Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Hasta siempre, Pau

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Hasta siempre, Pau

Escrito por: La Galerna10 junio, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hola a todos. Por si no tuviéramos suficiente con estos tiempos de mierda que nos ha tocado vivir últimamente, ayer, sobre la hora del aperitivo, nos cayó encima un jarro de agua fría en forma de noticia desdichada, como tantas otras, que gota a gota han ido derramándose sobre nuestras cabezas en los días del coronavirus. Ayer, de repente, nos quedamos en la cara mala del mundo, todos, súbitamente, un poco más flacos.

El cantante Pau Dones falleció ayer a los 53 años tras una larga lucha contra el cáncer. Siempre es un palo, Jarabe de palo, despedir a quienes escriben las canciones de nuestras vidas. Desde La Galerna, humildemente, queremos rendir a Pau, que vistió siempre con radiante sonrisa toda su vida, un modesto homenaje que nunca será tan hermoso como el que le tributó ayer Enrique Bunbury en la red social del pajarito azul.

En el Twittercolero nuestro de todos los días, a veces, también, emergen cosas bonitas.

Hoy el chasco nos lo hemos llevado por otros lares. Y vale, sí, la intención es lo que cuenta y la primera plana de Marca viene cargada de buenas. Pero no ha funcionado.

Mezclar el cruzado roto de un Asensio sonriente con una de las letras más reconocibles de Pau ha resultado en un mejunje extraño, una grotesca poción, un brebaje superfluo que no hace sino invitar a cierta frivolidad ante la enfermedad y la muerte. Da la sensación, incluso, de que, dadas las circunstancias, la primera plana con Marco estaba cocinadita desde por la mañana y que a última hora de la tarde algún illuminati  decidió tararear canciones en la reunión de portada.

Para expresar un homenaje así en tu primera página hay que hilar mucho más fino.

Y esto ¿De qué depende? Ciertamente del buen gusto del que hoy carece Marca cuya portada del miércoles resulta en un Estado fallido. Como Afganistán o Libia.

Si quieren tomar ejemplo sobre sobriedad y estilo comprueben la portada de El Periódico.

Al menos, y así lo reconocemos desde La Galerna, Marca ha sido el único jinete del Apocalipsis deportivo patrio que se ha atrevido a deslizar un homenaje entre líneas al líder de Jarabe de Palo….. aunque haya acabado por darse el morrazo.

Pero está claro que para fallar penales hay que atreverse a tirarlos.

Cuando no tienes pretensiones y arriesgas menos que un calvo en una peluquería, tu balance vital viene a asemejarse a una primera plana de Ouija Today. As, que lleva todo el confinamiento atravesando con penuria el yermo páramo del secarral deportivo, hoy se olvida de Pau, lanza las campanas al vuelo y ocupa toda su portada con gradas y verde. Tal es su emoción por la reanudación de la segunda parte de un apasionante Rayo Vallecano-Albacete.

Y fin. Poco más a rescatar de otra insulsa portada con menos salero que un belga por bulerías. Si acaso que habrá público en los estadios, gente en las terrazas y guiris en las playas antes que nuestros hijos toquen un columpio o vuelvan al colegio.

Si es que “No hay igualdad de condiciones”, como dice Bertomeu, mandamás de la Euroliga, que no sabemos si se refiere a los rusos o a los turcos o a como computan Erdogan y Putin sus muertos por la pandemia.

Tal día como hoy, en el que la prensa madrileña ha descarrilado cuesta abajo por la meseta, casi nos alegramos de encontrar al Lautaro nuestro de cada día en los kioscos de Barcelona. Y eso que hoy viene pequeñito el pobre, reducido prácticamente a breve, tanto en Sport como en Mundo Deportivo.

Aún así, y como siempre, Lautaro Javier Martínez es una fuente inagotable de noticias. El viaje astral que nos propone el Barça con cada uno de sus ciclos kármicos de fichajes se aproxima al nirvana del no-retorno.

7 de julio ¿San Fermín? No, amigos galernautas, San Lautaro Froilán de Todos Los Santos.

Poco más que añadir sobre el resto de las primeras planas catalanas. Que están preparados dicen, en plan confidencial Sport para más inri.

Sólo faltaba después de 89 días sin pasar por la oficina.

Lo cierto es que más allá de Lautaro y su 7 de julio, el auténtico chupinazo lo encontramos en la azotea de ambas cabeceras.

Pensamos que no llegaría nunca el momento.

Pero la horterada de lucir mascarillas futboleras llegó.

Y Unicef curiosamente no sale en las mascarillas oficiales (sí, oficiales) del FC Barcelona.

Ya saben amigos galernautas, en estos casos o Tragas o Escupes.

Sin embargo, siempre, como Pau, con una sonrisa en la boca.

Descanse en paz.