La Galerna

Partidos anodinos

Continúa la temporada de los sentimientos encontrados, cuyo fondo último podría ser mantenerse a la altura, cuando un equipo como el de Benítez fue puliendo con Zidane sus mecanismos de defensa y ataque, hasta convertirse en el más fuerte del planeta dos años seguidos. Para algunos es más difícil seguir que llegar, porque la tenacidad competitiva solo es consustancial en quien goza retándose, y logra trabajar por puro gusto. En el Real ese ánimo contagió a una veintena larga de talentos, borrando en gran medida la frontera entre titularidad y suplencia; pero ahora toca hacer frente a rivales que estudiaron a fondo sus virtudes, además de igualarle en capacidad adquisitiva, y será arduo quedar bien sin recobrar la humildad del meritorio.

La curiosa lesión de Benzema, por parte, abre algunas semanas el puesto a otros, y la simple alineación de ayer noche muestra lo versátil de su plantilla. Lucas Vázquez superó el bache, Bale sigue siendo la promesa número uno, y ante un adversario abiertamente leñero como el Numancia ninguno se arrugó, ni cayó en la trampa de contestar. Mayoral marró un par de ocasiones, para en la tercera dejar un cabezazo de crack, y aunque Vallejo y Llorente siguen mostrando grandes condiciones ambos se despistaron gravemente una vez. Carvajal sigue algo aturullado, y Theo dio muestras de displicencia dejando solo a un delantero por no revolverse, y pudo cometer un penalti cuando su adversario no llegaba al balón. Ceballos y su sustituto Isco dieron cal y arena alternativamente, mientras Asensio anduvo medio escondido.

Tampoco cabe esperar que el fuego del entusiasmo brille a la hora de batirse el cobre en Fuenlabrada o Soria. Quienes reprochan a los noveles deslumbrar poco cuando llegan sus oportunidades solo dicen en definitiva “date prisa”, combinado con un “para ti es como la final de Cardiff”. Pero ni las prisas ni la discriminación llevarán lejos, y tampoco dejarán de existir los partidos anodinos. Por cierto, ojalá todos incluyesen tantas jugadas bonitas.

Salir de la versión móvil