Las mejores firmas madridistas del planeta

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Lautiro

Escrito por: La Galerna1 junio, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Un estudio de la Asociación Europea de Asuntos Semánticos ha concluido que la palabra hartazgo queda condensada en la experiencia del portanalista medio ante la enésima aparición del nombre de Lautaro en la portada de Sport o de Mundo Deportivo en la era Covid.

Quizá a sabiendas del sufrimiento que nos infligiría ver aparecer tan respetable nombre una vez más en la mañana de hoy, a cinco columnas y con todos los honores, los responsables de Mundo Deportivo han optado por adoptar una variante que nos redima del tedio insondable. Queremos decir: una variante que seguramente, con toda su buena voluntad, CREEN que puede redimirnos. Y en el afán por hacernos ese bien (o por ahorrarnos ese otro mal) ha parido el inefable diario deportivo catalán un juego de palabras muy marca de la casa. Cuánto ingenio, y qué pena que no esté al servicio de causa más plausible que el fichaje de Lautaro en plena tramitación de ERTEs para todos los trabajadores no millonarios de cierto club blaugrana.

LauTORO, amigos. Resulta que han averiguado que está en el top de delanteros de la liga italiana en variables como balones robados y kilómetros recorridos. La genialidad estaba servida: LauTORO. Ya decimos que estas cosas son muy de la prensa cataculé.

Lautoro, Dembelío... No habíamos leído nada más ingenioso desde que los haters de Jesús Bengoechea empezaran a llamarle Egoechea (o Gonorrea, incluso, sin que la variante Egonorrea haya llegado a ponerse en circulación hasta la fecha, por causas desconocidas). Nos pirran estos juegos de palabras, cúspide del talento y la finura. Nos permitimos, eso sí, adelantarnos a la próxima, porque cuando descubran que es también uno de los delanteros más veloces del panorama general será muy difícil esquivar la tentación de titular por todo lo alto LAUTIRO, en referencia a la bala que el jugador presumiblemente constituiría, o acaso en alusión (repetimos: LauTIRO) al que el portanalista se sentirá impelido a descerrajarse en la sien al enésimo contacto con la foto del protagonista, aparezca este con su nombre propio tal cual sale en el registro o con cualquiera de las ingeniosas modificaciones que bardos como Santi Nolla tengan a bien adjudicarle.

Por lo demás, ya veis cómo en el faldón-bariburrillo (el faldonburrillo) de abajo aparecen las recientes reacciones futboleras al tema del racismo en Estados Unidos, con dedicatorias en condena del brutal asesinato de George Floyd a manos de la policía, asunto que As convierte en principal argumento de su primera plana. “Justice for George Floyd”, reza la camiseta de “nuestro” Achraf, tal como la mostró en su partido con el Dortmund. La situación, a causa de ese execrable crimen, se está poniendo feísima en muchos puntos de la geografía estadounidense, donde los disturbios están fuera de control. Hágase justicia y prevalezca el raciocinio.

En otro orden de cosas, de muy menor importancia, nos informa As de la vuelta del “tridente deseado”, que el propio rotativo enumera así: Asensio, Benzema, Hazard. A todos nos ilusiona mucho la vuelta de Asensio, pero el empeño que en ella pone As no deja de resultarnos curioso, como si a Vinícius y Rodrygo se los hubiera llevado un perro en la boca.

Si vuelve Asensio, en todo caso, es porque todo lo demás vuelve también, y lo hace en menos de dos semanas. Lo recalcan las otras portadas del día. Lo que vuelve no es exactamente lo que había, pero es el sucedáneo más cercano que de momento vais a encontrar.

Como veis en esta portada de Sport del 18 de mayo, a propósito de Semedo, donde se insinuaba un trueque Pjanic + De Sciglio + 25 millones por el portugués, lo que sugería un valor de mercado de al menos 70 millones, ved en la portada de hoy en cuánto está tasado el mismo jugador por los amigos cataculés.

Pasad un buen día, si podéis.