Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Diario de un madridista confinado (día 43)

Diario de un madridista confinado (día 43)

Escrito por: Francisco Javier Sánchez Palomares29 abril, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

28 de abril de 2020

¿Martes? Sí, todo OK, José Luis. Estoy en la tercera frase del artículo, según el plan de desescalada del Gobierno, puedo escribir en la terraza, pero no dentro de casa. Es un fastidio, porque no tengo terraza. Intento escribir en el alféizar, pero veo a Munitis haciendo lo mismo en la ventana de enfrente y se me pasan las ganas. Al final, escribo frases subordinadas, que es lo que mejor sabe hacer un empleado.

Primer día del confinamiento que no desayuno tostadas con ajo, aceite, sal y tomate. Las sustituyo por una comida mucho más sana; tres sándwiches de Nocilla, un café con leche en barreño y un café solo en vaso de sidra. No empleo más de cinco minutos en dar cuenta de todo.

Vuelvo rodando a mi habitación del mismo modo que Buyo se desplazaba por el césped buscando a Futre y continúo con las tareas.

Ha fallecido Michael Robinson, descanse en paz.

No pude ver a Pedro Sánchez explicar el plan de vuelta a la nueva normalidad y aún no me he enterado muy bien en qué consiste. Quienes lo han visto, cuentan que parecía Ferran Adrià explicando la teoría de cuerdas.

Veo desescalando por el patio de luces a cinco papanoeles y a Antonio Jesús López Nieto. Por fin voy entendido las fases, esta debe de ser la fase cero. Al parecer, en unos días, podrán volver a los entrenamientos los deportistas de élite, así que comenzará a ejercitarse el Real Madrid. El Atleti y el Barcelona tendrán que esperar.

Han decidido que la fase uno venga después de la cero. En ella, se podrá vestir camisetas de equipos de fútbol mientras no sean muy feas, porque pueden enfadar al virus y provocar un rebrote. También se podrá tomar cerveza y vino en las terrazas, pero no dentro de los bares. Cruzcampo no se podrá ingerir hasta la fase cuatro, cuando concluya el estudio serológico.

En la fase dos ya se podrá uno desplazar para aparentar que hace algo y su vida no es una vaciedad continua sin sentido alguno abocada a la desaparición más pronto que tarde. De este modo se irá ensayando para seguir con el mismo ánimo que antes de la pandemia. En esta fase es necesario adoptar la expresión de Dani Parejo.

Si no existen complicaciones, que las habrá, avanzaremos a la fase tres. Aquí quedará expresamente prohibido hacer chistes de ovnis y de Steven Spielberg, aunque ya se permitirá jugar con balones Mikasa y hablar por teléfono en la calle con un dedo largo enrojecido de luz levantado.

Y por fin, vendrá la nueva normalidad, que como escribe Carlos Mayoral en Twitter, es un ejemplo de oxímoron.

En resumen, tenemos por delante varias semanas en las que no tenemos ni idea de lo que va a pasar. Lo cual recuerda a la normalidad de siempre. Mi vaticinio es que cuando se reanuden las competiciones deportivas, el Real Madrid va a seguir ganando como lo ha hecho hasta ahora. Y si no es así, me confino de nuevo.

 

Día 1

Día 2

Día 3

Día 4

Día 5

Días 6, 7 y 8

Día 9

Día 10

Día 11

Día 12

Días 13, 14 y 15

Día 16

Día 17

Día 18

Día 19

Días 20, 21 y 22

Día 23

Día 24

Día 25

Días 26 a 32

Días 33, 34 y 35

Día 36

Día 37

Día 38

Día 39

Días 40, 41 y 42