Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
El penalti

El penalti

Escrito por: José Luis S. Ortiz2 marzo, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Con la venia.

Dos años y dieciséis días después, ocurrió. He leído por ahí que han sido dos años y quince días. Error. El año 2016 fue año bisiesto, por tanto hay que añadir el día de pico. No es cuestión baladí, estas cosas tienen su importancia.

Durante la retransmisión de los partidos, ustedes habrán podido distinguir la existencia de tres tipos de tertulianos. A saber: el periodista, o lo que sea, el exjugador y el exárbitro. La función básica (en realidad, la única) de todos ellos es la misma: opinar. Ojo al dato, que yo no estoy en contra de la opinión, siempre necesaria. Pero hete aquí que la profesión de periodista deportivo ha ido derivando peligrosamente del periodista hacia el opinador. Información, poca la verdad. Y sobran los ejemplos: el caso Soulé, el caso apartamento, el turbio asunto de los maletines rodando de un lado para otro en la compra de partidos, el mundial de Qatar, etc. De tanto opinar han terminado desarrollando un lenguaje y argumentario propio que ha sido asumido y aceptado con sumo gusto por el resto de invitados a las tertulias. Es lo que Antonio Burgos denominaría como tertulianés.

No vi el partido del Barcelona ni tampoco he visto imágenes, por lo tanto me ahorraré el inútil trabajo de opinar al respecto. Tampoco era mi intención. Pero sí he leído la opinión de varios tertulianos expertos (o ejpertos) en la materia. De esto va mi humilde reflexión.

Nunca pensé que el tema penalti pudiera dar tanto de sí, pero hete aquí que ha sido tan extraño (o no) lo ocurrido en estos últimos años que finalmente el tertuliano se ha visto obligado a tirar de tertulianés para tratar de justificar muchas actuaciones injustificables.

Después de varios meses de estudio y análisis, he aquí mis conclusiones sobre el proceloso mundo de El Penalti.

La extemporaneidad.  Un penalti cometido en un momento inadecuado del tiempo es un penalti extemporáneo. El penalti extemporáneo es como la visita del cuñao a la hora de la siesta. Está fuera de lugar y sienta como patada en bolsa escrotal. No se puede pitar porque pitarlo es una grosería y una falta de educación. Si no me creen tiren de hemeroteca y recuerden aquel de Mascherano a Lucas Vázquez apenas transcurridos dos o tres minutos de juego. Valdano y Raúl sentenciaron que era demasiado pronto. Otro ejemplo, Umtiti, a dos minutos del final del partido contra el Alavés de hace pocas fechas, cometió penaltazo por manaza. Quizás uno de los más claros que ustedes hayan podido ver en los últimos tiempos. Sin perjuicio de su claridad, fue cometido en el lugar inadecuado y en un momento inadecuado del tiempo, o sea, un penalti extemporáneo y por lo tanto, impitable como, de hecho, así ocurrió.

Señores/as, amigos/as, El Penalti es como Gandalf El Gris, no se puede, no se debe, pitar nunca ni muy pronto ni muy tarde, se ha de pitar cuando se ha de pitar. En su momento justo y de conformidad con las reglas, criterios, dictámenes  y recomendaciones de D. Victoriano, que para eso es el que manda. Ni muy pronto ni muy tarde. Te queremos Victoriano.

La reglamentariedad. Si aplicando el reglamento stricto sensu, una infracción cometida dentro del área es castigada como penalti, el tertuliano calificará dicho penalti como penalti de reglamento, siempre y cuando se den las circunstancias que él estime convenientes. Por ejemplo, supongamos un partido disputado sin claro dominador. A juicio del tertuliano comentarista y experto, un penalti demasiado riguroso puede decantar la balanza hacia uno de los dos lados, y a él eso no le parece bien por los motivos que sean. Calificará dicho penalti como penalti de reglamento. En tertulianés futbolero eso vendría significar que el penalti de reglamento ha sido pitado indebidamente. El tertuliano no puede negar el penalti, porque ve las imágenes, pero tampoco puede dejarlo pasar porque tiene sus motivos, confesables o inconfesables. ¿Qué hacer? Fácil: utilizar un calificativo eufemísticamente peyorativo, el penalti de reglamento. ¿Motivos? Los que le salgan del níspero.

Ejemplo muy ilustrativo. Partido Valencia-Real Madrid. Dos penaltis. El primero fue tan claro que el tertuliano del Bein, Jorge Valdano, se abstuvo. Poco después hubo otro cometido sobre Benzema y aquello ya fue demasiado porque suponía pasar de un apretado 0-1 a un 0-2 bastante más holgado. Y Jorge nos mostró, a su manera, su disconformidad: penalti de reglamento. O sea, puede que fuera penalti, o no, no sé, quién sabe ná. Siembro la duda y ahí lo dejo.

La mascherinidad. El tertuliano experto puede actuar por acción, como hemos visto hasta ahora, y/o por omisión, es decir, callando como muerto. Un ejemplo de lo anterior es el llamativo caso de Mascherano. Javier, nada más aterrizar, empezó a adoptar la fea costumbre de hacer penaltis de todo tipo, facturas y hechuras. Nunca eran pitados, como todo ustedes ya sabrán. La rutina fue transformándose en costumbre y la costumbre acabó en Ley. El tertuliano experto y honesto hubiera clamado al cielo por tamaña injusticia. El tertuliano patrio, no. El tertuliano local adoptó la cómoda costumbre de callar y dar por buena la impunidad de Mascherano. Era como una especie de derecho de pernada pero consentida por todos. Se impuso el silencio…o peor, pues algunos expertos tuvieron la osadía de ir un poco más allá como les cuento a continuación.

Partido Barcelona-PSG, Mascherano comete un penalti más, otro de tantos, esta vez sobre Di María. Como otro más de tantos, no fue pitado. Oliver, Don Andújar, el experto del Marca, afirmó la inexistencia del penalti influido, sin duda, por el efecto pernicioso de la mascherinidad. El caso es que, el propio Mascherano, tal vez víctima de un sentimiento de culpa, vergüenza o impunidad, reconoció que sí, que había pateado a Di María. Tal es el día, y D. Oliver sigue expeliendo sus conocimientos en la radio de Marca.

De tanto callar, la mascherinidad ha pasado a ser un animal mitológico. Está el Unicornio, el Pegaso, el Grifo, los Dragones y el Penalti de Mascherano. Lo único cierto es que la mascherinidad se convirtió, para su equipo, en una potente arma de destrucción masiva. Evitó goles y jugadas peligrosas. Sumó puntos y eliminatorias. Actualmente solo encuentra paragón en la suaridad, otro animal mitológico, e igual de letal que la mascherinidad y tan aceptada como ésta entre el tertuliano comentarista y opinador. Y ojo a lo que se nos viene: la umtitividad.

Manoinvoluntaria. Dentro del área, claro. No me pregunten ni cómo ni por qué, pero el tertuliano experto, sabe, a ciencia cierta, cuando un golpeo de balón en brazo, antebrazo o mano es consentido o ejecutado voluntaria o involuntariamente por un jugador. Como todos ustedes habrán podido suponer, manoinvoluntaria es un comodín cojonudo y vale lo mismo para un roto que para un descosido. Hay ejemplos a centenares, tal vez miles, puede que millones.

Partido Real Madrid-Villarreal de la pasada temporada. Sergio Ramos salta a taponar un remate desde fuera del área de un jugador del Villarreal. Instintivamente se gira en el aire con los brazos separados del cuerpo. El balón le golpea en el brazo. Los tertulianos, como un solo hombre, juzgaron penalti claro y justo. Especialmente llamativa fue la opinión de Oliver, D. Andújar: "La mano de Sergio Ramos es clara y desvía la trayectoria del balón. Acertó el colegiado al señalar penalti y amarilla” (sic). Este mismo Oliver, D. Andújar, opinó esto otro del penaltazo de Umtiti ya mencionado anteriormente: “Hay mano de Umtiti dentro del área, pero es involuntaria, no puede apartarse” (sic). ¿Han visto ustedes con qué habilidad maneja Oliver el comodín de la voluntariedad? Lo quito o lo pongo según me sople el viento. Un crack, Oliver, D. Andújar.

Les quisiera aclarar que yo no tengo nada personal contra Oliver, es tan solo que, como los del Marca cuelgan en internet sus opiniones, siempre quedan pruebas y rastros de sus juicios expertísimos y, después, pasa lo que pasa, claro.

Fuerzainsuficiente. No hace falta que les explique. Naturalmente, estamos ante otro comodín cojonudo que le sirve al tertuliano para adaptar la realidad a sus deseos. Todos estamos hartos de escuchar o leer “no ha habido fuerza suficiente para el derribo” o, por el contrario, “el jugador ha sido trabado por el rival, penalti y amarilla”. Todo ello en jugadas clónicas. Como en el caso de manoinvoluntaria, el tertuliano es capaz de leer el cerebro de los protagonistas en la jugada. Y todo ello, normalmente, a decenas de kilómetros de donde se desarrollan los partidos. Unos genios, oigan.

  1. Iturralde, tertuliano de la SER, juzgó como fuerzainsuficiente el penalti de Mascherano a Lucas Vázquez, ya aludido un poco más arriba. Algo parecido debió pensar Mallenco, D. Undiano, aquel día en el que Mascherano (otra vez) atropelló por la espalda a Cristiano Ronaldo en el Nou Camp. En relación con el ruido hipohuracanado por lo ocurrido en Las Palmas, aquella embestida quedó en una brisilla de verano. Inciso: ese penalti, otro a Modric en Pamplona (no pitado por Clos) y el de Umtiti de hace muy poco, son los más claros que yo haya visto en los últimos tiempos. Curiosamente todos favoreciendo al mismo equipo. Te queremos Victoriano.

Estos conceptos del tertulianés futbolero descritos someramente, no son incompatibles entre sí. De hecho es muy frecuente que el tertuliano experto los acumule en sus argumentaciones para fundamentar sus opiniones. Era un penalti muy riguroso (penalti de reglamento) porque la mano pudo ser involuntaria (manoinvoluntaria) o porque no hubo fuerza suficiente (fuerzainsuficiente). El árbitro ha sabido leer las circunstancias del partido y no ha pitado el penalti porque era demasiado pronto (penalti extemporáneo) y, además, tan poco era tan claro (penalti de reglamento). Un partido tan igualado no se puede desequilibrar por un simple agarrón (penalti de reglamento y fuerzainsuficiente). Y así. De los penaltis de Mascherano poco les puedo comentar al respecto, porque lo que se ha impuesto en todo este tiempo ha sido el silencio. Mascherano no hacía penaltis, porque no y punto. Es como lo de los 57.1 millones y punto. Igual.

Por todo lo anterior, no debe sorprenderles que el saldo de penaltis a favor y en contra del FC Barcelona sea tan favorable. Entre el silencio de unos ante las injusticias y las justificaciones de otros ante las tropelías, se han ido acumulando números que han dado lugar a series estadísticas imposibles de llamarse como tal. El tertuliano experto, mientras tanto, como quien oye llover.

Ante un hecho como el ocurrido en Las Palmas, tampoco debe sorprenderles la actitud del beneficiario habitual de todos estos desmanes. Les falta costumbre, humildad y honestidad para reconocer que el saldo es tan groseramente favorable que, tal vez, a Lahoz (y otros) en lugar de llamarle ladrón deberían ponerle un busto de homenaje a la entrada de la Masia.

Juzgan que el penalti que le sirvió a Paco Jémez para mejorar su imagen proculé, no debió ser pitado. Les sobran las argumentos: manoinvoluntaria o extemporaneidad (demasiado pronto). O en caso de duda, les queda la más cojonuda: porque no. Y el tertuliano de turno hubiera dado conformidad o, simplemente, hubiera callado. Sin embargo, increíblemente, sí fue pitado y se han enfadado muchísimo. Se consideran estafados porque secularmente, cuando las cosas no van, siempre se consideran estafados, entre el silencio y la justificación de todos. Lo llevan en el ADN, ellos son víctimas siempre, porque todo el mundo les quiere robar, siempre.

Al margen de este victimismo secular y/o genético ante una decisión no favorable a sus intereses, está el hecho de constatar que cuando no se juega bien, cuando hay igualdad, cuando el rival te compite con sus armas, una decisión arbitral en tu contra (errónea o no) ayuda lo suyo a que un partido teóricamente favorable se te vaya de las manos. Y los puntos, como en Las Palmas. Sabemos de lo que hablamos, ¿verdad? Y al contrario, un partido torcido, te lo endereza un Hdez Hdez  cualquiera en un abrir y cerrar de ojos con dos penaltis ridículos. Y si la cosa se repite rutinariamente, semana tras semana, con contadísimas excepciones, en lugar de un solo partido, hasta puede que se te arregle una temporada.

Ahora acumulen el victimismo secular y una decisión arbitral no favorable y se encontrarán a Gerardo P. Bernabéu hecho un energúmeno en la banda yéndose a por Lahoz o hecho un basilisco, como en el partido contra el Villarreal de la temporada pasada, a pies juntillas, quietoparao, señalando un culpable con índice amenazador; o afirmando que no le gusta lo que se cocina en el palco del Bernabéu.

Y acabo exponiéndoles una duda que me corroe desde que tuve conocimiento del penalti de Lahoz: comprobar la reacción del entendido público culé ante la infamia de un penalti en contra. ¿Volverán a pedir la dimisión de Javier Tebas? En caso afirmativo, no sería más que es otra forma de decir “Te queremos, Victoriano…pero que no se vuelva a repetir".

 

 

16 comentarios en: El penalti

    1. Es evidente que la verdad escuece y mucho. Me alegra verlo en tu comentario. Me parece un artículo que da justo en el clavo. De hecho, he de reconocer que me he enganchado a La Galerna porque es el primer sitio donde veo que se dice aquello que mis ojos ven día sí y día también y el resto de medios tratan de hipnotizarme cada día diciéndome que las cosas no son como las veo. Especialmente bueno es el concepto de fuerzainsuficiente, siempre me ha parecido una tontería, un comodín, como dice el articulista, para que el que está en los medios aporte su granito de arena en una campaña. Pero no está solo el opinador, en BeIn hay realizadores que hacen también su magia. En ese clásico del penaltazo extemporáneo de Mascherano a Lucas Vázquez, se hizo una manipulación vergonzosa para demostrar penalty por manos de Carvajal en un lance cuya repetición con la cámara trasera muestra que no hubo mano alguna. En el último partido contra el Espanyol, hay una jugada anulada por fuera de juego (que acaba en gol) y trazan una línea roja tan vergonzosa que ni Axel Torres pudo consentirla (les montó un pollo en directo).

  1. Vergonzoso,la liga española es vergonzosa,
    Imagino que ni en la Premier,ni en la Bundesliga ocurren estos despropósitos
    No porque le piten un penal,la cosa va a cambiar,no todo seguirá igual.
    Tiempo al tiempo.

  2. Estupendo comentario... si pongo un pero es porque es demasiado extenso y se hace pesado para acabar de leer... pero pone los puntos sobre las íes y el articulista tiene más razón que un santo... ni puñetero caso al tal keylor.... debe ser un okupa de los que suelen comentar en mundo vomitivo, ascospork o spork... y es que ya dejáis comentar a cualquier okupa....

  3. Magnífico artículo, solo te ha quedado un penalti por comentar, el "piscichampions", de esos hemos visto varios los 2 últimos años, todos protagonizados por el mismo a su favor. Tienes disculpa, se te habrá acabado la tinta.

    1. En realidad suelen ser "fuerzainsuficiente", pero con el prima gerardiano de otro día en la oficina se convierten en "piscichampions" porque al parecer no hay fuerza suficiente en este mundo (deportivo) para tirar a Cristiano.

  4. y los penaltis pitados que no son penaltis y goles en fuera de juego al mismo equipo de eso no hablas en tu artículo o es que siempre sale beneficiado el mismo equipo?

    1. Pero son penaltis por "fuerzainsuficiente", "manoinvoluntaria" o "reglamentareidad"? Porque reflejas en tu comentario las opiniones de las que habla este artículo siempre que el "beneficiado" (si puede decirse que beneficiado es aquel a quien le señalan lo que ocurre, ni más ni menos) es el Madrid. Y estoy un poco harto de que se considere gol en fuera de juego a que se demuestre que "en el inicio de la jugada" que dio lugar al córner que luego acabó en gol... hay fuera de juego de Gareth Bale. Hay un margen de errores a favor o en contra que se puede considerar normal, incluso teniendo en cuenta el tiempo que se pasa en uno u otro área dependiendo del equipo, pero lo del Barça desde el 2004 va más allá de toda explicación razonable. Y esta temporada es evidente que Villar quiere morir matando, aunque levanten un poco la mano porque al ritmo que iban la liga se iba a terminar en febrero.

  5. Gracias, Erzuru , eres magnífico, ojalá hubieran tertulianos como tú es todos los medios de comunicación, por lo menos para que nos defendieras de toda esa basura que nos echan encima

  6. Grande Erzuru como siempre. Del penalti del Español donde el jugador barre con el brazo el balón no se ha dicho nada. Iturralde en su cronica del viernes:«penalti de Iniesta: si le da en brazo pero no es punible. Penalti de Digne:esa mano no está en posición natural, y puede pitarlo o no». De risa

  7. Tengo un cabreo del 15 porque todo lo que dices es la pura verdad: manoinvoluntaria, fuerzainsuficiente y reglamentariedad son los EUFEMISMOS que usan l@s ciudadan@s periodistas para apoyar las decisiones de "los chicos" de Sánchez Arminio, sobre todo si PERJUDICAN al Madrid, o cantar un "pío, pío, que yo no he sido" si el BENEFICIADO es el club de la esquinita de ahí arriba.
    Jajajajaj, ¿haría algo Andújar Oliver cuando Mascherano le dejó CON EL CULO AL AIRE admitiendo que SÍ cometió penalti? Seguro que le llamó y le dijo que NO COMETIÓ PENALTI.
    Gil y Gil le describió a la perfección: "Tiene más peligro que un niño con dos pistolas", o algo parecido.
    En fin, es lo que hay.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Ahora es fácil verlo todo perdido, pero esto es el Madrid y afrontamos una semana grande. Yo no me pienso amargar antes de lo necesario. Es mi forma de vivirlo.

"Hemos visto marcar un golazo apoteósico a Rodrygo en uno de esos campos y por ello han querido propasarse con él. No lo han podido soportar".

👉👉👉 http://bit.ly/2uqGgyV

🔥 ¡NUEVO VÍDEO! 🔥

👉 La pésima fortuna de Eden HAZARD ⚡️

📲 Por @JesusBengoechea

📺 https://youtu.be/TAyi1EwdzoA

#EdenHazard | #RealMadrid

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram