Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Doncic, un genio precoz

Doncic, un genio precoz

Escrito por: Ramón Álvarez de Mon18 octubre, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Los genios tienen la costumbre de huir de la vulgaridad desde sus primeros pasos. Por eso, cuando Luka Doncic debutó con quince años en el mejor equipo de baloncesto de Europa optó por que su primer balón se transformase en un triple anotado desde la esquina. El público se levantó del asiento enfervorecido, pero ni eso alteró a un Luka que sólo había dado el primer paso de una carrera que se augura brillante.

Durante la temporada anterior Doncic ofició de tercer base y por tanto su papel se presumía residual y secundario. Pero ya hemos dicho que este niño de diecisiete años repele la vulgaridad y protagonizó momentos estelares a la par que relevantes durante la temporada. Partidos como los jugados contra el Fenerbahce (finalista de la Euroliga) y Bilbao Basket mostraron que Luka ya tenía el nivel necesario para cambiar el sino de partidos en los que su equipo se encontraba en verdaderas dificultades. Sólo la ¿excesiva? prudencia de Laso y la presencia de dos bases de élite impedían ver a Luka muchos más minutos sobre la cancha.

Durante el verano el Madrid se vio sacudido por una terrible noticia: Sergio Rodríguez ponía fin a su exitosa trayectoria en Madrid para tratar de aprovechar una segunda oportunidad en la NBA. El Madrid perdía a un referente en la dirección del equipo, uno de esos jugadores tan contextuales que el estilo del equipo difícilmente se entendía sin el tinerfeño. La reacción del club fue el fichaje inmediato de Dontaye Draper, un jugador de corte defensivo que se podía antojar algo corto para sustituir al Chacho como segundo base. La decisión tenía todo el sentido del mundo: Draper no venía a ocupar el puesto de segundo base, ya que Doncic había ganado ya un puesto en el escalafón por decisión de la dirección técnica y del propio Laso.

Doncic

Para quien no le haya visto jugar demasiado puede parecer difícil de entender que un jugador de 204 centímetros ejerza de base. Creo que esta situación fue forzada inicialmente por el club y ahora parece de lo más natural. En Doncic los expertos siempre han visto un jugador diferencial. Por ello siempre ha jugado en categorías muy superiores a las que marcaba su tierna edad. Exigirle jugar de base con la progresión en su altura era un reto adicional en su crecimiento como jugador. Desde la posición de base Luka ha tenido la obligación de adquirir todos los fundamentos técnicos que exige la posición de director de juego. Una vez adquiridos, Doncic podrá jugar en la posición que quiera (su físico se lo permite) con la ventaja de que siempre llevará un base dentro. A sus diecisiete años no tiene ningún compañero de equipo, y qué equipo, que le mejore en lectura de juego. Las entradas de Doncic en pista se suelen traducir en parciales favorables para el Real Madrid, que rompen los partidos. El chico valora cada momento que pisa el parquet. Sus dieciocho puntos de valoración en sólo doce minutos en Valencia son buena muestra de ello. La producción de puntos, asistencias, tapones y rebotes es constante y los errores apenas tienen lugar. La templanza en su juego es impropia de un jugador que aún no puede conducir en España. Es un joven muy viejo con las virtudes asociadas a cada condición pero sin los defectos al efecto.

El futuro se antoja muy prometedor para un jugador cuyo margen de mejora pasa por aumentar la velocidad de su tiro y el desplazamiento lateral en defensa, algo consustancial a su altura. Uno se "cabrea" con Laso cada vez que Doncic no está en pista, ya que cunde la sensación de que su presencia, además de beneficiosa para el equipo, será efímera. La NBA acecha y las previsiones para el draft de 2018 (primero al que se podría presentar) le colocan en los puestos de arriba. Diversas fuentes vaticinan que el esloveno permanecerá durante al menos cuatro años más en el Madrid, pero uno no puede dejar de atesorar para su recuerdo cada momento brindado por un jugador cuyo impacto a su edad no desmerece al de los mayores genios en la historia del deporte mundial.

Asesor fiscal autónomo. Soy socio de La Galerna y colaboro en Radio Marca. @Ramon_AlvarezMM

3 comentarios en: Doncic, un genio precoz