Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
James, como De Niro en Taxi Driver

James, como De Niro en Taxi Driver

Escrito por: Lila Castro29 mayo, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Un buen día de abril, James Rodríguez de levantó, se dirigió al baño, se afeitó, se miró al espejo y preguntó: "¿me estás mirando?, ¿me estás hablando a mí?"  Y no encontró respuesta. Entonces, insistió con vehemencia: ¿a quién demonios le estás hablando? Miró para todos los lados. Y dijo: "Bien, yo soy el único que está aquí ahora mismo. ¿A quién coño piensas que estás hablando?", impostó.   Y ante tanta insistencia, el del espejo, finalmente,  le respondió: "Sí,  es contigo, ya estuvo bueno, ¿eh?"

James no es el mejor jugador del mundo (que podría ser uno), pero convendrán que es una estrella. Nadie puede desconocer el alcance de esa zurda prodigiosa,  su calidad técnica, su polivalencia, la precisión de sus pases, la visión que tiene del juego, que se ofrece, se asocia, llega al área, a lo que se ha de sumar que siendo mediocampista acostumbra a hacer igual número de goles que asistencias, lo que no es usual en su rol, goles algunos decisivos y de gran factura–  cómo no recordar el gol del empate en el reciente clásico–. Dicho lo cual cabe preguntarse: ¿qué entrenador no contaría como titular con un jugador de tales características? Y ¿qué jugador de su categoría no se enfadaría con su entrenador si no le brindara la oportunidad de ser protagonista? ¿Quién es el responsable de la situación, el jugador o el entrenador? Pues bien, ante la sorprendente campaña de Zidane, los reflectores siempre apuntaron al jugador.

Que si está gordo, que si se dejó ir, que hay mejores jugadores que él (Isco, Vasquez Asencio, Kovačić…), que “no juega por culpa suya”... Son las opiniones de un gran número de periodistas y tuiteros españoles y franceses (lo que no deja de ser curioso), que en suma, señalan a James como responsable de su situación. A decir verdad, mucho se ha dicho y poca claridad ha habido sobre las razones por las cuales James pasó de ser titular con Ancelotti a jugador residual con Benítez, y de suplente a suplente de suplentes con Zidane.  En lo que a mí concierne, anticipo que no caeré en la solución fácil de decir que se trata de un jugador “de mala actitud”, o que es “lento”, —pues vaya temeridad, se le exige ritmo de competición y lucimiento, sin reparar en que si no tiene ritmo o no luce es porque su progresión se detuvo al no jugar lo necesario, y cuando jugó se le ubicó en posiciones que no favorecen su talento.  Tampoco apelaré al subjetivismo abyecto que sostiene que “entre el técnico y el jugador no hubo feeling o que la relación siempre fue nula" —que podría, pues si acometo tarea en plan objetivo indiscreto y nos detenemos en el hecho de que, en quince meses, el francés no logró sostener la mirada al chocarle la mano en el cambio, o abrazarle las veces que James jugó bien como lo suele hacer con otros, habría mucha tela que cortar—. Pero no, renuncio a lo anterior, me dispongo a brindar otros elementos de juicio a quien quiera sacar una conclusión más allá de la frontera mediática que se ha querido marcar entre los protagonistas.

Con Ancelotti, James era el '10', en el 4-3-3, jugó por detrás de la BBC, asistía, colaboraba en defensa y marcaba goles.  Lo propio hizo cuando, por lesión de Gareth Bale, se llegó a jugar con un 4-4-2. No está de más recordar que los partidos admirados por el juego del Madrid (de Carletto),  son aquellos que jugó con cuatro en el centro y James de interior. A la vista están los 46 partidos (3619 minutos), 18 asistencias y 17 goles, lo que le llevó a ser elegido el mejor volante de la Liga.

Llega Rafa Benítez y con él un cambio en el esquema táctico que pretendía acoger directrices de Florentino no atendidas por Carletto (dicho por él mismo en su libro), entre las que se subrayan  privilegiar el juego y el potencial goleador de Gareth Bale, quien se sentía rezagado por el técnico italiano, lo que no sólo incomodó en un principio a CR7, sino que implicó una extraña reubicación de James como extremo por la derecha (siendo zurdo) y contra natura- en la línea de volante de recuperación. Con el cambio, James no estuvo cómodo al no poder hacer lo que mejor hace, ser determinante en la parte  ofensiva. Sin embargo, James luchó, asistió y marcó en 32 partidos 8 goles con 10 asistencias. Ahora bien, si se quiere hurgar aún más en las “razones” de Benítez, no sería  justo no recordar que luego de la lesión dijo que James no estaba listo para jugar, cuando la realidad demostró lo contrario; se ha de mencionar también  lo que éste hizo circular en la prensa madrileña luego de su despido. Lo recoge el diario Marca el 05/01/2016  “…el club me ha pedido que hiciera lo que ellos no se han atrevido a hacer...como castigar a James o a Jesé. Imposible trabajar así", contó a sus íntimos…”.

La necesidad y las urgencias marcaron la feliz llegada de Zinedine Zidane al banquillo del Real Madrid el 4 de enero de 2016. Contrario a lo que se podía esperar de uno de los futbolistas más recursivos de todos los tiempos, la  realidad es que Zizou demuestra en principio no interesarle jugar con un 10 (como lo era él). El apremio del ingreso intempestivo, con obligación de reaccionar ante una crisis, llevó al técnico debutante a una redefinición de esquema táctico que le distanciara de lo que venía haciendo Benítez, y fue así como se casó con un sistema emergente de la derrota en el Santiago Bernabéu ante el Atlético de Madrid (el 27 de febrero de 2016). A partir de esa fecha, Zidane apostó por un 4-3-3 con Casemiro como "stopper" o pivote defensivo, rodeado de Toni Kroos y Luka Modric, dos jugadores polivalentes con mayor aporte defensivo, siendo Kroos reconvertido en nuevo interior ofensivo con el objetivo de dirigir la presión desde arriba, para colaborar con el robo del balón y conectar con la BBC.

Zidane demostró que no le interesaba jugar con un '10'

Dentro de este contexto, aparentemente, el ingreso de Casemiro justificó que James perdiera la titularidad. No obstante, llegaron lesiones de Modric, Casemiro y Bale y, sin que exista explicación de orden técnico ni físico, Zizou prefirió a otros jugadores, a quienes sí ubicó en la posición correcta, que casualmente,  encajaron bien dentro del equipo y gustaron a la afición, sin que se pueda decir que estos tuvieran mejores registros que James, quedando éste relegado a la posición de suplente de suplentes, utilizado en otras posiciones por banda que, aunque no le son ajenas, tampoco se destaca como otros futbolistas de nivel mundial en esos sectores del campo. Pese a todo, James finalizó el ejercicio de la segunda temporada con 8 goles y 10 asistencias en tan solo en 32 partidos disputados.

A punto de culminar la tercera temporada el examen es el mismo. James jugó solo 32 partidos y sólo 13 como titular. Mucho se ha dicho, recientemente que a James lo sacan del Madrid “el sistema y la competencia”, refiriéndose a Isco, Asencio, Lucas Vásquez, Kovačić, esto sin reparar y comparar resultados y registros. En lo que respecta al sistema, la realidad ha demostrado que con la lesión de Bale y otros  han sido muchos los partidos en los que se ha jugado en un 4-4-2, esquema que con Casemiro suponía más chances para James, pero inexplicablemente no contó con ellas, lo que no puede justificarse con que su competencia directa se desempeña mejor, porque James con tan solo 32 partidos tiene 11 goles más 12 asistencias, mientras que Isco con 40 partidos cuenta con 11 goles y 6 asistencias, Lucas Vásquez con 50 partidos anotó 4 goles y 10 asistencias, Asensio con 37 partidos 9 goles y 3 asistencias, y Kovacic con 38 partidos 2  goles y 3 asistencias.  Entonces, inevitable es preguntarse: ¿cómo habrían sido los registros de James si, con motivación y confianza, hubiese contado con más oportunidades? O ¿qué hubiese pasado si a James se le hubiera esperado tanto como a Benzema—quien lleva los mismos goles que James en su primera temporada y solo 3 asistencias, siendo el 9 del Madrid—?

Dicho lo anterior, forzosamente hay que concluir que  hay algo que no se nos ha informado sobre la realidad de la situación, y sus números conducen a entender que James estuvo condenado a permanecer en banco, no por su poca efectividad o mala actitud—como dicen equivocadamente algunos—, sino porque Zidane —y solo el técnico sabe la razón— no quiso contar con el 10 dentro de su esquema, las veces que tuvo chances.  Y si se le ha de responsabilizar al jugador por algo, sin duda, ha de ser por comprender tarde esta situación y permitirse caer en estado de “desesperanza aprendida”, término acuñado por Martin Seligman, para referirse a un estado en que la persona siente que no tiene el control sobre la situación y piensa que cualquier cosa que haga será inútil.

Por lo demás, mucho hay de Carletto a Zidane. Es entendible la flexibilidad y ductilidad del primero en sus conceptos, como también lo es la notable rigidez del segundo, al sostener a ultranza el esquema que le trajo la Undécima (Casemiro mas la BBC). Solo un técnico experimentado, sin sacrificar la gestión de egos, antepone el talento y la creatividad ofensiva a la rigidez de cualquier sistema. Lo hizo Ancelotti con el mismo Zidane, durante las dos temporadas de cohabitación en la Juventus. En su libro, el técnico italiano cuenta cómo se casó a muerte con un esquema, con el 4-4-2. Tanto fue así que,  al dirigir al Parma, su segundo equipo como técnico, Ancelotti rechazó a Roberto Baggio porque no encajaba en su esquema, y en el libro se lamenta de ello. Luego,  al encontrarse a Zidane (10 clásico) en la Juve, se dio cuenta de que lo que debía modificar era el sistema. "Él (Zidane, el Zidane jugador) cambió mi filosofía como entrenador", concluía Carletto.

Desconozco el futuro, pero algo sí puedo decir: a estas alturas, James se afeita la cabeza, se deja una cresta, coge un revólver y vuelve y mira al espejo. Como De Niro en Taxi Driver se dice: escucha, imbécil, aquí hay un hombre que tiene con qué y va a cortar por lo sano, un hombre que va a hacer frente a esto, un hombre que acabará con todo esto. Porque sabe que hay vida dentro y  fuera, sabe que puede ser actor principal e intuye que,  si quiere, le vienen días de película.

 

13 comentarios en: James, como De Niro en Taxi Driver

  1. Las estadísticas mienten mucho en fútbol.

    Nadie en su sano juicio discutiría la inmensa calidad de James Rodríguez como futbolista. Posiblemente uno de los mejores pies izquierdos que han pasado por el Real Madrid en bastante tiempo.

    Nadie en su sano juicio discutirá que, por el motivo que sea, lleva dos años llegando medio segundo tarde a esos balones a los que el primer año llegaba medio segundo antes. La "falta de ritmo" no es excusa. Jugadores como Marco Asensio, con menos minutos que él, no han dado esa impresión cuando han sido utilizados.

    Yo era contrario a la salida de James del Real (es un jugador que puede solucionar partidos o decidir eliminatorias en un momento de inspiración) pero, en la actual situación, casi me decantaría por un traspaso que le haga feliz a él y al club.

    1. Al terminar de leer el artículo he pensado exactamente lo mismo, los números muchas veces no coinciden con la sensación que se tiene al ver el desarrollo de los partidos y además los números sin un análisis profundo no sirven para nada por ejemplo los goles ; contra que rivales, en que momento del partido, etc.
      Si el argumento al favor de James y contra el entrenador va al ser este, y no he visto otro en los defensores, tienen la causa perdida porque los números, así sin más, de Zidane son mucho mejores y por tanto respaldan sus decisiones.
      Creo que para defender su teoría deben esforzarse un poco más.

      1. Es que James puede marcar goles y dar asistencias debido a la calidad individual que atesora (y que nadie discute), pero su mejorable estado físco y su actitud también, en ocasiones, pueden provocar malos balances defensivos o situaciones desventajosas para el equipo que finalicen con goles en contra. Y esto último no te lo van a enseñar las estadísticas.

  2. Buenos días:
    Es bastante irónico que bastante al comienzo del texto se hable de un "subjetivismo abyecto", y después se empiecen a citar números, se intuye que para que el lector tenga la sensación de que este artículo se escribe desde la más pulcra objetividad, cuando es precisamente al contrario. Desde el comienzo podemos adivinar por parte de la autora una predilección personal por James, y esa impronta no deja de estar presente en ningún momento.
    Más allá de este asunto, creo que James es un jugador de indiscutible calidad. Coincido con los comentarios anteriores, da la sensación de que su rendimiento no es el mismo que en su primer año antes que nada por su propia responsabilidad. No voy a entrar en asuntos internos al Real Madrid como por ejemplo las presuntas injerencias por parte de la presidencia en el aspecto deportivo, ni tampoco en los miedos o atrevimientos de los distintos entrenadores. Para mí lo importante es el equipo, y el equipo este año ha funcionado con James y sin James. Es cierto que hay otros jugadores que no han estado al nivel al menos en parte de la temporada, pero por suerte o por desgracia, la dirección la lleva quien la lleva y puede ser que la mejor de las opciones para todas las partes sea la salida de James. En su defensa hay que decir que, a pesar de que sus fans han sido bastante beligerantes respecto a su posición, él ha sido respetuoso y ha mantenido una buena actitud pese a verse relegado a un segundo o incluso tercer plano en muchos momentos de la temporada. Sin embargo, buscar fantasmas donde no los hay no va a convertir a James en un mártir. Al nivel que tuvo en la 2014/2015 es difícil que cualquier entrenador no contase habitualmente con él. Con eso es con lo que hay que quedarse.

  3. Entiendo que el paisanaje tira mucho pero si para defender a James utiliza como fuente a Marca, si el que dijo y no ha rectificado que Bale tiene una hernia, o tacha al entrenador de rigido (sorprendente ) o le enfrenta a compañeros o hace suyas las teorias de los caprichos de Florentino, evidentemente sus opiniones son bastante sesgadas y a mi como madridista me parecen desafortunadas.

  4. Lo que ningún periodista cuenta es que James comenzó su cuesta abajo a partir de su segundo año en el Madrid cuando, oh casualidad, comenzó a trabajar el mundo de la noche de Madrid. Salía casi todas las noches y flirteaba mucho, lo que le causó los lógicos problemas con su mujer, que se volvió a Colombia harta de que su marido nonparase por casa.
    Así que basta ya de hablar de encaje táctico y feeling con el entrenador. James jugó estupendamente el primer año cuando se cuidaba pero luego se echó a perder saliendo casi todas las noches de juerga. Y eso lo sabe medio Madrid.
    Ahora parece que se ha enmendado, pero es tarde y otros le han comido la tostada

  5. Perdóneme, estimada Lila, pero su artículo bien podría haberlo escrito el mismísimo Travis Bickle.
    Comienza Vd; con las conclusiones,; James es un fenómeno (nadie lo duda) y que entrenador demente (primer palo a Zidane) no contaría con él, y a partir de aquí plantea su comentario, eso sí sin ningún “subjetivismo abyecto”.
    Sigue con una andanada contra periodistas y tuiteros españoles y ¡franceses!, supongo por que considera a Isco y Benzema como competidores por la titularidad, pero si es así no entiendo porque no incluye a alemanes, croatas, brasileños o galeses ya que también son rivales.
    A continuación da por cierto que el Madrid de Ancelotti jugó sus mejores partidos sin la BBC, cosa que no pasa de ser una opinión suya, respetable pero solo una opinion, y para refrescarle la memoria le recuerdo algunos partidos (Bayern 0-4; Borussia 3-0 ; Schalke 1-6; At.Madrid (copa) 3-0) en los que jugó con un 433.
    Luego entra en la fase conspirativa y pone el ventilador contra el Presidente dando validez a unas supuestas afirmaciones del italiano, de las que mire lo que publica un medio tan afín al R.Madrid:
    “Mundo Deportivo Actualizado a 31-03-2017 13:56
    El técnico italiano, que militó entre 2013 y 2015 en el Madrid, aseguró que Florentino nunca le presionó para hacer una alineación. “Nunca me vi presionado para alinear jugadores. No sé nada de esto. Es una novedad para mí”. “La gente que me conoce sabe que eso no era posible. Yo era el que hacía las alineaciones porque era el que conocía mejor a los jugadores y sabía cómo estaban. Mi experiencia en el Real Madrid fue muy buena”, ha expresado Ancelotti.”
    O en una información, sobre Benítez, de un medio, como Marca, cuya credibilidad en lo que se refiera al R.Madrid esta mas que contrastada.
    Continua con una serie de consideraciones de tipo técnico absolutamente personales y bastante discutibles, como lo de la reconversión de Kroos a interior; en cualquier caso sería devolverle a la posición donde había jugado siempre en el Bayern ; y con unos números que sin ningún otro análisis no significan nada.
    Y para terminar viene la velada amenaza de siempre “ya veréis como se marche y triunfe en otro lado” ; pues bien reconociendo lo que es ,un grandísimo jugador, no pasaría absolutamente nada, del Madrid se han marchado muchos jugadores , algunos todavía mejores que su paisano, y el equipo siempre ha seguido su trayectoria ganadora; pero le aconsejo que , caso de marcharse , elija bien pues hay ejemplos bastante recientes de jugadores que lamentan su decisión.
    Comprendo perfectamente que le guste su paisano, a mi también, y trate de defenderlo a capa y espada pero le rogaría que para ello no insultara la inteligencia de parte del madridismo.

  6. Entenderia esta defensa a ultranza de James y echarle las culpas,a Zidane,al presidente y al empedrado,si el Real Madrid,hubiera perdido la liga y no estubiera en la final de la Champion,pero supongamos que James fuera titular,la mayoria de los partidos¿quien le dice a ud.que se hubieran conseguido estos objetivos?
    Estoy conforme cob los comentarios de todos y en particular con Zarraga.
    Y a la autora del articulo,para defender a James,no hace falta entrar como un elefante en una cacharreria,no dejando titere con cabeza.
    HALA MADRID,A POR LA 12a .
    Saludos a todos,incluso a Lila,desde mi GRAN CANARIA.

  7. A James lo mató la elite. En el deporte de élite lo difícil es mantenerse y más en un equipo con la competencia feroz del Madrid. A mi James no me sobra en la plantilla, pero ahora mismo es complicado que tenga plaza asegurada en el once titular. Está claro que en cualquier otro equipo, James, sería indiscutible en el noventa por ciento de los partidos, pero esos otros no son el Madrid.

  8. Pues disiento de la mayoría de comentarios. No vale hablar de que hizo James otros años para entender que pasa ahora, sino su rendimiento esta temporada cada vez que ha jugado (con muy pocas oportunidades) y se ha salido. Mejores registros de toda Europa en un centrocampista. Puedo aportar los datos.

    Dicen varios por aquí que los datos pueden "engañar", pero cuando estos han ido unidos a grandes actuaciones en la mayor parte de minutos que ha disputado esta temporada, no hay mucho para atacarle, no creen?

    Sigo creyendo que esto esta en el debe de Zidane - seria pésimo perder a un jugador de sus características, los jugadores no son intercambiables, tienen características distintas, y aportan soluciones distintas. No tenemos a nadie con las de James.

    Compararle con Isco es de locos, porque son jugadores completamente distintos. A la hora de perforar distintas defensas, hacen falta diferentes tácticas, todos los partidos no se pueden solventar jugando con los mismos (un 11 fijo para partidos importantes) y haciendo las cosas iguales. Ser tan predecibles en el fútbol moderno, garantiza poco recorrido. Los otros entrenadores lo analizan y diseñan como neutralizarte

    Por cierto como ya comente en otro articulo tratando del tema de James, bastantes análisis tácticos le dan como la solución idónea para desbaratar la gran defensa de la Juve, donde jugadores que dependen de driblar para meterse entre lineas, son neutralizados fácilmente por su defensa. (Vean los partidos contra el farsa como referencia) James seria ideal para este partido.

    Y como ese, otros muchos. Los jugadores no deben jugar por aclamación popular y presión de la prensa (por ejemplo Isco ahora juega tanto si es una buena solución táctica, como si no). La inclusión de Isco fuerza al equipo a jugar en un rombo, donde las bandas no quedan nada bien cubiertas, nadie lo ha notado estos últimos partidos? Si hacemos esto ante la Juve las cosas se pueden poner feas rápido.

    Desde luego si esta entre Isco o Bale, esperemos que salga Bale porque al menos el equipo juega en una configuración que funciona, y donde las bandas quedan cubiertas. Querría ver a James porque es ideal para este partido, esperemos que lo podamos ver.

    Y que alguien intervenga y no perdamos un centrocampista de este calibre.

  9. Yo he visto todos los partidos este año y no recuerdo en cual se ha salido James, es más creo que uno en uno mediano de su primer año estuvo mejor que en el más destacado de este. Ninguno de los comentarios cuestiona la aptitud de James de lo que se sospecha es de su actitud. Con James me pasa lo mismo que me pasaba con Guti, reconozco que tiene una clase fuera de lo común pero le falta un punto de consistencia o compromiso o como quiera llamarlo que le impide subir el escalón que le falta para ser indiscutible.

  10. Yo sigo con la misma premisa,estan defendiendo unos a James,otros a Isco,otros a Bale,etc.y lo que hacen es criticar encubiertamente a Zidane,el unico entrenador de toda la 1a.division(y de Europa)que ha rotado practicamente a toda la plantilla,incluso a CR7.,siendo CAMPEON DE LIGA Y FINALISTA DE CHAMPION(por ahora) .
    ¿Y a pesar de todo esto le estan criticando que tiene que poner a ESTE o al OTRO?
    Zidane no es sospechoso de casarse con nadie y aqui nadie juega por decreto,los que saque Zidane,esten seguros,seran los mejores para este partido o para esta FINAL.
    HALA MADRID.A por la 12a.Saludos desde mi GRAN CANARIA.

  11. ¡Ha vuelto el córner del anti! Ah, pues no.
    Me encanta James y no quiero que se vaya. Es el jugador favorito de mi hijo de ocho años y en la camiseta que le regalé aparece su nombre. Tiene una zurda prodigiosa y una inteligencia difícil de encontrar. Triunfará allá donde vaya.
    Pero, cómo madridista, sólo me importa una estadística: con James de suplente de suplentes, una champions, una liga, y una final de champions a la vuelta de la esquina.
    Hala, Madrid! Y nada (en este caso ni nadie) más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

ÚLTIMOS MINUTOS para votar. El resultado está siendo inesperado para muchos.

https://www.lagalerna.com/galacticos-vs-mourinho/

"Modric la cuelga y en el punto de penalti aparece, imperial, Ramos, que se eleva y golpea el balón con su cabeza y con la rabia contenida por todos los madridistas".

@ismaelaz76 os va a hacer flotar... https://www.lagalerna.com/la-decima-esperanza/

Hola! Necesito DIFUSIÓN. Soy enfermera y tengo que desplazarme todos los días 100 km para ir a trabajar a Algeciras. Busco un piso de una habitacion o un estudio pequeño para poder descansar después del trabajo. Incorporación inmediata! 🙏🏼🙏🏼

Señores y señoras, este de @antoniohualde es el artículo más madridista de la historia.

NO HAY DEBATE.

👉👉👉 https://bit.ly/2UFrVcb

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram