Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
El Real Madrid aún no ha perdido la Liga

El Real Madrid aún no ha perdido la Liga

Escrito por: Francisco Javier Sánchez Palomares21 septiembre, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Se trata de una afirmación arriesgada, sin apenas base matemática y en contra de la historia de un club como el nuestro, caracterizado por la ausencia de remontadas y de fe en la victoria, pero tras la disputa de la segunda jornada, me aventuro a confirmar que el Real Madrid aún no ha perdido la Liga.

No es una opinión lanzada a lo loco, según ha ratificado un estudio de la Universidad de Milwaukee, todavía existen posibilidades – remotas, pero existen - de que el club blanco revalide el título liguero. Esta aseveración entra en conflicto con el sentir del madridista medio que pulula por las redes sociales, para el cual el entrenador está incapacitado para hacernos competir, el equipo es una porquería, no tiene gol y hay que fichar ya para cambiarlos a todos por quien sea.

No es una opinión lanzada a lo loco, según ha ratificado un estudio de la Universidad de Milwaukee, todavía existen posibilidades

Este pronóstico negativo está contrastado con pruebas tan sólidas como que el Madrid no ha podido ganar en el campo de la Real Sociedad el primer partido de Liga que disputa. El año pasado por estas fechas, el optimismo desbordante de estos aficionados alcanzaba unos niveles similares, se pronosticaba la debacle absoluta y el fin de la carrera de jugadores como Kroos o Courtois. Al final, se ganó la Liga y la Supercopa en un año dificilísimo para todos. No es una novedad, si nos guiásemos por el sentir de estos aficionados, al comienzo de cada temporada, habríamos ganado un par de ligas en casi ciento veinte años. El hecho de manifestar desencanto y pesimismo procura un aura de clarividencia y conocimiento a quien así se expresa que hace que muchos más se quieran subir a ese carro de expertos que está de vuelta de todo en la vida y se creen infalibles.

Varane contra Real Sociedad

La jugada no entraña riesgo; se curan en salud prediciendo el apocalipsis y si luego no ocurre, con la alegría de la victoria, nadie se acordará. Sin embargo, si aciertan, les faltará tiempo para sacar pecho y exclamar: «¡Ya lo dije yo!». Y claro, a fuerza de repetir todos los años lo mismo, alguna vez aciertan, aunque, por suerte, estos agoreros atinan menos que en cualquier otro equipo. Este dato sí es irrefutable.

Felizmente, el futbolista del Real Madrid pocas veces ha compartido este derrotismo y se ha sobrepuesto a reveses y situaciones difíciles de verdad —no a un empate fuera de casa en el estreno liguero— para acabar consiguiendo títulos impensables a fuerza de vencer partidos imposibles. Es curioso que al futbolista se le exija creer siempre y luchar hasta el final cuando el aficionado arroja la toalla a la primera pequeña dificultad que encuentra sin ni siquiera aportar lo único que está en su mano: ánimo. La mejor forma de enseñar es dar ejemplo.

Es curioso que al futbolista se le exija creer siempre y luchar hasta el final cuando el aficionado arroja la toalla a la primera pequeña dificultad que encuentra

En poco tiempo, han cambiado muchos aspectos cotidianos, al fin del ciclo del rodillo Cristiano-Messi se unen las limitaciones impuestas por la realidad actual. La coyuntura de hace dos o tres años ahora mismo está tan lejos como el Renacimiento y cuanto antes seamos conscientes de las restricciones existentes, mejor nos irá.

Parece difícil a corto plazo ganar casi todos los partidos para cualquier equipo. Va a ser necesario recurrir al fondo de armario porque la adquisición de prendas de lujo está complicada. En este aspecto, no comparto el pesimismo exacerbado visto ayer: las piezas más veteranas del ajuar madridista rindieron a buen nivel. Kroos estuvo soberbio pese a alguna imprecisión, Modrić aguantó bien, Ramos y Varane dieron seguridad y Benzema sigue en forma. Mendy continúa exuberante. Courtois ha comenzado del mismo modo que terminó: sublime y con un juego de pies que está a punto de convertirle en el nuevo Fernando Hierro, pero con guantes. A Vinicius le han regulado el chiclé y ahora su ralentí es más estable, pero mantiene la capacidad de aceleración.

Vinicius contra Real Sociedad

Además, Zidane exprime al máximo sus habilidades de sastre —que no desastre— y se afana en tejer nueva indumentaria en forma de jugadores jóvenes para completar las necesidades del vestuario, del mismo modo que, en tiempos de necesidad, en las casas se confecciona la ropa cuando es difícil adquirirla manufacturada. Al principio, es normal que la indumentaria nueva provoque rozaduras o sea necesario realizarle algunos arreglos, pero el vestuario del Real Madrid siempre ha albergado prendas producidas en la Fábrica y a menudo han sido los pilares básicos del mismo.

Otros se quedarán solo con la falta de gol y la seguridad de que la inclusión de jugadores jóvenes por parte de Zidane únicamente tiene el propósito de mandar un mensaje a la directiva del club.

Después de esta reflexión más o menos acertada, les voy a desvelar una confidencia: el verdadero motivo por el que el Real Madrid no ganó ayer en Anoeta es porque Tomás Roncero tomó el control del Twitter corporativo del diario As y al inicio del segundo tiempo afirmó que el Madrid iba ganando por 0 a 1. Frente a tremendo gafe, no existen armas eficaces, ni siquiera la flor de Zidane. Suerte que no perdimos.

Roncero gafe Real Madrid

 

No pierdan la esperanza, esto no ha hecho más que comenzar.

 

Fotografías Getty Images.