Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Messi contra Real Madrid. La guerra ha terminado

Messi contra Real Madrid. La guerra ha terminado

Escrito por: Antonio Valderrama1 septiembre, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Es curioso pero que Messi deje el Barcelona me ha puesto triste. Esto se lo digo a mi yo de hace diez, nueve, ocho o siete años, o incluso a mi yo de hace cuatro, y me pega un tiro. Me lo pega y después se ríe. Pero es verdad. Messi se lleva quince años de mi vida y se los lleva de golpe, con un burofax. No me quiero ni imaginar lo que debe estar sintiendo un barcelonista cualquiera. Su marcha completa la de Ronaldo, es como la segunda parte del final del ciclo heroico cuyo primer acto tuvo lugar hace dos veranos. No sólo se va Messi de España sino que se acaba también una urgencia histórica que movió al Real Madrid a ser más grande, a renovar su leyenda. Por ejemplo, Cristiano Ronaldo pertenece a la memoria madridista, es, de hecho, el mejor jugador que ha vestido nunca la camiseta blanca tras Alfredo Di Stéfano, precisamente por Messi. Sin Messi no hay Cristiano Ronaldo ni hay Real Madrid contemporáneo: no hay Mourinho, no hay Ancelotti, no hay Modric, Benzema, Kroos, Varane, no hay threepeat ni tiranía histórica en Europa. Messi huye a esa Santa Elena de Manchester donde le esperan un atolón de oro macizo y Guardiola, su mentor. En la maleta, bien guardaditos, vamos también nosotros, madridistas del cambio de siglo, quienes no podemos explicarnos la madurez de nuestro amor al club sin la sombra gigantesca de un tipo que refundó el Barcelona a base de atravesarnos el corazón.

Messi y Cristiano Ronaldo

Recuerdo lo que escribí en Fans del Madrid más o menos sobre el otoño de 2008, después de que Messi ganase un partido en Sevilla (a aquel Sevilla, que era un equipazo, puede que uno de los seis o siete mejores equipos del momento en Europa), un sábado por la noche. Era algo así como que había nacido un golem que iba a ocupar nuestras pesadillas durante mucho tiempo. Yo no tenía ni idea de que sólo unos pocos meses más tarde, Messi destruiría mi autoestima como madridista liderando un 2-6 en el Bernabéu y que guiaría a su equipo hacia un triplete memorable. Messi era el castigo divino al Madrid por la hybris, por su trayectoria como institución siempre ascendente hacia un destino que era en sí mismo un desafío a España como país pequeñito y rastrero. Messi llegaba a nuestras vidas como una brecha en la secuencia temporal que desde 1956 llevaba encumbrando al Madrid por encima de todos los demás en la historia del fútbol mundial. Era disrupción, un cambio decisivo, la hora de la venganza para ese antimadridismo cultural y generacional, el antimadridismo Vázquez Montalbán, el antimadridismo PRISA, que vivió siempre a la sombra de la inasumible realidad. Parecía un cyborg diseñado por Joan Gaspart, imbatible, inatacable, imparable, la maldad diabólica, perfecta. Un Gran Redentor de los acomplejados del mundo, que con razón pronto empezaron a llamarlo Messías, pues encarnaba como nadie la esperanza rencorosa, sanguinaria, de los parias de la Tierra, arrogándose esa moral de los perdedores de la que hablaba Nietzsche.

Parecía un cyborg diseñado por Joan Gaspart, imbatible, inatacable, imparable, la maldad diabólica, perfecta. Un Gran Redentor de los acomplejados del mundo, que con razón pronto empezaron a llamarlo Messías

Lo había visto debutar. Años antes, en concreto tres. Contra el Betis, en la peña bética de mi pueblo, todo literatura. Aquel día yo no debía estar allí, al fin y al cabo ya el fútbol no me gustaba, sólo el Madrid, algo que con la edad se ha acentuado del todo. Supongo que fui a ver aquel partido con la vana ilusión de que el Barcelona perdiera y el Madrid (año 2005, Luxemburgo, aquella épica de vuelo bajo, épica mediopensionista de un Madrid tan crepuscular que duele recordarlo) se acercara en el tramo final de la primera Liga de Rijkaard. El Betis se adelantó dos veces y con el partido 2-2 entró ese chico del que todo el mundo hablaba, un nuevo Maradona. El primer balón que tocó lo metió para dentro con una cucharita raulista y en verdad aquella aparición tuvo algo de la misma epifanía de Raúl en el 94, algo de aquel relámpago, trueno y deslumbramiento. Se hablaba mucho de la bomba atómica que fabricaba el Barcelona en La Masía, pero como a cada dos por tres está naciendo un nuevo Zidane, un nuevo Ronaldo, un nuevo Pelé, que hubiera un nuevo Maradona, además tan parecido físicamente, argentino, bajito, zurdo, mismo corte de pelo, un clon del Diego en el fútbol moderno, era como algo de ficción, una historia demasiado perfecta.

Messi muestra camiseta al Bernabéu

Pronto descubriría que no. Sólo hay algo más íntimo que el amor y es el odio. Al ser odiado se lo conoce tanto y tan bien casi que como al ser amado. Se odia lo que se teme. A nadie ha odiado nunca tanto el madridismo como a Messi porque a nadie ha temido nunca más. Ni siquiera a Xavi, por supuesto tampoco a Guardiola, pues tanto el uno como el otro sólo se han servido de Messi para hacer realidad sus sueños húmedos de aniquilación total, o mejor dicho, de sustitución. La Gran Sustitución no es eso que cree mucha gente, ese malvado plan para destruir demográficamente Occidente, sino lo que Guardiola supo que estaría cerca de conseguir cuando descubrió lo que tenía entre manos con este muchacho de Rosario, convertir al Barcelona en el Madrid del siglo XXI. Cada vez que cogía la pelota en mi casa se paraba el aire, supongo que en una reacción semejante a la de los habitantes de Desembarco del Rey cuando vieron a Daenerys encima del dragón soltando fuego por la boca.

Si el Madrid es la historia más grande jamás contada, Messi es el enemigo perfecto.

Si el Madrid es la historia más grande jamás contada, Messi es el enemigo perfecto. Messi le recordó al Madrid su condición mortal, hizo que por primera vez en los tiempos modernos el Madrid se preguntase quién era. Fue la némesis, el malo total de una película única, un Vesubio para nuestra Pompeya, el meteorito de los dinosaurios. Hubo un tiempo, entre 2009 y 2012, en que realmente parecía posible que Messi, con Guardiola, alcanzaran al Madrid en Ligas y Copas de Europa. Todo lo malo pareció posible en ese tiempo. Ese horizonte se abría por primera vez en la vida de los madridistas y era aterrador. El estilo patriarcal y un punto suicida de no dudar jamás de uno mismo era el que había permitido al Madrid, en toda época y circunstancia, realizar proezas al límite de lo racional. Eso vino a casi demolerlo Messi a base de someter al Madrid a palizas sin número ni nombre, de modo que la derrota nunca era suficiente, se pretendía la sumisión. Eso estuvo cerca de pasar porque además el momento histórico era propicio: el sueño florentinista, agotado, dejó un reguero de cadáveres tan ampuloso y largo como pomposa había sido la gloria y el oropel.

Messi contra el Real Madrid

Un amigo mallorquín, que en algo conoce el paño mediterráneo, dice que Barcelona es una agencia de publicidad. Yo creo que la situación política en España, con la cuestión catalana entrando en erupción, convirtió a Messi en el regalo soñado para esa factoría de humo, ruido y vacío. De repente tenían el producto perfecto para crear el relato perfecto, la palanca, en la era de la imagen y el diseño de la nada, que sirviera al nation building catalanista para romper definitivamente con el status quo al tiempo que España se asomaba al abismo económico absoluto. Messi no era sólo la posibilidad de aniquilar al Real Madrid en tanto que rey del fútbol mundial, sino en tanto que idea de España. Messi fue la exportación de una imagen de Catalonia al mundo, la de un país nuevo, moderno, fresco, dinámico, guay, cool y sobre todo, ganador. We love football fue el tifo azulgrana en Wembley, en 2011, el clímax de este estado de cosas (siempre un tifo y una coreografía en la génesis del procesismo). Apogeo de Messi y de Guardiola ante el gesto malencarado y la queja (legítima, pero eso qué importa en la Era Twitter, del Madrid de Mourinho, la España enfadada), preconfiguración de todo lo que vimos en octubre de 2017.

Mourinho y Messi

 A mí me creó problemas de identidad como hincha del Real que no había sufrido antes y que no he vuelto a sufrir después. De hecho su increíble capacidad de devastación futbolística parecía alimentarse de todo el miedo de todos los madridistas del mundo medido en hectolitros, así como del sueño onanista de millones de antimadridistas que veían por fin de rodillas al diablo blanco. Logró que ser del Barcelona fuera lo que estaba bien, lo que molaba. La respuesta del Madrid era Khedira y sudor, eso no podía enamorar al mundo de ningún modo. Messi no sólo los hacía vencer, sino que seducía a las masas. Ser del Madrid empezó a ser como apoyar a los grises en los 70, estar en contra de todo lo bueno y de lo bello, una cosa muy loca, hasta tal punto llegó la jibarización espiritual. Los clásicos, desde el 2-6, fueron puro terror psicológico. Por eso la imagen de Marcelo en el último (quién me iba a decir que aquel Messi melancólico e incapaz, reducido a escombros, iba a ser el último Messi de azulgrana que pisara el Bernabéu) Clásico robándole en un suspiro la pelota en un sprint hacia la muerte fue algo más que una acción decisiva o un “highlight”: fue un cambio de época. El terror se había terminado y dejaba paso a la nostalgia, porque también se puede sentir nostalgia de una relación tan cómplice como la que Messi ha entablado con los madridistas.

Ser del Madrid empezó a ser como apoyar a los grises en los 70, estar en contra de todo lo bueno y de lo bello, una cosa muy loca, hasta tal punto llegó la jibarización espiritual.

La Era Messi transitó hacia la Era Zidane precisamente porque una es consecuencia de la otra. Desde una perspectiva histórica, se puede incluso defender que la necesidad metafísica que el barcelonismo tenía de un Messi es consecuencia de la prevalencia secular del Madrid, de la existencia del Madrid como macho alfa del fútbol en España y en Europa. Así que todo es un relato circular, como el del combate entre el Bien y el Mal. El Madrid pierde al adversario más formidable de todos, precisamente el que le obligó, asomándolo al precipicio de la Historia, a reinventarse y a construir un equipo de leyenda que fuera capaz de conjurar el peligro de benfiquización, de milanización, un peligro muy real en 2009. Pero no sólo ha sido a nivel institucional, a nivel, digamos, operativo. Para los futbolistas que luego fueron jerarcas, el enfrentamiento diario con Messi y las sucesivas humillaciones supusieron la mejor instrucción posible. Ahí nace la condición de Ramos, de Marcelo, de Modric, del propio Ronaldo, después de todos los que fueron viniendo para hacer posible las tres Copas de Europa seguidas, Kroos, Casemiro, etc. Messi los hizo mejores futbolistas porque les enseñó a perder. Perder es imprescindible para saber ganar, para descubrir por fin el arcano de la victoria. Nadie hizo perder más al Madrid que Messi. Sobre todo, nadie hizo perder al Madrid así, como Messi.

Messi y Zidane

La Liga pierde una rivalidad que ha cambiado la Historia del fútbol. El western entre Ronaldo y Messi ha distorsionado la manera en que percibimos las cosas: el hecho de que un tipo meta 30 goles en un campeonato cualquiera no sólo nos parece poco, sino que lo consideramos ridículo, como si futbolistas de dimensión histórica como Raúl no llegaran a ganar el pichichi con 21 goles raspados. Messi y Ronaldo se alimentaban mutuamente y la carrera entre ambos por ser el mejor sembró las vitrinas de sus clubes de títulos y de récords. Destruyeron esa antigua creencia supersticiosa de que para que uno pueda estar fuerte el otro debe estar débil: un Barcelona poderoso posibilitó un Madrid poderoso. Este duelo ha elevado el juego a una categoría de Playstation, pero parece que ni siquiera los llamados a heredar esta nueva estética, esta nueva plasticidad, esta nueva mecánica del fútbol que conjugaba velocidad, precisión, virtuosismo y antropofagia podrán siquiera igualar los registros de ambos fenómenos. La Liga ha sido un campo de batalla durante 9 años que ha engrandecido incluso a subalternos como Atlético de Madrid, Sevilla o Valencia. Añoraremos el Ronaldo-Messi también por ser la despedida gloriosa de un fútbol viejo, obsoleto ante las fastuosidades de plástico que nos traen los clubes-Estado, con su dinero infinito y su adulteración evidente de las reglas del juego. Con Messi, el Madrid es una Roma que se queda, por fin, sin Aníbal.

 

Fotografías Getty Images.

Madridista de infantería. Practico el anarcomadridismo en mis horas de esparcimiento. Soy el central al que siempre mandan a rematar melones en los descuentos. En Twitter podrán encontrarme como @fantantonio

59 comentarios en: Messi contra Real Madrid. La guerra ha terminado

  1. Madre mía, los galernautas cada vez más os estáis superando. Conseguís hasta que redescubramos a Nietzsche (vía Wikipedia, debo confesar) Magnífico comentario, que suscribo punto por punto. Algunas cosas duele reconocerlas, pero lo del terror psicológico es real.
    No se pueden entender estos últimos 15 años no solo de fútbol, sino de todo lo que menciona el autor (la "nation building", el "nacimiento de Catalonia como cool frente a la España malencarada") sin Messi, aunque el Far$a lleva jugando a eso desde 1990 con la colaboración de Villar y de lo que ahora se llama Movistar+

    Hay otro tipo que en su ámbito generó también la misma reacción gloriosa del Real Madrid. Donde pone Messi escriban todos vds. La Bomba Navarro y donde pone "Madrid de Zidane" escriban vds. "Madrid de Laso". El terror psicológico, las palizas y la benfiquización (en basket sí estabamos ya benfiquizados, y Laso nos rescató), es exactamente lo mismo.

    Abrazos madridistas, y nuevamente, felicidades por el artículo

    1. Muy de acuerdo, has establecido otro paralelismo entre Messi y Navarro, ahora bien, es curioso que ni Navarro ni Messi fueran nunca voceros de la Catalonia Cool. La bomba, que nos la hizo muchísimas veces siempre me pareció un jugador educado en la victoria, nada que ver con los Epi, Salva Díez etc. Messi por su parte parece ser que no sabe una palabra de la lengua de Pla, y ha pasado siempre del Visca Barça, Visca Catalunya, del que ni Iniesta se abstuvo.
      Juan Carlos Navarro la verdad que se arrastró sus últimos años, favoreciendo la irrupción de los Laso boys. Messi haciendo muchos" highlights" no ha justificado su sueldo en el campo en los últimos 5 años, y ha llevado al Barça a una situación crítica.

  2. El artículo es magnífico pero tiene un punto de tramposo.

    Habla del peligro de "benfiquización" o "milanización" del club ,en un país de fútbol ,como España, donde el 90% de los recursos que genera la "industria" futbolística son destinados al Madrid y al Barcelona ,además, dos multinacionales del balompié a nivel mundial, es imposible que ninguno de los dos grandes caiga a esos niveles de ostracismo mediático. Tendrán ciclos malos y equipos de entreguerras pero son como la Pepsi y la Cocacola. Siempre estarán ahí, aunque no seas consciente de su presencia.

  3. Buenísimo artículo.
    Me parece un gran acierto señalar esa jugada en la que Marcelo, sí Marcelo, gana un sprint a Messi y le arrebata el balón antes de que lo pateara a la red del Bernabéu, como hemos padecido tantas veces. Efectivamente, fue el anuncio del cambio de época.
    Sin la exigencia que suponía el Barcelona de Messi, ¿será el Madrid capaz de estar a la altura de su historia en Europa?
    En la liga española creo que "sí nos alcanza". No puedo decir lo mismo ante los clubs estado, que se jiñan en el "fair play" financiero con la complacencia de la UEFA.
    El Bayern ha demostrado que sí puede, pero hace un tipo de fútbol al que nosotros no podemos llegar todavía.
    Saludos y enhorabuena por el artículo.

  4. Grandioso artículo que suscribo punto por punto,la similitud social y deportiva con la política,siempre apoyada por los medios,del catalanismo más fanatizado,hubiera hecho feliz a Vázquez Montalban,creador de aquello del “ejército desarmado de Cataluña”.Y sï,yo también sufrí ese terror psicológico en muchos clásicos.Me preguntó qué pasará ahora,qué hará la España anti,o Antiespaña,que se ha quedado sin caudillo al que seguir.

    1. “Me preguntó qué pasará ahora,qué hará la España anti,o Antiespaña,que se ha quedado sin caudillo al que seguir.”

      Interesante pregunta. Sospecho que provocará un crecimiento del Atleti, que aglutinará, aún más, a los odiadores del Madrid; en tanto que el Barsa esté muy ocupado lamiéndose las heridas ...

  5. No comparto la idea del articulo de que el RM tenga que agradecer a Messi algo, que se hayan esforzado mas para ganar. Tambien recuerdo el balonazo que mando a la grada y la muestra de camiseta al publico, dos acciones totalmente reprobables y provocadoras que solo ha realizado en el Bernabeu. Perdon por la falta de acentos, pero es que no funciona bien el teclado del movil.

  6. Buen artículo. Me identifico bastante. El enano pudo ser Di Estéfano, pero no tenía un Gento, tuvo grandes jugadores a su alrededor, pero ya está sólo. Tampoco ha tenido a Bernabeu, un genio y un estadista de club. Se ha dado cuenta que ha sido utilizado por un club que está politizado, que tiene mucho de marketing, que tiene una directiva con chanchullos, aunque muchos no se puedan demostrar judicialmente, que fichan medianías y se lo llevan, devaluando la plantilla y envejeciéndola. El enano ha mandado mucho, pero sólo lo que les interesaba, por eso había esas filtraciones interesadas, la imagen de que sin Messi no se tomaba ninguna decisión, es una verdad a medias, o sea una mentira. Su sueldo estratosférico, se lo generaba él mismo y con creces, a cambio sostenía el Tinglao en lo deportivo. Ha sido una víctima más, con un sueldazo, una cabeza de turco que ya se puede ofrecer al sosi, porque está en decadencia y porque le han deprimido por las plantillas de los últimos años. Y mientras el Madrid ( su Leviatan), ganando Champions, eso si que duele, pero en su entorno le siguen diciendo que es el mejor, que está en el club de los valores y los que hacen el verdadero y único fútbol, que sus fracasos con su selección es porque sus compañeros no están a la altura, que no pasa nada que ya no estén Puyol, Xavi, Iniesta, que se vaya Neymar, porque se modelo que futbol y cantera es perfecto. Pues ya no le engañan más al enano. De hecho está dispuesto a salir matando y pasando de la aficción que le ha idolatrado. Arrepintiéndose sólo de porque no fichó por el Real Madrid cuando tuvo la oportunidad, me engatusaron con las mentiras con las que engatusan a otros incautos. En el Madrid hubiera ganado 10 Champions y hubiera alcanzado el trono del Olimpo. Pero le engañaron con valores inexistentes, con promesas incumplidas, con un fútbol mediocre y poco competitivo cuando ya no tenía jugadores de garantías, pero daba igual porque él si quería, podía con todos. Todo ello sólo a cambio de ser el mejor jugador pagado del mundo en el club donde todos los jugadores del mundo jugarían gratis por vestir esa camiseta y adquirir esos valores.
    Que importante es tener a un estadista de presidente, que piensa en el presente y sobre todo en el futuro y donde el club está por encima de todo, con luces y sombras, como en cualquier trayectoria vital, pero donde la gestión es la que da los frutos aunque no siempre se acierte porque esto es futbol y compites con equipos a nivel europeo que tiene gestiones excelentes. Pues ser el más exitoso de todos ellos es para sentirse muy, pero que muy orgulloso. Porque los valores son respetar a tu rival e intentar ganar siempre en el campo, con las armas que te da el fútbol.

    1. Me estás poniendo a Messi como víctima y por ahí no paso. Puede ser que el club le haya tenido engatusado con falsas promesas pero él podía haberse largado muchísimo antes, como hicieron Ronaldo (el gordo) y Figo por ponerte dos ejemplos que recalaron en el R. Madrid, hartos de tanta promesa inclumplida y de que les exprimieran como limones.

  7. Enorme artículo. Mi madridismo, como el del autor, no me impide ver la figura de un rival tan formidable como Messi. Ese punto de admiración hacia el enemigo es necesario para exigirte y hacerte mejor. Es una pena que muchos entiendan el madridismo desde el miedo, el insulto y el fundamentalismo. Para mí lo que hizo Mourinho para igualarse a uno de los mejores equipos de todos los tiempos fue digno de mención. Suelo comparar esa época con los duelos clásicos entre Atenas y Esparta. En la primera residía la belleza y el gusto por el espectáculo mientras en la segunda reinaba el estoicismo y la practicidad. El Barcelona de Guardiola era Atenas y el Madrid de Mourinho y Cristiano era Esparta. Ambos equipos ejemplificados en dos de los mejores jugadores de la historia como Messi y Ronaldo. Disfruté muchísimo de aquella época. No ganamos la copa de europa pero pusimos los mimbres de lo que vendría después. Me parece que entonces el Madrid entendió a lo que se estaba enfrentando (no estoy seguro de que ahora lo sepa), asumió la inferioridad técnica y buscó otras vías que le llevaran a la victoria. En este sentido hay que resaltar la figura de Cristiano como mejor jugador de la historia del club solo detrás de Di Stefano. El Madrid no ha ganado cuatro copas de europa desde la superioridad de su futbol (salvo la tercera con la mejor plantilla de su historia) sino desde la voluntad de un jugador descomunal. Algo parecido le ha ocurrido al Barcelona que no puede explicar sus exitos esta última década sin recurrir a Messi. En mi opinión el Madrid, dos años después de la marcha de Ronaldo, aún está en un periodo de tránsito. El Barcelona acaba de empezarlo.

    1. david,vivo en Cataluña hace 58 años y tú madridismo me chirría y no voy a extenderme en más o otras explicaciones.....
      Solamente te diré que en estos años que llevo aquí nunca he escuchado nada bueno, ni medianamente bueno del Madrid, nunca,.....y claro, cuando ves solo odio, asco y mala baba para tú equipo ( y hemos tenido grandes épocas )...... como quieres que yo les reconozca algo que ellos nunca lo han hecho.....en fin, no sé si solo me pasa a mí,(creo que los que vivimos aquí somos de la misma opinión)
      Por eso no puedo entender que un madridista hable de Messi como un rival formidable. En fin,da para mucho.
      Saludos

        1. Macho si Messi no te parece un rival formidable pues nada... para que vamos a seguir hablando. De verdad que el complejo de inferioridad no es deje ver la realidad es bastante lamentable. Nosotros somos el Madrid, hablar bien del adversario cuando lo merece no es un síntoma de debilidad sino de grandeza.

          1. Mira david, tonto si pero jili....llas no,.....
            En el Bernabéu hemos visto aplaudir a Pirlo, Ronaldinho,Soldado....y muchos ex nuestros....y yo lo que veo en todos los campos donde jugamos es odio y más odio....( lo más bonito que le han dicho a Cristiano en el campo nuevo es...ese portugués... que hijo...ta es......).... pero claro vosotros sois los verdaderos y buenos Madridistas..... venga ya hombre.

      1. Precisamente por lo que has dicho nosotros somos diferentes. El Bernabéu es un estadio en el q se puede aplaudir a Pirlo o Ronaldinho. El Barcelona es un club con un complejo de inferioridad q nosotros no tenemos

  8. Me gustaría, antes de nada, alabar la clarividencia de este artículo.

    Ahora bien, como ha comentado alguien, en aquel duelo de Clásicos con Mourinho y Guardiola de por medio, tuvo un papel importantísimo la sombra de lo que hoy llamamos El Tinglao, y que el propio Mou designó como Prostituzione Intellettuale. El mejor ejemplo de esto, desde mi punto de vista, es la eliminatoria de Champions entre ambos equipos en abril de 2011 y la famosa rueda de prensa de Mou de los por qués.

    También yo, por otra parte, vi en aquel robo de balón de Marcelo a Messi que el shequetito estaba acabado.

    Saludos madridistas.

  9. Desde la derrota humillante del Barça contra el Bayern del 14-A no dejo de pensar que de haber estado nosotros, el Madrid, delante del Bayern, la debacle habría sido nuestra. No sé si por 8-2 o 5-0, viendo nuestra falta de gol pero nuestra mejor defensa. Pero debacle.

    Y que dicha derrota nos habría producido en la hinchada madridista la demanda de renovación absoluta que el Barça se dispone a hacer (si puede, que no puede, con sus cuentas actuales). El caso es que estaríamos reclamando, como al final de la temporada pasada, las bajas inmediatas de Marcelo, Ramos, Kroos, Modric, Benzemá, Bale, Isco, Carvajal, etc., poniendo en duda la validez de Hazard, Mendi, Varanne o Casemiro, reclamando la titularidad para Valverde, Vinicius, Rodrygo, Reguilón u Odegaard, y exigiendo fichajes a la altura para sustituir a los expulsados.

    Y, sinceramente, creo que algo así habría que hacer para reconducir al Madrid a la élite europea, y que no se va a hacer debido al espejismo que nos ha producido la consecución de la Liga (y la Supercopa). Tiempo que vamos a perder manteniendo a gente en un declive evidente y que está frenando la reconstrucción, que para mí se está haciendo a un ritmo muy lento. Que llevamos 2 años cayendo en octavos, amigos. Me temo que si esto sigue así, el siguiente en recibir una paliza histórica seamos nosotros.

    1. EStá muy bien esta puntualización. Si nos conformamos con la Liga y con que ni Malakito ni Farsa ganen la Champions, estaríamos cayendo exactamente en el mismo juego que han caído los farsantes durante todos estos años: Aplastar al Eibar usando a D10S y a Villar10S pero en junio acabar llorando pq sus títulos no valen nada (saben en su fuero interno que los han ganado de aquella manera) y Papá les ha ensombrecido todo el año con una Champions más.

      Es que no hay, ni debe haber, dicotomía entre Liga-Champions. En circunstancias excepcionales como éstas, puede admitirse temporalmente. Pero tener que elegir entre competiciones no es, si me permitís la expresión cursi, "ADN madridista". Como nunca me ha gustado que se haya tirado repetidamente la Copa. Está muy bien decir de puertas para afuera que el Msdrid lo gana todo y tal, pero "la vieja guardia de Zidane" ya sabemos que este año se ha puesto las pilas en liga, pero no era lo suyo, ni con CR7 ni sin CR7 (que ir a 10 puntos por detrás en Navidad no era solo cuestión de árbitros) Por parar, pararon en aquella Supercopa en la que les pudieron meter 7 a los farsantes y se conformaron con un 2-0.

      Por otra parte, la celebración de Marcelo en la jugada de Messi no solamente es una jugada icónica de final de trayecto. Hay más significados en ella: Tampoco hay que olvidar que una celebración tan exagerada, por lo sincera, habla implícitamente del terror que Messi provocaba, y de cierto e innegable complejo de inferioridad. Ya no es que perdieramos, es que recibíamos cerotreses y cerocuatros con cierta frecuencia. Es un buen momento para reflexionarlo y para evitar que en el futuro pueda volver a suceder.

      Abrazos madridistas

    2. De hecho, usted lo está reclamando sin que hayamos perdido 8-2.

      Hemos pasado a un nuevo nivel de crítica entre cierto madridismo: se inventa una hipotética humillación para exigir cabezas a continuación. Esto sí que reconozco que no lo vi venir.

      Somos campeones de Liga y Supercopa de España. ¿Es poco? Según para quien.

      1. Planteo una hipótesis muy plausible y es que el Bayern probablemente nos habría ganado bien, y ahora estaríamos reclamando cambios como lo hicimos al final de la temporada 2019.
        Y que, en cualquier caso, a pesar de haber ganado una liga con el peor Barcelona y Atlético de los últimos años, seguimos necesitando esos cambios. En mi opinión, la transición debería ser más rápida, para que no nos pase como al Barça: ellos siguieron ganando ligas y copas, pecando de auto-complacencia, mientras en Europa caían y caían y no llevaban a cabo la revolución, hasta que la realidad les dio en las narices, a pesar de que ya les había dado varios toques de atención (Juve, Roma, Liverpool).
        No quiero que nos pase eso, porque estamos en una situación similar: hemos ganado la liga (auto-complacencia), pero hemos caído dos veces consecutivas en octavos de Champions, dando sensación de fin de ciclo. No hay más.

        1. El quid de la cuestión está en qué es "una transición más rápida".
          El Real Madrid no va a hacer fichajes, porque NO puede y porque NO debe. Todavía estamos equilibrando pérdidas sobrevenidas por la pandemia a base de vender algunos jugadores y deshacernos de otros con costosas fichas.
          Cuanto antes nos acostumbremos a que el nivel del Madrid será el que den jugadores en progresión como Vinicius, Valverde, Odegaard, Mendy o Jovic y que no van a venir ni Mbappe, ni Neymar, ni Kane ni ningún otro crack, mejor para todos. Ojo, que ésos tampoco garantizan nada: con Mbappe y Neymar el PSG ha perdido la final de la copa de Europa.
          Con Cristiano, Kaká, Benzema e Higuain el Madrid cayó eliminado en octavos. La copa de Europa es difícil y caprichosa, de ahí el mérito de ganarla (no hablemos ya de hacerlo tres veces seguidas).
          Lo de "una Liga con el peor Barcelona y Atleti desde hace años" me suena mucho al discurso del enemigo (no la habéis ganado vosotros, la hemos perdido nosotros). Los rivales son los que son. El Madrid tiene una muy buena plantilla, no excesivamente envejecida. Con posibilidades sensatas de crecimiento. El Barcelona tiene un equipo en descomposición sin (aparentes) posibilidades económicas para enmendarlo. Aprovechemos la tesitura y no cometamos precisamente sus mismos errores: gastarse 400 millones de euros en tres supuestos cracks que no han dado el nivel. Yo estoy convencido de que "alguien" va a salvar económicamente al Barsa, pero en la España actual nadie salvaría al Madrid en una situación similar. Hay que andar con pies de plomo y hacer las cosas bien.

          1. Juan Carlos, si en el fondo estamos de acuerdo en muchos puntos. Si repasas mis mensajes, no he hablado de fichajes. Estoy hablando de dar más protagonismo a nuestros jóvenes, darles más minutos y responsabilidad, que tomen el relevo ya, y dejar que nuestras grandes figuras de los últimos años (el que lo ejemplifica mejor es Modric) vayan perdiendo protagonismo. Porque con ellas no somos competitivos en Europa ahora mismo.
            En cuanto a lo de intentar aplicar el calificativo de "enemigo en casa" me parece que es muy de pipero, que quieres que te diga.

      2. Perdemos el tiempo Juan Carlos, cada vez pienso más que el enemigo está en casa,( o lo que es lo mismo, con éstos amigos para que quiero enemigos )
        Saludos.

        1. Más enemigo, para mí, es el que es auto-complaciente, el que nunca ve matices, el que todo le parece bien. Esos mismos, en el Barça, son los que han permitido que el club culé fuera sin frenos hacia la debacle del 14 de agosto, los que siempre tenían en la boca frases como "se juega a lo que diga Messi", "Messi decide los partidos", "tenemos el mejor equipo del mundo y que se prepare el Bayern", cuando la realidad ya mandaba avisos de que la manzana ya estaba podrida.
          Yo no quiero eso en el Madrid, yo quiero un Madrid que mande en la Liga y en la Champions, y sin autocrítica y lectura objetiva de las señales eso es imposible.
          Por ello reclamo una renovación más acelerada de la que propone Zidane.

          1. ...... autocrítica y lectura objetiva...... claro, claro....eso es el verdadero madridismo, no sé cómo seríais si fuerais del Espanyol,Celta, Eibar etc... etc.
            Bueno pero ya me pongo a la cola para que me deis el carnet de buen madridista......

        2. Malakías, perdona, pero el que ha empezado a dar carnets de madridista aquí has sido tú, majo. Tú no crees que al Barça le habría ido mejor si no hubieran vivido en la nube messiriana de los últimos años? En fin, no te considero ni mejor ni peor madridista, simplemente, plano.

  10. Y si sólo fuese una aventura del pequeño de la casa , tan mimado. El adolescente que siempre iba, como cada día ,con mil duros en la cartera para pagar en la cantina del cole sus dos bocadillos de tortilla recién hecha y su vibrante cola cola con hielo ante la mirada atónita de alumnos y profesores , incluso de otros mucho más pequeños.
    Le educaron en una institución de prestigio, un internado de lujo del cual se escapan únicamente los que ya han fumado en la calle, conocen bien a las chicas explosivas del barrio y escuchan en el loro a los Stones.
    Los chicos malos salen del internado directamente para entrar en la policía. Trajes blancos impolutos. Qué bien le sentaba al general Schuster o al Sargento Figo, no digamos al comisario regordete que hizo escuela en la Casa Blanca.
    Para una fuga en condiciones hace falta un equipo en condiciones , no una colección de cromos caros del Rastro y también decisión. No sirve salir y quedarte en el bar de la esquina esperando un visado del director. Te puede pasar que te den dos azotes y te manden fregar la clase al día siguiente.
    Hoy Messi se hace más pequeño. Son ya demasiadas mentiras y traiciones. Primero Súper Ratón se negó a acompañarle porque estaba mejor haciendo prácticas en un equipo de cuyo nombre nadie puede acordarse. Después Guardiola tras la enésima derrota europea le dice que le espera en la puerta con el coche y... qué si quieres arroz Catalina. Se ha largado y le deja con un palmo de narices. Piqué desaparecido. El maletín de los millones nunca llega.
    Es tarde para ingresar en la policía ,te miran la documentación. Las oposiciones eran en Junio. El año que viene habrá colas y cualquiera sabe. Lo más normal es que el cupo esté lleno .
    Es la vida, que lo vas a hacer. Si le toca poner cara de niño bueno, no va a saber. Messi es bueno si la cartera suena al son de los goles , los aplausos y los titulares. Hoy ha visto el color verdadero de la prensa. Sabina diría que es un madridista leyendo el diario de deportes un lunes después de una derrota. Al portero le ponen tres y los demás no pasan del uno. Encima le añaden que el Real Madrid pudo haber sido multigoleado si no fuese por las espectaculares intervenciones de su guardameta. Hoy Messi , para la prensa, es un jugador más del Real Madrid. Los jugadores del Real Madrid ponen ajos en el chalet cuando pasa la furgoneta del repartidor de periódicos.
    No habrá ningún maletín que sea capaz de taponar esta herida ¿Nadie pone un maletín en la mesa por Messi? Triste destino, si nadie le ayuda , repetirá curso.
    La prensa volverá a contar sus andanzas como si nada hubiese ocurrido , pero en el corazón de Messi habrá siempre una cicatriz que le habrá dejado tanta traición, tanta mentira. Dudará quizás del valor de sus hazañas. Hoy valen menos , porque se las apostó a un burofax. Pensará que el torero fugado fue feliz, vivió la libertad y la aventura a menos unos meses hasta que se le fundieron los cables.
    Él ,desde su mala cabeza en el mes de Junio, el Dios del fútbol sólo traga hiel y titulares .
    ¡ Como te trata la vida cuando vales lo que tienes !
    Hoy la fuga de Messi , vista desde Madrid,es un canción brasileña de esas que no hay quien las aguante y que rezas para que se termine.

  11. Ante todo , mi reconocimiento por el arte - estilo galernauta- que destila la pluma -o el teclado- de don Antonio. Yo creo que escribe con una estilográfica Montblanc Johnatan Swift o con una versión William Faulkner de la misma firma. He pensado en la edición correspondiente a A. Dumas. pero esa pìeza la "reservo" para otro de los maestros galernautas.

    Sí y no. No discutiré la forma de tan laborioso artículo. Muestro ciertas discrepancias en relación al fondo. Vaya por delante que el párrafo de "un amigo mallorquín y la España enfadada" me ha parecido una absoluta maravilla . Ahora, bien, aunque me sabrá mal la marcha de "lo nan" , ya que deseo que se prolongue la agonía político-deportiva del "més que un club" y preferiría que se quedara un tiempo Mas perjudicando la economía del club y desestabilizando su vestuario, no admito semejante mitificación del chequetito. No comparto tamaña sobrevaloración. No perdamos de vista que este tipo es un fraude total, en lo deportivo, en lo económico y en lo personal. ¿He de recordar que la administración de hormonas del crecimiento no está contemplada por el reglamento deportivo ?. No me vale la "excusa" de que fue un tratamiento médico para combatir una anomalía o enfermedad. ¿Acaso no ha habido deportistas que han tomado un medicamento para combatir una gripe o un simple catarro y, por ello, han sido descalificados y sancionados ?. En contraste, Cuccitini, y solo Cuccitini, ha podido ingerir todo tipo de pócimas y jarabes con una extraña y alarmante permisividad. Lo hemos visto potar en no pocas ocasiones.Su ex-amiguito guardi0l0, otro que tal baila con la nandrolona y compañía. ¡ Ay Eufemiano (coleguita de los Unzúe), ay, ay, ay !. UNICEF apareció y en ese momento supe que íbamos a pasar una época un tanto oscura...Tampoco hace falta que añada información sobre lo que ya sabemos, el escandaloso saldo arbitral en favor del "més que un club". Ni me dejaré en el tintero la existencia de "the Tinglao" (prensa , calendario, "àrbitres", VAR, sinergias con otros clubs de la LFP (favorables a ellos y opuestos a nosotros). miquel,platini, juanito gaspart, sàntxeç arminyo, àngel villart, el calvo culer noruego, aytekin, hernàndeç-hernàndeç, de burgos bengoechea, cloç gòmeç, undià mallenc...MVP,s culers. Sobre la politización tampoco voy a extenderme. Es obvio el provecho que ha sacado el que te dije de un hecho consumado.
    O sea que no, no acepto la divinización de "lo nan hormonat" ("i delinqüent fiscal"). Es un constructo artificial. Un híbrido resultante de la farmacología y la mercadotecnia. Insisto, un fraude total. En lo deportivo, en lo económico y en lo personal.

        1. Otro amén más. Y a los que quieren que "se acelere" en el Real Madrid les pido paciencia. La situación es la que es. Que parece que no estamos intentado salir de una pandemia y en una crisis económica sin precedentes.
          La rivalidad entre grandes jugadores y equipos siempre fortalece, pero hay que poner las cosas en su justa medida. Me parece excesiva tanta loa a Lionel Messi. Tampoco me parece normal pensar que el Bayern nos hubiera hecho lo mismo que a la Farsa. Nunca se puede saber y yo, desde luego, jamás he pensado de esta manera. Las cosas han sido como han sido y el futuro no lo sabe nadie.
          Saludos.

  12. Disiento bastante con el articulo . No dejo de reconocer el boom Messi , su calidad individual y sus ganas de masacrarnos . No creo que fuera el más odiado por el madridismo , ni mucho menos , guardiola , pique , xavi , jordi alba , incluso dani alves y busquets , sí eran y son odiados por el madridismo , Messi era mas respetado que odiado , a mi entender . Pero , reconociendo y admitiendo su calidad , no olvido la protección arbitral , periodistica , e institucional sin las cuales , dudo mucho , muchisimo , que hubiera , hubieran , alcanzado semejantes cotas de terror psicologico acompañado de titulos en general y derrotas madridistas en particular .
    Messi ha conseguido ligas regaladas , partidos ganados que estaban perdidos , algún balón de oro fabricado por el entramado futbolistico barcelonista y sobre todo una protección arbitral que le permtió alcanzar pichichis y botas de oro , mientras que al otro lado estaban las fuerzas del mal , el Real Madrid . Lo conseguido en esos años por el Madrid fue a base de esfuerzo luchando contra arbitrajes y contra periódicos , radios y televisiones , ¿recuerdan aquel penalty a Lucas Vazquez contra la Juve ?, y no digamos Ronaldo , lo que ganó y como lo ganó , aquel codazo en el ojo contra el levante , aquel no penalty y expulsión en el campo nuevo de los ladrones , aquel portugues que hijo puta es y aquellos tantos y tantos , mientras un honrado futbolero del patetico se tuvo que ir de españa por la mala suerte que tuvo en una entrada fortuita a Messi sin que nadie de su patetico club diera la cara por el , le hicieron la maleta y listo y todo porque el protegido de los dioses estuvo tres semanas sin jugar , recuerdan ? . Esas y no otras son las verdades y las mentiras del futbol y de la vida .
    No es mas tonto el tonto sino el que quiere serlo . Amén.

  13. La Galerna debería mirarse muy mucho la moderación y posterior anulación de comentarios que ni insultan ni faltan a la verdad . Ahora bien , si lo que quieren es una linea editorial con baboseo de opiniones a favor y aplausos mamporreros añadan pues la palabra inquisición , quedaría menos o mas así : la galerna de la inquisición , o, el dictado de la galerna .
    No presumáis de cultos , por favor , que se os ven muy mucho las costuras y dejad de miraros tanto el ombligo.

  14. Yo, como Floquet, voy a discrepar de parte del fondo del artículo.
    Los que somos veteranos hemos vivido ya escenarios semejantes, un Barcelona con el numero 1 mundial que parecía que iba a destrozarnos y reducirnos poco menos que a la vulgaridad, al menos en dos ocasiones, con Cruyff y con Maradona.
    Ambos eran iconos mediáticos como Leo, si bien el impacto en aquellos tiempos era sensiblemente menor debido a la tecnología existente, y su llegada supuso una seria amenaza para nuestro Club. Nos enfrentamos con nuestras armas ee siempre , entrega, pundonor, calidad y fé y a decir verdad no nos fue tan mal , en los 5 años del holandés ganamos 3 ligas por 1 del Barça y en los dos de Diego siempre quedamos por encima, las ligas las ganó el Athletic.
    La diferencia fundamental con la era Messi es que entonces se jugaba con baraja nueva cada partida y en los años de Leo se ha jugado siempre con la misma baraja y marcada por los crupieres Villar/Arminio.
    A Johan y a Diego les sacudian con arreglo a su estatus de números 1, Cruyff lo entendió rápido y pasó a jugar más por el centro del campo huyendo de la zona minada y a Diego no le sirvió retrasarse al final le cazaron y estuvo meses alejado de los terrenos, mientras la sobreproteccion a Leo ha sido casi vergonzosa, lo que ha mediatizado a los rivales que le permitían desarrollar su indudable talento siendo meros espectadores.
    Esto en lo personal , en lo colectivo la protección ha sido si cabe más vergonzosa porque ha habido campeonatos que se han resuelto a más de 90 puntos y por diferencias escasas, entre 1 y 3 puntos, y cualquier error , fuera en la jornada que fuera , podía inclinar el campeonato para uno u otro lado.
    A este respecto dos datos de dos de las pocas ligas que hemos ganado en la era Messi . En la del Tamudazo, en una de las últimas jornadas se concede un gol del argentino con la mano que nos pudo costar el título y en la primera de Zidane en el último partido se produce el famoso penalty de Jordi Alba por patada al cesped.
    Esto está perfectamente documentado por los estudios que se han hecho sobre el famoso saldo arbitral , el último en esta página hace un par de días, donde se demuestra numéricamente la protección vergonzante que ha disfrutado nuestro rival. Echo de menos que alguno de estos estudiosos analice los campeonatos en los que en Enero estábamos a 15 puntos y estudie la evolución de los errores arbitrales en las primeras jornadas y en el resto, seguro que nos llevaríamos alguna sorpresa y el saldo sería aún más escandaloso si cabe
    Para algunos la marcha de Messi no es el alivio a nuestro sufrimiento, el verdadero alivio fue la salida , vergonzosa como toda su trayectoria, de Villar y Arminio porque estábamos convencidos
    de que viniera lo que viniera no podía ser peor.
    Ahí empezó todo, como diría Gerard.
    Perdonar el tostón.

    1. Suscribo al 100% cada una de tus palabras, no comparto para nada tanto elogio desmedido a Messi que ha sido un jugador extraordinario, eso nadie lo pone en duda, pero ha lucido mucho más gracias a lo que dices, a estar con una sobreprotección exagerada y encima rodeado de la mejor generación que ha tenido el Barcelona, los Iniesta, Xavi, Puyol, Piqué, Busquets, Valdés, Pedro,..., prueba de ello está en que con su selección de Argentina no ganó ni un solo título y eso llegando a 4 finales, mientras la selección española ganó 3 títulos con los internacionales del Barcelona y es más, desde que se fueron Iniesta y Xavi, el argentino no ha estado ni cerca de ganar una Champions, más claro imposible.
      Lo de la dupla Villar-Arminio, es imposible de ignorar, hemos visto estos años lo que cuentas, Ligas donde el Madrid se ha quedado a poquitos puntos y que por ciertas decisiones arbitrales, hemos acabado perdiendo, tampoco se me olvidan Ligas como la 17-18 en la que desde el principio nos torpedearon para evitar 2 Ligas consecutivas, empezaron con la sanción a Cristiano injusta, por las que se perdió las primeras 4 jornadas y luego unos arbitrajes lamentables por los que perdimos 7 puntos en las 5 primeras jornadas y el Barcelona cómo no, haciendo pleno de victorias, ahí fue imposible engancharse y el equipo quedó descolgado, pero en la Champions se enchufó y acabó levantando la tercera seguida.
      Ni Messi ni leches, ahí ha sido mucho más decisiva la mafia montada con The Tinglao y en Europa también tuvo metidas sus zarpas Villar, en aquella época donde "ganaron" en 2009 y 2011 con atracos a punta de pistola, como la vergüenza de Stanford Bridge, la expulsión de Van Persie en 2011 y las semifinales contra el Madrid, aquella expulsión a Pepe en la ida que marcó la eliminatoria y de propina el 0-1 anulado a Higuaín en la vuelta que hubiese cambiado el devenir de dicha eliminatoria.
      En fin no me alargo más y algunos deberían abrir los ojos con Messi y no dejarse engañar con las campañas continuas de endiosamiento que ha tenido este ser, que llega 5 Clásicos ya sin hacer 1 solo gol o asistencia y cada vez que hay Clásico siguen vendiéndote que es aquel jugador que se va a ir de 5 y meter gol como si nada, cuando la realidad es que hasta Marcelo puede ganarle un sprint.

  15. Desconocer la enormidad del talento de Messi y del equipo que se formó alrededor del mismo (Neymar, Suárez, Xavi, Iniesta, Villa, Alves...) y negarse a aceptar la magnitud del desafío al que el RM se ha enfrentado en la última década es de ciegos o de fanáticos. Centrar todo en el "villarato" y acusar de "piperos" a los que sí reconocemos (porque es evidente) todo lo que se dice en el magnífico artículo es algo peor. Es desconocer la gesta que ha hecho el RM, como club, al revertir la situación, alzarse frente a lo que parecía un destino fatal y conseguir equilibrar y derrotar a un rival que parecía iba a cambiar el orden natural de las cosas (un Aníbal para Roma, sí). Lo que ha hecho el RM es una hazaña, una proeza futbolística homérica, porque el rival era colosal. Minimizarlo es minimizar la gesta. Yo no lo voy a hacer. Me siento absolutamente orgulloso de mi club. Ningún otro lo hubiera hecho. Y no me gustan las pipas.

  16. Pues básicamente, hasta 2013 la sensación era que en cualquier momento se podrían acercar peligrosamente en Champions. El reto ha sido colosal, eso sí, ellos han contado con la ayuda arbitral a uno y otro lado de los Pirineos (al otro lado, al menos, hasta 2011). Y al final el Frankenstein del barsa, el arma atómica, se ha quedado en un simple obús, demostrando que sin Iniesta y Xavi al lado, o sin Neymar, el "mejor jugador de todos los tiempos" no es más que otro Ibrahimovic (salvando las distancias) con una técnica descomunal, que se hincha a golear a equipos pequeños en liga, pero llegan las competiciones internacionales y gatillazo. Ni siquiera ha marcado cuando el barsa ha sido eliminado. Y ahora tenemos la misma diferencia de Champions que en 2002. Parecía que nos iban a barrer, y aún con el respiro de la Décima, su quinta en 2015 parecía indicar que la pesadilla continuaba, con un tridente brutal... Pero llegó Zidane, que desencadenó a la mayor bestia enjaulado (CR7) convirtiendolo en su versión definitiva súper saiyan nivel 7, hicimos EL TRIPLETE, y con eso el Real Madrid se cargó a la Era Messi. Porque sus ridículos europeos anuales, cade vez más estramboticos, vienen por eso, porque creían que nos iban a superar, y resulta que en su mejor época jamás imaginada, cuando soñaban ser el Real Madrid de Di Stéfano del siglo XXI, su venganza perfecta...resulta que llegó el auténtico Di Stéfano del siglo XXI, entrenado por el Di Stéfano del cambio de siglo y con un mediocampo liderado por el jugador que es a la vez el Zidane y el Redondo del siglo XXI, con un mediocampo KMC que ha superado al de Xavi-Iniesta y con un tridente BBC que ha dejado 2 de los 3 mejores goles de la historia... Y el otro ya sabéis cuál es, la volea mágica del que desde 2016 es el sargento de hierro del Real Madrid.

  17. La realidad es que hemos vencido, una vez más.
    Messi se va, traicionando al que ha sido su club durante 15 años, por MIEDO. Miedo a no ganar nada antes de su retirada, ya cercana. Y ese miedo lo ha provocado el Real Madrid, que es quien le ha dejado retratado ganando tres copas de Europa consecutivas.
    Por lo demás, hace años que Messi no es ese jugador del que habla el articulista.

    Enorme artículo, por cierto. Felicidades al autor.

  18. Cuando he terminado de leer el artículo, he tenido que revisar para ver si me había equivocado y en vez de en La Galerna me había metido en Sport o Mundo Deportivo y he visto, para mi perplejidad, que no me había equivocado y que estaba en una web madridista. Luego he leído los comentarios de los usuarios alabando en su gran mayoría a Messi, y me he dicho, seguro que lo he mirado mal y si que me he metido en la web del Sport, porque no puede ser que una web madridista tenga un artículo en la que se elogia más a un jugador de nuestro enemigo que a cualquiera de los nuestros, pero resulta que no me había equivocado y que seguía en la galerna, y sinceramente no sé si merece la pena seguir entrando en esta web si el madridismo que se pregona va por estos derroteros

    1. Jonathan TR, completamente de acuerdo en todo..... me parece a mí que aquí últimamente sí no eres crítico.....( tienes que pensar.... hasta que el Bayern nos hubiera metido 8 a nosotros.....) ....ahhh y alabar al rival.... porque si no eres..... autocomplaciente,palmero, fundamentalista...... vamos tontos de baba... como dice Richard Dees..... en fin.

  19. Gran artículo, sí, señor, y comentarios muy interesantes, con opiniones para todos los gustos. Reconocer la calidad de Messi no es mostrar debilidad por lo culé, o complejo de inferioridad madridista, sino que además de constatar una realidad (incrementada por el apoyo del Tinglao, los medios, el entorno, el margen de seguridad de muchos otros equipos de la Liga, apoyado en grandes jugadores en su equipo) sirve para aumentar el valor de los títulos obtenidos. Ganar 4 Champions y varias Ligas luchando contra Messi, su equipo y todo el Tinglao es de una dificultad mayúscula, y esa una de las ideas que nos deja el artículo. Irreprochable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Es delicioso este artículo @FGwynne . Mi enhorabuena. Quien lo lea se queda con una sonrisa en la cara. https://twitter.com/lagalerna_/status/1391318237099483137

Crónica del Rayo Vallecano, 0 - Real Madrid, 3 https://www.lagalerna.com/cronica-del-rayo-vallecano-0-real-madrid-3/?noamp=mobile vía @lagalerna_ por @AlcalaZamoraFer
¡Esas mujeres!

Good bye, Kolonbia!

Vuelve mi sobrina a @lagalerna_

Este artículo es un TALISMÁN porque ella también lo es.

Deberían leerlo.

https://www.lagalerna.com/good-bye-kolonbia/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram