Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Fichajes de verano: Goyvaerts

Fichajes de verano: Goyvaerts

Escrito por: Alberto Cosín18 junio, 2023
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

En 1965 se produjo uno de los trasvases de jugadores que pasaron directamente del Barça al Real Madrid. El belga Fernand Goyvaerts terminaba contrato con el cuadro azulgrana y se esperaba una renovación por varios años más. Sin embargo, una operación relámpago por parte de la entidad merengue cambió todo.

Interior por ambos lados, también podía adaptarse a jugar como extremo, más retrasado en la media o incluso en punta. Un jugador liviano, versátil, tenaz y con clase. Dotado de buena técnica, tenía capacidad para construir el juego, una espléndida movilidad e inteligencia para el desmarque. Comenzó jugando en el Brujas, con el que debutó muy joven, a los 16 años. Ocho temporadas después, un enfrentamiento con el técnico rumano del conjunto belga, Norberto Hofling, le abrió las puertas a marcharse y firmó por el Barça, que pagó 125.000 pesetas por su traspaso tras la recomendación de Bela Sarossi a su amigo Kubala.

Goyvaerts

Sus dos primeros cursos en Barcelona fueron discretos, duros y discontinuos. No tenía los papeles en regla para jugar en España, había competencia entre los extranjeros, de los cuales solo se podían alinear dos, tuvo escaso feeling con el entrenador César y, además, arrastró algún problema físico. Apenas encadenaba una serie de partidos que no le dejaban mostrar todo el potencial que tenía. Y es que era un jugador muy valorado en su país por su calidad y siempre se le consideró una de las grandes promesas del fútbol belga a finales de los años 50.

Su mejor temporada en el conjunto culé fue la última, la 1964-1965. Con la llegada de Sasot al banquillo y la marcha de César, el belga vio la luz. Realizó espléndidas actuaciones y consiguió sumar un total de 18 encuentros. El mejor reflejo de su papel aquella campaña es que fue elegido el mejor jugador extranjero de Primera División.

Goyvaerts declaraciones

En el mes de abril de 1965 se daba por encaminada su renovación. El propio jugador lo confirmaba en una entrevista a Mundo Deportivo en la que avanzaba que “en principio, sí. Cuando hay buena voluntad por ambas partes, las cosas son fáciles de arreglar”. A mediados de junio se reafirmó esta situación y en otro testimonio al mismo medio declaró que el Barça está “interesado en mi renovación de contrato. Estoy citado para el lunes y creo que lo normal es renovar por tres años de contrato”. Sin embargo, el viernes 18 de junio por la tarde viajó a Madrid para estampar su firma como jugador blanco en presencia de Méndez Vigo, Antonio Calderón y Miguel Muñoz. En apenas unas horas, el Real Madrid le había arrebatado al club azulgrana al belga, del que se esperaba su renovación inminente. Además, la institución madridista tuvo que desembolsar una pequeña compensación económica al Brujas porque cuando salió de allí el jugador se comprometió a eso si después de tres años quería irse a otro club.

Goyvaerts atendió a Marca y explicó su fichaje: “No me apetecía nada seguir allí. Cuando me hablaron del Madrid, ni lo pensé siquiera…”. La oferta incluía un contrato de dos años y unos aspectos económicos normales porque “en el Madrid no se pueden poner condiciones…”. Respecto a su futuro papel en el equipo, venía con ganas y dijo: “Estoy seguro de que puedo rendir mucho más y tendré ocasión para demostrarlo en el Madrid. A pesar de la competencia (Puskas, Félix Ruiz, Grosso, Pirri) tengo confianza en mí mismo y estoy convencido de que en el Madrid, que es un club señor, todo dependerá de mí”. El futbolista belga rebosaba satisfacción y confesó que aunque militaba en el Barça, “siempre he considerado al Madrid como el mejor equipo del mundo”.

Goyvaerts y Muñoz

Al final se acabó dando un cambio de cromos entre ambos equipos. Mientras el belga se enfundaba la elástica blanca, el francés Lucien Muller, que había pertenecido al Real Madrid las tres últimas temporadas, se marchaba a jugar a Can Barça.

El bagaje de Goyvaerts en el Real Madrid no fue para nada el esperado, fundamentalmente porque se encontró con un gran enemigo: las lesiones. Encadenó numerosos percances que le impidieron tener continuidad en las alineaciones de Muñoz. Sufrió molestias reumáticas, una operación de amigdalitis, una rotura de menisco y una rotura de una inserción en el muslo que le produjo un callo de cuatro centímetros.

En su primera temporada, el año de la sexta Copa de Europa, solo se le vio en cinco amistosos ante el Burgos CF, AS Monaco, Vasco de Gama (en el Trofeo Aid-El-Kabir), Celta de Vigo y un combinado vasco. Para su primer partido oficial hay que remontarse hasta la jornada 7 de Liga de la campaña 1966-1967, en un choque contra la UD Las Palmas en El Insular. Las dos semanas siguientes continuó en el once, primero frente al Hércules en el Bernabéu, al que anotó un tanto, y después ante el Athletic Club en San Mamés. Ahí se paró la cuenta de encuentros oficiales del belga en el Real Madrid. Sumó, eso sí, otros tres amistosos, en los que marcó una diana en cada uno de ellos: Cádiz, Toulousse y CD Castellón.

Govyaerts Las Palmas

Por todo ello, el Real Madrid decidió no prolongar su contrato y se marchó al Elche por petición de Alfredo Di Stéfano, que era el técnico del cuadro ilicitano. Más tarde, jugó también en el Niza y regresó a su país para tener estancias en el Círculo Brujas, Lokeren, KWSC Lauwe y RRC Tournai.

El internacional belga en ocho ocasiones entre 1959 y 1961 (al abandonar su país se le consideró un desertor y no volvió a ser llamado), siguió ligado al fútbol como representante después de colgar las botas. En España hizo tratos con el RCD Español, llevando a jugadores como Lauridsen y su compatriota Teo Custers, y al Brujas le facilitó la llegada de Papin y Amokachi.

Falleció a los 65 años, víctima de un derrame cerebral, el 5 de abril de 2004.

 

Getty Images

 

Capítulos anteriores de la serie Fichajes de verano:

1. Robinho

2. Didí

3. Ricardo Rocha

4. Anelka

5. Owen

6.Breitner

7. Illgner

 

Foto del avatar
Apasionado del balompié, me hubiese gustado ver en directo a las figuras de los años 30, 40 y 50. Gato y madridista, en mi primera visita al Santiago Bernabéu pude contemplar a Diego Armando Maradona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Haremos como si no supiéramos que Messi y @3gerardpique usaron a Rubiales para presuntamente desviar fondos UEFA de la pandemia a sus inescrupulosos bolsillos, y comentaremos las portadas del día, para las cuales este asunto no existe.

#portanálisis

10 años de la Décima, puro ADN blanco.

"Aquel gol agitó como pocos el corazón blanco y modificó el destino de un partido clave, costumbre arraigada en Chamartín".

Vía @lagalerna_

👇👇👇

Se cumplen 10 años del no gol más importante de nuestras vidas. Hubiese dado años de vida por que ese cabezazo de Ramos en el 93 hubiese entrado. Qué felices hubiésemos sido.

En @lagalerna_

«Decían de Van Basten que te devolvía la pelota perfumada. @ToniKroos te hace lo mismo y además te regala bombones, y te pasea al perro si tú andas liado».

Es un gusto cuando @Laboreiro viene a echar un rato con nosotros.

👇👇👇

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram