Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Hernández y De Burgos: pesadilla antes de Navidad

Hernández y De Burgos: pesadilla antes de Navidad

Escrito por: Athos Dumas10 diciembre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Queridos lectores, hoy les pido que hagan un pequeño ejercicio de imaginación.

Supongan ustedes por un momento que su equipo favorito - entiendo que si están leyendo esta columna es más que probable que sean ustedes madridistas - tiene que jugar el próximo 18 de diciembre en el Camp Nou un partido que fue aplazado el 26 de octubre pasado por la tensa situación que se vivía en esa fecha por las calles barcelonesas, y que de hecho corre serio riesgo de volver a ser aplazado si nos atenemos al nuevo comunicado de Tsunami Democrático.

Consideremos, con todo, que el partido va a poder jugarse.

Llega el 18 de diciembre. Previamente, el mismo comité arbitral a las órdenes de Velasco Carballo - y del supuestamente “aliado” del Madrid, el presidente de la Federación, Luis Rubiales - se encargó una semana antes de elegir al canario Hernández Hernández para pitar la contienda. Les recuerdo a los lectores, por ejemplo, los dos penaltis que dicho trencilla pitó a favor del Barcelona en mayo de 2017, cuando el Éibar ganaba 0-2 en el feudo culé y cuando estaba en juego la liga, ya que el Madrid se la estaba jugando en La Rosaleda de Málaga. O el gol que marcó Suárez tras zancadillear en las mismas narices de Hernández al cuadrado a Raphaël Varane, y eso pese a que el cuarto árbitro denunciaba a voces por el pinganillo la infracción del charrúa. O el penalti no pitado a Umtiti a Cristiano, o la expulsión de Ramos por no hacer falta a Messi...Hay tantos ejemplos que no queremos aburrir más. Según la propia UEFA, Hernandez Bis es considerado “árbitro de segunda categoría”, mientras que Gil Manzano, por ejemplo, es de categoría “Élite” y tan sólo una vez dirigió un Clásico.

Por si fuera poco, y se diria que en un afán de asegurar el “1” fijo en la quiniela del Clásico del día 18 de diciembre, el Comité no asume riesgos y designa a De Burgos Bengoetxea para estar a los mandos del VAR de ese día. Ese mismo colegiado que expulsó a Cristiano por haber sido objeto de un penalti en la Ida de la Supercopa de 2017. Y autor también de numerosas acciones que han favorecido siempre al equipo de los valors eternos.

El único fallo del Comité es no haber asignado además como jueces de línea a, por ejemplo, Hristo Stoichkov y Cristóbal Soria, aunque también tenían como candidatos a Jota Jordi, Jorge D’Alessandro, David Sánchez, Juanma Castaño o tantos otros más, quizás por no tener ninguno de ellos la licencia para arbitrar, aunque sí la tienen al parecer para esparcir bilis antimadridista en todos los foros donde participan.

Por si fuera poco, y pareciera que a fin de ayudar a Tsunami, determinados programas no paran de mostrar el hotel en el que descansará - si le dejan las caceroladas programadas - el equipo blanco, las distintas salidas que tiene el hotel, y el posible recorrido del autobús madridista en su camino al recinto barcelonista, no vaya a ser que algún despistado se olvide de algún detalle y no pueda ir a incordiar puntualmente a los componentes del club merengue.

Ya no tienen que imaginar nada más, queridos lectores. Todo lo anterior va a pasar. No se trata de “Pesadilla antes de Navidad”, la célebre película de animación de los años 90 de Henry Selick con guión del tortuoso cineasta Tim Burton. El guión que han escrito entre los responsables de la RFEF, de La Liga, de los movimientos separatistas, de los CDR, del propio FC Barcelona, todo ello aderezado con los heraldos y voceros de casi todo el periodismo patrio, va a superar con creces cualquier guión fantástico del propio Burton: ríanse ustedes de “Eduardo Manostijeras”, “Sombras tenebrosas” o “Sweeney Todd: el barbero diabólico de la calle Fleet”. Burton va a quedar como un mediocre aprendiz de cine para niños ante el enorme guión de terror que va a tener lugar el 18 de diciembre. Ríanse ustedes de George A. Romero y de sus zombies de “La noche de los muertos vivientes”, una película casi del nivel de “Pocoyó” comparada con la que se está tramando.

Y todo ello narrado con el incomparable trío antimadridista formado por “Pelopincho”, Robinson “más solo que la una” y el especialista en fútbol nepalí Mundomaldini. Pasen y vean.
Va a ser insuperable.

¿Se pueden poner más trabas al Real Madrid? No cabe duda de que sí. Aún quedan unos días más para urdir más obstáculos, trampas para osos y fechorías diversas. Atentos todos.

Nota del autor: sigo pensando que, como escribí hace unos días, este esperpento no tendrá finalmente lugar ya que se armará la “marimorena” por causa de la alta tensión pro-independentista. El nuevo comunicado de las huestes indepes apunta en esa dirección.

Esperemos acontecimientos.