Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Obligaciones de Hacer, Obligaciones de No Hacer

Obligaciones de Hacer, Obligaciones de No Hacer

Escrito por: Amiguete Barney4 junio, 2021
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

En casi todos los contratos de financiación de una operación compleja hay una parte fundamental, bastante tediosa de negociar, que resulta tan importante como las propias condiciones del préstamo (importe, plazos, tipos de interés). Son las famosas Obligaciones de Hacer y Obligaciones de No Hacer, escritas de ese modo, con la contundencia de las mayúsculas.

Las Obligaciones de Hacer suelen estar relacionadas con aspectos generales y lógicos que debe cumplir el que recibe la pasta: obligaciones de informar al banco, de respetar la legalidad o la normativa fiscal y el cumplimiento de determinados ratios. Las que siempre resultan más difíciles de negociar son las Obligaciones de No Hacer: no firmes nuevas operaciones, no entres en nuevos negocios, no inviertas en X o en Y… te prohíben hacer tantas cosas que al final necesitas pedir permiso hasta para ir a mear. Suelen ser condiciones limitadoras de la actividad para que el banco se asegure el éxito del proyecto, en su caso la devolución de los fondos. El contrato de financiación de la ampliación del estadio Santiago Bernabéu estará repleto de limitaciones para el funcionamiento futuro de la sociedad, lo mismo que el préstamo de Goldman Sachs que acaba de firmar el Barça. Limitaciones de salarios, de nuevas contrataciones, obligaciones de venta de jugadores si se incumplen determinados ratios de ingresos, etc.

Sin embargo, quería hablar de algo menos aburrido que las condiciones financieras, como son las hipotéticas Obligaciones de Hacer y de No Hacer que habría que incorporar al contrato del entrenador del primer equipo de fútbol del Real Madrid. En el estado de shock en el que aún me encuentro por todo lo sucedido los últimos días con la salida de Zizou, su famosa carta sobre las filtraciones y la prensa, y la vuelta de Ancelotti al club, me ha dado por hacerlo a la inversa y pensar cuáles serían las condiciones que el nuevo entrenador del Real Madrid debería exigir al club a la hora de firmar un nuevo contrato. Le doy la vuelta a la tortilla porque considero que es el propio Real Madrid el que tiene que asegurar el cumplimiento de determinadas condiciones para evitar que alguien tan nuestro y tan madridista como Zidane se vaya despotricando por las filtraciones, el nulo apoyo recibido o la ponzoñosa prensa.

Así que antes de firmar cualquier contrato, Ancelotti o quien firme en años futuros debería negociar las Obligaciones de Hacer los deberes del club, y sobre todo las Obligaciones de No Hacer, de no incurrir en determinadas prácticas.

Ancelotti, el déjà vu, la incertidumbre y las dudas

Obligaciones de Hacer

- Asegurar una plantilla competitiva y del gusto del entrenador. No siempre se van a poder atender las peticiones del entrenador por cuestiones económicas, pero sí hay que cubrir unas mínimas necesidades de renovaciones o caras nuevas, además de sacar lo antes posible a aquellos miembros de la plantilla con los que no se cuente.

- Dotar de unos servicios médicos adecuados que eviten la proliferación de lesiones en la plantilla. Sé que el entrenador tiene su parte de responsabilidad al ser el preparador físico parte de su equipo (Pintus, Dupont), pero muchas cosas no son normales y tienen que cambiar. Modric y Benzema han jugado más y mejor (parecía difícil, pero lo han hecho) que en las últimas temporadas, luego no sabemos si el problema ha sido del preparador o ha habido otro motivo. La plantilla de baloncesto ha sufrido una plaga similar de lesiones y en cuanto a la plantilla de fútbol, uno de los dramas ha sido la nefasta recuperación de los lesionados. Jugadores que caían y volvían a recaer en sus reapariciones: Carvajal, Hazard, Ramos, Mendy, Varane… No se recuperaba de manera adecuada.

- Exigir respeto. Lo mismo que pedía Vito Corleone: “solo quiero un poco de respeto”. A Tebas, a Rubiales, al estamento arbitral, a la prensa y a determinados rivales que se sienten legitimados para soltar sandeces sobre el club. No se trata de vociferar supuestos agravios sin razón a la manera de Koeman y Bartomeu, lo que convertiría al nuestro en un club insoportable como el de la esquinita, pero es obvio que no se puede permanecer impasible ante los atropellos en forma de decisiones arbitrales, cambio de horarios, ocultación de imágenes, quejas de rivales, preguntas metemierdas y declaraciones insultantes del responsable máximo de La Liga, un tipo que en su puesto debería permanecer neutral, y no ser un rival más que enfrentar. Y no debe ser el entrenador el que exija el respeto, como cuando Mou dejó la lista de los 13 errores de Clos Gómez en sala de prensa de los que le pedían que
rajara sobre el “culegiado”. Ahí os los dejo, toca al portavoz del club que se decida que, caray, ponga de manifiesto esta injusticia.

- Plantear la batalla del relato. Ni el entrenador ni el club pueden permanecer ajenos al relato existente desde hace décadas, ese que dice que solo existe una manera de jugar y no es la nuestra, ese que cuestiona cada uno de nuestros triunfos con argumentos falaces (jugar a la contra, la pegada, la flor, la edad de los rivales, la lesión de Salah, la conmoción de Karius, los árbitros, ¡¡¡los
árbitros!!!). Que el Madrid haya ganado muchos más títulos internacionales que Ligas y Copas en los últimos años, o que el Barça haya sido el gran dominador de Ligas y Copas, pero salga goleado de manera reiterada en Europa, son anomalías que deberían estar cada día en el ambiente. El saldo arbitral, los diferentes criterios con las tarjetas, que solo Messi lance diez veces más faltas
al borde del área que todo el Real Madrid en una temporada, las manos rivales que nunca son y las propias que siempre son “penalti claro”…

Mi mentalidad de aficionado me pide exigir al club que salga a desmentir la cantidad de mentiras que se publican acerca del Real Madrid, pero son tantas que entiendo que se opte por no salir al quite. Sin embargo, creo que hay algunas que no son admisibles, como la hernia de Bale, las supuestas presiones de Zidane para que jueguen sus hijos, algunos fichajes claramente inventados,
supuestas broncas en el vestuario o dudas sobre el entrenador. La prensa, o alguna prensa al menos, es el enemigo, luego no se pueden tolerar la mentira ni las dudas, que crean incertidumbre y desconfianza. El equipo tiene que ser un búnker. Esto que hizo Toni Kroos fue brutal y me gustaría que ocurriera más a menudo:

Obligaciones de No Hacer

- Filtrar mensajes a la prensa. De todo lo dicho por Zizou en la famosa carta, lo más imperdonable sería que fuese cierto el que desde la propia directiva se enviaran mensajes a la prensa sobre el entrenador.

- Permanecer impasibles ante la desaparición de imágenes. El atropello que se comete semana tras semana con la ocultación de imágenes se permite porque desde el club no se hace nada al respecto y no es tarea del entrenador. Las mínimas declaraciones de Florentino en la Asamblea de socios tras la pregunta de un compromisario seguidas del silencio institucional posterior han alentado a los que lo hacen a seguir practicando las mismas malas artes. Se hace porque el club calla, se tolera lo que es intolerable porque el club no se planta con la demostración palpable de lo que está ocurriendo, con evidencias de la manipulación de la competición. Lo de esta Liga ha sido de una vergüenza insoportable y el club no ha hecho nada, ni una queja formal.

- Dejar la comunicación en manos del enemigo. Real Madrid TV en manos de Roures durante años y después con la productora de Carreño. Imperdonable.

- Evitar el más mínimo detalle con determinados elementos. Si estamos en una guerra, si demandamos respeto, no podemos ser generosos con el enemigo. No se puede dar un recuerdo a un tipo tan pernicioso como Undiano Mallenco en su despedida. No podemos ceder jugadores a equipos cuyos presidentes nos han demostrado de manera reiterada su odio: Valencia, Sevilla, Villarreal, Osasuna…

Equipos que, en algunos casos, no nos venden jugadores o nos piden el doble o el triple de lo que luego acuerdan con el Barça o con equipos extranjeros. Al enemigo ni agua, hasta firmar la tregua. Y ya de paso, buscar aliados para la batalla: Espanyol, Real Sociedad, Valladolid, Eibar, Getafe…

- Dar acreditaciones a determinados periodistas. La última de las quejas de Zidane fue sobre esos periodistas con los que no se hablaba de fútbol, sino, digámoslo claramente, de mierda. De conflictos. Odio la censura, pero en Inglaterra equipos como el Manchester United, el Liverpool o el Everton vetaron a determinados medios por sus ataques reiterados. Si vienes a mi casa y quieres que te conteste y te atienda, no vengas a tocarme las narices con preguntas tocapelotas, siempre sobre el jugador que no está o sobre las declaraciones que has escuchado en tal o cual medio que sabes que son mentira. La paciencia de Zizou ha sido infinita.

Seguramente se pueden añadir muchas más Obligaciones de Hacer (dar confianza al proyecto del entrenador a largo plazo sin tener en cuenta los resultados a corto, volver a tener peso en las instituciones deportivas) o de No Hacer (callar, transigir, decir que “De Burgos Bengoetxea es un buen árbitro” o que “el VAR se utiliza de manera correcta”), pero cada uno tendremos las nuestras. Tengo un cabreo enorme con la directiva y con Zidane por todo lo ocurrido. A los primeros hay que reconocerles sus logros en lo económico y al segundo en la parcela deportiva, del mismo modo que debemos ponerles un cero en lo relacionado con la comunicación o la gestión con las instituciones deportivas.

Desde hoy soy uno más del equipo de Ancelotti, ojalá haya firmado el contrato adecuado, repleto de obligaciones para todos.

Fotografías: Imago

Comenta y Participa con B+

Afirma que tenía talento para el fútbol y el baloncesto, pero nada que ver con el que mostraba opinando con una jarra en la mano o tras el teclado.

21 comentarios en: Obligaciones de Hacer, Obligaciones de No Hacer

  1. Bravo, Amiguete. Lo has bordado. A ver si cambia algo, al menos alguno de los aspectos que has reseñado.
    No me hago ninguna ilusión, pero bueno, habrá que dar un margen de tiempo.

  2. Todo esto está muy bien, con respecto del corporativismo del gremio pa cuando.
    En esto veo un paralelismo preocupante con el sector " médico" . A cuántas personas les han amputado la extremidad equivocada y para pedir una disculpa se han tenido que meter en un fregado jurídico hipercomplejo, del que no siempre sales "victorioso".
    En ese "otro gremio" que por supuesto ya no tiene credibilidad alguna, ya que el anterior salva la vida de la mayoría de las personas, este otro es todo lo contrario, acaba con la "vida" profesional de muchas personas, buenas personas y profesionales la gran mayoría.
    Y si tienes cojones, métete en pleitos contra ellos.
    Así que lo mínimo exigible es que sabiendo como se las "gastan" esos golfos aparadores, por lo menos no os hagáis los longuis ante la mala praxis de esta banda de vividores, donde su máxima en la vida es el hacer daño, pero no gratuito claro está, en otros ámbitos, se les podría considerar sicarios?

  3. No sé, parece como si la Directiva del Club hubiera aceptado que aquí mandan "los otros" y que por lo tanto no se puede hacer nada más que obedecer sin protestar para que no vaya a peor. Al fin y al cabo, el equipo, con los jugadores que tiene y los medios actuales ya es mejor que la mayoría de sus rivales, por lo que siempre va a estar en los primeros puestos de la clasificación. Luego, los partidos contra los grandes se pueden ganar (oye, si tiras desde fuera del área y no la toca nadie y entra, ese gol es muy difícil de anular), y por lo tanto, no es "imposible" ganar un título.

    Si asumes que eres "mejor que los demás", y que "puedes sobreponerte a todas las dificultades", pues no necesitas cumplir ninguna de las Obligaciones de No Hacer que se mencionan en el artículo. Este año el tinglao ha necesitado robarnos descaradísimamente y favorecer a los otros de igual manera para que quedáramos a sólo dos puntos del primero y con opciones reales hasta quince minutos antes del final del último partido, por lo que, si por cualquier motivo la temporada que viene no pueden ser tan descarados, o nosotros tenemos un mínimo más de acierto, y/o un mínimo de suerte, los campeones seremos nosotros.

    Creo que la directiva cree en la bondad humana, y en que tanto atraco "no puede ser verdad" y por lo tanto no hay voluntad de ir a la guerra. Con semejante síndrome de Estocolmo, no han pensado que la temporada que viene puede perfectamente ser lo mismo: Nos van a atracar siempre que sea necesario para que estemos ahí, pero no ganemos, para que contribuyamos al espectáculo, pero nos quedemos siempre un paso por detrás, y para que en definitiva, siempre parezca un accidente.

    Así, entrene quien entrene, es muy difícil ganar. El problema, nuestro problema, es que ganar no es imposible, y por lo tanto, el que no quiere darse cuenta, no lo ve.

    1. Me parece muy certera tu teoría. Le damos vueltas y vueltas para poder entender que el club no haga nada ante las tropelías. Qué cruz.

    2. La directiva cree que si el entrenador de turno es el que responde a los medios de comunicación, ellos no se queman.
      La directiva cree que si Roures o Carreño marcan las directrices de Real Madrid Televisión, las críticas en sus medios se centrarán en la plantilla y el entrenador y a ellos no les salpicará.
      La directiva cree que si los fichajes no rinden y el equipo no gana, con despedir al entrenador y poner a otro independientemente de su perfil y forma de trabajar, el aficionado no señalará al palco.
      Yo llevaba tiempo viéndolo con otros entrenadores y jugadores y la manera de gestionar la dirección deportiva , pero ya con la salida de Zidane me posiciono:No es posible que siempre falle el entrenador y la directiva nunca.

    3. Walls 76. Muy atinado el comentario. Por evidenciar todo el montaje repugnante y extradeportivo en contra del Real Madrid. Sucede que hay un matiz, fundamental, que consiste en aceptar lo que conlleva the Tinglao. Si no lo haces, no sales en la foto. Eso es lo peor. Es una cuestión socio-política que va Mas allá de, Mendozas, Florentinos, Enriques Riquelmes o quien quiera que sea el presidente blanco. Es descorazonador, pero es lo que hay. Solo a través del boicot de la masa social madridista se conseguirá que puteen algo menos al Real Madrid. Pero, en cualquier, caso el puteo está garantizado. Es una cuestión socio-política que trasciende a cualquier otra consideración. No seamos ilusos.

  4. Ya si eso pa cuando la " justicia/política" reinas del corporativismo.
    La mayoría de las veces hay que hacer un ejercicio de extremaunción bucal/digital, para no dar rienda suelta a lo que realmente tu mente te dicta en cada momento, una experiencia religiosa que diría el/la Iglesia/s

  5. Me parece un artículo pleno de sentido común. Enhorabuena.
    Contiene un programa a seguir, especialmente las obligaciones de NO HACER. Tanto para el club, como para el entrenador. ¿Sería mucho pedir que todos remen en la misma dirección?
    A ver si alguien se lo filtra a los de la T4, y los de la T4 se lo filtran al presidente.
    Saludos.

    1. Creo que lo que faltó es que Hermel explicara en las páginas de Asco el plan deportivo del Real Madrid. Así puede que (tal vez) ZZ le hubiese prestado atención.

  6. Me alegro de haber leído un artículo escrito así de equilibrado. Lo suscribo en todo .

    Puedo decir que soy uno de aquellos madridistas que hubiera preferido perder la liga de manera tan esperpéntica y repugnante, pero haber reaccionado de manera digna denunciando tamañas tropelías, a ganarla y haber permanecido tan impasible como ha hecho la directiva. Pero, desde luego, lo que ha pasado ha sido lo peor: que te tanguen la liga y poner no solo la mejilla...sino ponerse en pompa.

  7. Muchas gracias por este articulo. Por fim, una persona inteligente.

    "- Dotar de unos servicios médicos adecuados que eviten la proliferación de lesiones en la plantilla. Sé que el entrenador tiene su parte de responsabilidad al ser el preparador físico parte de su equipo (Pintus, Dupont), pero muchas cosas no son normales y tienen que cambiar. Modric y Benzema han jugado más y mejor (parecía difícil, pero lo han hecho) que en las últimas temporadas, luego no sabemos si el problema ha sido del preparador o ha habido otro motivo."

    Nada más que hablar. Bravo!!!

  8. «Obligaciones de No Hacer

    - Filtrar mensajes a la prensa. De todo lo dicho por Zizou en la famosa carta, lo más imperdonable sería que fuese cierto el que desde la propia directiva se enviaran mensajes a la prensa sobre el entrenador.»

    ———

    Como quiera que todo el mundo con dos dedos de frente y medianamente informado sabe que es cierto, pues sí, resulta imperdonable. Recuérdese que uno de los más avezados masajistas del “ser superior”, el mismo que ahora le atiza a Zizou en su chiringuete nocturno, le ha reprochado al técnico francés que no asuma lo que considera lógico e indispensable: que el club filtre a través de sus voceros.

  9. Yo añadiría una frase al cupo de obligaciones
    "Los jugadores en zona mixta también deben ayudar al mensaje del club, cuando hay penaltis no pitados, cuando hay manos que no se revisan, cuando hacen entradas asesinas a compañeros (la entrada al tobillo de Machis a Marvin) hay que aprovechar el micro y aunque no te pregunten lo sueltas, cuando Tebas suelte la lengua reprocharle que el es un asalariado de los clubs,más respeto. Es que ponemos el foco en el depto de comunicación o filtraciones y eso, pero muchas veces los jugadores van a su bola, mientras los del farsa rodean al árbitro en cada acción,los nuestros van a su bola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram