeque a todos.
    Y desde luego si había alguna duda Mbappe ya está aquí.
    Y supongo que Haaland lo habrá visto también.
    Sociculer anda por ahí.

    1. Y como será la mafia española arbitral que con Superliga de fondo tenemos arbitraje justo... En liga nos anulan los dos primeros

  7. Me ha gustado la frescura física del Madrid.
    Ayer vi al Liverpool tocado.
    En fin, la Champions es una competición imprevisible...para casi todos.
    El lunes hay que cerrar la liga.

  8. Grandioso.
    De rodillas en casa delante de la TV he acabado. De los partidos más emocionantes que recuerdo, finales en champions incluidas.
    Envidia por los que lo han visto en directo, pero, como dice David, desde luego que en casa se ha vivido como nunca.
    Increíble.
    No es solo pasar una eliminatoria. Es pasar ESTA eliminatoria, y pasarla de ESTA manera. Lleva mensajes para los nuevos ricos, para Mbappe, para la uefa...
    En fin...
    Hala Madrid, amigos galernautas, hala Madrid

  9. Os imagináis que el Madrid tuviera director deportivo, entrenador, estilo de juego y demás bla blas... Directamente no habría competición, no haría falta jugarlas, o a lo mejor nos penalizaban y empezábamos 0-1 todos los partidos para darle emoción.
    Hoy Mbappe ha visto que hay cosas que el dinero no se puede comprar. El alma, el espíritu, la garra, no se pueden comprar.
    Enhorabuena madridistas!!! Hala Madrid!!!

  10. enhorabuena a los madridistas por serlo. el real escribe otro cantar de gesta en el libro de la historia del futbol.

    al margen del cansancio acumulado y seguir en dos competiciones, creo que el subidon animico puede contrarrestar el doble esfuerzo. y si ademas abuelotti se da cuenta de que hace falta mas camavinga, valverde y rodrygo en el campo y mas descanso para kroos, casemiro y asensio, mejor que mejor.

    espero que siga la ilusion en champions y la cabeza en su sitio en cada partido de liga.

  11. Noche para disfrutar.
    No ganaremos la Champions, pero lo de hoy ha sido un título, porque le hemos dado con la mano abierta al PSG, a la UEFA y a toda la mafia que rodea esa institución
    Y pregunto ¿va a hacer algo la UEFA contra Al-Khelaïfi, miembro del Comité Ejecutivo de la UEFA, por amenazar a los árbitros?
    Felicidades a todos los madridistas y cada día más contento por el crecimiento de Camavinga. Marcará época.

  12. La que ha liao Al Khelaifi, otra vez.
    Le han grabado amenazando de muerte a un empleado del Madrid. Porque le ha grabado a su vez rompiéndole a un linier el banderín, en el vestuario arbitral. Muy muy muy grave. Superliga ya

  13. Hoy han quedado claras varias cosas:
    1- Con todo aparentemente en contra, el pvto Real Madrid avanza
    2- Porque Mbappé quiere jugar en el pvto Real Madrid.
    3- Con un público entregado, no hay nada imposible para nuestro amado equipo.

    ¡¡HALA MADRID COJONES!!

  14. Vaya partido. Y vaya Bernabéu. ¡Cómo se escuchaba en la tele a todo el campo rugir durante todo el partido! El PSG, sencillamente, se cagó. Lo vi en un par de ocasiones ya en la primera parte, cuando tuvieron un par de fallos graves en defensa, al sacar el balón y despejar. El gol de Mbappe les tranquilizó un tanto, y la verdad es que, cuando tenían el balón, lo tocaban con criterio y los jugadores del RM corrían persiguiendo sombras. Pero corrían. Y amenazaban con seguir corriendo. Y estoy convencido que los jugadores del PSG sabían que, si el RM se metía en el partido, se les caía el campo encima. Y pasó. Benzema, luchador como nunca, robó un balón de oro (sí, Benzema tiene que robarlo; al único al que se lo regalan es a Messi) que catalizó el partido. Con el 1-1 en el marcador (estando todavía en ventaja en la eliinatoria el PSG) lo vieron todo negro. ¡Qué quieren! Dinero nuevo contra nobleza ganada. Eso no se compra; se tiene tras haber luchado más de una vida por ello.

    Dudo que lleguemos a ganar esta Champions (independientemente de lo de esta eliminatoria, el equipo tiene claras deficiencias y este entrenador no logra corregirlas o minimizarlas), pero... si hay alguien que pueda hacerlo, aún con deficiencias evidentes, ése es el RM. Nadie más.

  15. AGOTADOS, ARREPENTÍOS.
    Decía un periodista de medio pelo y con pelito que es agotador ser antimadridista. En noches así, desde luego, pero aun cualquier otro día debe ser agotador luchar contra la belleza, las emociones saciantes, los gritos aprendidos, el blanco manchado de sudor, sangre, tierra, césped y nunca de vergüenza. Debe ser agotador ir de aficionado al fútbol sin que te guste el Fútbol. Porque el fútbol es lo que jugamos los miércoles por la noche en nuestros partidos de solteros contra casados, pero el Fútbol es lo de anoche, es lo de tantas eliminatorias europeas del Madrid. No es relato, es historia.
    Anoche viví el partido nervioso, con angustia. Hacía mucho tiempo que no me pasaba, quizá porque teníamos pendiente una labor dura y difícil: reivindicar lo que es nuestro. Ni chiringuitos de gerifaltes, ni modelos de nuevos ricos. El Real Madrid rebelándose contra el guiño cómplice de Ceferino al jeque.
    Del partido, qué más vas a decir que no se haya dicho ya. Me gustaría destacar la labor de Camavinga desde que entró. Eduardo me tiene enamorado con la manera de ocupar el espacio, tiene movimientos precisos y amplios de bailarín depurado y una sonrisa imborrable. A saber si no hemos fichado al Fred Astaire del fútbol. Junto con Valverde está llamado a marcar una época.
    Y Karim… Ay, Karim. La de bocas que ha callado desde que llegó y no se cansa. Eso debe ser también agotador.
    Gracias, Real Madrid. Gracias porque hoy llegamos a la oficina, al andamio, a la barra o a la cola del paro con una sonrisa y la resaca viva para encontrarnos con miradas de cansancio, odio y aburrimiento. Dicen que no lo podemos entender y obviamente no podemos entender cómo es posible que haya gente que no sea del Madrid.

  16. Eliminación completamente injusta del PSG. El Real de Madrid sólo existió 15 minutos sumando los dos partidos y se ha colado en cuartos. Increíble. El fallo grosero del portero fue la clave (muy posible falta de Benzemá). El PSG es un equipo muy superior, pero la debilidad mental del último tramo de partido lo condenó. Espero que os toque el Manchester de Guardiola y os ponga en vuestro sitio. Los ingleses sí que no perdonan, ¡y si los maneja Pep mucho menos!

    1. Ja, ja, ja, ¡qué patético es ud.! La verdad es que no me da ni pena ni ud. ni la gente como ud.

      No es por nada, pero el RM ha pasado no sólo por cómo ha jugado 15 minutos, sino por cómo el PSG se ha cagado cuando ha visto la posibilidad de que se despertase la bestia. El RM y su leyenda es mucho RM.

      Uds., sin embargo, necesitan a los aytekines de la vida para simplemente oler el aroma de una gesta en Champions.

    2. Como es absolutamente lógico en quien no tiene ni pajolera idea de lo que es este deporte llamado fútbol, explica el pase de eliminatoria del Madrid aduciendo que sólo existió 15 de los 180 minutos. Si hubiera sido así, si no hubiera existido en los 165 minutos restantes, ¿dónde estaba el PSG que no se hartó de meter goles en toooodo ese montón de minutos?
      Es de una ignorancia supina atribuir sólo a los 15 minutos de blitzkrieg la victoria del Madrid.
      Ni enseñándoselo con vídeos y esquemas lo aprenderán nunca. Lo que Natura no da, Salamanca no lo proporciona (y, mucho menos, barçalona).

  17. Enhorabuena al equipo. Enhorabuena a la afición. La historia del Madrid se escribe a base de gestas como la de ayer.
    Por añadir un simple punto de vista particular, creo que se le está dando demasiada importancia al primer gol de Benzema como único revulsivo. Lo cierto es que el auténtico revulsivo fue la entrada en el campo de Rodrigo, Camavinga y Lucas Vázquez. Hoy no es el día de reprochar nada a nadie, pero sí de reconocer que la incorporación de estos tres jugadores fue decisiva.
    ¡Hala Madrid!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram