Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Luis Enrique no es antimadridista (pero vamos, si quieres te lo miro)

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Luis Enrique no es antimadridista (pero vamos, si quieres te lo miro)

Escrito por: La Galerna20 julio, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Luis Enrique fue presentado ayer como nuevo seleccionador de fútbol español, en un acto sencillo a la par que emotivo coronado por una rueda de prensa en la cual el técnico asturiano demostró cuán simpático y chispeante es cuando se lo propone. Como bien sintetizan las primeras planas del día de hoy, habló de estilo de juego, de Piqué, de Ramos y de su querencia por el VAR (“con uve”, subrayó, codazo-guiño-codazo o guiño-codazo-guiño, según las fuentes). Luis Enrique se comportó como uno de esos curas viejos y hoscos que han sido requeridos por el obispo para incorporar a sus homilías un componente de guasa que seduzca a la facción más joven y barbilampiña de la parroquia.

También dijo Luis Enrique que él se sentía gijonés, asturiano, español, catalán, kurdo y mediopensionista, y no sabremos cómo habrán sido encajadas estas palabras por quienes ya no le pagan pero consideran que dos de esas condiciones, como mínimo, son incompatibles. A La Galerna, francamente, no le importan ni le incumben los sentimientos de Luis Enrique como nuevo seleccionador español. No le importan ni le incumben los sentimientos de Luis Enrique ni los del nuevo seleccionador español. No le importa ni le incumbe, de hecho y con todo el respeto, ni una sola palabra de las pronunciadas ayer por este ciudadano, con la posible (y sólo posible) excepción de lo referido a sus declaraciones respecto a su proverbial (ahora negado) antimadridismo. Eso nos importa e incumbe un poco más, en tanto en cuanto no nos agrada en demasía que nos tomen por idiotas.

Dice Luis Enrique que él no es “antinada” y por tanto tampoco es antimadridista. El antimadridismo de Luis Enrique son los padres. Luis Enrique no es antimadridista, de hecho es más probable que lo sea Marshall, de la Patrulla Canina, a que lo sea el nuevo hombre fuerte de Rubiales. Luis Enrique no es antimadridista, pero vamos, si queréis os lo miramos.

¿Recordáis aquellas manifestaciones de Piqué sobre el palco del Bernabéu? ¿Lo de que no compartía los valores del madridismo? ¿La insinuación según la cual en el palco del Bernabéu se cuecen gravísimas prevaricaciones judiciales contra Cataluña? A Luis Enrique le preguntaron por este pronunciamiento de su jugador, cuando aún lo era, y la respuesta no tuvo desperdicio:

-¿Lo que ha dicho Piqué? Prefiero no pronunciarme, porque yo soy todavía más radical que Piqué.

¿Recordáis también aquellas manifestaciones respecto a la contrariedad que le produce verse de blanco en los viejos cromos (porque Luis Enrique, sí, jugó en el Real Madrid, club que le puso en el mapa cuando aún era un voluntarioso delantero como tantos hubiera)?

Hay otros muchos ejemplos del no-antimadridismo de Luis Enrique, queridos amigos. Luis Enrique no es antimadridista, no. Solo le tiene una tirria sarracena al Real Madrid, pero no por ello es antimadridista. Repudia profundamente todo lo blanco en el terreno futbolístico, pero no por ello es antimadridista.

La Galerna, como Luis Enrique, no es “antinada”. La Galerna, como Luis Enrique, solo desea propagar un mensaje de amor y concordia entre los hombres de buena voluntad, Luis Enrique (cómo no) entre ellos. Lo que no es La Galerna es gilipollas.

Tampoco lo son sus lectores.

Pasad un buen día.