Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Jr. ha muerto, viva Jr.

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Jr. ha muerto, viva Jr.

Escrito por: La Galerna21 julio, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Vinicius Jr. fue presentado ayer en el Santiago Bernabéu como nuevo jugador del Real Madrid. Por su parte, Neymar Jr., en cambio, no fue presentado ayer en el Santiago Bernabéu como nuevo jugador del Real Madrid, ni lo será en los próximos días si nos atenemos a sus propias manifestaciones. “Me quedo en el PSG”. Vinicius Jr., Neymar Jr. Entre Jrs. anda el juego. Un Jr. que sí, un Jr. que no.

Este disparidad de realidades entre ambos Jrs. representa inmejorablemente el nuevo orden mundial del mercado de fichajes, y el nuevo papel que el Real Madrid desempeña en él. Es una suerte de “a la fuerza ahorcan”, pero también un “hacer de la necesidad virtud”. Como política general, lo que no implica que no haya excepciones (aún puede haberlas), el club apuesta por futbolistas jóvenes de gran proyección, por oposición a estrellas consagradas.

¿Ello es así porque el club quiere? No o no del todo. Ello es así porque el club no puede competir en el mercado con gigantes petrodolarizados como PSG o City. ¿Esto significa que el club atraviesa problemas financieros, o que no está bien gestionado? Ni mucho menos, más bien al contrario, como muestran los muy saludables ratios de la entidad. Lo que sucede es bien simple: nuestras cuentas domésticas son impecables, pero en el vecindario hay ahora casas que lucen más, por mor de lo rozagante de sus cuentas corrientes. Son casas en cuya acera refulgen aparcados, en consecuencia, los más rutilantes porsches y lamborghinis del panorama automotriz.

Y esto es lo que hay. ¿Nos gusta tener que asumir el hecho de que el Real Madrid ya no puede aspirar, casi por definición, a los mejores jugadores del mundo, o al menos a las estrellas más conspicuas? No. No nos gusta. ¿Tiene alguien la culpa? La UEFA, si acaso, al no arbitrar o aplicar normas de verdadero fair play financiero entre los clubes europeos. Fortunas insondables, estados petroleros enteros, someten al mercado con el saco sin fondo de sus posibilidades pecuniarias.

Lo demás, lo que toca ahora al madridismo, es un ejercicio de aceptación y realismo. Podrán aún venir cracks, y si vienen llegarán avalados por un marchamo de premadridismo: si han elegido estar aquí, será porque han preferido la gloria blanca al brillo deslumbrante del petrodólar. Bravo por ellos, por anticipado. Porque alguno vendrá. Seguro.

¿Debe el Madrid hacer una excepción a la propia norma autoimpuesta, e invertir 300 millones en un único jugador extraordinario? Tal vez deba, aunque sea como excepción, pero incluso en ese caso necesitará de la complicidad de la otra parte, el jugador. Tampoco eso tenemos a priori, pues el PSG o City de turno está en condiciones de doblar los emolumentos que el Madrid ofrezca al futbolista, sena cuales sean y sin pestañear.

¿Es Vinicius Jr. un gran fichaje? No lo sabemos. Es un proyecto de extraordinario jugador. El tiempo dirá hasta dónde llega.

¿Es Neymar Jr., el objeto de deseo inalcanzado, un gran jugador? Nadie lo duda, como lo es Mbappé, el otro gran otorgador de calabazas del verano. ¿Nos alegramos de que no venga Neymar, como hace una facción del madridismo? No. Lamentamos que Neymar no venga. Lamentamos sobre todo el fin oficial de una era en la que el Madrid aspiraba siempre al Zidane de turno, al Cristiano Ronaldo de turno. Eso ha acabado, queridos amigos.

Se abre la era de la fe y la paciencia, virtudes ambas (sobre todo la segunda) que nunca han sido atributo generalizado en las huestes blancas. Séalo ahora, por la cuenta que nos trae. Si no somos capaces de creer y tener fe después de 4 Champions de 5 posibles, tal vez no merezcamos nuestra propia pasión por el Madrid.

Jr. (metafóricamente y antes incluso de vivir) ha muerto. Viva Jr.

Pasad un buen día.

 

43 comentarios en: Jr. ha muerto, viva Jr.