Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Entrevistas
Julio Llorente: "Benzema es el mejor del mundo"

Julio Llorente: "Benzema es el mejor del mundo"

Escrito por: José Luis Llorente Gento22 noviembre, 2021
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Más que leer una entrevista, ustedes van a asistir a una escena familiar. Una conversación entre dos hermanos que se sientan en unos escalones a recordar una parte de su vida: José Luis y Julio. Oído atento, mente despierta, Jesús Bengoechea asiste al diálogo alborozado, interviniente esporádico y natural. Un tercer hermano, una sombra que va y viene, una voz inesperada, resuena profunda para aclarar algún dato o sembrar más desconcierto, pero sin sumarse a la charla. Paco, en cuya casa tiene lugar el encuentro, siempre ha sido siempre persona de pocas palabras. Por mera casualidad, el resto de los hermanos se han reunido en la visita dominical al padre que con tantos desvelos los crió. María José, la primogénita, y Toñín, el que fuera estupendo jugador de baloncesto que también vistió de blanco, terminan por componer una imagen que, pandemia y destinos mediante, no se plasmaba desde la Navidad de 2019.

Hermanos Llorente

Cuando habla, Julio Llorente revela sabiduría futbolística, madridismo a raudales y el sello de una estirpe extensa y dedicada cuyos miembros, indefectiblemente, terminan llevando el escudo del Real Madrid en el pecho. Intimidad, seriedad, algo de palique y muchas risas se alternan en esta sesión informal, que trajo a nuestra memoria el recuerdo emocionante de un pasado que se aleja sin remisión. Ojalá a ustedes les suceda lo mismo. Ojalá disfruten tanto como nosotros disfrutamos de aquella mañana que nos acogió con su manto fresco y soleado y con las palabras sensatas del menor de los Llorente Gento.

Julio Llorente

¿Cuándo eres consciente de la importancia de nuestra familia en el ámbito del deporte?

Puf, vaya pregunta para empezar. Yo me doy cuenta de que mi tío es Paco Gento, un mito del madridismo, a los 10 ó 12 años. Entonces eres consciente de que tener un tío que ha sido la bomba y otros dos que han jugado en primera división (Julio y Antonio Gento) es algo diferente, algo que no le sucede a todo el mundo.

¿Y tus hermanos qué, sinvergüenza? (Risas). Tú tenías 10 años y yo ya había jugado con la selección española junior de baloncesto. Aunque cuando debuté con la absoluta, con 20, tú eras aún bastante joven, tenías 13 años.

Sí, en esa época los demás hermanos aún no habíamos roto el cascarón del huevo. Pero cuando ves que tu hermano está en la élite del baloncesto y que tus tíos son quienes son, sobre todo Paco Gento, sabes que va a haber una continuidad deportiva en la familia. Nosotros ya apuntábamos maneras. Toñín tenía 16-17 y había jugado en el juvenil del Madrid.

¿Tú qué pensabas entonces?

Recuerdo que cuando me cogieron para el equipo de fútbol del colegio, el San Agustín, fue uno de los días más felices de mi vida. Llegué a casa y dije: “Mamá, me han cogido para jugar en el equipo alevín del cole”. Me hizo más ilusión que cuando fiché por los juveniles del Real Madrid. Luego empecé a destacar y hacer goles, y entré al Madrid a punto de cumplir los 17, en la 83-84. Ahí es donde me di cuenta de que podía llegar a algo.

Joe y Julio Llorente

De pequeños siempre hacíamos deporte juntos, ¿lo recuerdas?

Yo podría haber tirado para el baloncesto o para el fútbol, pero me decidí por el fútbol porque me gustaba un poco más. Y luego estaba mamá, que me decía: “Tú, al fútbol”. De hecho, también jugué al balonmano en el cole. El padre Emiliano, el del balonmano, me animaba a que practicara esa modalidad deportiva porque saltaba mucho.

Gracias a ese salto que tenías, has marcado algún que otro gol de cabeza.

¿Algún que otro? (Risas). Yo he marcado en Primera División unos 21 ó 22 goles, de los cuales 13 ó 14 han sido de cabeza.

Has hablado de los goles que metías de pequeño y a algún lector que te catalogue de defensa le habrá sorprendido. Lo cierto es que tú jugaste primero de centrocampista, antes de consolidarte como defensor.

En las categorías inferiores del Madrid jugué de interior y alguna vez de mediocentro, pero no de defensa. En mi primer año de juvenil no destaqué mucho, en el segundo sí, y Toni Grande me dio el brazalete de capitán. Después pasé una temporada con el Real Madrid C de Tercera División, quedamos campeones del Grupo VII, jugué de interior derecho y marqué bastantes goles. Cuando llegué al Castilla seguí jugando de interior derecho, pero en un partido de Copa del Rey teníamos bajas en la defensa y Santiesteban y Del Bosque me colocaron de defensa central. Hice un partidazo, marqué un gol y ya me quedé en esa posición. Luego también jugué como lateral derecho. Así que al final alterné durante mi carrera la posición de central con la de lateral derecho, izquierdo y mediocentro. Incluso Azcargorta me colocó de volante ofensivo en el Tenerife media temporada. Cuando Fernando Redondo se iba a la selección argentina, yo jugaba en su puesto.

¿En cuántos partidos coincidiste con Paco (el cuarto hermano) en el Real Madrid?

Como titulares unos 20 ó 25 partidos, pero saliendo desde el banquillo muchos más.

Y también coincidisteis vistiendo camisetas diferentes. No creo que haya muchos casos así en la historia del deporte de élite.

Contra Paco ya había jugado cuando él estaba en el Atlético Madrileño y yo en el Castilla. Incluso en Tercera, cuando él militaba en el Móstoles y yo en el Real Madrid C. Pero es que también nos enfrentamos durante mi época en el Tenerife y la suya en el Compostela. Cuando yo jugaba contra Paco, mamá decía desde la grada: “¿Quién es el burro ese que le ha dado una patada a Paquito?”. Y le contestaba papá: “Pero si ha sido tu otro hijo”, o sea, yo (risas). A Paquito no lo cogía nunca, me daba pánico tenerlo enfrente, te hacía un finta y salía disparado, solo podías agarrarle o empujarle.

No llegaste a marcarle, ¿verdad?

No, porque ambos jugábamos por la derecha y era difícil que coincidiéramos en el campo, pero cuando lo hacíamos le daba una tarascada para pararle. Yo advertía a los laterales izquierdos de mis equipos cuando jugábamos contra él, les decía que le agarraran o le pegaran una patada para detenerle. Pero en el fondo me alegraba de que le salieran las cosas bien, aunque no es fácil cuando te enfrentas con tu hermano. Tú  también jugaste contra Toñín, y ambos erais bases, por lo que el combate era cara a cara.

Cuando yo jugaba contra Paco, mamá decía desde la grada: “¿Quién es el burro ese que le ha dado una patada a Paquito?”. Y le contestaba papá: “Pero si ha sido tu otro hijo”, o sea, yo

A mí me costaba marcar a Toñín por ser mi hermano pequeño, pero tú también lo eres y aquí las preguntas las hago yo. (Risas). Hablemos de Tenerife: te vas allí a jugar y le quitas dos ligas al Madrid. Esa no es la educación que te dieron papá y mamá. (Risas).

Dicen que nosotros le quitamos esas ligas al Madrid, pero las perdieron ellos, que llevaban un colchón de puntos que desaprovecharon.

Tienes razón. De hecho, Valdano nos contó en primicia que Mendoza le llamó cuando el Tenerife ganó al Barcelona para darle las gracias por haberles dado la Liga. Y luego acabó como acabó la cosa.

Así es. Y además, unos años después, hicimos un favor al Madrid también ganando al Barça, y gracias a ello se distanció de ellos bastante en una Liga que finalmente ganaron los blancos.

Aquellos dos partidos de Tenerife dejaron muchas polémicas para la historia. Milla nos confirmó hace un par de años, en una entrevista, aquello de que le llamó alguien del Barça para dejarse perder. Nos repitió que así había sido. Aunque no quiso decir nada más de ello.

El segundo partido tuvo más polémica, porque hubo un penalti que no sé si era o no penalti, un fuera de juego, etc. Yo lo de Milla no lo sabía y sobre esos temas no voy a hablar. No es bueno para el fútbol ni para nada. Casi siempre que se habla de primas a terceros, por ejemplo, es mentira.

¿Te dolieron las derrotas del Madrid en Tenerife por tu hermano Paco?

A mí me dolieron por el Madrid. En la primera Liga de Tenerife yo no jugué. Era un marrón por mi pasado madridista. Además no nos jugábamos nada. Sin embargo, en el segundo Tenerife nos jugábamos la clasificación para la UEFA, algo histórico para el club. No estaban ni Redondo ni Chemo del Solar y jugué yo de mediocentro, me dejé la piel e hice un partidazo.

Aquel segundo año, el Tenerife era un equipo mejor. Ganasteis 2-0 sin contestación en cuanto a juego, sí en cuanto a las decisiones arbitrales.

Éramos un equipo más compenetrado, era el segundo año de Valdano. Además, el terreno de juego lo habían ampliado y el césped era más apto. Eso nos permitió desarrollar mejor nuestro fútbol y nos benefició. Ángel Cappa hacía un buen trabajo con los defensas, y eso también nos ayudó mucho.

¿Te dolieron las derrotas del Madrid en Tenerife por tu hermano Paco?

A mí me dolieron por el Madrid.

Donde más has jugado es en el Tenerife, 9 temporadas. ¿Tu corazoncito de aficionado dónde se ubica?

Guardo muchos recuerdos del Tenerife. Jugué allí 9 años e hice buenas campañas. Cuando vuelvo a Tenerife siento que la gente me quiere. Nos juntamos una buena hornada de jugadores nacionales: Felipe Miñambres, Antonio Mata, Chano o Quique Estebaranz, que se compenetraron muy bien con los fichajes extranjeros. También tuvimos entrenadores que apostaron por el buen fútbol cuando no era lo habitual en aquel momento: Valdano, Cantantore… Eso nos dio mucha consistencia.

Llegasteis a disputar la semifinales de la UEFA contra Schalke.

Sí, conseguimos terminar arriba en la Liga y jugar la Copa de la UEFA. Ojo, cuando la UEFA la jugaban el tercero y el cuarto de la Liga. Tras eliminarnos el Shalke, una periodista me entrevistó y me dijo: “El año que viene buscaremos otra vez conseguir el trofeo ansiado de la UEFA”. Yo le miré sonriendo, y repliqué que, si en los próximos 20 años el Tenerife conseguía llegar de nuevo una sola vez a semifinales de la UEFA, sería un éxito enorme.

¿Cuál era el secreto de aquel Tenerife?

Había un director deportivo, Santiago Llorente (nada que ver con nuestra familia) con mucho criterio que fichó muy bien. Javier Pérez era un presidente valiente y realizó buenas inversiones con jugadores extranjeros: contrató a Redondo, Pizzi, Jokanovic, Del Solar o Ezequiel Castillo, que nos complementaron muy bien. Armamos un gran equipo que estuvo 4 ó 5 años en la élite.

Fue Valdano quien convenció al equipo de que podía jugar muy bien, ¿verdad?

Con Valdano comenzó la época dorada del Tenerife. El primer año nos salvó del descenso en 8 partidos cuando teníamos un pie en Segunda División. Y el siguiente año nos clasificó para la UEFA. Después llegaron Cantatore, Heynckes, Víctor Fernández, Arthur Jorge. Todos entrenadores ofensivos que querían jugar bien al fútbol. Además, teníamos jugadores para hacerlo.

no fue un error del madrid dejar ir a marcos (llorente). nadie en el madrid habría dado con la tecla que ha dado el cholo adelantando su posición. fue el destino

Volviendo al Real Madrid. Cuando subes al primer equipo te encuentras con la Quinta del Buitre y ganas las dos últimas ligas de las cinco consecutivas.

