Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Previa del Borussia Dortmund-Real Madrid

Previa del Borussia Dortmund-Real Madrid

Escrito por: Jesús Bengoechea27 septiembre, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hay unas ganas locas de que el Madrid se la pegue muy seriamente en Dortmund. Está en el aire. La prensa se relame ante una hipotética derrota blanca para poder encender las alarmas rojas (las amarillas ya estaban encendidas en virtud de un ingenioso juego conceptual con el color de las camisetas de Villarreal, Las Palmas y el propio Dortmund), y el madridismo agónico olfatea la ocasión de cargarse de razón al fin. "Ya lo decíamos".

Ya lo creo que ya lo decíais. Lleváis un lustro diciéndolo y ahora insistís como si no os conociéramos por nombre, apellido y/o nickname (frecuentemente solo por este ultimo). Qué tal si empezáis por reconocer que os habéis tirado cinco años queriendo vender a Ramos, a Cristiano, a Pepe, a Marcelo, y que sin el concurso de estos jugadores a los que con tanto ardor abogabais por poner en la frontera no habríamos logrado dos de las once Copas de Europa que nos adornan. Qué tal si reconocéis que vuestros vaticinios, siempre sombríos, os han revelado una y otra vez como lo que sois (entrañables pájaros de mal agüero), y que solo el cumplimiento inexorable de las leyes de Madre Natura (al final es verdad que todos morimos, al final es verdad que todos sobramos) os terminarán dando la razón. Todos moriremos, sí, pero los muertos que con tanto ahínco lleváis enterrando una eternidad han demostrado gozar de tan buena salud que os han llevado a hombros a Cibeles mientras seguramente seguíais refunfuñando. Mejor, de hecho, pensar que seguíais haciéndolo.

-Bájame, bájame. Que ha sido de aquella manera.

Hay unas ganas locas también de que a Cristiano vuelva a salirle un mal partido para poder volver a medirle el manubrio a Zizou, que si esta vez se ha arrugado, que si ha vuelto a demostrar personalidad pero qué insoportable va a tornarse el ambiente a resultas de la misma. Hay una serie de ejecutivos de producción de un Apocalipsis cutre que, como sucedía en aquella película de José Luis Cuerda, visitan a San Juan Evangelista, interpretado por Gabino Diego, para comprobar si el fin de los tiempos se ajustaría o no al presupuesto.

- Vosotros no os preocupéis por eso, hombre- les tranquilizaba Gabino Evangelista mientras daba cuenta de una paella.- Lo de la cabra con siete cuernos y en cada cuerno siete ciudades lo escribí de forma simbólica. Podéis hacer el Apocalipsis sin montar ese cirio.

El Apocalipsis, comprobado pues que las restricciones presupuestarias no representan óbice para su cumplimiento, está servido. Pena que muy probablemente -esto lo digo yo- no vaya a tener lugar. Pena para muchos que Kroos y Modric vayan a impartir una nueva lección de fútbol,
intuyo que acompañados por un James al que a su vez intuyo imperial (si no es James será Kovacic, pendiente aún de reválida europea). Pena que nuestros defensas vayan a arrinconar esta vez toda tentación de relajamiento, otorgando un firme cimiento a la actitud defensiva irreprensible del resto del equipo. Pena (sí) que Cristiano vaya a  destapar el tarro no de las esencias, porque él no se prodiga en lo etéreo, sino el de las tempestades. Cristiano va a ser mañana como el apócrifo pasaje bíblico de Samuel L. Jackson en Pulp Fiction, nada que ver con apocalipsis de opereta y sí con un desquite real, fehaciente, sobrehumano. Cristiano, en Dortmund, va a ser la bestia desatada. La prensa alemana vuelve a hacer chanzas sobre su persona y no es seguro, pero sí es bastante probable que la venganza de Yahvé les alcance de pleno.

samuel-l-jackson

Por lo demás, sabemos que nos enfrentamos a la sensación del fútbol europeo. El Dortmund es una escuadra que, pese a haber perdido en el largo y cálido verano a puntales como Hummels y Gündogan, sigue presentando una nómina de jugadores ofensivos jóvenes aunque sobradamente preparados para hacerte un destrozo importante: Göetze, Schürrle, Dembélé, Guerreiro y el portentoso Pierre Aubameyang entre otros. Una colección de medias punta que en el Madrid serían acusados de jugar todos fuera de su posición, pero que al no tratarse del Madrid son mediáticamente tratados como lo que son: excelentes jugadores. Todos ellos, como decimos, acompañando a un gabonés que es más del Madrid que usted y que nosotros, oiga, y que precisamente por eso hoy hará lo posible y lo imposible por reivindicarse con un partido espléndido para, como ya hiciera aquel otro africano, mirar al palco y señalar: "Yo aquí", si bien en este caso aquí será allí.

Va a ser un gran espectáculo, una ocasión inmejorable para que el rey de Europa dé el golpe de autoridad que la ocasión encierra. Disfrutémoslo.

Editor de La Galerna (@lagalerna_). @jesusbengoechea

8 comentarios en: Previa del Borussia Dortmund-Real Madrid