Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Las notas de la Liga (no tacañas)

Las notas de la Liga (no tacañas)

Escrito por: Fred Gwynne19 julio, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El viernes, con la Liga todavía caliente y los lectores borrachos o haciendo el amor, el Redactor Jefe de La Galerna, @PepeKollins, se permitió el lujo de puntuar a los jugadores del Real Madrid de una manera, digámoslo claramente, muy tacaña. Era un “el punto es el punto” extraído de “la pela es la pela”, una racanería impropia de un medio ecuánime como La Galerna que siempre se ha caracterizado por su Madridismo, sintaxis y objetividad.

Hoy, aprovechando que Don Tacañón se ha ido de vacaciones y no va a mutilar nuestros artículos con la pericia del censor franquista de bigotillo fino que le tiene poseído, (algo que estamos celebrando todos los componentes de La Galerna soltando tacos, maldiciendo y escribiendo lo que nos da la real gana) he decidido corregir el inmenso daño causado a nuestra credibilidad modificando sus injustas puntuaciones por otras mucho más merecidas y objetivas.

Aunque tengo que confesarles que tengo fama, posiblemente merecida por la etiqueta de oficialista oficial, de calificar excesivamente alto, hoy les prometo que voy a ser un puntuador ecuánime, no pienso dejarme llevar por la euforia de la Liga recién conseguida.

Mis notas irán del 0 al 10 (más o menos).

Empecemos:

Vinícius “SALPIQUINHO”: 17.

Tengo que ser justo aunque me duela. Le otorgo la nota máxima, un 10, y le regalo un bonus de 7 puntos.

Me ha costado mucho tomar esta difícil decisión. Hasta el partido contra el Villarreal tenía un 10, pero después de ver repetido el jugadón que se cascó (Vini es muy de cascar…) en el gol anulado a Asensio, he decidido regalarle 7 puntos más para la temporada que viene. Mi idea inicial era regalarle otros 10 (es la mejor jugada de todo el año sin ninguna discusión) pero entiendo que a los jóvenes hay que espolearlos, no darles todo hecho ni alabarlos en demasía como algunos, equivocadamente, hacen. No es mi caso, no me gusta nada el elogio por el elogio: está claro que va a ser una leyenda del Madrid y que ganará su primer Balón de Oro en un par de años. Si aparcan sus forofismos se darán cuenta de que cada día tiene más cara de Pelé.

BENZEMA: 19.

Llevan toda la vida diciendo que Benzema no es ni un 9 ni un 10, su nota a la fuerza tiene que ser la suma de los dos: un 19. Su mejor año en el Madrid, más que un paso adelante ha dado una carrera completa.

KROOS: 50

¿Es mejor jugador por tener mejor nota que Vinícius? NO, simplemente es alemán y a los alemanes les suelo puntuar con números redondos: 10, 50, 100. Cosas así. Los números primos les sientan fatal. A un alemán lo puntúas con un 17 y le bajas el rendimiento para todo el año.

BRAHIM: 57.

Está al nivel de Kroos, va a ser un jugador impresionante. Ha jugado poco pero Zidane le quiere y eso ya es un bonus de unos cuarenta puntos. Tiene tanto futuro como desparpajo. Es como Isco pero en nuevo.

ISCO: 77.

Es como Brahim pero en viejo. ¿Es peor jugador por tener más años o mejor jugador por tener más puntuación? Ni idea, es un genio. A los andaluces no les puedes puntuar como a los alemanes, les da yuyu, hay que ponerles notas bonitas, como un patio de flores de Córdoba en primavera o un espeto en una playa de Benalmádena. ¿Hay alguna nota más bonita en el mundo que un 77?

MARIANO: 100.

Su gol al Barcelona vale una Liga, una renovación y un nuevo Ferrari. Puro talento y mucha fe. Tiene nombre de viñeta de Forges. Y yo quería (y quiero) mucho al gran Forges.
¿Es el doble de bueno que Brahim y Kroos por tener el doble de puntuación? No, pero es Mariano.

DI STÉFANO: 1.000.000

A algunos aficionados jóvenes puede parecerles que Di Stéfano no ha jugado. Están equivocados: Alfredo Di Stéfano juega cada vez que el Real Madrid salta a un campo de juego. El mejor jugador de la historia merece la mejor puntuación. UN MILLÓN.

Era completamente imposible perder una Liga en su campo. Dios le bendiga.

VARANNE + CARVAJAL + MENDY: 4417.

Son amigos, pero tan celosos que si les puntúo por separado lo van a pasar muy mal. Sobrepasan los 1000 puntos de media. Decir, después de las exhibiciones que nos han regalado en este final de Liga, que son la mejor defensa del mundo, es una obviedad, por eso voy a repetirlo una vez más: ES LA MEJOR DEFENSA DEL MUNDO.

Varanne (le suelo poner dos enes porque suena más francés y defensivo) va a batir todos los récord en el Madrid. Acabará siendo el jugador con más Copas de Europa de la historia. Carvajal es como el conejito ese de la pilas, puro Real Madrid, y Mendy parece un actor porno de los setenta, cada día taladra mejor las defensas.

Conejitos, actores porno, taladrar… ¡Cómo se nota que @PepeKollins está de vacaciones!

LUCAS VÁZQUEZ: 108.

Cien por trabajador y ocho por las patas de un pulpo á feira. Un jugador siempre comprometido con el grupo, de los que nunca sobra y siempre aportan. Muchos deberían aprender de su enorme profesionalidad a la hora de ser suplente o saltar al campo. Su merecido palmarés sube a la vez que todos esos chistes sin gracia sobre su (inmenso) talento. Tiene todo el futuro del mundo.

COENTRÃO: 7

Ya no juega en el Madrid pero su poderosa influencia sigue haciendo que ganemos títulos y más títulos. Referente.

OSASUNA: 7/7/2020. San Fermín.

Esta nota se la debo a mi mujer, rojilla de raza y correctora oficial de todos mis artículos. El Plan B, aunque no resultó necesario, demostró con creces la valía y el compromiso de su equipo.

RAMOS: 999.999.

No puedo darle un punto más porque el millón solo es para Di Stéfano. Es el único jugador que se acerca a la leyenda de La Saeta. El mejor defensa de la historia merece que le den de una puñetera vez el Balón de Oro.

Alberti dice ¡Miradme que pasa el mar! y él podría decir ¡Miradme, que pasa el Madrid!

CASEMIRO: 999.998.

Mi jugador preferido, ni defensivo ni ofensivo ni chorradas de esas de AIC, yo no hago distinciones, este es el mejor centrocampista del mundo. Le falta un punto para ser Ramos y dos para ser Di Stéfano. Solo es cuestión de tiempo que lo consiga. Se habla muy poco de la enorme trascendencia de este jugador en esta gloriosa época. Con él empezó todo. Y reza, reza antes de cada partido. ¿Acaso creéis que es casualidad que el Madrid ganase la Liga el día de la Virgen del Carmen? Un jugador arrodillado o mirando al cielo siempre es mejor jugador: “A Dios rezando y con el mazo dando”.

BALE: 10.

Esta temporada ha jugado poco, por eso le doy la nota máxima. Cada día tiene más cara de olmo viejo, hendido por el rayo. Y yo, como Machado, todavía espero un milagro de esta tardía primavera que empieza en agosto. Si se tiene que marchar que sea con una Champions verdecida.

JOVIC: 100.

Está por estrenar. Tiene garantía de cuatro años y va a demostrar, riendo a carcajadas, que detrás de esa cara granítica hay un Pichichi.

HAZARD: 7.

¿Es siete menor puntuación que 10? NO. Siete es la mejor puntuación posible en mis Tablas de la Ley. Seamos serios, este tipo se llama EDEN, eso ya es una garantía. El año que viene peleará el Balón de Oro con Vinícius y Sergio Ramos.

AREOLA: 0000007

Gran portero, un suplente con garantías, capaz de lo mejor y lo mejor. A los porteros les gusta dejar la meta a cero. Por eso le doy media docena y un siete de regalo.

MARCELO: 999.997.

El mejor lateral del mundo tiene que tener la mejor nota, roza el millón y acaba en 7, no digo más. Esto es mínimo otras cuatro Copas de Europa. Marcelo no calla bocas, hace que se abran de admiración.

JAMES: 1007.

El mejor jugador del año. Lo de jugar o no es anecdótico. Algún día, tumbado en una paradisíaca playa de Colombia con un ron en las manos, presumirá de haber jugado en el mejor equipo de la historia. Le deseo lo mejor.

VALVERDE: Entre 7 y 777777.

Tengo tanta debilidad por este jugador que lleno su nota de sietes. El año que viene peleará el Balón de Oro con Hazard, Benzema, Vinicius, Marcelo y Sergio Ramos. No he visto una acción más madridista en todo el año que esa en la que golpeaba con rabia el suelo después de un gol. Para mí es un fijo en la alineación, como la Cibeles en Madrid.