Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
En el Madrid, perder tiene que ser grave (y parecerlo)

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

En el Madrid, perder tiene que ser grave (y parecerlo)

Escrito por: La Galerna19 octubre, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Portada Marca estado de alarma

Buenos días. Nada que objetar, sino todo lo contrario, a la frase de uso político-sanitario que Marca toma prestada para representar la situación en el seno del madridismo después de la bochornosa derrota sabatina ante el Cádiz. Estado de alarma. Pues sí.

Ni los más viejos del lugar, entre los que se cuenta este humilde portanalista, recuerdan un partido tan indolente e insolente como el que nos obsequió el equipo que amamos en el escenario clausurado al público del Di Stéfano. Tanto la crónica galernauta de Ramón Álvarez de Mon como el texto dolorido e iracundo de Paco Sánchez Palomares han sido ya suficientemente explícitos respecto a lo intolerable de la actuación que se marcó un Madrid en el que imperó una laxitud que es ofensiva para su afición y en la que de nada puede valer esta vez el pretexto del parón de selecciones, por cuanto gran parte de los que fueron titulares no habían sido convocados por sus equipos nacionales y, en consecuencia, habían dispuesto de muchos días para ponerse a tono de cara al partido contra los de Cervera. El madridismo, tantas veces criticado en estas mismas páginas por su concepto con frecuencia histérico de la exigencia, tiene esta vez toda la razón del mundo para sentirse indignado y dolido. Ni la derrota posterior del Barcelona en Getafe ni la histórica primera victoria de la sección de fútbol femenino (Marca brinda a las chicas una estrella refulgente que contrata con la desolación de la foto de portada) han servido para aplacar la decepción, teñida esta vez de cólera.

Desde La Galerna no tenemos más remedio que brindar un apartado especial, dentro del reparto de responsabilidad, a nuestro querido Zidane. Un entrenador que realiza cuatro cambios al descanso está admitiendo implícitamente su desacierto en la confección del once. Con todo, lo más censurable por parte del técnico fue la sensación, en la rueda de prensa posterior, de que no pasaba nada o casi nada. Sabemos que Zidane no es amigo de escenificar su desencanto de manera pública, pero la derrota en el Madrid -y no digamos una derrota tan denigrante por juego como la cosechada- no solo tiene que ser grave: tiene que parecerlo. El madridismo se merece no solo que Zidane se reúna con los jugadores para pedir intensidad y actitud (como Marca señala que se ha hecho en privado), sino que se lamente y disculpe ante los periodistas por la imagen ofrecida. El madridismo se merece también sentirse medianamente confortado tras el desastre, constatando que el hombre que está al frente de todo reconoce el descalabro y lo hace suyo para tomar las medidas adecuadas a fin de enmendar el rumbo.

Portada Sport Koeman al ataque Portada Mundo Deportivo fichaje Depay

Comentábamos hace un momento, de pasada, que el Barcelona palmó también, de manera lamentable, en su compromiso del sábado ante el Getafe. Pues bien. Esa (y esta) es toda la referencia al aciago incidente que vais a encontrar en este portanálisis, por cuanto la prensa cataculé ha pasado página a velocidad récord sobre pormenor tan incómodo. El estado de alarma decretado por la prensa capitalina no encuentra reflejo alguno por parte de su contraparte catalana y en referencia a un Barça no menos desastroso que los de Zidane. Lo que en Marca sigue siendo justificada leña al mono blanco es en Sport y Mundo Deportivo olvidadiza complacencia con la hecatombe azulgrana. Ya veis cómo las portadas cataculés han corrido un tupido velo sobre lo de Getafe, y prefieren centrarse en cosas inanes de Ronald-papá-ese-niño-me-ha-dicho-una-cosa-fea-Koeman: que si tal, que si cual, que si quiero mi delantero de pago (Depay) aunque no haya dinero alguno para pagar nada. En cuanto a la derrota getafense, nada por aquí, nada por allá, y si te he visto no me acuerdo. Solo faltan los chirriantes y cachondísimos violines de Juan Tamariz.

Portada AS Marcelo Isco señalados

As es el único de los cuatro jinetes del Apocalipsis que se acuerda de ambas derrotas, aunque también es el único que personaliza las culpas de las mismas en cuatro jugadores, dos del Barça, dos del Madrid. Extiende primero para luego aplicar el foco. Marcelo, Isco. De Jong, Griezmann. “Señalados”.

Nos parece que el nivel general ante el Cádiz fue tan intragable que habría sido aceptable señalar a cualesquiera otros dos, si bien es cierto que tanto el brasileño como el de Arroyo de la Miel se desempeñaron a un nivel muy alarmante. No deja de llamar la atención el señalamiento sobre Isco, jugador que por lo demás señala en su propia silueta y con trazo grueso su deplorable estado de forma. Pero nos hacemos la siguiente pregunta: ¿se habría atrevido As a señalar a un Isco que, estando en el mismo estado de forma, fuera un habitual para Luis Enrique?

Ahí lo dejamos.

Pasad un buen día.