Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Fichajes de verano: Anelka

Fichajes de verano: Anelka

Escrito por: Alberto Cosín4 agosto, 2022
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Un 4 de agosto como hoy, pero de 1999, el Arsenal y el Real Madrid firmaron el traspaso definitivo de Anelka al club blanco tras el acuerdo alcanzado un par de días antes. Así, el francés tomaba esa noche un vuelo hacia la capital y 24 horas después sería presentado en el Santiago Bernabéu. El equipo blanco desembolsó 5.500 millones de pesetas (otras fuentes hablan de 5.540 y 5.600 millones) y el delantero galo se convirtió en la compra más cara de la historia de la entidad capitalina. Solo Vieri, fichado por el Inter (6.800 millones) unas semanas antes, le impedía serlo también a nivel mundial.

El presidente merengue Lorenzo Sanz estaba dispuesto a hacer una locura en forma de fichaje de cara al mercado estival del 99. Se barajaron varios nombres importantes, entre ellos la estrella francesa de la Juventus Zinedine Zidane, pero al final todos los caminos llevaron a otra perla del país galo con un futuro prometedor por delante: Nicolas Anelka.

Las primeras noticias del interés por el delantero surgen en el mes de abril. Por entonces, en MARCA, José Félix Díaz indicaba que Anelka se unía a la lista de 9 que tenía en cartera el Real Madrid. Entre ellos, también figuraban Milosevic y Kovacevic, el brasileño Jardel, el neerlandés Van Nistelrooy o el francés Trezeguet. Unos días más tarde Sanz y Pirri, el secretario técnico, se reunieron para definir las altas y las bajas del equipo de cara a la siguiente temporada, donde quedó confirmado que el nombre de Anelka figuraba en rojo entre las prioridades. A Toshack, el entrenador del equipo, era un delantero centro que le gustaba.

En el mes de mayo salió el rumor de un condicionante claro por parte del club para la llegada de Anelka, y es que debía haber salidas antes de las entradas y uno de los que tendría que irse era Morientes. Un cambio de nueve por nueve. Sin embargo, Toshack no estaba nada convencido de dejar marchar al cacereño y pedía disponer de ambos delanteros.

Las primeras palabras del anhelo madridista las publicó MARCA de la mano de José Luis Hurtado el 2 de mayo. El delantero, según indicaba el diario, se saltó las normas del Arsenal para hablar con el diario dentro de las instalaciones. ‘Loco por venir’ era el titular y en la entrevista Anelka admitía que “sería hermoso jugar en el Bernabéu”. Por su parte, el cuadro gunner no estaba dispuesto a desprenderse tan fácilmente de su joven promesa y pedía una cantidad ingente de dinero. El Real Madrid estudiaba la posibilidad de meter a Seedorf en la operación.

Los avances en la negociación con el futbolista prosiguieron las semanas posteriores y MARCA cazó a Toshack reunido con Didier Anelka, hermano y representante del jugador y con Lucidio Ribeiro, un agente FIFA. La cita fue en el Hotel Concorde Lafayette y fue fructífera. Mientras tanto, en Londres, el entrenador del Arsenal Arsene Wenger comenzaba a ser preso de los nervios y amenazaba con que “no vendemos a Anelka ni por 4.000 millones”. El siguiente paso fue otra reunión ya al más alto nivel en Madrid entre Lorenzo Sanz y los agentes del delantero Marc Roger y Carpegianni. El presidente madridista les habló de estar dispuesto a pagar 3.000 millones por el jugador. La operación se calentaba y había optimismo para conseguir su incorporación. ‘El Ronaldo de Toshack’ titulaba MARCA a mediados de mayo y el Arsenal ya ponía cantidad a su traspaso: 5.000 millones. El medio deportivo volvió a ponerse en contacto con Anelka tras la reunión que volvía a lanzar un guiño declarando que “el Madrid es muy grande. Tiene los mejores jugadores de la Liga española”. Fueron las últimas palabras del francés al que el Arsenal le prohibió hablar e intentaba atender a escondidas a varios enviados especiales desde España como Pablo Polo de MARCA.

El único contacto que restaba era el de Lorenzo Sanz con el propio Anelka y este llegó a finales de mayo. Lorenzo Sanz y Juan Onieva viajaron de Estambul a París para conocer al delantero y entrevistarse con él. Los dirigentes querían saber si había opciones de presionar al Arsenal para posibilitar el traspaso. Además, Sanz no deseaba ningún culebrón y se retiraría de la pugna por el fichaje si no era factible. El bagaje final que detallaba AS es que las “diferencias económicas son en principio muy grandes” pero se seguiría negociando. El as de la baraja con el que contaba Sanz es que el jugador quería ir al Real Madrid y el Arsenal lo sabía.

En el mes de junio el club blanco tomó la decisión de intentar juntar a Morientes y Anelka en el equipo desechando la opción de vender al exjugador del Real Zaragoza. Además, el nueve merengue en una entrevista en MARCA dijo que “no somos incompatibles, con los dos juntos en el campo tendría más gol”. Los progresos en las negociaciones con Anelka y el Arsenal eran lentos y otros equipos intentaron meterse en la pelea por el galo. Juventus y Olympique de Marsella mostraron interés, pero se toparon con la negativa del futbolista gunner que solo quería jugar en el Real Madrid. Algunas publicaciones como MARCA informaron de un nuevo objetivo para la delantera madridista, dado que lo de Anelka no se concretaba. El punta era otro internacional francés del OM: Florian Maurice.

La ofensiva final por la incorporación de Anelka tuvo lugar a finales del mes de julio y principios de agosto. Mientras AS indicaba el día 31 de julio que la diferencia entre Arsenal y Real Madrid era de 400 millones de pesetas, en MARCA el mismo día se informaba de la negociación de Sanz y Onieva con David Gain (vicepresidente del Arsenal) y su hija en un yate en Saint-Tropez. En Londres, Wenger ya lo daba por perdido admitiendo que “no jugará más en el Arsenal”. La fumata blanca llegó el 2 de julio cuando se alcanzó un acuerdo entre ambas entidades. El montante de la operación fue de 5.500 millones de pesetas (57 millones de euros actuales teniendo en cuenta la inflación) y un contrato de siete temporadas para Anelka a razón de entre 300 y 400 millones por campaña. La primera reacción del jugador publicada en AS era de felicidad al reconocer que “jugar en el Madrid es lo que siempre quise”.

 

 

 

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

Apasionado del balompié, me hubiese gustado ver en directo a las figuras de los años 30, 40 y 50. Gato y madridista, en mi primera visita al Santiago Bernabéu pude contemplar a Diego Armando Maradona.

11 comentarios en: Fichajes de verano: Anelka

  1. Menos mal que se le pudo vender al año siguiente por el mismo precio más o menos al PSG creo recordar, si no sería un fichaje como el de Bale y Hazard que nada se ha podido recuperar por el galés y por Hazard poco se va a poder recuperar creo yo.

  2. Determinante su cabezazo para tumbar al Bayern en semifinales, por lo demas un fichaje fallido que si lo que dice la prensa era cierto se vendio bien y no fue una losa economica. (Digo esto porque al igual que as y marca atacan a Florentino, con Sanz eran lo mas lisonjeros y bizcochables del mundo y a saber cuanta mierda le habrian tapado)

    Su personalidad al parecer dificultaba todo, aunque sospecho ( y esto es suposicion mia) que Raul moveria fichas para que estuviera lo mas incomodo posible.

  3. Suscribo de la A a la Z, el artículo de Bot madridista.
    Era vox populi, el boicot que hicieron, los "españoles" de la plantilla a este hombre.
    El solo, era mejor que Raúl y Morientes juntos. Pin y Pon, vamos!
    En lugar de ayudar en su integración, V. del Bosque, se alineó con este sector y paso lo que paso...
    Si este episodio, sucede en tiempos de F. Perez. Entrenador y jugadores reculan o a la calle.
    Recordar el caso Figo.

  4. Que Raúl González Blanco, forme parte de la estructura deportiva del R. Madrid.
    Es para mí, un misterio difícil de entender.
    Con una causa pdte, en la Audiencia Nacional, por alzamiento de bienes, si resulta culpable. Es de cárcel, en fin...

  5. Pero si Anelka había jugadas que no tenía ni sangre para ir a rematar al área pequeña, pasaba a un jugador que estaba en el lateral del área y en vez de correr unos metros para que le devolviera el pase el compañero se quedaba quieto sin posibilidad de darle un pase claro al compañero.
    De cabeza no estaba nada maduro y solo años después mejoró en eso pero cuando ya había perdido sus mejores años.

    1. Anelka jugaba del mismo modo , que lo hace hoy en dia,Mbappe. Pocos toques desmarque de ruptura...
      Recomiendo ,buscar en Youtube gol del Arsenal al M.United(Overmars y Anelka).
      Morientes y Raul,no podian jugar ese futbol.Antesala del actual,el Madrid de la epoca, le costaba dios y ayuda.Jugar rapido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram