Las mejores firmas madridistas del planeta

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Clase

Escrito por: La Galerna26 septiembre, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. "Yo no vendo mi voz, yo vendo clase". La frase se le atribuye a Sinatra, un hombre con la suficiente clase como para ser la Voz y decir no venderla. Lo que Sinatra decía poner en el mercado, por encima incluso de su privilegiada garganta, era ese intangible que tiene que ver con la elegancia trascendiéndola incluso. Whatever happened to class?, se preguntaban en la banda sonora de Chicago Catherine Zeta Jones y Queen Latifah. Lo cierto es que la clase voló a Múnich en primera y no vemos claro su retorno, aunque algo nos dice que terminará de vuelta en Madrid, de donde nunca debió salir aunque sus razones tendría o tuviese para irse.

marca-xabi-alonso"Yo no vendo pases de cuarenta metros, yo vendo clase", podría decir Xabi Alonso, parafraseando a Ol´Blue Eyes y amplificando el volumen de los suspiros nostálgicos de Zeta Jones y Latifah, convertidas en esa escena de Chicago en musas neumáticas del madridismo retrospectivo. La escena, por cierto, fue eliminada del montaje final de la película como el madridismo ha eliminado de su matriz de hipótesis recurrentes -hay pensamientos que duelen demasiado- qué habría sido de la 14/15 si las razones que la clase tendría o tuviese (decimos bien) para irse a Múnich no hubiesen sido suficientes para convencer a quien debió (?) dejarle en tierra. No nos ha ido mal sin él. Pero, dado que en nuestro caso vendemos Copas de Europa y también clase, dejadnos que emitamos un suspiro similar al de nuestras musas de hoy al recordar esa cabalgada de Armani por la banda de Lisboa. Algunos héroes cinematográficos no necesitaron nunca despeinarse para protagonizar hazañas impensables y otros no precisaron siquiera vestirse de corto. Cuentan que Sinatra entraba en el estudio y en una sola toma descerrajaba para la posteridad For once in my life. Sin despeinarse. Sin vestirse de corto. La brass section del estudio se quedaba boquiabierta por la aparente ligereza del alumbramiento y Frankie se marchaba de allí al minuto para reunirse en algún antro luminoso con el resto de componentes del Rat Pack, a la sazón Álvaro y Esteban aunque un raro sortilegio en tuxedo les haya hecho pasar a la posteridad como Dean y Sammy, que ya ha debutado en el West Ham como quien debuta en el West End marcándose un dúo con su sombra.

Marca trae a portada una entrevista con Xabi con ocasión de próximo encuentro del Bayern con el Atleti. Dice Xabi que quiere ganar la Champions con el Bayern y nos parece un anhelo comprensible, aunque en este caso nos permitamos discrepar en nuestras preferencias. El Madrid merece ganar esta edición de la Champions por encima del cuadro teutón por las mismas razones por las que Sinatra cantó mejor que Robbie Williams One for my baby (and one more for the road), dicho sea con la debida consideración y el debido odio hacia Robbie. Hay cosas que son así por definición, entre las que se cataloga con toda naturalidad (también) nuestra afirmación anterior. Extenderse en explicar por qué el Madrid tiene que ganar la Duodécima este año nos parecería una ordinariez que desde su indefinible clase no nos perdonarían ni Frankie ni Xabi.

Marca, sí, nos trae a Xabi Alonso en portada, y el contraste entre esta y el resto de portadas del día (vedlas, o no, a continuación) es tan inefable como lo son los parámetros que definen la clase, tan insondable como el vacío que dejó este jugador a quien no añoramos ni añoraremos porque nos ha ido bien sin él, y sin embargo.

Pasad un buen día.

As Portada 26.09.16

sport-2609

mundo-deportivo-2609