De hecho yo siento como mía una tercera Liga, la de la temporada 86-87. Estaba en el Castilla, pero entrenaba de vez en cuando con el primer equipo y estuve en varias concentraciones con ellos. Cuando el Madrid se proclamó campeón, me llamó el gerente Fernández Trigo y me dijo que fuese a la celebración del título. Había convivido mucho con aquella plantilla. Estaban Juanito, Santillana, Camacho. Más que respeto, yo estaba acojonao. A pesar de no haber jugado ni un minuto esa temporada, esa Liga la siento como mía. Aunque oficialmente gané dos Ligas. También ganamos una Copa del Rey y dos Supercopas de España.

Asimismo, participaste en una de las famosas eliminatorias de Copa de Europa contra el Milan de Sacchi. Pero afortunadamente no embadurnaste aún más el pabellón familiar participando en el 5-0. Paco sí lo hizo. (Risas).

Sí, fue la temporada siguiente al fatídico 5-0. Schuster se lesionó y Beenhakker me dijo: “Calienta”. Y yo: “¿Qué dices?, que estamos en San Siro”. (Risas). No jugamos mal aquel partido, aunque perdimos 2-0. Paco lo hizo bien, en una jugada que se iba para la portería le agarraron, le tiraron al suelo y no pitaron nada. Después, en la vuelta, empatamos a uno. Yo rematé contra el palo y Butragueño marcó de rechace. Insuficiente pero digno.

(“Metió un gol Hugo en fuera de juego”, apunta una voz misteriosa. Al principio no advertimos quién es, pero resulta ser el propio hermano Paco, nuestro hermano, que inadvertidamente estaba tendiendo la ropa en el porche). Hombre, Paco, únete. (Ante la negativa de Paco, continuamos). 

Ese año pudimos haber pasado, aunque aquel Milan tenía a Van Vasten, Gullit, Rijkaard y Maldini.

A Vinicius se le exigió más de lo debido desde que llegó al Madrid. Pero va a ser un jugador de talla mundial. está entre los diez mejores de la élite del fútbol

Y del Madrid, ¿qué jugadores te llamaban la atención?

Todos. Hugo Sánchez era un espectáculo. No regateaba ni generaba jugadas, pero remataba todo lo que le llegaba, aunque el centro fuese malo. De cabeza, de chilena, con la izquierda, con la derecha, con el pecho, de escorpión —en los entrenamientos los marcaba—. Era espectacular el timing que tenía para medir la velocidad del balón y golpearlo. Martín Vázquez ha sido uno de los jugadores mejor dotados técnicamente de la historia del fútbol. Una barbaridad. Rafa lo tenía todo: explosividad, cambio de ritmo,  golpeo con las dos piernas con el exterior, el interior, un espectáculo. Aunque sufría muchos problemas musculares. Tal vez porque era hipertónico. Además, antes tampoco había una preparación física específica para evitar lesiones.

¿Y el resto de la Quinta? ¿Qué te inspiraba jugar con ellos?

Míchel era un espectáculo, tenía una clase brutal. Y el Buitre se metía en el área y la liaba. También estaba Sanchís. Camacho se hacía con la banda, era rápido, técnico y resistente. Gordillo me parecía un extraterrestre, le decía: “Gordo, pero si no entrenas, ¿cómo lo haces?” (Risas). Subía y bajaba veinticinco millones de veces la banda sin cansarse, robaba, llegaba arriba y centraba muy bien. Chendo físicamente era brutal, rapidísimo. Fernando Hierro tenía colocación, calidad, de todo.

El héroe infravalorado de ese equipo ¿no fue Jankovic?

Milan Jankovic era fantástico. Qué jugador. Hacía jugar a todo el mundo. Me dejó impactado. Se lesionó la rodilla y ya no fue el mismo. Luego se marchó y vino Schuster. No se ganó la Copa de Europa por mala suerte, porque había un gran equipo.

(Jesús Bengoechea se dirige a Paco, que sigue tendiendo la ropa en el soportal, insistiéndole para que se una): Todo el mundo recuerda tu partido en Oporto, pero no aquel de Copa de Europa de la temporada 88-89 contra el Górnick en el Bernabéu. En la segunda parte el Madrid estaba eliminado, saliste por Martín Vázquez, revolucionaste el partido y remontamos finalmente. (“No me acuerdo”, responde inconcebiblemente Paco, entre las risas de todos. Interviene Joe): Yo estaba en el Bernabéu y estábamos acongojados. Era el típico partido que parecía que se iba a ganar fácilmente y casi nos eliminaron. Ellos tenían al mejor lateral de Europa y Paquito le volvió loco. Qué bueno era Paquito. Pero, como no quiere hablar, sigamos con el Madrid actual. ¿Cómo lo ves?

Lo veo bien. Hay dos jugadores que por las lesiones no están rindiendo como se esperaba: Bale y Hazard, pero el equipo tiene artillería de sobra. En defensa veo bien a Militao, Alaba y Nacho. Mendy me encanta. No es ofensivamente como Marcelo, pero es fuerte y rapidísimo. Da mucha consistencia a la banda izquierda. Lucas Vázquez es un jugador de club, bastante completo, puede jugar en cualquier puesto de la banda derecha.

El jugador de moda, no obstante, es Vinicius...

A Vinicius se le exigió más de lo debido desde que llegó al Madrid. Pero va a ser un jugador de talla mundial. Está entre los diez mejores de la élite del fútbol. No tiene tanta clase como Benzema, pero sí velocidad, desborde, regate.

¿Benzema es mejor?

Mejor que Vinicius y mejor que cualquier otro. Benzema me parece el mejor jugador del mundo. Todo lo hace bien. Juega y hace jugar. Es de los futbolistas que mejor he visto moverse en el campo. Es un portento técnico. Está entre los mejores 10 ó 15 mejores jugadores de la historia. El problema de Benzema es que ha estado muchos años a la sombra de Cristiano, que reconoció que metió muchos goles gracias a él. Es un talento puro. No solo es la clase que atesora, sino cómo comprende el juego y hace lo que debe en cada momento.

¿Qué opinas de la situación del Barça?

Desde fuera, el Barça ha de hacer un giro en su política económica y de fichajes. Me parece bien lo que están haciendo ahora de dar la responsabilidad a jóvenes jugadores, como Pedri o Ansu Fati, y construir el equipo a partir de ahí. La marcha de Messi ha dejado un vacío difícil de llenar.

Antonio Escohotado atribuye en un cincuenta por cierto la última Liga del Atleti al error del Madrid de dejar ir allí a nuestro Marcos (Llorente)...

Yo no opino igual. No creo que fuera un error del Madrid. Fue el destino. Si Marcos se hubiera quedado en el Madrid, nadie le habría colocado donde lo ha hecho el Cholo, habría jugado de mediocentro y no habría explotado como lo ha hecho en el Atleti. Los entrenadores que ha tenido Marcos siempre me han dicho que tenía mucha capacidad para colocar el balón y marcar goles en los entrenamientos, pero nadie se animó a adelantar su posición. Solo el Cholo. El Cholo no lo veía de mediocentro y le dijo: tira para arriba y mete goles. Cuando Marcos fichó por el Atleti, nadie pensó que Marcos iba a hacer lo que está haciendo ahora. Era el destino, que unió a Marcos con este hallazgo del Cholo.

Entrevista: Joe Llorente, Jesús Bengoechea

 

Joe y Julio Llorente

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

Escritor. Conferenciante. Columnista. Exjugador del Real Madrid y la Selección Española de Baloncesto. Se pasa la vida remontando.

Un comentario en: Julio Llorente: "Benzema es el mejor del mundo"

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Como cantaba Radio Futura, el futuro ya está aquí, amics, y se llama @vinijr.

El #Portanálisis de La Galerna.

👉🏻👉🏻👉🏻https://bit.ly/31frxqI

2

¿Quién merece el #BalondeOro? ¿Y quién lo ganará?

✍️🏻@Ramon_AlvarezMM

https://www.lagalerna.com/quien-merece-el-balon-de-oro-2021/

Hace 20 años que se nos fue George Harrison (1943-2001).
Rescato este texto que le dediqué hace algún tiempo en @lagalerna_ , en el que aparece Karim Benzema.

https://www.lagalerna.com/karim-harrison/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram