Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Análisis Gestión
La calidad eventual

La calidad eventual

Escrito por: Pepe Kollins11 enero, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Los aficionados tendemos a dimensionar el valor futbolístico de los jugadores como algo absoluto.  En nuestro foro interno, cuando evaluamos la calidad de un futbolista, no nos referimos a su rendimiento sino a su condición: fulanito es muy bueno - proclamamos - y lo es siempre – pensamos - o al menos hasta que - por las circunstancias que sean - su categoría evolucione, a peor o a mejor.

Pero esta percepción no se corresponde con la realidad. Lo normal es que la calidad de un futbolista responda a contextos determinados y no se manifieste de forma sostenida. Si algo ha distinguido a Cristiano Ronaldo como un jugador excepcional ha sido su regularidad. Es posible que haya jugadores que puedan destaparse con una actuación a la altura del portugués, pero lo que resalta al exmadridista sobre la inmensa mayoría es que él hace ese partido casi cada semana.

Este factor, la eventualidad de la calidad, es un elemento rara vez reconocido entre aficionados, pero también - lo que resulta más chocante - entre los responsables de las tomas de decisión deportivas en los clubs. Precisamente, una parte, no total, quizás tampoco principal, pero sí muy importante de los problemas que acechan al Real Madrid esta temporada tienen que ver con este engaño que interpreta lo efímero como si fuera perpetuo.

Un jugador es buenísimo ¿Pero cuántas veces y durante cuánto tiempo? ¿Durante los 90 minutos? ¿En todo tipo de partidos? ¿En algunos tramos de la temporada? ¿Solo cuando se encuentra en su plenitud física?

Gareth Bale es un formidable jugador, dudar de eso es obviar los méritos del galés en la gran cantidad de títulos obtenidos por su club en los últimos años. Pero también es cierto que esas aportaciones son muy intermitentes a raíz de sus constantes lesiones que terminan erosionando su físico y su confianza.

Luka Modric es excepcional, pero ya tiene 33 años y un cuerpo liviano que ya no recupera al ritmo suficiente para rendir de forma constante, ni entre partidos ni en el transcurso de estos.

También Sergio Ramos – que tiene la misma edad que el croata aunque mayor fortaleza - y Marcelo – que tiene dos años menos pero peor fondo - comienzan a acusar el paso del tiempo. En el caso de estos dos, además, el desgaste físico se solapa con una tipología de carácter propensa a la relajación, al exceso de confianza, que no pocas veces tiene un coste en puntos. Ambos son, probablemente, los dos mejores especialistas en su demarcación y así lo han demostrado en numerosos compromisos de la más alta exigencia. Si juegas una final no hay mejor central y lateral izquierdo en el mundo. No obstante, sus despistes - en partidos que no invitan a una tensión extra - son más frecuentes de lo esperado en un titular indiscutible.

También la falta de motivación es un mal que en ocasiones propicia curvas de rendimiento. En una plantilla que ha ganado catorce títulos en cinco años – entre ellos cuatro Champions League – es normal que la ambición decaiga en alguna medida, salvo en aquellos jugadores que dispongan de un gen competitivo incorruptible. Menos probable, pero no por ello descartable, es que se pueda dar algún caso en el que un jugador caiga en el error de asimilar – ni que sea inconscientemente - que basta con rendir los últimos cuatro meses para conseguir títulos, focos, aplausos o, incluso, buenos contratos. Pero, en cualquier caso, lo que sí podemos afirmar es que, aunque todos los titulares del Real Madrid son buenísimos, cada vez hay más que lo son en menos partidos y durante menos minutos.

todos los tITULARES DEL REAL MADRID SON BUENÍSIMOS ,PERO CADA VEZ HAY MÁS QUE LO SON EN MENOS PARTIDOS

Actualmente es notoria la diferencia de energía y tensión que desprenden los más jóvenes – todavía pertenecientes a la segunda unidad – con respecto a los veteranos, fijos en el once inicial. Vinicius, Marcos Llorente, Valverde, Odriozola o Reguilón son prueba de ello. Quizás sería conveniente que el entrenador y el club asumiesen que la calidad de muchas de sus estrellas - corroborada a golpe de títulos - no alcanza ya - por múltiples razones - para cubrir un curso entero.  Fichar refuerzos de calidad para garantizar el relevo - en algunos casos - y que el entrenador conceda más minutos a los más jóvenes - en otros - podría ser un buen comienzo para volver a recuperar un dominio que se extienda, esta vez, a toda la temporada.

Pepe Kollins
Redactor jefe de La Galerna @pepekollins

17 comentarios en: La calidad eventual

  1. Es un equilibrio bastante dificil de conseguir ami parecer el juntar fichajes de estrellas con conceder minutos de calidad a los jovenes,por que estos jovenes solo mejoraran cuando se vean expuestos en grandes plazas,pero a la vez en esas grandes plazas son los sitios donde las figuras deben dar el do de pecho. Situacion complicada de administrar sin duda.

  2. Es que no se gana ni solo con lo que comúnmente se denomina calidad ni solo con entusiasmo, concentración y, en definitiva, trabajo.
    Hace falta de todo.
    En los últimos años hemos tenido de todo. Ahora no.
    Pista: no hemos perdido calidad.

  3. Excelente reflexión, que nos lleva a la siguiente pregunta. Aún siendo deportes distintos,¿ por qué la plantilla de baloncesto, si es capaz de trasladar en el tiempo su competitividad?. También combina jugadores veteranos con nuevas incorporaciones!!!

    1. Una gestión más optimizada, está claro. Para empezar porque los jugadores del equipo de baloncesto aceptan un rol específico, priorizando como objetivo la victoria del equipo, no el interés propio. En el Real Madrid de baloncesto un veterano juega menos minutos y no rechista, aunque su palmarés sea impresionante. Si la estrella del equipo pasa por un momento bajo se le reserva para que descanse y lo asume porque sabe que es lo mejor, jugadores que pueden aportar muchas cosas se ciñen a una labor específica y lo aceptan. En síntesis, actúan como un equipo y no se les cae los anillos porque un chaval como Luka Doncic lidere al equipo, al revés, saben reconocer su talento.

      1. Buen ejemplo el RM Baloncesto con respecto al fútbol. En primer lugar son deportes diferentes: en basket los cambios son más dinámicos, la gente entra y sale mientras el fútbol es más rígido en los cambios.

        Pero también diría que en la plantilla de basket hay más inteligencia y más sentido de equipo que en la de fútbol, que es más jerarquizada y egoísta: ayer por ejemplo, Ramos no deja tirar una falta perfecta para un zurdo como Reguilon por egoísmo y jerarquías y mando mal entendido. Lo mismo ocurría cuando las alineaciones se hacían por jerarquías en lugar de poner al más adecuado, como pasó con Marcos Llorente hasta que Solari lo puso.

        Harían bien los del fútbol en tomar ejemplo del basket...

  4. Fue Míchel el que propuso antes que nadie el fichar jovenzuelos para que se hicieran estrellas en el Madrid. Lo dijo cuando los primeros galácticos empezaron a flaquear y llevaba razón hasta cierto punto. Hay que traer a los jóvenes que ya hayan destacado y en los cuales la inversión de millones sea una garantía. Si sale extraordinario para nosotros. Si no eclosiona en jugador del Madrid, venderlo que siempre saldrá por más que por lo que entró. Pero no hay que tratar de completar una operación genial cada vez. Hay que ir a lo seguro, a los M'Bappés. Que luego nos comemos a los Theos con patatas. Los de ahora son demasiado inexpertos y por ello no empujan a los veteranos en la competitividad interna. No les obligan a estar bien habitualmente para que no zozobre su supuesta titularidad. ¿Y la clase media?

    1. Hola, McManaman

      "Fichar refuerzos de calidad para garantizar el relevo – en algunos casos – y que el entrenador conceda más minutos a los más jóvenes – en otros –"

      El primer planteamiento que he realizado es el de fichar. Pero la reflexión lo que pretende incidir es en que muchos titulares ya no reúnen condiciones, pese a su calidad innegable, para rendir sostenidamente. Por lo tanto hay que hacer algo. Luego las estrategias pueden ser varias y no necesariamente incompatibles entre ellas.

      1. Hola Pepe,

        Lo mío era un brindis al Sol no una crítica a tu artículo vaya eso por delante. En cuanto a la plantilla: No se ha fichado repuesto para el mejor jugador del mundo y eso se tiene que notar. Bale y/o Isco, que podrían haber intentado recoger esa antorcha, arrojan muchas dudas.

        Más allá de esta situación está el asunto del fair play financiero que no existe en realidad y no sé por qué narices lo estamos respetando. Si la norma es para unos sí y para otros no, tampoco sé muy bien qué hacen los mejores clubes de Europa sin montar una liga propia.

        Pero quizá todo esto sólo sea frustración porque hemos vivido en la cresta de la ola estos años y nos da pena que se acabe el mejor verano de nuestras vidas.

  5. Suscribo todo tu artículo, Pepe, de pe a pa.....resulta que siempre estoy de acuerdo con prácticamente todo lo que dices aquí y en tuiter....

    Saludos

  6. Lo primero es tener un entrenador que confíe en los jóvenes como Distefano con la quinta, el entrenador del Mónaco que sacó una camada impresionante hasta que los vendieron todos, el del AJAX que con una media de 20 años llegó a la final de la UEFA ligue, y vangal que donde va saca jugadores y los pone y el mismo wenger apostando por los jovenes

    1. Me temo que en esos casos citados, todos los entrenadores hicieron de la necesidad virtud. Apostaron y apuestan por jóvenes al no poder aspirar a jugadores consagrados y fiables. Luego a veces sale bien y otras, como la estrategia del Madrid actual, no tanto.

  7. cruyf,entrenador,decia que cuando el equipo ganaba algun titulo importante era cuando habia que fichar un jugador de calidad,para que todos estuvieran alertas y nadie se durmiera en los laureles,la calidad de algunos jugadores permanece siempre,pero por mucho que se cuiden,exceptuando el especial y unico caso de cristiano,los años se haran notar en el rendimiento,creo que es el caso de marcelo o modric,por ejemplo,por eso antes de que le llegue la hora de abandonar el madrid se debe hacer jugar a su lado a los jovenes con talento,seguro que creceran mucho en beneficio del equipo

  8. La clave de bóveda de un equipo grande, debe de estar formada siempre por jugadores sólidos , de gran calidad y de los que raramente fallan. Portero, central, medio centro y delantero centro deben de ser así. Alrededor de esa columna vertebral, cuanto mejores sean los que acompañen, mejor para todos.
    De esos cuatro puestos fundamentales, el Madrid tiene bien cubiertos el de portero y concedo con reparos el de central. Modric ya dió lo que tenía que dar y delantero centro directamente no lo hay. Por eso el edificio se tambalea.

  9. Hay que dejarse de hostias y fichar a uno o dos delanteros centro. Benzema es el clásico 7 de toda la vida. No sé por qué siempre la gente le ha considerado un 9. Hasta que esto no suceda, dudo de que ganemos algo. En eliminatorias europeas se penaliza mucho la falta de gol. Así que, o Benzema y/o Bale están inspiradísimos de cara al gol, o nos van a echar de Europa más pronto que tarde.

  10. Pepe Kollins, el problema no es la visión del aficionado sino que ésta se conforma de lo que le llega de la prensa y es precisamente el manoseo vehemente, cateto y drástico que imponen los medios al tildar a fulano de ser realmente bueno.

    "Un jugador es buenísimo ¿Pero cuántas veces y durante cuánto tiempo? ¿Durante los 90 minutos? ¿En todo tipo de partidos? ¿En algunos tramos de la temporada? ¿Solo cuando se encuentra en su plenitud física?" Pues según le interesa a la prensa si hablan del RM u otro.

    cuando le interesa a la prensa es buenísimo y lo que dice esta forma opiniones en sus oyentes, usuarios y así se forjan leyendas que no se ajustan a la realidad pero que al repetirse como loros, tenemos jugadores que no están en su mejor condición pero como son buenísimos según ellos deben jugar por delante. Porque esa es otra ¿quién debe jugar: el bueno o el que está mejor? ¿Y quién define que fulano es mejor que zutano?

    Y así se tiene el debate que se quiere donde, según sea el RM u otro, se aplica un criterio u otro.

    Y así todos los fichajes que llegan son dudosos, bultos sospechosos de dudosa calidad, que no han demostrado nada hasta que se pongan esa camiseta y entonces veremos, porque los que llegan quitan minutos a los nacionales... pero eso sí, cuando se van son unos fenómenos y un error del RM. Lo sangrante e indignante es que a los demás equipos no les aplican el mismo criterio y exigencia.

    Y como en este país solo se cuestiona el 11 titular del RM, el del atlético lo que diga el cholo y el del barça lo que diga Valverde, siempre será algo grave.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram