Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Siete conclusiones del caótico cierre de mercado

Siete conclusiones del caótico cierre de mercado

Escrito por: Charly Rogenhofer2 septiembre, 2015
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Después del kafkiano cierre de registros del día 31 de agosto, uno no puede evitar sentirse con ceniza en la boca. Da la sensación de que nadie obtuvo lo que quería y todos salen quemados de los acontecimientos que sucedieron entre las 13 horas y las 23:59 horas del día.

Mis siete conclusiones

1. Primero que nada, diré que la operación no me sonaba mal para el Real Madrid. 26 millones fijos más 6 variables en transferencia de De Gea, menos los 10 fijos más 5 variables de Keylor, hacían que la operación saliera en un desembolso neto de 16 millones sin contar variables. Más o menos el desembolso de Oblak por el Atlético de Madrid. Considerando que en el club se pensaba en De Gea como un jugador estratégico y redituable, en lo deportivo y económico, y que además es 4 años más joven que Navas, yo veía la operación conveniente para el Real Madrid.

2. Los más perjudicados son quienes mejor se han comportado durante todo este embrollo: los jugadores. David de Gea, que ha tenido un rendimiento deportivo sobresaliente en la portería de Old Trafford, está en todo su derecho de no renovar un contrato si no conviene a sus intereses, y aun así ha sido víctima de los malos modos de Louis Van Gaal (más sobre este personaje adelante) poniendo siempre su mejor cara, aguantando la humillación de ir a la grada y el desprecio público de su afición. Hoy queda como misionero en tribu caníbal. Keylor Navas, quien si todo hubiera salido bien habría duplicado su ingreso y jugado en un club top como Manchester United, queda como titular en el Real Madrid pero sabedor de que, si por su club fuera, no lo sería. Desde el año pasado, cuando deportivamente no se le hizo justicia, ha puesto, al igual que David, buena cara y mejores actitudes. Ambos, irreprochables.

3. El equipo blanco quería a De Gea como sustituto de Casillas, lo sabíamos todos, incluyendo De Gea, Keylor y el Papa Francisco. Tampoco quería pagar los 40 millones que pedía el equipo inglés para traspasar al portero español. Creyó que con la negociación lograda alrededor de las 13 horas del día último de registros bastaría. Y no bastó. Es innegable que justa o injustamente la imagen del Real Madrid sale dañada. Que la prensa va a tener un buen día de carroña atacando al equipo: el niño es risueño, y todavía le hacemos cosquillas. ¿Qué podía hacer el Real Madrid? Estaba en su derecho de pretender a un jugador, ¿o no? Quizá el facilitar entre el Manchester United y el agente de Navas un acuerdo previo al acuerdo final de los clubes (hablo de días antes, no horas antes) hubiera ayudado.  Pero el “hubiera” no existe y hoy todos vamos a decir que hubiéramos hecho tal o cual gestión. De todos modos la institución debe aprender de esto y generar políticas que protejan al Madrid de estos derrapones. El club estuvo muy bien, eso sí, en el movimiento de Casilla (sin “s”), ya que le permitió cruzar el alambre con red de seguridad por si este se rompía (y se rompió).

4. Van Gaal. El entrenador del Manchester United es un gran técnico: ha sido campeón en muchos países, con equipos como el AZ. Formó las bases del gran Bayern Munich de Heynckes que después ganó todo, y tuvo la visión de proyectar en el Barcelona a jugadores como  Puyol, Xavi e Iniesta. Pero es una persona que valora muy poco las buenas relaciones humanas. Además del caso de David De Gea, no podemos pasar por alto cómo ha tratado a Victor Valdes (capítulos vergonzantes del holandés que misteriosamente la prensa en España no narra, como vaciar su casillero sin avisar a Víctor) y a Javier “Chicharito” Hernández, siendo la gota que derramó el vaso con este último su reacción burlona y prepotente cuando, ante el Brujas, Javier falla un penal al resbalarse. Van Gaal y solo Van Gaal ha evitado que esta operación se realizara, y dejará, espero, a su club sin una entrada de 26 millones de euros, sin su portero estrella y mejor jugador del curso pasado, el primero de enero. Aquí hay que poner atención a las tácticas que Van Gaal usará con De Gea por venganza, o por forzar su renovación. Ojo ahí. Por cierto, si no lo digo exploto: ¿y si Mourinho hubiera hecho lo mismo que Van Gaal? ¿Se estarían prendiendo antorchas ya, o al anochecer?

De-Gea-Van-Gaal-1200

5. ¿Es ético lo que hizo el Real Madrid con Navas? Ganar casi el doble de lo que gana y jugar en el Manchester United no suena mal. ¿Y lo que hizo el Manchester con De Gea? En los deportes estadounidenses se firman contratos colectivos entre las asociaciones de jugadores profesionales y los dueños de los equipos. Es decir, los contratos de trabajo no los redactan los clubes, que solo deciden el monto del salario, y que sí pueden agregar cláusulas específicas, como es el caso de los Yankees de Nueva York, que no permiten vello facial ni cabello largo en sus jugadores. Mientras ganen lo mismo los clubes pueden traspasar al jugador si lo desean en el momento que lo deseen. Los jugadores pueden, en su caso, nombrar equipos “veto”, es decir, un jugador veta a tres o cuatro destinos donde no le gustaría ser traspasado. En el fútbol cada club tiene su departamento legal y cada representante de jugadores sus demandas propias. Esto hace el proceso más complicado, pero creo yo menos injusto para el jugador. Keylor sabía que si no se arreglaba con el Manchester seguiría en Real Madrid, y pudo negociar a su conveniencia condiciones laborales en su nuevo equipo. Se puede hablar de una injustica deportiva hacia Keylor, pero él siempre tuvo la sartén por el mango en lo referente a sus intereses contractuales.

6. La defensa tardía. Solo diré que ojalá Keylor Navas hubiera tenido tantos defensores en la prensa, en la calle y en Twitter aquel día ante Espanyol de Barcelona el torneo pasado. Hoy, esa prensa que solo trabaja para hacer dramas con el fin de 1) vender más periódicos/publicidad y 2) golpear al presidente del Real Madrid, defiende a Navas, pero no lo defendió cuando ocupaba la portería del Real Madrid un portero con un nivel alarmantemente inferior al del tico.

7. La plantilla. Cualquiera de los dos escenarios en la portería, antes del cierre de registros, presentaba un Real Madrid mucho mejor al del torneo pasado. Los refuerzos este año fueron quirúrgicos, en posiciones puntuales: lateral derecho, portería y relevo a Modric. El lateral izquierdo no se refuerza porque Benítez contempla ahí a Arbeloa, quien fue su lateral izquierdo en el Liverpool. En términos generales se mejoró en tres puestos a una plantilla ya rica. Mi duda es si arriba los relevos podrán con el nivel de los titulares. Pero ese es tema de otro artículo. Hoy cierro deseando que a nuestro fichaje de último día de registros, Keylor Navas, quien el 30 de agosto tenía pie y medio fuera pero el 1 de Septiembre tiene los dos pies bien dentro, tenga el mejor año de su vida. Él, más que nadie, lo merece.

Pura vida.

Charly Rogenhofer
Tengo 33 años, soy Licenciado en Marketing, egresado por el ITESM. Radico en la ciudad de León, México. Soy, desde hace 11 años, analista de un programa deportivo de la ciudad, llamado Todo es Fútbol. El cine, los deportes y la televisión acaparan el 99% de mis pasatiempos.