Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Análisis de jugadores
Eder Militao: Factoría Do Dragao

Eder Militao: Factoría Do Dragao

Escrito por: Marcelino10 julio, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El pasado mes de marzo el Real Madrid hacía oficial la contratación del joven central de 21 años del Porto F.C., Eder Militao, por una cifra que los medios de comunicación situaban en torno a los 50 millones de Euros.

El ascenso de Militao ha sido meteórico, tras quemar etapas en Brasil, tanto en las categorías inferiores de la verdeamarela, como en el Sao Paulo, donde compartió generación con David Neres (Ajax), Luiz Araujo (Lille) o Lyanco (Torino) pronto se instalaría en el cuadro morumbí.

Principalmente, su carrera en Brasil se desarrollaría como lateral derecho, si bien todas sus condiciones técnicas y atléticas apuntaban a un jugador llamado a desarrollar su carrera como central. El club de Pinto da Costa, especialista en estas operaciones, incorporó a Eder y su impacto no se hizo esperar, tras sólo media temporada en el club portugués, se confirmó como uno de los centrales más prometedores del panorama internacional.

Su impacto fue inmediato y se afianzó en el eje de la defensa junto a su compatriota Felipe y sus características evocaban a dos centrales de jerarquía en el club portuense, los también brasileños, Kepler Laveran ‘Pepe’ y Bruno Alves.

Cómo juega

Eder Militao es un auténtico espécimen físico. De complexión delgada y 1,86m de altura posee unas piernas que parecen interminables sobre las que cimienta su juego y su poderío.

Nos encontramos ante un defensor muy veloz, con una zancada imponente a campo abierto. Estas condiciones le dotan de una gran capacidad de corrección para abarcar grandes espacios.

 

En este caso, tiene gran valor no sólo a la hora de tapar su zona, sino realizando coberturas a sus compañeros de zaga.

Teniendo en cuenta el contexto que supone el Real Madrid en términos de dominio y juego en campo contrario, la posibilidad de corregir situaciones a través del despliegue físico aúna gran valor.

Otro de los aspectos físicos más interesantes es la capacidad de salto vertical del central brasileño. En palabras de Tomás Martínez (Marcador Internacional/ Bein Sports), el jugador parece que posea muelles.

En los envíos frontales es un jugador verdaderamente poderoso. A su altura le añade una capacidad de alzarse sobre el césped que hace que sea muy difícil de superarle en ese tipo de envíos. Si el balón le viene de cara, es muy difícil ganarle la partida.

En este tipo de envites, Militao no se genera ventajas haciendo valer su corpulencia y desequilibrando al rival, simplemente anticipándose en la caída del balón gracias al impulso con el que salta y la altura a la que consigue alzarse.

 

En el caso de envíos desde los costados, tiene bastante capacidad de torsión en el cuerpo y el cuello para conectar con el balón, aunque esté fuera de su radio de acción. Sin embargo, la falta de corpulencia le dificulta a la hora de desplazar al rival de su zona.

A nivel ofensivo es muy poderoso en acciones a balón parado, tanto por su capacidad de elevación como la violencia con la que remata.

 

Uno de los aspectos en los que destaca el jugador es que a su velocidad y capacidad de salto se le une un nivel de coordinación muy alto. Sus largas piernas son su principal recurso defensivo a la hora de defender a los rivales. Es muy elástico en el tackle, de forma que consigue estirarse para cerrar el campo de acción del rival. Su principal acción defensiva consiste en pegarse al rival y a partir de ahí anticiparse estirando o contorsoniando sus piernas de tal manera que el rival no puede evitarlas. Al ser éstas últimas tan largas y ágiles consigue siempre encontrar la forma de llegar al balón.

 

Cabe destacar que pese a ser un jugador con tendencia a meter la pierna, posee un buen timing a la hora de realizar el tackle.

Sus caderas son muy fluidas, lo que le permite administrar muy bien los cambios de dirección del rival, aun cuando este último posea un centro de gravedad más bajo.

 

En el tronco superior es un jugador fino, carente de corpulencia, y se nota especialmente a la hora de chocar con el rival. Cuando choca no gana a partir de la corpulencia. Esto le complica a la hora de desplazar al atacante, debiendo ganarle por velocidad y anticipación.

 

Eder Militao es un central de anticipación. Sus acciones defensivas están orientadas al jugador rival y al balón. Busca en el duelo individual la forma de cortocircuitar la jugada. Su conducta es expeditiva, de tal forma que si siente que el balón está en su zona no duda en acudir rápidamente a él.