Las mejores firmas madridistas del planeta

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Chas

Escrito por: La Galerna17 abril, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

"Cuando crees que me ves, cruzo la pared, hago chas y aparezco a tu lado". No nos digan que no empezamos líricos este domingo de caza, esta mañana limpia en la que todo huele a nuevo; incluso esta Liga, supuestamente amortizada ya desde hace meses, casi acumulando polvo en las estanterías blaugranas, un Minority Report que nos empeñamos en enmendar contra todo el viento y toda la marea de la presente temporada. De ahí nuestro verso inicial, dedicado a nuestros amics culés, tan confiados ellos en que nos tenían allá lejos, sin posibilidad alguna de que hiciéramos chas, de que cruzáramos la pared y apareciéramos a su lado.

Marca Portada Ya 17.04.16As Portada Un Punto 17.04.16Pero hicimos chas en el Camp Nou y desde entonces todo indica que nos hemos aprendido bien la onomatopeya, mientras que, para sorpresa más de propios que de extraños, el Barcelona -el equipo, el club ya no del chas, sino del tatatachán- ha empezado a entonar el chof y el plof y ya no queremos que pare, de tan bien que lo hace. De todos es sabido que cuando el equipo blaugrana comienza con su particular Sinfonía Inacabada en Chof Mayor, es tradición que se den temblores de tierra de alta puntuación en la escala Richter, que no solo es un modo de medir los terremotos, sino también el temor que generan en Barcelona los chas del Madrid.

Así que chas y a tu lado, a un solo punto y esperando que esta tarde, Valencia mediante, podamos seguir cantando juguetones la citada canción de Álex y Christina. "Porque te juro que soy aire, aaaah, pegado a ti, no puedes escapar", tal y como cantaba Pedro Marín allá por los primeros años 80 para delirio de los jóvenes del momento y para que hoy nos hayamos hecho el café con la certeza de que esa frase fue escrita por un madridista (uno pelín hortera, todo hay que decirlo, pero madridista al fin).

Había cierto temor al partido contra el Getafe, digamos a su aire, al clima que lo rodeaba; la euforia de la remontada europea, las energías tal vez más mentales que físicas allí invertidas hacían posible un déficit de atención en el a priori menos exigente partido liguero. Pero ningún temor se confirmó, sino todo lo contrario. El Madrid salió de la caseta en modo chas y así terminó el partido, como quien lava, con la inercia ganadora y con la autoconfianza que parece acompañar a los blancos en las últimas fechas. El Madrid viene por ahí acelerando -viento más que aire- y el Barcelona parece haberse detenido súbitamente sin reconocerse a sí mismo, incrédulo ante el espejo, con la típica crisis de identidad que suele descolocar tanto por tierras catalanas.

Sport Portada 17.04.16Ahí lo ven. Curso acelerado de Psicología en la portada de Sport: "El vestuario cree que sufre un simple bloqueo mental y que la solución es ganar hoy". Impresionante alarde ya no de periodismo, sino de psicoanálisis nivel inicial, o más bien de autoayuda nivel hilarante. Para todos aquellos que no comprendan términos tan técnicos (ejem) como los que hoy nos presenta Sport, digamos que tal vez lo que le ocurra al vestuario (curiosa personificación de cuatro paredes, por cierto) es que su tránsito intestinal ha empezado a sufrir ciertos desequilibrios y que su ideario, bien mullido y autocomplaciente, es inacapaz de comprender cómo es posible que algo que tenían ganado hace meses no esté ganado hoy, amics de la nave del misterio.

A esto añadan otro motivo, tal vez el mayor de ellos, el más inquietante, el que menos deja dormir al vestuario, el que más tránsito intestinal genera: la posibilidad de que el Real Madrid gane otra vez la Copa de Europa, queridos galernautas; una posibilidad que está a solo (no es poco dada la altura del reto) tres partidos, que ellos ya no disputarán. A todo esto lo llama Sport bloqueo mental, aunque solo sea porque hoy todo se diagnostica, a todo se le pone nombre más o menos científico, pese a que sepamos de sobra que esta reacción culé viene teniendo otros nombres más prosaicos desde antiguo.

Normal. No debe de ser fácil vivir con el chas del Madrid siempre amenazando. Tampoco debe de serlo comprobar que el relato identitario de esencias futbolísticas tiene errores de sintaxis y hasta de gramática. Y mucho menos estar ya gozando del éxito y que vengan Álex y Cristina y Pedro Marín a hacer de teloneros de Police en un concierto loquísimo que culmine por todo lo alto con aquello de "every breath you take, every move you make, every bond you break, every step you take, I'll be watching you". Mucho miedito dan estos versos, queridos galernautas, así que seamos aire y hagamos chas, no paremos de hacer chas.

5 comentarios en: Chas