Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Entrevistas
Alkorta: “Las quejas del Barça no me parecen normales”

Alkorta: “Las quejas del Barça no me parecen normales”

Escrito por: Jesús Bengoechea4 julio, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Mañana juega el Real Madrid en San Mamés un partido decisivo para la suerte de la Liga, y hay un madridista que desea fervientemente que gane el Athletic. En el caso de nuestro invitado de hoy, dudo si decir que son cosas de tener un pasado o las cosas de tener un presente. El presente de Rafa Alkorta es el de Director Deportivo del Athletic de Bilbao y su pasado es eminentemente león también, pero con un periodo alarmantemente feliz teñido de blanco ahí en medio. Es del Madrid todos los días menos mañana, lo que al final nos mueve a pensar que no es cosa de pasado o presente sino de futuro. Es el mítico Rafael Alkorta al otro lado del skype. La entrevista tiene lugar antes de la última jornada de Liga, que ha destacado como líder al Madrid con cuatro puntos (más gol average) por encima del Barcelona.

 

Al frente de la tabla pero eternamente discutido por sus menos afines. ¿Cómo ves al Madrid? 

Sólido. Es verdad que desde Barcelona llegan intentos de desacreditar el campeonato que está haciendo con alusiones al tema arbitral o del VAR, pero no tienen ningún fundamento. Creo que, en general, ni Madrid ni Barça, con esas plantillas, se pueden quejar demasiado.

Bueno, el Madrid no se está quejando.

Es verdad. Zidane, en concreto, no se queja nunca de nada. Y hace bien. Todos los equipos deben ser muy conscientes de lo difícil que es arbitrar, y todo el mundo debería estar centrado en ayudarles. Es verdad que se equivocan, pero todos cometemos errores. Fíjate que incluso con el VAR se cometen fallos, y eso que estaba destinado a restituirlos. Las quejas del Barça me parece que no son normales. Y además se queja de los arbitrajes que recibe su rival, ya no es siquiera quejarse de los arbitrajes propios. 

¿A qué atribuyes esas quejas? 

A que iban por delante y ha llegado el Madrid, les ha comido terreno y les ha adelantado. Eso sienta muy mal a jugadores y entrenadores.

Has hablado del VAR. ¿Tú tienes ideas para mejorar su funcionamiento? 

Aplicar el sentido común, como en cualquier otro ámbito de la vida. Creo que ha ayudado bastante en el tiempo que lleva pero aún es un bebé. Tiene que crecer y mejorar. Habría que contar más con los jugadores. Que aportaran sus ideas para mejorar los protocolos. 

¿Serías partidario, como sucede en otros deportes, de que los equipos tuvieran unos cupos para apelar al VAR, un número máximo de veces para hacerlo, de tal modo que no fuera solo criterio arbitral el acudir al VAR o abstenerse de hacerlo? 

No sé. Está todo cogido con alfileres. Ya se para mucho el juego tal como está diseñado el protocolo. Si además damos opciones a los equipos, se puede eternizar la cosa. Creo que hay que mejorar, pero no estoy seguro de que ese sea el camino.

Cambiando de tercio, ¿has acertado alguna vez alguna alineación de Zidane? 

(Risas). Tampoco lo intento. Ni tampoco con las de nuestro técnico, Garitano. Nunca hago elucubraciones. Tanto Gaizka como Zizou, cuando sacan un once, lo hacen porque creen que es el mejor posible. 

Zidane está rotando sus piezas. También Garitano. Ambos, a veces, reciben críticas por ello. 

Pues es que no tienen otra. En el caso de Zidane, además, es que tiene una gran plantilla. Tienes que rotar porque de otro modo, jugando cada tres días, es una salvajada para la salud muscular de los futbolistas. 

Uno de los nombres del momento en el Real Madrid es Vinícius. Causa sensación en el madridismo, aunque hay quien critica sus carencias para la definición...

Hombre, es que si con 19 años tuviera además definición estaríamos hablando de un fenómeno increíble. Tiene un potencial espectacular, pero hay demasiada prisa en el fútbol. El otro día le metió un golazo al Mallorca. ¿Significa que ahora las va a meter todas como ese día? No. Seguirá fallando. Está en un periodo de aprendizaje, bien es cierto que rodeado de los mejores profesores que puede tener. Por esa excelencia de sus profesores, aprenderá rápido. Pero siempre en un contexto de calma, de no precipitarnos en nuestras exigencias. Tranquilidad. 

¿La definición se entrena o, si no naces con ella, estás fastidiado? 

Todo se entrena menos los instintos. El instinto asesino que tenía Raúl no se entrena. Decían: “el balón siempre va donde está él”. Bueno, es que eso es un don. La definición se puede entrenar, pero es verdad que unos siempre van a ser más finos que otros. 

Lo que saco en claro de lo que me dices es que es posible que Vinícius no llegue a ser nunca un gran goleador.

Es que a lo mejor no tiene por qué serlo. Los goleadores suelen ser otro tipo de futbolista que además juega en otro puesto en el campo, en una posición más centrada. 

¿Lo ves compatible con Hazard? Se diría que juegan exactamente en el mismo sitio. 

Hazard es, sin ninguna duda, uno de los cinco mejores jugadores del mundo. Aún no se le ha visto al nivel del Chelsea, es cierto, pero lo es. De manera que el que tendrá que adaptarse a esa situación, seguramente ocupando el banquillo bastantes veces, es el brasileño. Vinícius está irrumpiendo. Hazard es un futbolista top completamente hecho. El carioca debe amoldarse porque es verdad, aunque Eden puede irse más al centro, que ambos juegan por la izquierda. ¡Y ahora puede meterse Asensio en la pelea por ese puesto! 

En el Camp Nou el Athletic estuvo cerca de rascar algo. Si jugáis parecido, ¿podéis complicarle la vida al Madrid? 

No te quepa duda. Lo vais a pasar mal. 

¿Cómo “vais”? Pensé que eras de los nuestros. 

(Risas). Soy del Madrid siempre menos mañana. En San Mamés somos un equipo muy difícil, con gente y sin gente. Vais a sufrir. Aunque también es verdad que el Madrid es un equipo muy capaz de dar la talla también en el plano físico. Si el partido se pone físico, el Madrid es capaz de estar también a la altura. Veo al Madrid más fuerte que el Barça. Creo que es favorito para la Liga. Ha ido de menos a más. Tiene una plantilla muy nutrida y con jugadores en buen estado de forma.

Vamos a hablar un poco de tu carrera en el Madrid. Estuviste cuatro años en el club. Llegaste lo suficientemente tarde como para no vivir los dos traumas de Tenerife, pero te fuiste demasiado pronto para disfrutar la Séptima. Qué buena y qué mala suerte, ¿no? 

Sí, nada más irme yo, el Madrid ganó la Champions, la ansiada Séptima, ya es mala suerte, pero al volver yo al Athletic, ese mismo año, quedamos segundos y entramos en Champions, una verdadera hazaña. 

Totalmente. Te quedaste sin la Séptima pero otro ex-Athletic, Karanka, fichado para sustituirte, la logra en tu lugar.

¡Esa y dos más! Hay que estar en el sitio justo en el momento apropiado. Pero no se puede decir que Aitor tuviera suerte. Llegó al Madrid por méritos propios, era un gran central. Pero sí, estuve en el Madrid justo esos años raros. Ganamos dos Ligas, eso sí. 

Y una Supercopa.

Correcto. Una Supercopa al Barça, que fue mi primer título. Fueron temporadas inolvidables. 

Por lo bueno y por lo convulso, ¿no? Llegas con Mendoza en la presidencia y el primer año, con Floro, es el de la famosa bronca en el vestuario de Lleida.

Joder. Esa fue buena. 

¿Te asustaste al llegar ese primer año? Hubo mucho lio. 

Y sin embargo tengo buenos recuerdos. A muchos compañeros ya los conocía de la Selección. Los de la Quinta me hicieron un gran recibimiento. Era un vestuario con muy buena gente. En lo deportivo se torció todo a pesar de que Benito era un entrenador espectacular a nivel didáctico. Transmitía mucho. Me dio mucha pena su cese. Sigo en contacto con él. De vez en cuando whatsappeamos. Es un gran tipo. Deportivamente, sin embargo, el año fue malo.

¿Estaba ese equipo, y en particular la Quinta, aún en shock después de haber perdido dos Ligas seguidas en el último partido, y ambas en Tenerife

Si te digo la verdad, yo no les escuché nunca muchos comentarios. Habían pasado página. Son profesionales. No, la mala temporada no puede achacarse a eso.

soy del madrid siempre excepto cuando juega en bilbao. vais a sufrir.

Al año siguiente, llega Valdano. Ganas la Liga pero no tienes demasiado protagonismo. ¿Es un año agridulce? 

Jugué poco porque me lesioné en la pretemporada, en el partido de presentación contra el Palmeiras de Roberto Carlos. Veníamos de Mundial y debí haberme reservado, pero como soy de Bilbao insistí en jugar y me rompí el abductor. Fui muy burro. Estuve dos meses lesionado, y en ese tiempo Manolo (Sanchís) jugó tan bien junto a Hierro que yo ahí prácticamente no tuve opciones. No se podía culpar a Jorge (Valdano) porque Manolo rayó a gran nivel. No le podía quitar. Me tocó chupar banquillo. No me había pasado nunca antes, pero creo que es algo por lo que cualquier futbolista debería pasar. Estando ahí, al otro lado, aprendes mucho. Aprendes a no quejarte. A animar a los compañeros. A entrenar con toda tu fuerza. Valdano me trató muy bien, eso me ayudó. Siempre me trató con consideración aunque jugara poco, solo disputé once partidos ese año. También fue muy gratificante el hecho de no dejar de ir a la Selección pese a mi suplencia. Asimismo, me tocó chupar banquillo la mitad de la temporada siguiente, hasta que echaron a Jorge y vino Arsenio. 

Otro año muy convulso... 

Así es. Pero luego llegó Fabio (Capello) y esa fue la mejor temporada de mi vida. No tuve lesiones e hice una gran pareja con Hierro. Esa Liga, la de Fabio, la disfruté mucho más que la otra, de otra manera. 

Ahora vamos con eso. Pero volvamos a Valdano. Aquel Madrid con Valdano como técnico es uno de los que mejor ha jugado. Hay un recuerdo excelente en el madridismo de aquella Liga. Pocos Real Madrid han jugado mejor que aquel.