Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Podredumbre periodística

Podredumbre periodística

Escrito por: Sergio Arellano10 febrero, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

De todos es sabido el papel, la influencia y los efectos, que los medios de comunicación traen consigo en la actualidad; más si cabe en un espacio repleto de fervor y entusiasmo como es el fútbol, lo que da cobijo, naturalmente, a la presencia y proliferación de multitud de puntos de vista distintos. A propósito, la verdadera magia de este deporte es que, por muy equivocado que puedas llegar a estar, si quieres convencerte de algo, si lo deseas con todas tus fuerzas, siempre hallarás el salvavidas necesario antes de hundirte, incluso cuando pretendes negar la evidencia más palmaria.

Por suerte o por desgracia, las estructuras que han venido sosteniendo al periodismo durante décadas, -antaño caracterizadas por la razón, la investigación y la estimulación del espíritu crítico del consumidor-, vienen sustituyéndose por otras más afines al escarnio y despellejamiento público que a otra cosa. Además, debido al incipiente desarrollo tecnológico, al exponencial impacto de las redes sociales y al permanente intercambio de información, la esencia más pura y enriquecedora de esta profesión se está viendo contaminada por males endémicos como el intrusismo laboral, lo que asimismo trae como consecuencia la presencia en programas de actualidad de contertulios con ínfulas de lo que no son y de individuos “a sueldo” que no dudan en cercenar los códigos deontológicos más elementales en pro de sus intereses personales.

En los diarios deportivos españoles más importantes se diseñaron portadas en las que Benzema aparecía entre eslóganes como “Está muerto” o “Benze-NÁ”

Esta perniciosa metamorfosis, lejos de pasar de puntillas por el mundo del balompié, el cual es uno de los elementos consustanciales a la sociedad española, ha encontrando en este uno de los terrenos más idílicos para seguir proyectando esta abigarrada forma de transmitir información plasmada en una ética de trabajo repleta de amarillismo, sensacionalismo y veletismo. Una corrupción ética, moral e intelectual insondable.

Fruto de esta maquinaria, el individuo medio que sigue de cerca la actualidad deportiva es presa fácil de la alienación, quedando sometido al albur de todo el compendio de dogmas y consignas repetidas desde todos los frentes de manera infatigable. Este hecho afecta de manera irrefrenable al criterio general de la opinión pública.

En lo que al Real Madrid respecta, hay una serie de futbolistas que aúnan una serie de condicionantes personales, culturales y étnicos que reflejan todo lo anterior descrito. Personajes que lidian con toda clase de  filias y fobias irracionales: Karim Benzema y Gareth Bale. Al natural de Lyon se le acusó desde el primer momento de tener la sangre de horchata, y desde los diarios deportivos más importantes de este país se diseñaron portadas en las que, con su figura como elemento central, se levantaban eslóganes injustificables como “Está muerto” o “Benze-NÁ”. Y no solo en la prensa escrita, pues también hubo quien le llegó a insultar durante la emisión de un programa de radio que prefiero omitir.

Ríos de tinta se han vertido sobre Benzema a lo largo y tendido de la década, en la mayoría de las ocasiones de forma injusta y arbitraria, focalizando en él todos los déficits del equipo. Una cabeza de turco, precio que Karim quizá deba pagar por no conceder demasiadas entrevistas, no caer simpático a la clase periodística o, simple y llanamente, por ser un alma libre cuyo único ritmo que conoce son los que marca la pelota, la más caprichosa.

El galés, por otra parte, también ha sido uno de los juguetes rotos con mayor raigambre de los mass media. Semanas después de que pusiera el pie en Valdebebas, allá por septiembre de 2013, fue acusado de tener una hernia; noticia resaltada de manera pintoresca, manchando la imagen reputacional del futbolista y afeando, de rebote, la inversión que realizó Florentino Pérez. Qué cosas. Lo cierto es que en Gareth los columnistas y generadores de opinión han encontrado la figura perfecta para canalizar todo ese odio irracional que llevan dentro. De hecho, la podredumbre llegó a tal punto que se llegó a manifestar abiertamente que no sabía jugar al fútbol, que era un chupón, que tenía pintas de atleta o que, sin ir más lejos, no estaba por la labor de integrarse. Fue demencial. Lo del idioma, claro está, constituye otra excusa artificial para seguir nutriendo esa propaganda a todas luces reprobable que se lleva vertiendo durante algo más de ocho años contra el futbolista. Y lo más sangrante de todo es que luego el malo es el galés por no atender a los mismos medios que le machacan.

La realidad siempre supera a la ficción. Hace tan solo unas semanas, en el partido que disputó el equipo blanco ante Unionistas en Copa del Rey, los comentaristas de turno, en aras a su recurrente ejercicio de acoso y derribo, y lejos de mostrar un mínimo de imparcialidad con Bale, le siguieron acusando con el mantra de la indolencia que hace tanto propagan los voceros de la desinformación. De nada importó que en tal encuentro marcara el primer gol del partido o que volviese de una lesión, pues lo fundamental era seguir sometiéndole al escarnio de siempre. Raro es encontrar en los medios a quien disiente sobre lo mal profesional que es Bale o sobre su escaso legado. Ya dedujo Orwell que en un mundo de engaño decir la verdad iba a ser considerado un acto revolucionario. Y en esas estamos, pues manifestar abiertamente lo bueno que es Gareth o la incuestionable huella que ha dejado te convierte en un auténtico bicho raro.

Desafortunadamente, la sociedad de la (des)información lava cerebros todos los días, más en la actual época en donde priman los flashes, los eslóganes y las emociones. Y es por ello que es digno de hombres rectos y ecuánimes hacer un ejercicio de resistencia numantina ante tanta depravación intelectual y, en consonancia, romper una lanza por los futbolistas más desamparados mediáticamente que, curiosamente, siempre suelen ser futbolistas extranjeros que no conceden demasiadas entrevistas. Ya saben por dónde voy. Una actitud que deviene en espíritu crítico y distinción de aquél que la promueve y defiende. Ese sapere aude del que hablaba el filósofo Immanuel Kant en sus ensayos con el fin de eliminar las cadenas del Antiguo Régimen que impedían el pensamiento propio, pero extrapolado al mundo del fútbol. Una concepción importada de la Ilustración perfectamente aplicable hoy en día. Seguid esta senda y a la larga venceréis.

Sergio Arellano
Colíder del movimiento benzemista. Twitter: @Arellanoglou

17 comentarios en: Podredumbre periodística

    1. Lo del nabo tiene su sentido. Desde sus tiempos de jugador siempre ha corrido el rumor, iniciado según parece por gente de dentro del vestuario, que Del Bosque era un ciudadano especialmente bien "dotado". Supongo que en esa portada habría una doble intención.

      1. Esa portada rescatada del Marca, es extraordinaria, porque nos informa al mismo tiempo de lo de "BENZE-NÁ", qué ingeniosos, y de que el Nabo de Del Bosque es el más grande.
        Desde que le hicieron miembro de honor de la Cofradía del Nabo, de no sé que pueblo asturiano, don Vicente ostenta con justo título el de "Marqués del Nabo". Y es que un buen nabo castellano leonés (así no se enfada nadie), no desmerece en absoluto de los nabos con denominación de origen del África Ecuatorial, tipo Makelele.
        Sobre el fondo del artículo estoy de acuerdo, y sólo espero que Bale demuestre que puede volver a callar las bocazas de los medios, igual que ha hecho Benzema.
        Saludos.

  1. Resumido: mientras en el campo solo está el rival a batir, el enemigo, ése que te quiere mal, anida en los medios. 😉

    p.d.: para seguir con ese espíritu crítico ante el continuo bombardeo mediático, que sigue burlándose de todos dándonos opinión por información (¿habéis oído a alguno entonar el mea culpa por decir que Hazard iba a jugar seguro en Copa y que después, la realidad le rebatió y le dio de bruces en las narices? Y lo aseguraban como información cuando era mera especulación, imaginación, creencia, apuesta... nunca conocimiento), además del doble rasero donde el Realmadrid es permanentemente cuestionado por cosas que no se plantean cuestionar a los demás, es decir, el doble rasero, la falta de ecuanimidad periodística en los potentes altavoces mediáticos (que sí, que nos influyen y generan opinión, que plantean los debates y otros los ocultan, que intentan pastorearnos, que nos hurtan información, etcétera), la tomadura de pelo en un ejercicio constante de "donde dije digo..." o la burla abierta, no solo al club, jugadores, entrenador o presidente, sino a sus aficionados, es decir, usuarios de los medios... para mantener fresco, decía, el espíritu crítico hay que escuchar los podcast de Richard Dees y leer los portanálisis de La Galerna. Es esencial. 😉

  2. Un caso sangrante es el de la bien llamada por los amigos de 90 Minuti como "Culevisión española". Llevan muchos años haciendo un adoctrinamiento constante en sus informativos. Tengo costumbre de verlos a primera hora de la mañana mientras desayuno para irme a trabajar y son menos imparciales que Spork y Mundo Vomitivo. Hacen una labor constante de blanqueo de las barrabasadas culerdas y en los partidos del Real Madrid siempre encuentran algo negativo; es desesperante. Sobre todo porque crean opinión. Hay mucha gente, sobre todo mayor, que no ve los partidos y piensan que lo que dice rtve es cierto al 100%.

    1. Yo también los sintonizo a primera hora de la mañana a modo de radio mientras hago cosas, porque quiero escuchar las noticias y claro, entre ellas está la sección de deportes, con especial despliegue para el fútbol. Y también me parece sangrante porque estamos ante un medio público.

      Lo de llamarlos culevisión española me parece un término muy suave. Son un grupo de talibanes culés y antimadridistas al servicio de la causa culé que se valen de un medio público para el adoctrinamiento de las masas. Me impresiona mucho a la par que me subleva y enerva que se utilice una televisión pública al servicio del Barça y en contra del Madrid. Me sorprende que nadie del Madrid haga algo al respecto más allá de las “denuncias” de noventa minuti. Habría que hacer una queja formal y contundente, porque no estamos hablando de un medio privado sino de un ente público que pagamos todos los españoles, los sufridores madridistas también, con cargo a los presupuestos generales del Estado. Y también siguen la misma línea con el baloncesto, ellos tienen esa cadena para sus compañas culés y antimadridistas. Para crear opinión para mayor gloria del Barça y a la mayor propaganda miserable contra el Madrid.

      Si alguno no lo ha visto nunca que haga el esfuerzo alguna mañana y vea a lo que se dedica la televisión pública española en su sección de deportes. De verdad que parece que estemos ante una televisión del régimen culé. Dudo que la televisión del Barça sea más culé, antimadridista y fanática que la de tve.

      Cada día me cuesta más no cabrearme con el trato que dan los medios deportivos al Madrid y eso que no oigo ningún programa, que me entero por Richard Dees de lo que se cuece en las ondas y por tuiter. Anoche, no recuerdo qué programa deportivo tuiteó la foto de la “entrada” de Ramos congelada en el momento en el que sólo se ve que impacta en la pierna del jugador del Osasuna para crear la idea de una entrada criminal en la que Ramos debió ser expulsado, al tiempo que ocultaban la que le hicieron a Valverde que en esa sí que no media el balón. Es agotador luchar contra todos los medios. En imposible que podamos no ya ganar la batalla de la propaganda sino que no nos perjudique ese odio que generan hacia el Madrid y la sensación de que nos benefician los árbitros incluso cuando como ayer el arbitraje fue infame no sólo por las faltas y el reparto de tarjetas, es que nos tangaron un penalti como una catedral a Modric.

      Y luego esas encuestas de a quién benefició ayer más el arbitraje, al Barça o al Madrid. Ya sabéis, cuando benefician al Barça incluso perjudicándonos a nosotros lo que vende la propaganda de la infame prensa patria es que a nosotros también nos han beneficiado. Yo me desespero toda. Hay días en los que pienso que sería mejor desconectar de todo como cuando me voy de vacaciones aunque sea aquí al lado, que sólo utilizo el móvil para estar localizable.

      Un saludo

      1. Comparto todo lo que dice Paz. Una televisión pública tiene delito que sea tan antimadridista y tan pro culé. No la soporto cuando se me ocurre verla porque no hay otra cosa. El infamante Estudio estadio es para denunciar. No se a que espera el club, hay que hacer algo con la política de comunicación.
        Estoy harta de pelearme con gente que lo único que sabe decir es que el Real Madrid roba y cuando intento explicar que es al revés me miran como si estuviera loca. Y es que los medios ya han cumplido su misión hace mucho y me temo que la guerra está perdida

  3. Buenas tardes, me parece bien que usted sea colider del movimiento pro benzemista, curiosamente yo soy el último mono del movimiento el francés fuera del puesto de delantero centro en el Madrid, son ya 10 años en que hemos tenido que soportar al galo en una ubicación que le sienta como a un Cristo dos pistolas, temporadas como la última de Cristiano donde metió 5 goles en liga, o la primera sin Cristiano donde metió 21 goles de ellos sólo uno a los 6 primeros de la clasificación, vivió como Dios a la sombra de Cristano, ahora que tiene que dar la cara se le notan las costuras de que de 9, no vale. Esto nada tiene que ver con el cainismo de la CE.CO.M.A.M. que hoy va contra Bale, hace dos meses, contra Vinicius, y hace dos años le daba a su protegido, ya nos conocemos la doble vara de medir de los medios de comunicación, pero esto no debe servir de excusa para una defensa del francés en una posición en la cual no rinde
    por la misma razón defenderán a Marcelo, y por la misma razón nadie de la CE.CO.M.A.M. crítico el infame sistema de Zidane contra la Real un caduco y trasnochado 4-2-4, porque en el fondo lo que quieren es que el Madrid juegue siempre así. Menudo gol ha tratado de colarnos, con la excusa de la Central Cochinera de Medios Anti Madridistas
    Saludos blancos, castellanos y comuneros

  4. Fijándome bien, en la portada de la hernia, Gareth parece un jorobado. Fíjense en su espalda, casi llegando a las nalgas, el "abultamiento sospechoso" (producto de vaya usted a saber qué). Seguro no había otras fotos (ironía on)

  5. Creo que las críticas a Benzema fueron en aquellas temporadas en las que marcó 16 goles en 61 partidos. Esta claro que Benzema ahora es otro. Esta jugando bien o muy bien, especialmente la pasada temporada y además marcando goles que es lo que se le pide. Pero que no todas las críticas son injustas. Ha habido años en los que era absolutamente desesperante verle jugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

'Por que NO ME gusta Zidane' es el título del artículo de @ErZuru2000: https://www.lagalerna.com/por-que-no-me-gusta-zidane/

Y 'Por qué ME gusta Zidane' es el título del artículo con el que @JesusBengoechea le ha respondido: https://www.lagalerna.com/por-que-me-gusta-zidane/

"Asumo que la felicidad pretérita no tiene por qué ser garantía de felicidad futura... El problema es que hay quien considera que toda esa Historia con mayúsculas no supone ningún aval en absoluto..." @JesusBengoechea

👉👉👉https://bit.ly/38eElLO

🍸Una historia desubicada e ilusionante, estupenda y genial como siempre, nos trae esta semana Trevor algo lejos del bar de Lou.

'Optimismo en 70 mm." por @Pacurll:
https://www.lagalerna.com/optimismo-en-70-mm/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram