Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Adiós, Galés Volador

Adiós, Galés Volador

Escrito por: Luis Montero Manglano3 junio, 2022
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Bûm gall unwaith - hynny oedd, llefain pan ym ganed

(Fui sabio una vez: cuando nací, me eché a llorar)”.

Proverbio galés.

 

Adiós, Galés Volador. Aquí estoy, en el oscuro andén de la estación, velando tu derrota en posición de firmes. Cargas tu equipaje en el viejo vagón atado a la locomotora. La noche envuelta en niebla.

Buen equipaje es ese que llevas contigo, Galés Volador, ya quisieran muchos poder cargar con la mitad de ese peso. Ahí llevas más de un centenar de goles, por ejemplo. Trato de visualizar cada uno de ellos por separado y siento como si quisiera contar estrellas. 106 en total, 106 momentos diferentes en que atravesaste la portería con el balón, 106 momentos en que millones de gargantas madridistas en todo el mundo gritaron de felicidad. Todos recordamos tus tres goles estelares, olvidando a menudo que existen otros 103, cada uno diferente. Otros con más gloria no tuvieron tantos.

Entre tu equipaje también hay tres copas de liga. Cargas las dos primeras en el vagón y, al llegar a la tercera, te miro a los ojos y veo en ellos una sombra de duda. Recuerdo entonces aquel verso que Dylan Thomas dedicó a su hijo: “rey de tus azules ojos”; y pienso que tú, en cambio, nunca gobernaste sobre los tuyos, aunque también son azules, porque siempre traicionaban tus pensamientos.

Bale ojos azules

Como aquel día, Galés Volador, hace bien poco, en que celebraste con tus compañeros la 14 Copa de Europa en el Bernabéu, cuando recorrías a solas el campo después de que anunciaran tu nombre por megafonía. Tratabas de parecer estoico, tal vez incluso distante, pero de nuevo te traicionaron los ojos, Galés Volador, mirando al Bernabéu como un niño perdonado cuando en vez de los insultos que tú temías escuchaste corear tu nombre. Y sonreíste, solo un instante, y brillaron tus ojos de una forma especial. Apuesto, Galés Volador, a que por un puñado de segundos fuiste de nuevo feliz en el Santiago Bernabéu. Y yo me alegro de que fuera justo aquella noche, la última en que, según tus propias palabras, colocaste sobre tu pecho el escudo del Real Madrid. Y me atrevo a aventurar que fue justo en ese preciso instante, cuando decidiste rubricar tu carta de despedida con la sentencia “ha sido un honor.”

¿Te das cuenta, Galés Volador? La afición del Madrid también sabe perdonar. Ahora somos pocos los que estamos aquí, en este andén solitario, para despedirte. Pero pronto seremos muchos, y habrá un día en que no habrá en el mundo andenes suficientes para contener el tributo de tu recuerdo. Hazme caso, Galés Volador: la verdad es hija del tiempo.

Puede que ahora no seamos demasiados, pero no imaginas lo orgullosos que estamos de haber defendido tu nombre hasta el final. Orgullosos incluso de no ser una multitud. A mi mente acuden las palabras que Shakespeare puso en boca de Enrique V (otro heroico galés) la noche antes de la batalla de Azincourt, aquella gloriosa jornada de san Crispín: “cuantos menos seamos, más grande será para cada uno de nosotros la parte del honor. Y los caballeros que permanecen ahora en el lecho de Inglaterra se considerarán malditos por no estar aquí, y será humillada su nobleza cuando escuchen hablar a uno de los que haya combatido con nosotros el día de San Crispín.” Así nos sentimos gracias a ti, Galés Volador: una banda de alegres hermanos.

¿Te das cuenta, Galés Volador? La afición del Madrid también sabe perdonar. Ahora somos pocos los que estamos aquí, en este andén solitario, para despedirte. Pero pronto seremos muchos, y habrá un día en que no habrá en el mundo andenes suficientes para contener el tributo de tu recuerdo. Hazme caso, Galés Volador: la verdad es hija del tiempo

Sentimos que hemos estado siempre en lado bueno del relato. Aunque hay quien todavía dude de tu rango de leyenda, algo que no merece la pena discutir. Es de locos: negar el estatus legendario de un tío que marcó el único gol de chilena en una final de Champions League y frente al Liverpool. Dar a eso el mismo valor que el que un día no pudieras o no quisieras (que me da exactamente igual) jugar contra el Fútbol Club Xavineta al que le sacábamos chorrocientos puntos en Liga. ¿Tú lo entiendes, galés? Pues yo tampoco.

Pero, en fin, tú y yo sabemos, Galés Volador, que el enemigo contra el que hemos luchado durante estos últimos nueve años ni es inteligente ni juega limpio. Ha sido especialmente dañino precisamente porque no tenía escrúpulos. Sus armas fueron la mentira y el cinismo desde el día en que llegaste al Real Madrid, después de amenazar con dejar el fútbol profesional y de asegurar que habrías jugado en este equipo “por un penique” (son tus palabras, no las mías).

Bale presentación

Aprendiste español, a pesar de que con ello te arriesgabas a entender a Tomás Roncero, que habla un dialecto parecido, y publicaron que te habías negado a hacerlo. Publicaron fotos tuyas jugando al golf durante los partidos del Madrid que resultaron ser falsas (nadie pidió nunca perdón por eso), mandaron al aficionado aborregado a insultarte delante tus hijos, cuando los recogías del colegio, contrataron a un cámara cuya única función era la de grabarte ininterrumpidamente cuando, en tus horas bajas, tu entrenador te mandaba chupar banquillo. Ni un resquicio de dignidad pretendían dejarte. Que tú te lo tomases con humor les pareció un pecado imperdonable. También les habría parecido censurable que reaccionaras airado, Galés Volador, eso ambos lo sabemos. Te llamaron “parásito”, “jeta”, “ladrón”, “sinvergüenza” y, en un alarde de prosa delicada muy propio de nuestro gremio de periodistas, “almorrana”. Insultos y mentiras. Yo no me explico, Galés Volador, cómo alguien no podía estar de tu lado en esta lucha.

Te vas con tus trofeos y tus goles, callado y silencioso como siempre fuiste. Como cuando en tu última noche en el Bernabéu, mientras tus compañeros celebraban la 14 Copa de Europa, tú, casi en secreto, te acercaste a los aficionados a despedirte de ellos. Qué rabia me dio aquella imagen, Galés Volador, y cuánto me dolió contemplarla. Pensaba en el enorme cariño que habrías estado dispuesto a volcar sobre los madridistas si una parte de ellos, no la más numerosa pero sí la que más fuerte grita, no te hubiera dado la espalda haciéndote creer que aquí nadie te quería. Tú te habrías partido el alma por este escudo, lo sé, si no te hubieran engañado. Y ahora, al verte marchar, sospecho que una de las heridas más profundas que llevas de esta batalla es la de no haber podido demostrar hasta qué punto amabas, y creo que sigues amando, “la gloriosa equipación blanca” (de nuevo son tus palabras, no las mías).

Y ahora, al verte marchar, sospecho que una de las heridas más profundas que llevas de esta batalla es la de no haber podido demostrar hasta qué punto amabas, y creo que sigues amando, “la gloriosa equipación blanca” (de nuevo son tus palabras, no las mías)

Se hace tarde, Galés Volador. Cae la noche y sube la niebla. Una noche apacible y tranquila. “Los hombres buenos, cercana ya la última ola, gritando cuán brillantes/sus frágiles hazañas podrían haber danzado en un verde remanso. / Y rabian, rabian contra la muerte de la luz.” De nuevo Dylan Thomas, galés como tú. A menudo incomprensible, como tú.

Silba la locomotora llamando a su único viajero de ojos azules. Se nos acaba el tiempo, Galés Volador, y hay tantas cosas que me gustaría poder decirte… Pero aquí sigo: callado y firme como un soldado ante el capitán, orgulloso de haber defendido tus colores y de que tu hayas defendido los míos (“la gloriosa equipación blanca”). Recuerdo un poema galés llamado “La batalla de los Árboles”, el más antiguo escrito en gaélico, tan hermético como tú; te imagino recitándolo entre dientes mientras galopabas a través de Mestalla y también justo antes de volar en Kiev:

He tenido muchas formas.

He sido la estrecha hoja de una espada.

He sido una estrella brillante.

He viajado como un águila.

He sido un barco en la mar.

He sido un general en la batalla.

He sido una espada en la mano.

He sido un escudo en la lucha.

He sido la cuerda de un arpa.

He sido un árbol oculto en el bosque.

No hay nada que no haya sido…

Tiembla la locomotora entre ruidos de vapor y de pistones, una lenta maquinaria despertando lentamente antes de rugir como un dragón; igual que un gol de Gareth Bale. Adiós, Galés Volador. Regresas al fin a tu hogar, a tus tierras antiguas de brumas y duendes, dejando a tu paso multitud de glorias y misterios.

Fue un honor luchar a tu lado.

 

Getty Images.

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

Novelista. Editor. Profesor de Historia del Arte.

35 comentarios en: Adiós, Galés Volador

  1. Gracias por todo y por tanto que nos has dado, Gareth. Ojalá tengas suerte el domingo y puedas meter a Gales en el Mundial. En España al menos, se entierra bien. Ya verás como con los años, el andén de tus seguidores se vuelve a llenar, y se volverán a recordar tus gestas al nivel de los más grandes de este club.

  2. Parte del Balegate lo ha provocado él por la nula reacción a tanta crítica. Y no creo que debiera haber respondido a estas críticas (bueno a lo mejor, sí) en entrevistas y comunicados. Debería haber respondido en el campo, lo cuál no ha hecho desde, precisamente, el gol de chilena al Liverpool. Si hubiera hecho eso, ningún madrdista le hubiera criticado.

  3. Desde el primer momento en el que Bale jugo en el Real Madrid quedé prendado con su juego, incluso por encima del de Cristiano (recordemos que tambien ganó el solito una liga). Me convertí al "garethismo", fui un gran defensor suyo ante piperos y antimadridistas. El madridismo tiene merecida la indolencia con que respondio despues de la chilena al Liverpool. Sólo le puedo desear lo mejor mientras no sea contra el Real Madrid.

  4. Genial artículo de despedida. Pero la realidad, Gareth, es que fallaste a los tuyos, a los fieles, a los 300, a los de la batalla de San Crispin. No éramos una legión, pero éramos unos cuantos y nos dejaste solos. Al final de la batalla, da igual si ganada o no, había un puñado de soldados esperando, en pie, tus palabras. Pero el general no salió. Solo dejó una nota.

  5. Sabor agridulce su paso. Aunque fue uno de los importantes en las champions pasadas y anoto goles importantes en todas las competiciones creo que todo madridista tiene la sensacion de que pudo dar mucho mas de lo que ha acabado dando.
    En ese sentido creo que habia muchos factores en contra, empezando por la actitud de la prensa hacia el, su relacion con algun entrenador , su representante y su propio caracter en determimado momento.

    Quiza en unos años hable, me gustara escuchar su version.
    Gracias y suerte.

  6. Precioso artículo dedicado a un fantástico jugador atacado por cierta prensa desde el minuto 1, y que a pesar de ello que ha dado al RM momentos y títulos que pasarán a la historia del club.

    1. ¡Qué maravilla es La Galerna!
      Luis escribe un artículo maravilloso. Difícilmente se podía haber escrito un texto de despedida a una leyenda blanca más hermoso.
      Este comentario expresa perfectamente lo que iba a contestar también al maravilloso artículo.
      A mí Gareth me ha hecho muy feliz en muchos momentos. Y también, he sufrido por él, casi como si me criticaran a mí, y de una manera incomprensible.

  7. Que a Bale le atacaran injustamente desde el minuto 1 de su llegada a Madrid no justifica que desde hace 4 años haya sido un pésimo profesional y peor compañero.
    Yo he disfrutado mucho con su juego, he defendido su calidad y criticado la injusticia de una legión de energúmenos que le acusaban de "no saber jugar al fútbol". Lo he hecho incluso cuando ya no lo merecía, porque Gareth Bale dimitió de su cargo de jugador del Real Madrid hace 4 años.
    Fue una dimisión silenciosa, como silencioso ha sido casi todo lo que ha hecho desde que llegó a Madrid, pero fue una dimisión innoble, egoista, insolidaria y al borde de la estafa.
    Todo ello es demasiado obvio para enumerarlo aquí porque hay que ser muy fanboy para no reconocer que este señor no se ha esforzado por jugar ni por estar a disposición del club que le paga (mucho) ni por hacer equipo con sus compañeros. Tampoco ha movido un dedo para callar la boca de su patoso agente que ha insultado a la afición de ese club que le paga (muchísimo, a cambio de nada).
    No, nunca estaré en ese andén y creo que ninguno de los socios que acudimos al Bernabéu lo estará porque hemos sido testigos del reiteradamente indigno comportamiento de este enorme futbolista y porque si algo aprecia el socio del Madrid es el esfuerzo y la entrega, dos valores que están en las antípodas de este gran golfo/ista.
    Money, Wales, golf. In that order.

  8. Yo si estoy en ese andén. Soy socia, abonada, y voy al Bernabéu siempre. Y en ocasiones he visto la mirada de “superioridad” de algún vecino de localidad, en el Bernabéu, cuando comentaba que no entendía que silbaran a un jugador del Madrid y se aplaudiera a jugadores ajenos… a algún Fernando Llorente o similar…. Sé lo que ha sido Bale en los últimos años, pero ser del Madrid, para mi, es un sentimiento y en él reina el cariño y el agradecimiento al club que me ha hecho feliz, que ha llenado mis días de alegría. Bale ha formado parte de ello, de lo demás, en el momento de la despedida, no me acuerdo. La valoración equilibrada, la lógica y el análisis razonado los uso en mi vida profesional y en otros muchos aspectos de mi existencia. Pero el Real Madrid pertenece a mi ámbito de la felicidad, en el que no se juzga, se disfruta y en él, en momentos importantes, ha estado Bale. Suficiente, así de simple, y nada más!

    1. Un comentario de los más inteligentes que he leído en artículos de la Galerna.
      Tu actitud en la vida me parece de una persona inteligente. Me reconforta saber que aún hay socios abonados que son así.

      1. Pienso igual, y es que la gente que despotrica, aún con el eximente de la intoxicación mediática continua, parece creer que realmente alguien les tiene en cuenta o que son relevantes para el club al que supuestamente aman o sirven en el caso de afición o profesionales concretos, y que lo que quedará para siempre son la gloria e historia del Real Madrid, algo a lo que este trabajador ha servido estos últimos nueve años

    1. Gran decisión, creo que voy a hacer lo mismo y lo voy a guardar junto a los vídeos que tengo de Bale. Porque intuyo que difícilmente vuelva a ver a un jugador cuyo juego llegue al nivel que me apasionó el de Gareth.

  9. Bale ha sido un jeta en los últimos años, se ha llevado el dinero a cambio de hacer lo mínimo (o menos) y se ha reído del club y de los aficionados, conmigo que no cuenten para aplaudirle, lo mejor para el Madrid el dinero que libera para la masa salarial.

  10. Texto muy emotivo.
    Al final, el tiempo pone a cada uno en su sitio.Bale ocupa un puesto en la historia del Real Madrid,de los “voceros” nadie se acordará,ningún eco devolverá sus voces.
    ¡ AVE, GALÉS VOLADOR!
    ¡ AVE, GALE FORCE ! .

  11. Me cuesta entender que haya aficionados que adoren a futbolistas por encima de al Real Madrid. Al final no seamos a ser tan diferentes de los culés con su D10S que pasito a pasito (¿lo pilláis?) les ha saqueado impunemente año tras año mientras le seguían proclamando "millor jogador d'el Mon"

  12. Dios nos libre del día de las alabanzas, decía siempre mi madre. Ahora que se va todos a proclamar y ensalzar a in jugador que antepone el golf al club que le paga ( os suena de algo la humillante pancarta); que se borra de partidos para poder jugar con su selección; que no acompaña a sus compañeros en partidos decisivos etc,etc,etc.
    Parece que los críticos con este magnífico jugador, pero al cual pocas veces se le ga visto implicado al cien por cien, somos unos piperos y no sé cuántos despropósitos más. Pues no señores, no todos somos tan inteligentes como ustedes ni escribimos tan bien. Pero que pensemos que este jugador se haya reído del club cien mil veces no os da derecho a insultarnos. Ahhhh, y a mí el artículo no me ha gustado nada. Lo siento. Galés volador...

  13. El artículo es genial. Para mi, sin duda, el Real Madrid está por encima de todo. Creo que es lo que pensó Florentino, el presidente que ha pagado a Bale todos estos años, cuando trató con todo el cariño a Bale en el vestuario el ultimo día. (Visto y disfrutado en las imágenes de Real Madrid TV)

  14. El artículo es opinable, si eres un fanboy al que no le importa que alguien estafe muchos millones al Real Madrid hasta te puede parecer bueno en forma y fondo.
    Para mí la forma es correcta pero el mensaje es infumable.

  15. Cómo es posible que algunos aficionados se hayan atrevido a cuestionarlo. Cuando nosotros como dice el artículo no somos ni capaces de hacer la mínima parte de lo que el hizo en la cancha. De mí parte me quedo con todo lo bueno que él nos dio. Es un honor haberte visto jugar y sobre todo jugar para Real Madrid.

  16. Hola Luís, que gusto da seguir tus artículos en La Galerna, no solo destacan tus dotes de escritor, también las de un buen conocedor de mundo alredor del Real Madrid aderezado con los toques de Historia del Arte que tanto dominas. Un excelente artículo. Saludos de un valenciano, exalumno tuyo durante algunos años. José Jorge

    1. Muchas gracias, José. Un placer que disfrutes tanto con mis artículos.
      Saludos, por cierto, de mi señora madre, que aún recuerda aquellas estupendas recetas de arroz que le pasabas 🙂
      ¡Un fuerte abrazo!

  17. Joder, GRACIAS, Gareth, por TANTO y por TODO. SIEMPRE en TU/NUESTRO CORAZÓN Madridista.
    IMPRESIONANTE Artículo, GRACIAS, es difícil definir un Sentimiento en palabras y lo vuelves a hacer, un HONOR disfrutar de éste aprendizaje.

  18. Por fin alguien digno sabe reconocer la grandeza de un gran atleta y de un ser humano inigualable. Llegaste al Madrid para hacer historia y como todo héroe, escribiste una con hilos dorados. Pero, la envidia y la cerrazón de un minúsculo grupo de mediocres, ha querido ensombrecer tus hazañas. Quiero que sepas, si de algo te sirve, que dejas en mi vida un gran legado como deportista y como ser humano. Eres un gran ejemplo de resistencia. Tus obras están ahí y nadie podrá jamás borrar la grandeza de tu alma y la generosidad de tu corazón. Vuela amigo, vuela alto, no seas gaviota en el mar, porque la gente tira a matar cuando volvamos muy bajo....feliz resto del camino.

  19. Un gran artículo y grandes verdades en él. Muchas gracias.
    No entiendo cómo se ha podido ser tan injusto con alguien que, cuando ha jugado, se ha partido el pecho por nuestro equipo y cuyo único pecado (?) ha sido ser sincero.

  20. Gracias Gareth por los bellos goles que nos dejaste y que supusieron títulos importantes. Siento de verdad que la prensa envidiosa haya creado semejante campaña volcando mierda sobre tu persona mierda que has aguantado estoicamente con tranquilidad y prudencia. Enhorabuena y mucha suerte en el mundial con Gales y yo te apoyo porque amar a tu selección es amar a tu país

  21. Ojala se vaya de Madrid (ciudad) no quiero a este personaje cerca de mi Madrid. Maldito parásito. Espero que no te contrate ningún equipo y llegues tieso al Mundial.

  22. Vino como estrella, pero dejaron que Cristiano lo eclipsada hasta el punto de arrinconarlo a la banda derecha. Aguantó años y años así, sin que lo dejaran tirar un penalti. Y lo más triste: se fue Ronaldo, corroído por la envidia de no ser él quien voló en Kiev para marcar de chilena, y un entrenador iluminado le dijo cuatro palabritas: usted, Gareth, siga por la banda derecha; y las faltas y los penaltis, son para Ramos. Solo le puedo echar en cara a Bale que no le hiciera una peineta a ese inútil. Pero es demasiado educado. [Consejo para las futuras altas en el Madrid: no juguéis al golf, mejor escaparos a Las Vegas y dadle al póquer. ]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

👉🏻𝗘𝗹 𝗥𝗲𝗮𝗹 𝗠𝗮𝗱𝗿𝗶𝗱 𝘀𝗼𝗹𝗼 𝘀𝗮𝗯𝗲 𝗴𝗮𝗻𝗮𝗿👈🏻

✍️🏻Pieza de @FGwynne para enmarcar🖼️

https://www.lagalerna.com/el-real-madrid-solo-sabe-ganar/

🚨Mariano teletrabaja🚨

El Real Madrid, primer equipo en ganar una Champions adaptándose a las nuevas condiciones del mercado laboral 👨🏻‍💻

✍️🏻@Pacurll

https://www.lagalerna.com/mariano-teletrabaja/

🤯De Castellón a París en Vespa a por la 1⃣4⃣ Copa de Europa. Y luego de vuelta a España.

🛵🏆Esta es la fascinante historia de "Mamu" y nos la relata @jordilinares23.

#Vespa | @TurismoenVespa | @realmadrid

https://www.lagalerna.com/en-vespa-a-por-la-14o-copa-de-europa/

En Vespa a por la 14º Copa de Europa https://www.lagalerna.com/en-vespa-a-por-la-14o-copa-de-europa/ vía @lagalerna_

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram